Todos bajo el mismo látigo sionista

Desde hace varios años ha empezado una revolución interna dentro de las murallas del régimen de Israel. Facciones como los Judíos Ortodoxos y los Shministim (objetores de conciencia Israelíes) sufren los mismos atropellos que muchos de los palestinos, golpizas, aprensiones ilegales, torturas, humillación, discriminación, etc. Los dos, por las mismas razones, apoyar al Pueblo Palestino y estar en contra del régimen gobernante.

Las protestas del otro lado del muro, a puertas cerradas en Israel, se han multiplicado. El descontento se hace oír cada vez más fuerte. Las acciones conjuntas entre palestinos e israelíes contra las apropiaciones y los crímenes de lesa humanidad, pueden ser beneficiosas para lograr el fin de la ocupación y la paz para ambos pueblos.

Los jóvenes Shministim

Los Shministim, son los menos conocidos de estas dos entidades nombradas. Primero porque los casos de objeciones de conciencias no son muchos y son los más silenciados por el aparato de propaganda del régimen sionista. A su vez, porque las organizaciones no gubernamentales internacionales como Amnistía Internacional o HRW, esconden estos hechos en un rincón de sus informes y al fondo de sus Sitios Webs restándoles importancia y contribuyendo a su invisibilización.

El movimiento Shministim, también llamados Sarvanim, comenzó a tener auge después del año 1987, fecha que fue fundado el movimiento por parte de estudiante de secundaria. Pero la fecha más importante que lo hizo saltar a la fama mundial para el movimiento, fue en el 2001. Cuando 3.000 jóvenes israelíes de secundaria que se negaron a participar de la agresión a palestinos y al robo de sus tierras fueron agredidos y encarcelados.

El caso más importante y con más resonancia en la prensa internacional fue el de los jóvenes Omer Goldman Granot, Tamar Katz y Mia Tamarin, quienes fueron torturados y agredidos en el 2008 por negarse a servir al ejército y agredir a los palestinos. Cabe recordar que Omer Goldman Granot es la hija de Naftali Granot y Meir Dagan, ex-jefe del Mossad. El 22 de septiembre del 2008, estos jóvenes con otros 40 jóvenes más, firmaron la carta de protesta hacia el régimen.

Hoy en día el movimiento Shministim se ha convertido en una fuerza importante y preocupante para el régimen sionista. La deserción de jóvenes en las fuerzas militares significaría el debilitamiento del régimen para atacar al Estado Palestino. Es un movimiento que si es apoyado y se difunde, llevaría al régimen de Israel a retroceder en sus planes de apropiación de las tierras y recursos naturales de los palestinos por falta de recursos humanos. Además, sus testimonios servirían para aclarar muchos de los crímenes de lesa humanidad que el régimen comete.

Los Judíos Ortodoxos y su lucha

Los Judíos Ortodoxos se han enfrentado contra el régimen sionista desde el nacimiento del movimiento sionista. La explicación del porqué, de este enfrentamiento, se debe a dos razones.

La primera razón es religiosa, ya que según la ley judía religiosa el establecimiento de un estado en Palestina está totalmente prohibido. Según la ley judía, niega el castigo Divino inherente en el exilio del pueblo Judío y busca remediar lo que es esencialmente un estado espiritual por medios mundanos. Segundo, ha dedicado mucha de su energía en arrancar la fe tradicional de la Torá. Tercero, ha cometido un mal moral y físico grave en su trato del Pueblo Palestino, lo cual contradice a las leyes divinas.

La segunda razón es puramente política, puesto que en la memoria de muchos Judíos Ortodoxos, está el recuerdo de la traición del régimen sionista hacia el pueblo Judío en la época de los inicios de segunda guerra mundial. Pues, fue en los años 30, donde el régimen Nazi y el sionismo firmaron tratados de ayuda mutua, como por ejemplo el tratado Haavara, que permitió al régimen sionista, establecerse en Palestina.

Muchos sionistas estuvieron en las filas del ejército Nazi, algunos ocuparon cargos muy importantes al lado del Tercer Reich, como por ejemplo Ernst Bloch, Felix Bárkner, Helmut Wilberg, Paul Ascher, Werner Goldberg, Johannes y Karl Zukertort, etc. Se calcula que 50.000 sionistas participaron en las fuerzas nazis. Semejante traición no fue olvidada por los Judíos Ortodoxos, quienes sufrieron en carne propia los horrores de la aniquilación.

Los Judíos Ortodoxos son unas de las fuerzas más activas dentro de Israel contra el régimen sionista. Y una de las más temidas debido a su alto nivel de conocimiento sobre el sionismo. Por esta razón, también son, en muchos casos, perseguidos, humillados, maltratados y torturados por el fascismo sionista.

Conclusiones del autor

Como conclusión, podemos decir que el pueblo Palestino cuenta con más aliados que los que se pueden apreciar a simple vista. No solamente en territorio Palestino, también dentro del territorio Israelí e Internacional. El problema es la falta de acercamiento entre unos y otros, en un organismo internacional común, al estilo de la Liga Árabe; que aglutine a todos los luchadores bajo una misma bandera de lucha a favor de la paz y en contra del régimen sionista.

Se necesita lograr vencer el cerco informativo que separan las acciones en ambos bandos, que tapan los atropellos hacia Judíos Ortodoxos, los objetores de conciencia (Shministim) y los más sufridos, los Palestinos. Redes de agencias de informaciones mutuas y colaboración, pueden servir para evitar la invisibilización y la censura de las organizaciones que responden al sionismo. Redes de colaboración económicas y empresarial conjuntas, pueden restar el poder económico que financia al aparato represor sionista.

Si el látigo que los golpea es el mismo ¿por qué no unirse todos contra el mismo domador que lo maneja?

Información adicional

Notas complementarias:

Fuentes:

Compartir

Comparte este artículo en las redes sociales y ayúdanos a informar y difundir nuestros conocimientos.

Comentarios

Deja una respuesta

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.