Etiqueta: Yemen

Sobre el conflicto en Yemen

Yemen es uno de los países más castigados por los medios de prensa occidentales dirigidos por aliados al Régimen Sionista. Los mitos y leyendas creados contra Yemen están prácticamente a la orden del día y en la boca de todos. Las preguntas elementales que deberíamos hacernos son las siguientes, ¿Por qué? ¿Qué es lo que sucede en realidad en Yemen? En este artículo comenzaremos a responder algunas preguntas.

Desde la Revolución Islámica en Irán de 1979, que marcó el comienzo de un gobierno teocrático chiita en Irán, este país se convirtió en el centro de los chiitas, aparte de ser uno de los actores más influyentes de la región. Su gran crecimiento económico llamó la atención de varios países en la región que comenzaron a mirar con ojos buenos la economía de este país. Muchas tribus Africanas también comenzaron a ver con buenos ojos las propuestas de los revolucionarios chiitas en Irán y comenzaron a acercarse cada vez más a este país y a esta escuela del Islam.

El chiismo es unas de las escuelas del Islam que más apoyo otorga a la lucha de los Palestinos para su liberación; Conjuntamente con la agrupación de resistencia Hezbollah, componen el brazo fuerte de resistencia contra las intenciones imperiales del Régimen Sionista y sus aliados, tanto occidentales como también orientales. Al año destinan millones de dólares para sostener la infraestructura civil y militar de Gaza y otras zonas de Cisjordania para lograr combatir contra la ocupación de Palestina por el Régimen Sionista.

En el otro lado del conflicto está el Régimen Sionista y sus aliados. Unos de sus aliados orientales es Arabia Saudita, centro del Régimen Wahabita, considerada secta por la mayoría de los musulmanes en el mundo, cuyas aspiraciones al papel de líder regional se apoyan en una sólida base financiera petrolera. Arabia Saudita es un estado prácticamente creado por Inglaterra al igual que el Estado de Israel. Podríamos decir que el Régimen Wahabita es en realidad un grupo árabe Cripto-Sionista que ha tomado partes del Islam como escusa política para dominar el mundo árabe. Sin embargo, sus dogmas y rituales, en un gran porcentaje, contradice las prácticas del Islam.

Exponiendo los actores principales de este conflicto, nos disponemos a analizar la situación en Yemen.

Yemen a fondo

Yemen también conocido oficialmente República del Yemen, es un país de Oriente Próximo, al sur de la península de Arabia, rodeado por el Mar Arábigo, el golfo de Adén (zona a resaltar) y el Mar Rojo; entre Omán y Arabia Saudita.

La actual República de Yemen surgió en 1990 tras la unificación de la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte) y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur). Yemen del Norte alcanzó la independencia del Imperio otomano en 1918, mientras que los británicos mantuvieron el control en el sur del país hasta 1967. Tras la retirada de los británicos nació Yemen del Sur. Los dos países se unificaron formalmente como la República de Yemen en 1990.

Yemen está compuesto por sunnies 53% y chiitas 46%, los Hutíes son un grupo insurgente zaidí chiita que opera en el noroeste de Yemen. Los zaidíes componen un tercio de la población del país y gobernaron en Yemen del Norte bajo un sistema conocido como imamato durante casi 1.000 años, hasta 1962.

En 2011, luego de la serie de rebeliones y protestas acontecidas en todo el mundo árabe, los ciudadanos yemeníes se rebelaron contra el régimen de Ali Abdullah Saleh, mediante una serie de manifestaciones pacíficas que fueron reprimidas violentamente por el gobierno. A pesar de la promesa de una transición de poder ordenada y progresiva, para finales de marzo del 2012, muchos grupos aún continuaban con las protestas por los actos atroces cometidos por el régimen de Ali, que bien cabe la calificación de dictador. La situación política y social del país empeoró a lo largo del 2012, hasta que se logró la destitución del Presidente. El presidente yemení saliente, Alí Abdalá Saleh, traspasó el lunes 27 de febrero de 2012 oficialmente el poder a su sucesor, Abdel Rabu Mansur Hadi, proveniente de las ramas Salafistas, oficialmente otras de las sectas nacidas del Wahabismo. Las políticas del nuevo gobierno se centraron en continuar con las políticas del gobierno anterior.

Los zaidíes fueron los que más sufrieron los atropellos del gobierno de Abdel Rabu Mansur Hadi, cada vez más cercano al Régimen Wahabita y Estados Unidos. Los zaidíes conjuntamente con sunnies de la Hermandad Musulmana disidentes, cansados de los atropellos de Abdel Rabu Mansur Hadi logran su destitución. Por fin Yemen logra deshacerse de la dictadura para alcanzar su independencia, esta vez definitiva.

Sin embargo, desde hace varios meses Yemen está siendo bombardeado por una coalición de varios países liderada por el Régimen de Arabia Saudita tras el avance de los hutíes, que ya controlan una gran parte del país.

La coalición de tiranos y dictaduras tanto Wahabitas como Salafistas declara la guerra al país más pobre del mundo árabe. Bombardeando ciudades y masacrando civiles quieren contener la influencia del Irán, que ha proporcionado apoyo a los rebeldes zaidíes chiíes zaydistas, que derrocaron al presidente Abd Rabbuh Mansour Hadi, un títere instalado por Washington y Riyad con mucha razón.

Los países que declaran la guerra a Yemen son: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Kuwait, Qatar, Jordania, Sudán, Egipto y, por supuesto, los EE.UU. e Israel, con el apoyo de al-Qaeda, todos juntos contra el yemení chiíta. Esto parece ser un chiste de mal gusto, pero un Oriente Medio sin al-Qaeda es posible, por supuesto, este es el que Irán, Siria y Hezbollah están luchando para crear. Pero ellos son llamados «estados canallas y dictaduras» y miembros del «eje del mal», mientras que la coalición multinacional que apoya al-Qaeda sería ¿el «eje de la bondad»?, descabellado.

Altos funcionarios yemeníes revelaron que el gobierno de Riad ha utilizado armas de fabricación israelí en sus ataques aéreos en Yemen. Sin embargo, no son los únicos en apoyar con armamento al nuevo atropello creado por el Régimen Wahabita y el Régimen Sionista, países como Estados Unidos, Francia, Italia, Inglaterra, Alemania, Bélgica, España, Austria y otros, también brindan armamento a la coalición; incluidas bombas de racimo prohibidas por la ONU.

A pesar de las pérdidas causadas por los ataques aéreos de la coalición, los hutíes, o zaidíes chiitas, siguen manteniendo el control de los territorios fronterizos con Arabia Saudita, prácticamente su estrategia coordinada le ha dado una paliza terrestre a las fuerzas saudíes, se han convertido en una fuente de preocupaciones para Riad, ya que los musulmanes chiitas de la Provincia Oriental del reino saudita podrían apoyar a los Hutíes.

La mayor parte de la actividad Hutí se ha centrado en la gobernación de Sa’dah, uno de los estados de Yemen, situado al norte del país, en la frontera con Arabia Saudita. Según estimaciones, el número de sus seguidores puede superar los 600.000, suficientes para lograr crear un ejército a gran escala capaz de causar un severo daño al régimen de Arabia Saudita.

Analizando los objetivos

Existen varios objetivos que se pretende lograr con estos ataques. El objetivo menos importante es volver a instalar a la antigua dictadura aliada del Régimen Wahabita y derrotar a la resistencia de los zaidíes, pretenden instalar a Abd Rabbuh Mansour Hadi a la cabeza como presidente.

El segundo objetivo es debilitar el poder de los chiitas y de Irán en la región. El Régimen Sionista y sus aliados por medio de esta acción debilitarían el financiamiento del chiismo a la Resistencia Palestina, lo cual resultaría beneficioso para colonizar toda Palestina definitivamente.

Por último y unos de los puntos claves sobre los objetivos de las petromonarquías es el control del estrecho de Mandeb, que es una de las arterias energéticas clave en el mundo. Por esta arteria que conecta el Golfo de Adén con el Mar Rojo, pasan miles de barcos petroleros desde África y Asia a Europa, por lo que incluso una pequeña probabilidad de que pueda ser bloqueado provocaría una brusca subida de los precios del petróleo, como ya pasó tras el inicio de los bombardeos de la coalición. Quien controle este paso, controla la mayoría de la economía petrolera mundial.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.