Etiqueta: Monetarismo

Codicia

Poder y dinero, ¿pueden hacernos felices? Nuestro deseo constante de más es parte de nuestra naturaleza humana. ¿Cuál debería ser el límite? Unos dicen que es un legado útil de la evolución; otros, que es un error en el programa genético. El viejo pecado capital de la codicia parece más actual que nunca. ¿Por qué algunos seres humanos no tienen nunca suficiente? ¿A dónde conduce tal desmesura? ¿Se puede romper el círculo vicioso de la satisfacción de las necesidades? «A las personas les gusta poseer cosas, pues les da la sensación de vivir eternamente». Son palabras del psicólogo social estadounidense Sheldon Solomon, para quien el fetichismo de la mercancía y la fiebre consumista actual son nefastos.

En la era del ego, quien no consigue satisfacer sus deseos materiales, recibe el sello de «perdedor». Pero, con una población mundial de más de 7000 millones de personas, las consecuencias del consumo de recursos desmedido son manifiestas. ¿El estado deplorable de nuestro planeta no demuestra que el «programa de la codicia», que nos ha hecho adictos a la propiedad, al estatus y al poder, toca a su fin? O, ¿es la sed de poseer un ingrediente inseparable de la naturaleza humana? Indagamos en la esencia de la codicia. Y les contamos las historias de personas, que, de forma activa, como víctimas o consumidores desenfrenados, son partes integrantes de un paulatino cambio de valores.

Software Libre como herramienta para el Boicot

Hoy el régimen sionista está llevando a cabo un Apartheid indiscriminado contra Palestina y algunos miembros Judíos. Son innumerables los hechos aberrantes que el régimen sionista está cometiendo, como por ejemplo torturas a menores de edad, robo de órganos, robo y destrucción de hogares dentro del estado Palestino, etc. Por este motivo personas comprometidas con los derechos humanos están llevando a cabo un Boicot hacia el régimen sionista para desfinanciar el Apartheid y la invasión a un estado soberano que están cometiendo mencionado régimen.

En materia de informática y electrónica una buena forma de hacer efectivo ese Boicot contra el régimen sionista es por medio del Software y el Hardware Libre. Primero haremos una breve introducción en la historia del Software Libre.

Así comenzó el Software Libre como herramienta de rebelión

En 1971, cuando la informática todavía no había sufrido su gran boom, las personas que hacían uso de ella, en ámbitos universitarios y empresariales, creaban y compartían el software sin ningún tipo de restricciones. Esto permitió que el Software se extendiera a un uso más hogareño y sin dudas sirvió para que hoy en día todo el mundo pueda tener una PC en su hogar.

Al llegar la década de los años 1980 la situación empezó a tomar otro rumbo. Las computadoras modernas comenzaban a ser distribuidas con sistemas operativos privativos, obligando a los usuarios a aceptar condiciones restrictivas que impedían realizar copias, modificaciones o trabajos derivados ha dicho software. En caso de que algún programador encontrara algún error de seguridad en el software tenía totalmente prohibido repararlo, lo único que podía hacer era reportarlo a la empresa fabricante para que lo reparara. Esas reparaciones venían con un cargo extra para el usuario.

El mismo Richard Matthew Stallman (fundador del movimiento de Software Libre) cuenta que por aquellos años, en el laboratorio donde trabajaba, habían recibido una impresora donada por una empresa externa. El dispositivo, que era utilizado en red por todos los trabajadores, parecía no funcionar a la perfección, dado que cada cierto tiempo el papel se atascaba. Como agravante, no se generaba ningún aviso que se enviase por red e informase a los usuarios de la situación.

La perdida de recursos y tiempo que generaba dicha falla llevo a Richard Stallman a tratar de solucionar el problema por su cuenta. Trato de crear un sistema que avisara a los usuarios conectados en la Red interna de su trabajo cuando la impresora se atascara o no terminara de imprimir la documentación enviada a la impresora. Pero Richard Stallman se encontraba en un problema. Necesitaba del código fuente de los controladores de la impresora. Richard pidió a la empresa fabricante de la impresora el código fuente para poder arreglar el problema, contándole que pensaba hacer con el código fuente sin pedir reconocimiento ni nada a cambio. La empresa se negó a entregarle el código fuente. En ese preciso instante, Stallman se vio en una encrucijada: debía elegir entre aceptar el nuevo software propietario firmando acuerdos de no revelación y acabar desarrollando más software propietario con licencias restrictivas, que a su vez deberían ser más adelante aceptadas por sus propios colegas.

Con este antecedente, en 1984, Richard Stallman comenzó a trabajar en el proyecto GNU, y un año más tarde fundó la Free Software Foundation (FSF). Stallman introdujo la definición de Software Libre y el concepto de «copyleft», que desarrolló para otorgar libertad a los usuarios y para restringir las posibilidades de apropiación del software por parte de empresarios escrupulosos y ambiciosos. Richard Stallman junto con Linux Trovals comenzaron a crear Software Libre y sistemas operativos que podían ser obtenidos gratuitamente sin alimentar las arcas de las empresas cuyo software han sido privativos.

Software y Hardware Libre y el Boicot al régimen sionista

La mayoría de las empresas de Software y Hardware que actualmente financian y otorgan soporte al régimen sionista, son empresas que tienen como reglas, patentes privativas o sistemas que violan los principios de privacidad de los usuarios. Estamos hablando de empresas como Microsoft, Google, Facebook, Intel, Apple, IBM, HP, Motorolla, Sandisk, Dell, etc.

Estas empresas ganan dinero por medio de sus propagandas y patentes privativas, que muchas veces por medio de términos y condiciones engañosas, terminan siendo una cárcel para los derechos humanos de las personas. Ese mismo dinero obtenido de la propaganda y patentes privativas, sirve para financiar y otorgarle soporte al régimen sionista. No obstante muchas empresas como Microsoft, Facebook, Google y Apple constituyen un sistema de espionaje para el régimen sionista y gobiernos represores, no solamente poniendo en riesgo la privacidad de sus usuarios, sino también la vida de cada uno de ellos.

Es aquí donde el Software y el Hardware Libre se convierten en una excelente herramienta para desfinanciar al régimen sionista. Usted podrá obtener su Software gratuitamente y sin restricciones, sin financiar a empresas que realizan prácticas criminales que financian y le otorgan soporte a regímenes que cometen actos atroces contra la humanidad. Podrá obtener por medio del Hardware Libre los planos para construir sus propios componentes y modificarlos libremente para corregir fallos, sin tener que pasar por las manos de agencias de seguridad o de empresas que practican espionaje masivo. Gracias al Software Libre podrá bloquear y erradicar efectivamente de su máquina toda aquella propaganda y Software mal intencionado instalado por estas empresas y regímenes con dudosa actuación. El Hardware y el Software Libre es una herramienta indispensable a su vez para el acceso y distribución a la información sin tener que pasar por manos inseguras. Entre otras ventajas.

De esta forma usted se protege a sí mismo del espionaje y prácticas ilegales de corporaciones y regímenes criminales. Protege a su economía, ya que el Software Libre contribuye a la misma por medio de la cooperación y el abaratamiento de costos. Y sobre todo no contribuye a la financiación de empresas que financian y otorgan soporte a regímenes con antecedentes inhumanos.

Sin dudas el Software Libre y el Hardware Libre constituye dos herramientas importantes e indispensables para el Boicot efectivo al régimen sionista. Por tal motivo es relevante contribuir con estas dos ramas de la tecnología que sirven como herramientas de rebelión hacia quienes no tienen un buen comportamiento. Realizar donaciones a empresas de Software y Hardware Libre, participar con ideas y propuestas y utilizar sus herramientas, sería una buena opción para generar un pensamiento distinto y una humanidad distinta.

Un sistema monetario obsoleto

El sistema basado en el dinero evolucionó hace siglos. Todos los sistemas económicos del mundo – el socialismo, el comunismo, el fascismo, e incluso el sistema de libre empresa cacareada – perpetúan la estratificación social, el elitismo, el nacionalismo y el racismo, basado principalmente en la disparidad económica. Mientras un sistema social utiliza el dinero o el trueque, la gente y las naciones tratarán de mantener la ventaja económica competitiva o, si no pueden hacerlo a través del comercio que lo harán por la intervención militar. Todavía utilizamos estos mismos métodos anticuados.

Nuestro sistema monetario actual no es capaz de proporcionar un alto nivel de vida para todos, ni puede garantizar la protección del medio ambiente ya que el motivo principal es el lucro. Estrategias como la reducción y aumento vertido tóxico es el margen de beneficio. Con el advenimiento de la automatización, la cibernética, inteligencia artificial y la externalización, habrá un reemplazo cada vez mayor de personas por máquinas. Como resultado, menos personas podrán adquirir bienes y servicios a pesar de que nuestra capacidad de producir una gran cantidad seguirá existiendo.

Nuestros sistemas políticos y económicos actuales, pasados de moda no son capaces de aplicar los beneficios reales de la tecnología innovadora de hoy para lograr el mayor bien para todos, y para superar las desigualdades impuestas a tantos. Nuestra tecnología está avanzando aceleradamente sin embargo, nuestros diseños sociales han permanecido relativamente estática. En otras palabras, el cambio cultural no ha seguido el ritmo de los cambios tecnológicos. Ahora tenemos los medios para producir bienes y servicios en abundancia para todos.

Por desgracia, hoy en día la ciencia y la tecnología han sido desviadas de lograr el mayor bien por razones de interés propio y la ganancia monetaria a través de la obsolescencia programada a veces se refiere como la retirada consciente de la eficiencia. Por ejemplo, el Departamento de Agricultura de EE.UU., cuya función se supone que están realizando investigaciones sobre formas de lograr los rendimientos más altos por acre, en realidad paga a los agricultores por no producir a plena capacidad. El sistema monetario tiende a frenar la aplicación de estos métodos que sabemos que serviría mejor a los intereses de las personas y el medio ambiente.

En un poder adquisitivo el sistema monetario no está relacionado con nuestra capacidad para producir bienes y servicios. Por ejemplo, durante una depresión, hay ordenadores y DVD en las tiendas y automóviles en lotes de autos, pero la mayoría de la gente no tiene el poder adquisitivo para comprarlos. La tierra sigue siendo el mismo lugar, es sólo las reglas del juego que son obsoletas y crean conflictos, la privación y el sufrimiento humano innecesario.

Un sistema monetario desarrollado hace años como un dispositivo para controlar el comportamiento humano en un entorno con recursos limitados. Hoy en día el dinero se utiliza para regular la economía, no para el beneficio de la población en general, pero para aquellos que controlan la riqueza financiera de las naciones.

Proyecto Venus y la Economía Basada en Recursos

Todos los sistemas socio-económicos, independientemente de la filosofía política, creencias religiosas o costumbres sociales, en última instancia, dependen de los recursos naturales, es decir, el aire limpio y el agua, tierras de cultivo y la tecnología necesaria y el personal para mantener un alto nivel de vida.

En pocas palabras, una economía basada en recursos utiliza los recursos existentes en lugar de dinero y proporciona un método equitativo de distribución de estos recursos de la manera más eficiente para toda la población. Es un sistema en el que todos los bienes y servicios están disponibles sin el uso de dinero, créditos, trueque, o cualquier otra forma de deuda o servidumbre.

La Tierra es abundante en recursos, hoy en día nuestra práctica de racionar los recursos a través de métodos monetarios es irrelevante y contraproducente para nuestra supervivencia. La sociedad moderna tiene acceso a tecnologías altamente avanzadas y puede proporcionar alimentos, ropa, vivienda, atención médica, un sistema educativo relevante, y desarrollar un suministro ilimitado de energía renovable y no contaminante como la energía geotérmica, solar, eólica, mareomotriz, etc Ahora es posible que todo el mundo disfrute de un muy alto nivel de vida con todas las comodidades que una civilización próspera puede proporcionar. Esto se puede lograr mediante la aplicación inteligente y humana de la ciencia y la tecnología.

Para entender mejor el significado de una economía basada en recursos considere esto: si todo el dinero del mundo fueran destruidos, mientras la tierra vegetal, fábricas, y otros recursos fueron dejados intactos, podríamos construir cualquier cosa que elijamos para construir y satisfacer cualquier humano necesitar. No es el dinero que la gente necesita, sino que es el acceso gratuito a las necesidades de la vida. En una economía basada en los recursos, el dinero sería irrelevante. Todo lo que se requiere son los recursos y la producción y distribución de los productos.

Cuando la educación y los recursos estén disponibles para todas las personas sin un precio, no habría límite al potencial humano. Aunque esto es difícil de imaginar, incluso la persona más rica hoy sería mucho mejor en una sociedad basada en el recurso propuesto por el Proyecto Venus. Hoy las clases medias viven mejor que los reyes en tiempos pasados. En una economía basada en recursos todos vivirían mejor que los más ricos de hoy.

En una sociedad basada en los recursos, la medida del éxito se basa en el cumplimiento de las propias actividades individuales en lugar de la adquisición de la riqueza, la propiedad y el poder.

La elección es nuestra

El comportamiento humano está sujeto a las mismas leyes que cualquier otro fenómeno natural. Nuestras costumbres, comportamientos y valores son subproductos de nuestra cultura. Nadie nace con la codicia, los prejuicios, la intolerancia, el patriotismo y el odio, que son todos los patrones de conducta aprendidos. Si el ambiente es inalterable, el comportamiento similar volverá a ocurrir.

Hoy en día, gran parte de la tecnología necesaria para lograr una Economía Basada en Recursos mundial existe. Si optamos por cumplir con las limitaciones de nuestra economía monetaria basada en la actualidad, a continuación, lo más probable es que vamos a seguir viviendo con sus inevitables resultados: la guerra, la pobreza, el hambre, la miseria, el crimen, la ignorancia, el estrés, el miedo y la falta de equidad. Por otro lado, si aceptamos el concepto de una economía basada en los recursos globales, aprender más sobre él, y compartir nuestros conocimientos con nuestros amigos, esto ayudará a la humanidad a evolucionar de su estado actual.

Trabajadores, jubilaciones y tecnología

Para comenzar con la nota, citamos un texto como introducción:

«Son los ahorros de millones de estadounidenses los que propician las inversiones en las nuevas tecnologías. Los fondos de pensiones son, en la actualidad, los mayores grupos de inversión en la economía nacional. Estos fondos, con más de cuatro billones de dólares, representan los ahorros de millones de trabajadores americanos. Los fondos de pensiones representan el 74% de los ahorros netos individuales, alrededor de un tercio de la totalidad de las acciones de las empresas y cerco del 40% de la totalidad de los bonos de las empresas en circulación. Los fondos de pensiones representan cerca de un tercio de la totalidad de los activos financieros de la economía de los Estados Unidos. Tan solo en 1993, estos fondos realizaron nuevas inversiones por un valor comprendido entre un billón y un billón y medio de dólares. Los activos en manos de estos fondos superan, en la actualidad, la totalidad de los activos en manos de la banca comercial de los Estados Unidos, convirtiéndolos en una formidable herramienta de inversión.

Por desgracia, los trabajadores tienen poco o nada que decir sobre cómo son invertidos sus ahorros. En consecuencia, durante más de cuarenta años, los bancos y las compañías de seguros han invertido miles de millones de dólares de los fondos de los trabajadores en nuevas tecnologías que permiten el ahorro de tiempo y mano de obra, tan solamente para eliminar los puestos de trabajo de aquellos cuyo dinero está siendo empleado».

(El fin del trabajo. Jeremy Rifkin. 1994)

El resumen es sencillo: los trabajadores han estado costeándose durante décadas su propio despido, subvencionando la investigación en tecnologías destinadas a hacerlos prescindibles, que significan la automatización de sus puestos de trabajo, con la agravante de que los beneficios económicos de los aumentos de la productividad derivados de su desempleo se han ido quedando en manos de los empresarios, es decir, de aquellos que utilizaban los fondos de pensiones de sus trabajadores para encontrar la forma de prescindir de su trabajo.

Obscenamente paradójico, ¿no?

Para quienes estéis pensando que esto que Rifkin decía en los años 90 solo es aplicable a EEUU, pensad que la tecnología tiene un ámbito global. No importa el país en el que se invente; las empresas lo aplican sin consideraciones fronterizas.

Lo curioso es que esto lleva a un posible callejón sin salida: a mayor automatización, menos trabajadores, por lo tanto, menos consumidores capaces de comprar todo lo que esas empresas automatizadas producen, así que: ¿para quién producirán? Ya estamos viendo hoy que debido a las enormes tasas de paro y a la bajada de los salarios, el consumo interno en España está completamente deprimido. ¿Nos imaginamos esta situación extendida a todo el área occidental?

¿Dónde está el problema? El problema no está en el crecimiento tecnológico que remplaza la mano de obra. Tarde o temprano casi todos los empleos serán remplazados por máquinas, haciendo del trabajo, algo obsoleto en el futuro. El problema está en el sistema capitalista, monetarista y mercantilista y en algunas de sus reglas.

Hoy en día nos basamos en formatos privativos de empresas, con estructuras democráticas piramidales, poco participativos. Por lo tanto, mientras la maquinaria remplaza al hombre, sus trabajos no son requeridos y deben ser eliminados bajo los sistemas actuales. Para complicaciones, en muchas compañías sus representantes no administran los recursos humanos capacitándolos para servir en otras áreas que requieran personal para el crecimiento de la empresa. De algo estamos seguros, los únicos que no remplazan las máquinas, son a los dirigentes de la empresa que ejecutaran medidas arbitrarias contra el personal e inclusive contra el buen funcionamiento de la empresa.

Mientras se elimina el sistema capitalista, monetarista y mercantilista y se aplica una Economía Basada En Recursos en su totalidad, como propone Proyecto Venus lo propone. Debemos pensar en proyectos intermedios utilizando algunos factores actuales, de eso se trata el método sistémico-holístico. Unas de esas alternativas intermedias para solucionar parte del problema, es sin dudas eliminar los sistemas privativos empresariales por completos y eliminar las licencias privativas. Únicamente permitir las licencias libres y de código abierto y las creaciones de cooperativas abiertas con sistemas de estatutos democráticos horizontales.

Para lograr dar los primeros pasos, hay que promocionar las patentes libres y de código abierto para ir concienciando a las personas, educándolas a la contribución y cooperación y no al individualismo propuesto por las patentes privativas. Es necesario prohibir las patentes privativas en todos los aspectos sociales, ya sea en investigaciones científicas y tecnológicas, productos y servicios, etc. Esta medida garantizará que los usuarios puedan acceder a la información de las distintas características que contiene cada producto y a sus investigaciones científicas, En base de esta acción el usuario conocerá si un producto es malo para la salud y el medio ambiente y podrá sugerir cambios para mejorar el producto. No solamente será un beneficio para la empresa, sino también para el avance de la sociedad.

Posteriormente, se puede avanzar eliminando algunas razones sociales comerciales, como por ejemplo las Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitadas, etc. Proponer prohibir que las compañías vendan las acciones a terceros, las compañías deberán repartir sus acciones por igual a sus empleados; si un empleado es echado de la compañía, lo mismo será dueño de las acciones de la compañía y podrá obtener beneficios de la empresa, también obligaciones hacia la misma y garantizara su participación dentro de la empresa. Si una empresa cierra por su quiebra, podrá recibir el pago de su liquidación para su compensación.

Seguidamente, transformar las compañías en cooperativas abiertas, bajo estatutos de democracia participativa directa o cyber democracia directa, que otorgara horizontalidad y descentralización a las decisiones y, por lo tanto, eliminara los sistemas de poder y la arbitrariedad en la cooperativa. Los sindicatos ya no serán necesarios porque no existirán medidas arbitrarias de grupos de poder, sino por la voluntad de los trabajadores en su totalidad. El empleado al no perder su poder de decisión y estar en igualdad de condiciones que otros empleados, podrá tener la libertad de capacitarse y trasladarse a otra área que sea requerido más personal para el crecimiento de la cooperativa, por si es remplazado en sus actuales funciones por una máquina. El empleado seguirá teniendo participación en la cooperativa y seguirá obteniendo beneficios de la misma y otras ventajas más.

Para que esto suceda, seguramente se necesitara actuar sobre áreas como la política, la economía y la educación social para transmitir estas ideas. Se puede concretar esto desde varios puntos, realizando acciones sociales, educación y otros que lleven estas medidas para su aprobación. Destacaré como una parte muy importante las acciones sociales, se pueden crear ONG o Fundaciones que promocionen estos cambios sociales y eduquen a la sociedad sobre las ventajas de este tipo de medidas, se pueden empezar a crear cooperativas con estas reglas que sirvan de ejemplo a otros y promover la creación de redes cooperativas para restar el poder de las empresas, se puede promover boicots económicos educativos y sociales a empresas que dañen el medio ambiente y violen los derechos de los trabajadores y los usuarios, etc.

Offshores: Armas contra los pobres

Este sistema mundial de evasión y elusión fiscal está absorbiendo recursos esenciales para luchar contra la pobreza. Esto tiene que terminar.

El escándalo de los Paradise Papers evidencia cómo las poderosas corporaciones y los más ricos continúan aprovechándose de un sistema que no solo les beneficia, sino que les permite eludir el pago de los impuestos que les corresponden. Y son las personas más pobres quienes acaban pagando las consecuencias.

En nuestro mundo la riqueza no escasea. A lo largo de los últimos 30 años, el tamaño de la economía mundial se ha quintuplicado, alcanzando los casi 78 billones de dólares en 2017.

Aun así, la brecha entre ricos y pobres continúa agrandándose: las fortunas de las personas más adineradas aumentan enormemente mientras que la escasa riqueza que poseen las personas más pobres disminuye. Desde 2015, el 1% de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante.

Esta crisis de desigualdad extrema se está agravando como resultado de unos niveles sin precedentes de evasión y elusión fiscal. Mientras millones de personas en todo el mundo viven sumidas en la pobreza, las empresas y las personas más ricas se aprovechan de la opacidad de los paraísos fiscales para seguir eludiendo el pago de los impuestos que les corresponden, privando a los países más pobres de fondos necesarios para proporcionar servicios sociales básicos.

Ingeniería fiscal para evadir impuestos

Desde 2014, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) ha filtrado un gran número de documentos (entre ellos, los conocidos como papeles de Panamá y, más recientemente, los Paradise Papers) que evidencian cómo la evasión y elusión de impuestos se ha convertido en una práctica normalizada entre las grandes empresas de todo el mundo.

Gracias a un sistema fiscal complejo y poco regulado, empresas multinacionales y personas ricas ocultan sus grandes fortunas y beneficios en paraísos fiscales con el objetivo de reducir su carga fiscal y aumentar su riqueza.

Los paraísos fiscales son la clave de este injusto sistema pues permiten que los ingresos y la riqueza salgan de los países de origen, libres de impuestos y en secreto, y los ocultan lejos de las autoridades tributarias y reguladoras.

Las grandes corporaciones y los más ricos quienes más se benefician

Los más favorecidos son los más ricos: las personas adineradas y las grandes multinacionales que se aprovechan de su posición e influencia para lucrarse y usan las estructuras económicas a su favor.

Las personas y empresas más ricas, quienes más impuestos deberían pagar, maximizan sus beneficios pagando el mínimo de impuestos posible, ya sea mediante paraísos fiscales o consiguiendo que los países les ofrezcan exenciones fiscales o tipos impositivos más bajos.

Aunque muchas prácticas fiscales son ilegales, muchas multinacionales y personas ricas se aprovechan de los vacíos legales de un sistema fiscal internacional obsoleto para no pagar los impuestos que les corresponden sin quebrantar ninguna ley.

Nueve de cada diez empresas de las 200 más importantes del mundo tienen presencia en al menos un paraíso fiscal. Entre los años 2001 y 2014, la inversión empresarial en estos lugares se cuadriplicó.

En 2015, las 50 mayores empresas estadounidenses ocultaron 1,6 billones de dólares en paraísos fiscales mientras los 20 principales bancos europeos registraron más de un 25% de sus beneficios (25.000 euros aproximadamente) también en paraísos fiscales.

Tal y como han evidenciado los papeles de Panamá y los Paradise Papers, personas ricas de todo el mundo (entre ellas, importantes políticos y famosos) utilizan paraísos fiscales para evadir o eludir el pago de impuestos por sus grandes fortunas.

Las personas más pobres las más perjudicadas

Cuando ricos o multinacionales acumulan sus fortunas en paraísos fiscales, evitan pagar los impuestos que les corresponden en los países en los que operan y obtienen ingresos. Esto, a su vez, priva a los Gobiernos de fondos vitales para invertir en servicios públicos e infraestructuras como colegios, hospitales y carreteras, y para combatir la desigualdad y la pobreza.

Como resultado, los Gobiernos tienen que recortar estos servicios o compensar la escasez de recursos mediante la subida de impuestos al resto de la ciudadanía. Ambas opciones perjudican sobre todo a las personas más pobres y hacen que aumente la brecha de la desigualdad. Este sistema internacional de elusión y evasión de impuestos está socavando el estado de bienestar incluso en los países ricos.

Pero el impacto es aún más devastador en los países más pobres:

La evasión y elusión fiscal por parte de las grandes multinacionales priva a los países pobres de al menos 100.000 millones de dólares cada año en ingresos fiscales, dinero suficiente para escolarizar a 124 millones de niños y evitar la muerte de cerca de ocho millones de madres, bebés, niños cada año.

Se estima que el uso de paraísos fiscales por parte de los más ricos supone pérdidas por valor de 14.000 millones de dólares anuales en ingresos fiscales para los países africanos, fondos suficientes para financiar servicios sanitarios que podrían salvar la vida de cuatro millones de niños y, además, contratar a los profesores necesarios para escolarizar a todos los niños del continente.

Únete a la lucha contra los paraísos fiscales

Cuando se trata de pagar impuestos, hay una regla para las grandes empresas y otra para la gente corriente. Y mientras los más poderosos sigan pagando pocos o ningún impuestos, los ciudadanos de a pie se verán obligados a asumir los gastos públicos.

Para combatir la desigualdad extrema, debemos cambiar de sistema absolutamente. No basta con terminar con los paraísos fiscales, pero es importante hacerlo para allanar el camino hacia un nuevo sistema más equitativo.

Debemos abandonar este sistema basado en la competitividad, el dinero, la propiedad privada y el lucro económico y político. Este sistema es el caldo de cultivo que reproduce estas enfermedades, aunque se administre distintos antibióticos, los fraudes, robos y actos de corrupción mutaran a formas más nuevas y fuertes. La Hidra no moría cortándole las cabezas, ya que el cuerpo era quien construía nuevas cabezas.

El mejor método para acabar con la desigualdad es la Economía Basada En Recursos, donde todos los recursos, serán declarados patrimonio de la humanidad y gestionados por medio del método científico de manera sostenible y equitativa a todo el mundo.

El colapso de la civilización tiene aroma de consumismo y capitalismo

El consumismo es la peor de las adicciones por el daño al planeta y la violencia que realizan sus impulsores, los empresarios.

Es tan institucional que se lo hecho benéfico, legal y socialmente normal y deseable.

En la historia ha estado largo tiempo. El robo de tierras y trabajo indígena de los europeos durante la conquista de América fue por consumo.

Pero nunca fue antes tan masivo y final para el futuro en la Tierra.

El consumismo es socio de la explotación brutal del medio ambiente tras materias primas. La civilización de los empresarios contamina el aire y el agua, cambia el clima, extingue especies siempre por producir bienes para vender a consumidores.

La humanidad necesita casas, alimentos, ropas, medicamentos, cultura, entretenciones y debe ir a la naturaleza. Miles de millones de personas no lo consiguen. Pero miles de millones compran de un modo desmedido, irracional; no solo el 1%.

Por primera vez en la historia, 3.800 millones de personas, la mitad de la población mundial, vive en hogares que ganan lo suficiente como para ser considerados de clase media o millonarios. A “cada segundo, cinco personas son de clase media”. Eso sí, la otra mitad del planeta, es decir, 3.800 millones de personas, son pobres. Según el diario Financial Times, se proyecta que la clase media crezca hasta alcanzar los 5.300 millones en 2030.

La Tercera.

El consumismo, es una fuerza oscura que modela desde arriba y el lado la vida de los pueblos.

La inseguridad de los mexicanos, solo un ejemplo, proviene del consumismo de presidentes, militares, policías, narcos, jueces, que constituyen el crimen organizado. Sin dinero a cambio para comprar objetos inútiles no participarían.

Se ha vendido uno; la segunda unidad está en una muestra de un evento privado en Los Angeles, y el tercero está siendo embotellado para su próximo dueño. Le Monde sur Mesure es el nombre del perfume. Vale US$1,5 millones. El envase lleva incrustaciones de oro y otras joyas, y tiene que ser entregado con un jet privado y todo un despliegue de seguridad para su protección. Además de pesar un poco más de dos kilos, cada una viene con un brazalete de 18 quilates de regalo para la persona que lo adquiera.

Emol.

Una isla flotante artificial para veranear o vivir un tiempo prolongado, equipada con su propia playa, piscina, discoteca, cine, salones de belleza y de masaje, jacuzzi con piso transparente, un ‘penthouse’ a 80 metros de altura e incluso una minijungla. Un proyecto de la compañía austriaca Migaloo Private Submarines. La plataforma mide 117 por 78 metros y puede desplazarse a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

RT.

Algo hay que hacerle al planeta y la sociedad para acceder a estos consumos. Que son de muy pocos pero los miles de millones de sectores medios adquieren más abajo autos, casas grandes, viajes lejanos, ropas caras… Estilos de vidas sin pensar en el futuro y las otras especies hermanas.

El negocio para proveer a los consumistas es el más violento que existe, usa la guerra.

Al menos cuatro de cada 10 conflictos internos en diferentes países, en los últimos 60 años, han tenido relación con la explotación de los recursos naturales, tanto por su valor, como la madera, los diamantes, el oro, los minerales o el petróleo; como por su escasez, como la tierra fértil y el agua (ONU Medio Ambiente).

El Ciudadano.

El secretario general de la ONU, António Guterres, alertó el martes ante el Consejo de Seguridad de esta organización de que el cambio climático puede aumentar el riesgo de guerras por el control de recursos naturales. «La explotación de recursos naturales, o la competencia por ellos, puede y lleva a conflictos violentos…». Según estudios de la ONU, más del 40 por ciento de los conflictos armados internos en los últimos 60 años han estado vinculados a recursos naturales.

La Vanguardia, Rebelión.

Documentos oficiales recientemente desclasificados han revelado planes ideados en la década de 1960 por EE.UU. para «destruir a la Unión Soviética y a China como sociedades viables» mediante ataques nucleares destinados a eliminar el potencial industrial soviético y aniquilar a la mayoría de los habitantes en ambos países.

RT.

La irrupción de la nueva civilización de recursos en declinación cambiará esa adicción, pero la actitud y conducta de moderación en la naturaleza puede realizarse desde ahora junto a una actividad social colectiva.

Por un Movimiento para una NUEVA CIVILIZACIÓN solidaria, voluntaria y sustentable.

97% Owned

Quién crea el dinero y dónde termina, puede transformar completamente una sociedad, pero poco se sabe sobre cómo y quién es responsable de su creación.

El 97% Owned presenta una investigación seria con pruebas verificables sobre la verdadera naturaleza de la creación de dinero y sus implicaciones para el sistema económico, social y financiero. Profundizando en el funcionamiento interno del sistema monetario occidental dominante, la película descubre y revela información y hechos previamente ocultos que llaman la atención sobre las implicaciones sociales a nivel local y global.

Muy pocos pueden explicar con precisión de dónde viene el dinero y quién lo crea. El debate sobre la creación de dinero sigue siendo muy cargado, inexacto y subjetivo. El 97% de los propietarios se propusieron entender el sistema y lograr un consenso en este proceso.

Trabajando con think tanks, académicos, grupos de presión y los propios registros públicos del Banco de Inglaterra, el documental desenterró múltiples tipos de moneda nacional y formas de dinero. El título del documental se tomó del hallazgo de que los bancos comerciales crearon la gran mayoría del dinero, el 97%, cuando crean préstamos. Con qué propósito y cuánto se produce, determina el tamaño del sector bancario, el crecimiento económico del país y el bienestar de nuestra sociedad. La película explica la relación entre la creación de dinero, el crecimiento, la inflación y por supuesto las deudas. Es un completo sistema de esclavitud moderna.

Centuria de la esclavitud: La historia de la reserva federal

¿Qué es el sistema de la Reserva Federal? ¿Cómo llegó a existir? ¿Es parte del gobierno federal? ¿Cómo crea el dinero? ¿Por qué se mantiene al público en la oscuridad sobre estos importantes asuntos? En este largometraje documental, El Informe Corbett explora estas importantes cuestiones y corre el telón del banco central de Estados Unidos.

«La verdadera verdad del asunto es, como usted y yo sabemos, que un elemento financiero en los centros más grandes ha poseído al Gobierno desde los días de Andrew Jackson.» – Carta de FDR al Coronel Edward House, 21 de noviembre de 1933

Toda nuestra vida nos han dicho que la economía es aburrida. Es aburrida. No vale la pena el tiempo que toma entenderlo. Y toda nuestra vida, nos han mentido.

La guerra. La pobreza. Revolución. Todos dependen de la economía. Y la economía se basa en un concepto clave: el dinero.

El dinero. Es el agua económica en la que vivimos nuestras vidas. Incluso la llamamos «moneda»; fluye a nuestro alrededor, nos lleva en su estela. Ahoga a los que no tienen cuidado.

Lo usamos todos los días en casi todas las transacciones que realizamos. Pasamos nuestras vidas trabajando por ella, preocupándonos por ella, ahorrándola, gastándola, pellizcándola. Define nuestro estatus social. Compromete nuestra moral. La gente está dispuesta a luchar, morir y matar por ello.

Pero, ¿qué es? ¿De dónde viene? ¿Cómo se crea? ¿Quién lo controla? ¿Quiénes nos esclavizan por medio de ella? Es un hecho notable que, dada su importancia central en nuestras vidas, ni una persona de cada cien podría responder a preguntas tan básicas sobre el dinero como estas.

Telaraña: El segundo imperio Británico

Telaraña: El segundo imperio Británico, es una película documental que muestra cómo Gran Bretaña se transformó de una potencia colonial en una potencia financiera global. Con la desaparición del imperio, los intereses financieros de la City de Londres crearon una red de jurisdicciones secretas en el extranjero que capturaron la riqueza de todo el mundo y la ocultaron en una red de islas cercanas. En la actualidad, hasta la mitad de la riqueza global extraterritorial puede estar oculta en las jurisdicciones offshore británicas. Gran Bretaña junto con estas jurisdicciones son los principales actores mundiales en el mundo de las finanzas internacionales. ¿Cómo sucedió esto? ¿Qué impacto tiene en el mundo de hoy? Esto es lo que Telaraña se propone investigar.

Gracias a las contribuciones de destacados expertos, académicos, antiguos conocedores y defensores de la justicia social, al uso de b-rolls estilizados y a las imágenes de archivo, Spider’s Web revela cómo en el mundo de las finanzas internacionales, la corrupción y el secreto han prevalecido sobre la regulación y la transparencia, y el Reino Unido está en el centro de todo esto.

¡El dinero debe ser eliminado! (IV)

«Tenemos las mentes, el conocimiento, la tecnología y la viabilidad para construir una civilización completamente nueva.»

Jacque Fresco

Como podemos ver, la ciencia merece especial consideración para diseñar una nueva sociedad, pues a diferencia de la religión y la política, la ciencia no tiene ego y todo lo que sugiere acepta la posibilidad de resultar erróneo o correcto finalmente, no es fanática ni apasionada, experimenta y evoluciona constantemente, no es caprichosa ni arbitraria.

Teniendo en cuenta el gran adelanto actual del conocimiento científico y tecnológico, la enorme aunque finita cantidad de recursos naturales disponibles, la inmensa cantidad de energías limpias y renovables, el talento humano con que cuenta la humanidad y además, entendiendo:

  1. Que la mayoría de nuestros problemas y sus soluciones no son políticos ni religiosos, sino técnicos y científicos, tales como: la contaminación ambiental, el cambio climático, el uso exagerado y la absurda explotación de energías fósiles, la irracionalidad en el transporte, la depredación y devastación del planeta, la mega minería a cielo abierto que destroza el planeta, el uso inadecuado de los ríos y de las tierras agrícolas, el hambre en el mundo, el desordenado crecimiento de las ciudades, etc., todo lo cual es debido al modelo económico basado en el dinero.
  2. Que el enfoque basado en el sistema monetario (doctrinas políticas, capitalismo, socialismo, comunismo, nacionalismo, fascismo, monarquías, credos religiosos, dogmas etc.) no ha funcionado y está a punto de colapsar.
  3. Que hemos permitido ser gobernados por líderes políticos, religiosos, militares, comerciantes y banqueros.
  4. Que la principal obligación de la humanidad es su supervivencia.
  5. Que nuestra meta debe ser la máxima sostenibilidad para la población humana, surge una pregunta:

¿Qué necesitamos para sobrevivir?

Y la respuesta obviamente es:

Los Recursos Planetarios.

Entonces, lo primero que se debe hacer es cambiar el modelo de la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, que siempre ha existido, por una Economía Basada en Recursos EBR.

La Economía Basada en Recursos (EBR), es definida como aquella en la que no se usa el dinero para resolver los problemas, o mejorar las condiciones de vida del ser humano, sino los recursos disponibles (naturales, energéticos, tecnológicos, humanos, etc.).

El enfoque más adecuado que podemos tener, para satisfacer las necesidades de toda la humanidad, es la administración inteligente, eficiente, racional y justa de todos los recursos naturales, pues es de estos recursos que obtenemos los materiales para producir todos los bienes que necesitamos y es la tecnología la que nos permitirá hacerlo de la mejor manera posible.

No es con billetes, o con monedas que construimos un mueble, un auto o una casa. No es con dólares, euros, yuanes o criptomonedas que producimos los alimentos. Todos los bienes de consumo o de producción son elaborados con recursos naturales como el agua, el hierro, cobre, aluminio, petróleo, etc. Por lo tanto, son los recursos naturales, energéticos, tecnológicos, humanos, etc., lo que debemos administrar con sabiduría, eficiencia, justicia y racionalidad.

¡Con el dinero, no se produce nada!

Si nos encontramos en un lugar desierto con millones de dólares, pero sin alimentos, nos moriremos de hambre.

Pero el dinero no solo no es necesario, sino que se ha convertido en el principal obstáculo para mejorar la calidad de vida de la inmensa mayoría de la población.

Pero para lograr el éxito de la EBR, es imprescindible que todos los recursos naturales, conocimientos y tecnologías en todo el planeta, sean declarados Patrimonio Común de toda la Humanidad, pues es con la administración inteligente y racional de dichos recursos y las tecnologías que tenemos, que podremos lograr el bienestar de la población mundial para los próximos miles de años.

Para construir el nuevo modelo económico es indispensable y primordial hacer un Estudio de Factibilidad del Proyecto, lo cual implicaría inicialmente varios pasos:

EL PRIMER PASO, es realizar un Inventario Global de Recursos.

Ya sea el agua que bebemos, la energía que usamos, o las materias primas que utilizamos para producir comida, vestido, refugio y herramientas, sabemos que el Planeta alberga los recursos necesarios, muchos de los cuales se requieren para nuestra supervivencia. Así que dada esa realidad, es imprescindible realizar un Inventario Global de Recursos, o sea, averiguar, los recursos que tenemos y los sitios en donde se encuentran. Tenemos que localizar e identificar cada uno de los recursos físicos del planeta, junto con la cantidad disponible en cada lugar. Desde los manantiales naturales de agua potable, depósitos de los diferentes minerales, vegetales, animales, etc., los mejores terrenos agrícolas, corrientes de agua, hasta las más variadas fuentes de energía disponibles y el grado de convertibilidad a otro tipo de energía, la evaluación de la cantidad de peces en el océano, etc.

Pero debido a que vamos a consumir estos recursos, entonces, no solo necesitamos localizarlos e identificarlos, también necesitamos monitorizarlos todo el tiempo. Necesitamos asegurarnos de que no se nos acabe nada de esto. Y eso significa conocer no solo nuestras tasas de utilización sino también las tasas de regeneración, como por ejemplo cuánto tarda un árbol en crecer o un manantial en volverse a llenar. Esto se llama Equilibrio Dinámico. Si acabamos con los arboles más rápidamente de lo que tardan en crecer, o con los manantiales más rápidamente que lo que tardan en recuperarse, entonces, la vida en el planeta no será sostenible y tendremos un grave problema.

Tenemos por ejemplo, grandes yacimientos minerales en África y América Latina, concentraciones energéticas en el Medio Oriente y Suramérica, inmenso potencial de energía mareomotriz en Norte América, vasto suministro de agua fresca en Suramérica, etc. Para eso debemos usar la Teoría de Sistemas, pues todo lo que existe en el universo, desde el microorganismo más pequeño, a la atracción gravitacional universal constituyen un solo, enorme y único sistema completamente interconectado e interdependiente.

En consecuencia debemos crear un Sistema Global de Administración de Recursos y tenemos que administrarlo en conjunto. No tenemos alternativa lógica si nuestro objetivo como especie es la supervivencia. Y eso no lo pueden hacer los líderes políticos, religiosos, militares, comerciantes o banqueros. Ellos solamente saben prometer.

En cuanto al inventario de los recursos humanos, es evidente que podemos contar con la colaboración voluntaria de toda la población mundial, deseosa de dar rienda suelta a sus más anhelados sentimientos por mejorar su mundo y el de las generaciones futuras, pues al no existir la necesidad del dinero desaparecerían también las bajas pasiones egoístas.

EL SEGUNDO PASO consistirá en Administrar la Producción.

Si deseamos realmente asegurar la sostenibilidad de la especie humana,

necesitamos que el proceso de producción sea optimizado. Lo primero que sale a relucir es, que necesitamos conservar los recursos.

Los recursos del planeta son esencialmente finitos. Entonces es importante que seamos estratégicos. La conservación estratégica es clave. Lo segundo que reconocemos es que algunos recursos no son tan buenos como otros en cuanto a su rendimiento. En realidad algunos recursos, cuando son usados, tienen un efecto terrible en el medio ambiente, lo cual invariablemente afecta nuestra salud. Por ejemplo el petróleo y los combustibles fósiles liberan agentes bastante destructivos, por lo tanto es crítico que hagamos lo posible por usarlos solo cuando sea absolutamente necesario. Por fortuna vemos muchas posibilidades de sustituirlos usando la energía solar, eólica, mareomotriz, geotérmica, etc., por lo cual debemos idear estrategias objetivas sobre lo que usamos y dónde lo usamos para evitar los efectos negativos. En esto consiste la seguridad estratégica, asociada a nuestra conservación estratégica. Pero vamos a necesitar también una estrategia de eficiencia para la propia mecánica de la producción: Primero, cada bien que producimos debe ser diseñado para durar tanto como sea posible. Cuantas más cosas se estropeen más recursos necesitamos para remplazarlas y mas desperdicio será producido. Segundo, cuando las cosas se estropeen o dejen de ser útiles es crítico que reciclemos tanto como podamos. Tercero, las tecnologías de evolución rápida como la electrónica deben ser diseñadas para prever y acomodar actualizaciones físicas. Hay que diseñar los equipos para que no sea necesario reemplazarlos en su totalidad, sino parcialmente. No hay ninguna justificación para reemplazar una máquina completa, cuando solamente se requiere cambiar una parte de ella.

EL TERCER PASO es Organizar la Distribución.

Cuanto más corta es la distancia de transporte, mayor será la eficiencia. Producir bienes en un continente y enviarlos a otro solo tiene sentido si los bienes en cuestión simplemente no pueden ser producidos en el área deseada. Debemos producir localmente para que la distribución sea simple rápida y que requiera la menor cantidad de energía posible. Esto se llama Estrategia de Proximidad: Es muy importante reducir al máximo el transporte de bienes. Por supuesto que esto depende de la demanda en cada sitio.

Debemos crear un Sistema Estratégico Global de monitorización producción-distribución-demanda, pues no todo tiene igual demanda en diferentes lugares. Es absurdo, por ejemplo lo que sucede actualmente con los alimentos, que recorren en promedio 5.000 km desde el lugar de producción hasta la mesa del consumidor. Alimentos, medicinas, artículos deportivos, carros, lanchas, herramientas, corta gramas, bicicletas, juguetes, cámaras, equipos científicos, etc. se utilizan durante periodos de tiempo muy diferentes y en diferentes lugares.

Es importante saber qué bienes transportamos, porque esto cae en la categoría de la demanda y la demanda es simplemente lo que las personas necesitan para estar saludables y tener alta calidad de vida. El espectro de las necesidades materiales humanas va desde las necesidades vitales como comida, agua potable, vestido y refugio, hasta bienes sociales y recreativos que permiten relajación y disfrute personal y social, todos importantes factores en el conjunto de la salud humana y social.

No es lógico ni sostenible que cada persona tenga una de cada cosa que se produce sin importar su uso. Eso sería derrochador e ineficiente. Si una persona tiene necesidad de un bien pero esa necesidad dura por ejemplo 45 min al día, o al mes, sería mucho más eficiente que ese bien estuviese disponible para él y para todo aquel que lo necesite. Muchos olvidan que no es la propiedad lo importante, sino el acceso a los bienes. Debemos entender que el bien en si mismo solo es importante por su utilidad y lo que pudiéramos llamar la propiedad, no tiene ninguna importancia y es más bien, un derroche medioambiental que contradice el principio de sostenibilidad.

Así, que necesitamos concebir una estrategia llamada acceso estratégico. Esta sería la base para nuestro Sistema Global de monitorización de: producción – distribución – demanda, el cual garantiza que podamos satisfacer la demanda de las necesidades de la población para acceder a lo que desean o necesiten, cuando lo necesiten.

En lo que respecta a adquirir los bienes físicamente, los centros de acceso locales y regionales tienen mucho sentido, ya que la mayor parte estarían ubicados muy cerca de la población y una persona simplemente, tomaría el artículo, lo usaría y cuando no lo necesite, lo devolvería, de manera similar a como funciona una biblioteca actualmente. Inclusive con un sistema de retiro y devolución completamente automatizado y rápido. De hecho estos centros no solo existirían en la comunidad de la forma como son las tiendas de hoy en día, sino que existirían centros especializados de acceso, en áreas específicas, donde ciertos bienes son utilizados frecuentemente y estarían unidos a nuestro sistema de gestión de producción y por supuesto a nuestro sistema de gestión de recursos, creando así un mecanismo de gestión económica global unificado y de actualización dinámica que simplemente asegure que nos mantengamos sostenibles comenzando por proteger la integridad de nuestros limitados recursos y trabajando para garantizar que sólo fabriquemos los mejores y más estratégicos artículos mientras todo es distribuido del modo más eficientemente posible para garantizar la verdadera sostenibilidad humana del planeta, lo cual permitiría seguramente algo que nunca se ha visto en la historia humana: Acceso a la Abundancia, no solo para un porcentaje de la población mundial, sino para toda la civilización.

Este modelo económico, o enfoque sistémico del manejo total de los recursos de la tierra y procesos diseñados para cuidar de la humanidad en su totalidad de la manera más eficiente y sostenible, es lo que se denomina una Economía Basada en Recursos EBR. Fue ideado por Jacque Fresco, quien estimaba que «todo esto se puede hacer con lo que sabemos y tenemos actualmente. O perecer si no lo hacemos.»

Para lograr todo esto es imperativo, además, realizar una planificación basada en el número máximo de habitantes que el planeta puede albergar, o sea su capacidad de carga. Esto se requiere además del inventario de nuestras reservas físicas. Igualmente debemos tener los centros de producción y conocer las necesidades de toda la población, como es el estado de su salud, alimentación, educación, etc., lo cual nos permitirá determinar la cantidad de bienes y servicios requeridos, como por ejemplo, hospitales, tierras de cultivo, escuelas, etc.

Toda nuestra infraestructura debe ser rediseñada y operada como sistemas coherentes completos e integrados. Esto significa que debemos considerar toda nuestra comunidad global como una unidad que nos incluye a todos y planificar en consecuencia. Solo de esta forma podremos usar nuestra tecnología para superar la escasez, proporcionar abundancia universal y proteger el medio ambiente.

La clave para lograr pronto la abundancia y un alto nivel de vida para toda la población, es automatizar todo lo máximo posible y en el tiempo más corto posible.

Las computadoras pueden atender las necesidades de todos cuando en última instancia se integre la cibernetización (Estudio de sistemas auto-regulados), a todos los aspectos de esta cultura nueva y dinámica. Se puede pensar en esto como si fuera un sistema nervioso electrónico que se extiende por todas las áreas del complejo social. Su función sería la de coordinar un equilibrio entre la producción, la distribución y la demanda, para asegurar que no haya escasez ni exceso. En esta sociedad altamente técnica las decisiones se basan en la directa retroalimentación medioambiental, humana e industrial, como sensores eléctricos a través de todo el entorno, desde ciudades, fábricas, almacenes centros de distribución y redes de transporte alrededor de todo el mundo, recopilando información para llegar a las decisiones más apropiadas para satisfacer las necesidades de la sociedad, en lugar de intereses privados o corporativos.

No es que debamos ser cautelosos con la tecnología automatizada o las máquinas, sino con el abuso y mal uso de la tecnología por intereses egoístas. Es la gente la que debe decidir a qué fines servirán las máquinas.

Si la tecnología no nos conduce hacia las más nobles aspiraciones del éxito humano, entonces todo su potencial carecerá de sentido.

Jacque Fresco

Dinero es deuda 3

Dinero es deuda 3 (del inglés Money as debt, aunque una traducción más adecuada sería dinero como deuda) es un la última parte del documental producido por Paul Grignon, en que describe el proceso de creación de dinero y su historia.

Cuando pensamos en cuánto dinero hay en circulación, estamos pensando en lo que realmente se conoce como la base monetaria. Este agregado se conoce también como efectivo total y representa al conjunto de monedas y billetes en circulación en un país (o una zona). Como es lógico, un país no puede comenzar a imprimir dinero sin realizar antes otros ajustes. En caso de que así lo hiciera, su moneda se devaluaría con rapidez y ese sería el efecto más inmediato de muchos otros. Para poder apretar el botón que pone en marcha la impresora de moneda de forma equilibrada, se debe proceder antes un proceso conocido como “creación de base monetaria”. Esta base monetaria se crea con un método que es muy conocido para los usuarios, pero que es también perjudicial para el mismo, por medio de las deudas. He aquí el mayor engaño de la teoría capitalista, las riquezas en el mundo en realidad están llenas de deuda.

El documental presenta la mecánica de creación de dinero por parte de los bancos y explicamediante una historia reportajes y animación cómo se pasó del uso exclusivo de monedas al uso de billetes, y posteriormente a las cuentas digitales, la supresión del patrón oro, el sistema de reserva fraccionada, y las consecuencias para la humanidad de este sistema monetario perverso.

Derechos, dinero y sistema monetario

No habrá libertad e igualdad mientras no se elimine el sistema monetarista basado en el lucro económico y político, por el cual los derechos, solamente se transforman en un simple producto de tales lucros, un privilegio. Hoy existen movimientos que hablan de deconstrucción; sin embargo, cometen falsedad ideológica, pues no hay una planificación para deshacer los pilares que sostienen al sistema y que son los que esclavizan a la humanidad y no permite su bienestar.

Uno de los productos preferidos de la propaganda son los variados derechos otorgados a individuos y grupos como prueba de reconocimiento de su papel político y en definitiva para que los partidos ganen apoyos electorales entre las masas. La leyenda de los derechos vino con los inicios del imperio del dinero. Entonces estaban expuestos como dulces en un expositor y para saborearlos había que comprar el producto. Con lo que, al principio, solamente los burgueses podían adquirir esos derechos dulces y gozar de sus virtudes. Después, la perspectiva fue cambiando. Aunque los derechos seguían en el escaparate, ya no estaban solamente al alcance del burgués, casi todos podían comprarlos; primero, porque el progreso había traído mejoras en la calidad de vida y avanzaba la llamada justicia social; segundo, su coste se redujo sensiblemente y, por otra parte, la capacidad económica del ciudadano común iba mejorando lentamente. De esta manera, los derechos ya no se consideraban artículo de lujo, sino que se abarataron hasta el punto de que casi eran gratuitos y cualquiera podía disfrutar de ellos, bastaba con invocarlos y ejercerlos.

Dado que finalmente los derechos en general acabaron por ofertarse gratuitamente, parece como si desde aquel momento se les hubiera privado de atractivo, porque ya corresponden a todos, con lo que la doctrina está abierta a mejorarlos y a ampliarlos. Hoy los derechos no solamente no tienen coste, puede decirse que han avanzado un paso más. Por el hecho de estar aquí, se goza de innumerables ocurrencias jurídicas definidas como derechos de las personas y, en orden al perfeccionamiento, baste señalar la extrema protección que se les dispensa en algunos casos. Si se pretende ser realista, conviene tener en cuenta que para conservarlos en línea con la sociedad moderna hay que operar siguiendo las normas marcadas por el capitalismo, fundamentalmente atendiendo fielmente a las reglas del mercado. Los derechos de los individuos, ya sean aisladamente considerados o agrupados para hacer más fuerza en el proceso de diferenciación social, se perfeccionan y refuerzan al ser económicamente respaldados, es decir, hay que acompañarlos de dinero en efectivo metálico para darles sentido de realidad. Se reclaman derechos, de los que generalmente ya se goza a plenitud en las sociedades avanzadas, interpretando el asunto más que como derecho en sí, como derecho a partidas de dinero público. En realidad no se están pidiendo el reconocimiento de determinados derechos, porque ya han sido consensuados, sino que se haga posible la diferenciación de algunos individuos y colectivos. Pero no bastan las resoluciones al efecto, hay que consolidarlas en el lenguaje del dinero. Al que reclama su derecho, no es suficiente con decirle que lo tiene, dándole un poco de coba jurídico-política, hay que pagarle en moneda para que se sienta plenamente satisfecho, invirtiendo en él, obligando a otro a hacerlo o subvencionándole, porque de esta manera se reconoce su derecho al privilegio, como nueva forma de posesión de un derecho que atiende a la igualdad desde la desigualdad.

Habría que añadir que ciertos derechos en algunos casos son retribuidos económicamente siempre que se muestren en línea con la doctrina oficial; por ejemplo, los referidos a la forma de entender la igualdad, la libertad y hasta lo que es el honor. Se trata de derechos que se colocan en el expositor propagandístico que suelen entenderse como inofensivos para los ejercientes del poder y se consideran derechos amables. Por eso se despachan sin limitaciones, con ventajas añadidas para el usuario y se les da el mayor bombo posible, habida cuenta de su valor para el mercado electoral y la paz social. No obstante, hay otros derechos incómodos o menos amables para el gobernante, que se guardan a buen recaudo para que no estropeen la fiesta de la democracia representativa y se dispensan a cuentagotas con coste añadido para el usuario. Estos últimos son aquellos que, referidos a los mismos temas del ejemplo —igualdad, libertad, honor—, en su desarrollo no siguen la ruta marcada por la citada doctrina dominante.

En el plano individual y preferentemente en el panorama grupal, el ejercicio de esos derechos inofensivos es una forma de diferenciación a la que acuden las minorías frente al agobio de la masa, que de forma encubierta miran hacia el privilegio por parte de quienes reclaman enérgicamente el derecho a su derecho. Aunque los derechos para todos están ahí, como una realidad que flota en el ambiente y se asume plenamente, a los que demandan privilegios invocando la igualdad, la libertad o el honor, sin duda les resultan insuficientes para consolidar la distinción social a la que realmente aspiran. Se trata de ser reconocidos invocando la diferencia y haciendo del derecho común un privilegio en su caso. Con base en esta creencia, en el fondo de la cuestión ronda la idea en la resentida mente de los privilegiados de sentirse venerados por los demás, como si se trataran de un pequeño ídolo singular. Este es el efecto indeseado de privilegiar algunos derechos.

Así las cosas, al particular que siente herido su honor, se le debe de indemnizar. El grupo que encuentra agredida su diferencia, hay que pagarle para que siga manteniendo su base diferencial con mucha dignidad en defensa de la igualdad. Al que asume la tarea de reclamar derechos ajenos cuya garantía correspondería al Estado, pero de lo que se suele escabullir desviando el asunto hacia la solidaridad organizada, hay que subvencionarle. Incluso los anticapitalistas de boquilla, que combaten al capitalismo, pero van a por lo que todos desean, es decir, dinero para su propio bolsillo, también reclaman contribuciones públicas para que puedan seguir combatiendo profesionalmente el poder y las desigualdades sociales que genera el dinero. Así, apoyados en los derechos-dinero, las demandas avanzan hasta lo que permite la imaginación del moderno emprendedor, que aprovecha la ocasión para explotar el negocio particular, si es posible a cuenta de lo público.

Por lo que parece, hay que tener claro que en cualquier sociedad capitalista avanzada muchas cosas se arreglan con dinero, de ahí que para ser reales los derechos de los individuos también deban ser interpretados en clave de dinero. Y resulta que no hay verdaderos derechos si no se sostienen con dinero en efectivo —amén de su pequeña cuota de poder sobre los demás—, porque los ciudadanos están a lo que están, habida cuenta de que su vida se mueve en la sociedad de consumo. Dado el auge que va tomando el asunto, habría que ir pensando que en algún momento tendrá que constituirse en los Estados una sociedad mercantil pública con el dinero estatal, que podría denominarse Derechos-Dinero S.A., cuyo objeto social sería repartir el dinero de todos entre los que se sienten afectados en esos derechos protegidos por la doctrina oficial. E incluso podrían emitirse acciones, para que sus accionistas sean los portadores de esos derechos-dinero que deberán ser materializados a través de dividendos regulares en billetes de curso legal.

Solamente se puede obtener una libertad absoluta deshaciendo el sistema basado en el lucro económico y político, en lo que es propiamente dicho como monetarismo y sus sistemas derivados. Una excelente alternativa para eliminar las cadenas invisibles que esclavizan a los derechos es la Economía Basada En Recursos.

El dinero es deuda II

Segunda entrega de este gran trabajo (Money as Debt) donde se desenmascara el juego infernal del capital, del dinero deuda y su consiguiente servidumbre. Imprescindible.

Nos quedamos en la anterior entrada en el comienzo de la Banca como la conocemos, los Goldsmith iniciaron esta nueva fase del negocio: pagaban un interés bajo por los depósitos y cobraban un interés mayor por los préstamos.

Hasta aquí todo iría bien, todo el mundo estaría mas o menos contento, excepto los Goldsmith ya que sus ingresos eran menores por el pago de estos intereses por los depósitos y además veían como la necesidad de crédito en el exterior era mayor (los Europeos que se desplazaban a América para hacer negocios necesitaban dinero) y ellos estaban limitados al dinero/oro (a partir de ahora lo llamare solo dinero) de su caja.

Pero claro los Goldsmith tuvieron otro gran idea, ¿Por qué no hacer cheques por el dinero de su caja y también por dinero que no tuviera en su caja?… Total, la gente no sabía exactamente cuanto dinero total había depositado en la caja ¿Quién se iba a enterar?.

El dinero comenzó a llegar en grandes cantidades a los Goldsmith, que se hicieron inmensamente ricos, tanto que la gente de nuevo comenzó a sospechar  y cuando fueron a por su dinero esta vez no había para todo el mundo y el negocio quebró……esto es lo que teme todo banquero del mundo, el llamado “Pánico de los Ahorradores”.

Todo esto se podría haber evitado ilegalizando la creación del dinero de la nada, pero como se necesitaba mucho dinero para la expansión Europea por América en lugar de eso se LEGALIZÓ, eso sí poniendo un límite al dinero que se podría crear, este límite era de 1:9 (por cada Dólar de dinero real se pueden crear 9 Dólares de dinero deuda).

Esto es la llamada Reserva Fraccionaria, que está respaldada por el Banco Central, solo en el prácticamente imposible caso de que todos los bancos entrasen en bancarrota a la vez (o su mayoría) haría que el sistema se hundiera.

Dinero es deuda I

Dinero como deuda (título original en inglés Money as debt) es un documental canadiense producido por Paul Grignon en 2006, en donde se describe la historia y el proceso de creación de dinero.

El documental presenta la mecánica de creación de dinero por parte de los bancos y explica mediante una historia de animación cómo se pasó del uso exclusivo de monedas de oro al uso de billetes, y, posteriormente, a las cuentas digitales, la supresión del patrón oro, el sistema de reserva fraccionada y las consecuencias de esta deriva como una inevitable espiral inflacionaria.

El documental, para explicar la historia de la creación y funcionamiento actual de los bancos, hace referencia al cuento de un orfebre, una historia muy conocida en Estados Unidos que se utilizó como propaganda.

¡El dinero debe ser eliminado! (III)

«El negocio de la industria farmacéutica no es curar enfermos, es mantener los clientes. El cáncer no es solo una enfermedad, es un buen negocio.»

Asociación de empresas farmacéuticas.

En la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, o sea en el uso del dinero como medio de intercambio de bienes y servicios, evidentemente, el cáncer es un buen negocio, y no decimos esto porque sea un negocio noble, altruista o benéfico para la población, sino más bien porque es un negocio que deja mucha utilidad puramente pecuniaria o monetaria, a costa del sufrimiento del paciente y de los recursos económicos de sus familiares y hasta de sus amigos solidarios. Es un negocio perverso. En efecto, desde el momento en que nos diagnostican dicha enfermedad comienzan a lucrarse médicos, clínicas, laboratorios químicos, la industria farmacéutica que factura cientos de miles de millones de dólares, grandes corporaciones farmacológicas y productoras de instrumental médico, empresas de publicidad, compañías aseguradoras, políticos, funcionarios públicos y paremos de contar para no terminar llorando.

Gracias a Internet y las redes sociales, actualmente se ha vuelto imposible ocultar la verdadera realidad y las oscuras intenciones de quienes fungen como grandes benefactores de una sociedad, controlada por intereses económicos de una pequeña élite privilegiada cuyo único objetivo es la explotación del resto de la población del planeta. A diferencia de un tiempo a atrás, la verdad se está filtrando por todas partes y con su luz está despejando las tinieblas que antes existían y no nos dejaban ver con claridad.

Instituciones como la Organización Mundial de Comercio OMC y la Organización Mundial de la Salud OMS, defienden los intereses de las corporaciones transnacionales, en detrimento de la humanidad, valiéndose de protocolos internacionales para someter arbitrariamente no solo a médicos, científicos y profesionales honestos sino también a funcionarios oficiales y estados nacionales que pretenden ser independientes.

Pero no solo es el cáncer, son casi todas las enfermedades y es la salud en general. Lo mismo sucede con la alimentación, la energía, el transporte, la banca, la cultura, la educación, el deporte, etc. En otras palabras, es toda la sociedad víctima del atropello y la explotación por los intereses económicos y financieros de una pequeña y egoísta élite mundial.

Detrás de todo esto hay un imperio económico que es todo un sistema muy bien organizado, perfectamente sincronizado, dentro del cual se encuentran científicos, médicos, profesionales honestos, muchas universidades y gente que trabaja ingenuamente sin tener consciencia del papel que están desempeñando en dicho sistema.

La medicina moderna y comercial controlada por este sistema, no está interesada en curar las enfermedades sino en aliviar momentáneamente al paciente con el fin de mantener el negocio próspero y saludable, de ahí su perversidad.

La industria farmacéutica, que supuestamente existe para mejorar la salud de la población, junto con la armamentística, que supuestamente está para promover y mantener la paz, son las industrias más rentables del mundo, sin importar que el país productor o el consumidor sea capitalista, socialista, nacionalista, comunista, monarquía, etc.

Como fácilmente podemos apreciar, no es la medicina por sí misma la causa de la perversidad, sino el sistema, la organización, cuyo modelo es la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM.

El médico es formado desde un comienzo de acuerdo a unos protocolos medioevales establecidos por la organización, y quien se rebele contra ella, es expulsado o eliminado sin ninguna consideración.

A todo lo anterior debemos agregar la enorme cantidad de medicamentos falsificados en todo el planeta, en un creciente y descontrolado mercado, estimulado por la obsesión del beneficio económico que existe a nivel mundial actualmente y que hoy tiene características dramáticas, siendo un peligro espantoso para la salud de la población en general. Existen fábricas clandestinas de medicamentos fraudulentos en muchas ciudades de América Latina, aunque las más productivas se encuentran en China y muchos países del continente asiático y europeo. Estos productos son elaborados muchas veces con alimentos para animales, que son nocivos para la salud y la vida de las personas, ya que pueden afectar el sistema endocrino porque tienen altas concentraciones de antiparasitarios y antibióticos. La comercialización de medicamentos falsificados se está convirtiendo en un asunto verdaderamente grave en el mundo entero, pero mayor aun en los países donde la población es más pobre.

Según la opinión de expertos dietistas y nutricionistas, a pesar de que ya la salud de la población estaba siendo seriamente afectada por la mala alimentación, ahora el problema se torna mucho más grave con la falsificación de los medicamentos. Muchos de esos productos son vendidos en sitios de Internet, por las redes sociales, cadenas de whatsapp o distribuidos a varias farmacias y tiendas naturistas. Se considera que el inescrupuloso mercado de todo tipo de medicinas e inyecciones falsas asciende a cientos de miles de millones de dólares a nivel mundial.

La Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, es el origen de todo tipo de adulteración y falsificación, que genera violencia social y muerte.

Gran parte del crecimiento económico de China y de muchos otros países del mundo es debido a la elaboración de infinidad de productos de todo tipo y necesidad, pero también de artículos suntuosos, innecesarios, inútiles y hasta nocivos o perjudiciales para la salud y el medio ambiente, con el fin de satisfacer el ánimo consumista, estimulado por la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, con el uso de la publicidad generada por los medios de comunicación y el sistema de crédito, los cuales crean deseos que se convierten en necesidades ficticias y que exigen a su vez, la elaboración de insumos que requieren el consumo de tiempo, energía, esfuerzo humano, recursos naturales adicionales, etc., todo lo cual tiene como principal objetivo obtener ganancias estrictamente económicas para los productores.

Muchos países tanto capitalistas, así como socialistas y comunistas, tienen actualmente una variada y abundante producción, pero sobresalen los países del continente asiático, ya que debido a su enorme población, laboriosidad y milenaria disciplina, ofrecen abundante y económica mano de obra. Estas cualidades, permiten que los costos de producción en esa parte del mundo, sean sustancialmente menores y en consecuencia aumenten las utilidades de los dueños del capital, razón por la cual, gran número de empresas productoras de todo el mundo, han decidido trasladar sus plantas de producción a esa región del planeta, donde pueden explotar más fácilmente el trabajo humano. Esta es una de las razones por las cuales, en esa región se elabora la mayor parte de la producción mundial.

Pero además, han logrado acumular grandes sumas de dinero mediante la adulteración, la falsificación, la piratería, y la explotación en general, pues para muchos, todo se vale si genera suficientes ganancias.

La adulteración y la falsificación de productos forma parte de una enorme actividad productiva a nivel mundial, pues la producción de todo tipo de imitaciones, se ha convertido en una modalidad muy rentable en todo el mundo, porque permite disminuir costos, esquivar controles, evitar publicidad, evadir impuestos, etc. y además, existe actualmente gran cantidad de tecnología y equipo que permite la duplicación de los productos con diferentes insumos materiales y con gran facilidad.

Se suelen falsificar todo tipo de productos como perfumes, ropas, artículos deportivos, artículos electrónicos, instrumentos, juguetes, alimentos, billetes, etc.

Prácticamente no existe nada que esté exento de adulteración.

Entre todas las falsificaciones, causa asombro y repugnancia la falsificación de productos alimenticios y medicamentos, pues debido a que pueden causar enfermedades y hasta la muerte, constituyen una prueba de que la búsqueda del lucro y la ganancia desmedida y sin control son las peores consecuencias que pueden generar todos los modelos económicos basados en el dinero, así se llamen capitalismo, socialismo, comunismo, nacionalismo, etc.

¡El dinero lo corrompe todo!

¿A dónde vamos a parar?

En China y muchos otros países asiáticos es muy común falsificar alimentos de alta circulación para animales, pero también para seres humanos, como el arroz, la carne de res, de cerdo, salchichas, embutidos, nuggets de pollo, quesos para sandwiches, papas fritas, chitos o maíz inflado, aceite de cocina, licores de todo tipo, jugos de frutas, miel de abejas, leche para bebes, agua potable, caramelos, mermeladas y dulces en general, medicinas, cosméticos, perfumes, etc.

El arroz plástico, se elabora con bolsas plásticas usadas, desperdicios de papa y compuestos químicos.

La carne es adulterada «en vivo», aplicándole al ganado clembuterol, medicamento usado por fisicoculturistas, para hacer los animales más voluminosos de lo normal en ciertas partes del cuerpo y aumentar su peso. Otra forma de falsificar la carne es usar carne podrida y aplicarle aditivos químicos tornándola rosada para darle aspecto de carne fresca y apetitosa.

Para nadie es un secreto la forma en que se elaboran los embutidos, las salchichas, hamburguesas, salami y todo tipo de alimentos con carne molida. Esta es la carne más falsa de todas, pues además de estar hecha con los restos de carne más baratos y desagradables, tienen almidones y preservantes químicos, azúcares, ácidos, etc. Puede contener hasta restos de animales viejos, grasas, vísceras, pellejos, huesos molidos, cartílagos con multitud de bacterias, colorantes, ácidos, nitritos, sulfitos y por tanto sus valores nutricionales son casi nulos.

Para eliminar las bacterias, lavan la pasta con amoniaco, y por si fuera poco, para ocultar el sabor y el olor de ese desinfectante químico, se «tapa» con saborizantes y colorantes artificiales, junto con decenas de ingredientes, entre ellos sulfato de aluminio, el cual es usado también a diario en muchos otros alimentos similares.

Los chitos o maíz inflado, cuando se queman generan una masa negra que revela su procedencia, pues se falsifican con derivados del petróleo. De manera similar se produce el queso plástico que se usa para sándwiches.

La falsificación de licores, vinos cervezas, es un problema mundial. Existen muchas empresas clandestinas dedicadas a falsificar todo tipo de licores. Las botellas originales son obtenidas en centros de reciclaje o botaderos y rellenadas con licor falso, usualmente a base de metanol, un tipo de alcohol no apto para beber, por ser de uso industrial. Se asegura que más del 50% del vino vendido en China es falso, pero con los licores finos (de marca), el porcentaje llega en ciertos sitios hasta el 90%.

En los bares y discotecas de todo el mundo, es muy común la adulteración de licores, en especial los más costosos, por lo cual, es una buena práctica consumir en estos sitios los licores más populares.

En cuanto a los jugos de frutas, se sabe que el 70% del jugo de naranja que se vende en el mundo que usualmente tomamos en el desayuno, es adulterado. Esto no es cuestión de unas pequeñas empresas clandestinas, se trata de las más grandes procesadoras de jugos del mundo. Se almacena en enormes contenedores y se le remueve todo el oxigeno para que pueda durar hasta un año sin dañarse, pero todos los sabores naturales se pierden en el proceso y luego con fragancias artificiales, acidulantes y colorantes, de los que usan para los perfumes, les dan el sabor y aspecto que requieren. Así proceden con casi todos los otros jugos de frutas embotellados.

Los productos alimenticios falsificados en China incluyen los condimentos y sazonadores que la gente esparce sobre su comida. Grandes compañías cuyos productos fueron falsificados, según Beijing News, han sido Knorr, Wang Shou Yi, Maggi, Kraft, Heinz, McCormick, Lee Kim Kee, Nestlé, etc.

Las autoridades del norte de China dicen que han descubierto varias fábricas subterráneas que producían versiones falsificadas de productos como salsa de soya y mezclas de especias. Los productos falsos eran hechos en un distrito del centro industrial de Tianjin y se hacían pasar como marcas reales de grandes compañías.

Una nota de prensa aparecida en Beijing News expuso que la comida falsa estaba siendo producida a gran escala, usando agua sucia de grifo, sal industrial no apta para el consumo humano y especias recicladas compradas a precios rebajados en otras fábricas.

El diario estimó que cerca de 50 fábricas habían estado haciendo condimentos y sazonadores falsos desde hace una década.

Comida para todo tipo de animales se fabrica con productos podridos tratada con químicos para darle sabor y color. En la ciudad de Dongguan descubrieron más de 60 fábricas que producían cientos de toneladas por día de alimentos podridos para animales.

En China se detectaron más de 300 mil casos de falsificación de alimentos. Han cerrado centenares de fábricas con toda clase de alimentos falsificados. Cientos de toneladas de queso químico falso fueron encontrados en una fábrica de lácteos al sur de China. En cuanto respecta a la miel de abejas, se ha encontrado que el 100% de la miel que consume McDonald, KFC, etc. en EU procedente de China es falsa y diariamente llegan a EU cientos de toneladas de miel. China ha estado plagada de problemas de seguridad alimentaria en los últimos años.

Pero no solamente en China se presentan casos de inseguridad alimentaria. Casi todos los países asiáticos y también los de la UE sufren similares situaciones, como es el caso de los huevos contaminados que ha sacudido al mundo recientemente. En el centro de esta crisis está el uso de fipronil por empresas avícolas. El fipronil se utiliza habitualmente como antipulgas y antigarrapatas para perros y otros animales domésticos, pero está prohibido en la cadena alimentaria. Sin embargo, el dinero puede vencer todos los obstáculos actualmente. No importa la vida humana.

Afortunadamente, en este aspecto, en los países de América Latina no estamos tan adelantados, pues estas técnicas de falsificación de alimentos, suelen estar más desarrolladas, ser más abundantes y comunes en países de Asia y Europa que en los países de Latinoamérica y África.

El fracaso total del sistema lleva al mundo a pensar una nueva economía

El colapso de las cadenas de suministro global impulsado por el Covid-19, la demanda y la movilidad generarán dolorosamente los próximos grandes modelos económicos dirigidos por la tecnología, incluso se está viendo con buenos ojos lo que antes titulaban por ignorancia como utopías.

Muy pocos pudieron haber predicho lo que estamos presenciando ahora: en cuestión de pocas semanas el colapso acumulado de las cadenas de suministro, demanda agregada, consumo, inversión, exportaciones, movilidad, existencias reales y decenas de bonos basuras estallaron por los aires a nivel mundial.

Ya nadie apuesta por una recuperación económica en forma de L, por no hablar de una en forma de V. Cualquier proyección del producto interno bruto (PIB) mundial en 2020 se mete en un terreno en total picada. Los mismos servicios informativos que antes apoyaban al sistema, hoy plantean cientos de críticas al sistema por no poder atender las verdaderas necesidades de la población. Varios economistas han tirado la toalla y comienzan a ver con buenos ojos algunos puntos que anteriormente criticaban de otros sistemas como el socialismo o la economía basada en recursos. The Financial Time en su portada titulaba “locos que no estaban tan locos”, refiriéndose a algunos teóricos críticos del capitalismo.

En las economías industrializadas, en las que aproximadamente el 70% de la mano de obra se dedica a los servicios, innumerables empresas de innumerables para las industrias fracasarán en un colapso financiero continuo que eclipsará la Gran Depresión.

Un ejemplo abarcativo de esta problemática son los posibles 47 millones de trabajadores estadounidenses que pronto serán despedidos -con una tasa de desempleo que se disparará al 32%- Oxfan advierte que cuando termine la pandemia, la mitad de la población mundial podría quedar en la pobreza. Nuestros cálculos no son muy diferentes, en distintas simulaciones algorítmicas los resultados económicos fueron catastróficos, un 40% de la población en estado de pobreza, las acciones de empresas en muy pocas manos, inflación descontrolada en varios países y el dinero prácticamente sin valor alguno.

En parte esto es culpa de las propias empresas, pues se dedicaron a crear un unicornio financiero que no tenía reflejos en existencias reales, repletos de activos tóxicos de fondos de cobertura, derivados y acciones en empresas offshore cuya empresas no fabricaban nada ni tenían empleados. Toda la economía se basó en un cuento de hadas que lograron sostenerlo por medio del adoctrinamiento masivo.

Según el escenario más optimista de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para el año 2020 —que sin duda quedará desfasado antes de que termine la primavera— el comercio mundial se reduciría en un 15%. En un escenario más realista y sombrío de la OMC, el comercio mundial se reduciría en un 32%. En un escenario real, sin la carga dogmática de estos organismos que se dedican a sostener el sistema capitalista liberal, el derrumbe podría llegar al 35%.

Lo que estamos presenciando no es solo un masivo cortocircuito de la globalización: es un choque cerebral que se extiende a tres mil millones de personas hiperconectadas y confinadas simultáneamente. Sus cuerpos pueden estar bloqueados, pero son seres electromagnéticos y sus cerebros siguen funcionando, con posibles e imprevistas consecuencias políticas y de otro tipo debido a los problemas psíquicos que puede tener cualquier paciente con bloqueo neuronal y en estado de confinamiento.

Pronto nos enfrentaremos a tres grandes debates interrelacionados: la gestión (en muchos casos terroríficas y digna de una película de terror) de la crisis, la búsqueda de modelos futuros económicos y de gestión de recursos y la re-configuración del sistema-mundo a las patadas o como se dé.

Este es solo un primer enfoque de lo que debería considerarse como una competencia cognitiva de “hacer o morir” en el intento.

Un necesario acelerador de partículas

El sistema no aguantaba más, era sostenido por la charlatanería de pseudo economistas neo-liberales y el adoctrinamiento emitido por estos en los medios. Ya están apareciendo análisis sólidos que solamente intentan reinventar pequeñas cosas para seguir resucitando al cadáver moribundo, ideas de lo que podría ser el próximo modelo económico que la elite pretenden instalar. Como telón de fondo, se puede ver aquí una desacreditación realmente seria de todos los mitos (moribundos) del desarrollo del neo-liberalismo.

Se habla de nuevo modelo económico que debería girar alrededor de estos ejes: Inteligencia artificial computacional (IA); Fabricación automatizada; energía solar y eólica; transferencia de datos de alta velocidad impulsada por 5G; moneda digital y nanotecnología.

Si analizamos el panorama tecnológico mundial, entonces China, Japón, Corea del Sur y Taiwán están muy bien posicionados para lo que viene. Serian en cierto modo los únicos bien posicionado, ya que aun Europa fabrica casi todo en países asiáticos.

Plamen Tonchev, jefe de la unidad de Asia del Instituto de Relaciones Económicas Internacionales de Atenas (Grecia), señala la posible reorganización a corto plazo de los proyectos de la Iniciativa “Cinturón y Carretera” propuesto por la elite para sostener e implantar el nuevo New Green Deal, privilegiando la inversión en energía, la exportación de paneles solares, las redes 5G y la Ruta de la Seda de la Salud.

El Covid-19 es como un acelerador de partículas, consolidando tendencias que ya estaban en desarrollo y fueron planificadas dentro del marco del Grupo Bilderberg en el 2019. China ya había demostrado a todo el planeta que el desarrollo económico bajo un sistema de control no tiene nada que ver con la democracia liberal occidental.

En cuanto a la pandemia, China demostró —también para que todo el planeta lo viera— que la contención del Covid-19 puede lograrse imponiendo controles que Occidente ridiculizó como “draconianos” y “autoritarios”, junto con un enfoque científico estratégico caracterizado por una profusión de equipos de prueba, equipos de protección, ventiladores y tratamientos experimentales.

Esto ya se está traduciendo en un incalculable poder blando que se ejercerá a lo largo de la Ruta de la Seda de la Salud. Las tendencias parecen apuntar a que China está estratégicamente reforzada a lo largo de todo el espectro, especialmente en el Sur Global. China está jugando al Go, Weiqi. Las piedras serán tomadas del tablero geopolítico y remplazadas por nuevas. La OMS es su cómplice y Estados Unidos patalea porque la elite globalista ha decidido tirar por la borda el proyecto de tiranía mundial dirigido por Estados Unidos. Ahora prefiere un modelo más sutil de control derivado no en el combate del enemigo terrorista, sino uno que muy pocos se atreverían a enfrentarse, un virus.

¿Un fallo del sistema muy útil y bienvenido?

En el otro extremo, los escenarios de la banca y finanzas occidentales no podrían ser más sombríos y terroríficos. Como argumenta un análisis centrado en Gran Bretaña, “No es solo Europa. Los bancos pueden no ser lo suficientemente fuertes para cumplir su nuevo papel de salvadores del mundo en cualquier punto del mapa terrestre, incluyendo los EE.UU., China y Japón. Ninguno de los principales sistemas de préstamos fueron sometidos a pruebas de estrés para un congelamiento económico que duró meses”.

Así que “el sistema financiero mundial se resquebrajará bajo la tensión”, con un ya bastante posible “cierre de la pandemia que durará más de tres meses” capaz de causar “un ‘fracaso del sistema’ económico y financiero a nivel global”. Nos dice el periodista experto en economía mundial Max Keiser.

“El problema que posee el sistema financiero mundial es que la mayoría de los activos que se pueden utilizar para rescates, en realidad están formados por fondos tóxicos, sin reflejos en existencias reales y que están por 3 veces por debajo de la cantidad de deuda mundial acumulada. A medida que se producen fallos en el sistema, nada se acerca ni remotamente a la posibilidad de una imposición de un derivado de un cuatrillón de dólares, un verdadero problema nuclear”. Nos termina relatando.

Capital One es el número 11 en la lista de los mayores bancos de EE.UU. por activos. Ya están en graves problemas con sus exposiciones de derivados. Fuentes de Nueva York dicen que Capital One hizo un terrible negocio, apostando a través de los derivados que el petróleo, en especial de esquistos, no se hundiría hasta donde está ahora, en los niveles más bajos de los últimos 17 años. Pero el pronóstico les fallo desde el comienzo, por cada unidad calorífica que se extrae con este sistema, se necesitan utilizar 2 unidades caloríficas. Esto nos enseña que el método de por sí era deficitario.

La mega presión está en todos esos equipos de Wall Street que dieron a las compañías petroleras el equivalente a poner toda su producción de petróleo a precios por encima de 50 dólares el barril. Estas inversiones han llegado a su fin, y la presión sobre las casas de Wall Street y los bancos de EE.UU. son insoportables.

El acuerdo anticipado del viernes no cambiará nada: el petróleo se mantendrá alrededor de 20 dólares por barril, 25 dólares máximo. Sin embargo aunque el dinero del petróleo subiese, ya sería muy tarde para terminar de cubrir la deuda que contrajeron algunas empresas petroleras.

Esto es solo el comienzo y está destinado a empeorar. Imaginen que la mayor parte de la industria de EE.UU. se cerrará. Las corporaciones – como Boeing, por ejemplo – van a ir a la quiebra. Los préstamos bancarios a esas corporaciones serán eliminados. A medida que esos préstamos son eliminados, los bancos se van a meter en grandes problemas, aunque en realidad ya están metidos en grandes problemas.

Derivados y fondos tóxicos por doquier

Wall Street, totalmente ligado a los mercados de derivados, sentirá la presión del colapso de la economía americana. El rescate de la Reserva Federal de Wall Street comenzará a desmoronarse. Hablando de una reacción nuclear en cadena.

En pocas palabras: El FED ha perdido el control de la oferta de dinero en los EE.UU. Los bancos pueden ahora crear crédito ilimitado desde su base y eso establece a los EE.UU. para una potencial hiperinflación si el suministro de dinero crece sin parar y la producción se colapsa, ya que se está colapsando ahora mismo porque la economía está en modo de cierre.

Ya ni el mismo FED puede aguantar seguir comprando las propias acciones de Wall Street a taza baja para darle liquides. Wall Street y sus fondos tóxicos ha llevado a la economía de EE.UU. a tener un déficit encubierto de U$S 2 billones, aunque para este año se espera que el déficit sea de U$S 2.5 billones. El FED ha salido a producir dinero barato con una tasa de interés del 0%, llevando al país a una inflación encubierta que está siendo tapada por las mentiras de economistas neo-liberales, que al mismo todo que sucedía en Chile, venden a la población el cuento del crecimiento del PBI, sin embargo esconden los datos de deuda.

Si los derivados empiezan a implosionar, la única solución para todos los grandes bancos del mundo será la nacionalización inmediata y la socialización de la economía mundial, para la ira de la Diosa del Mercado Libre. El Deutsche Bank, que también está en graves problemas, tiene una exposición de derivados de €7 billones de euros, el doble del PIB anual de Alemania. Argentina no es la excepción a la regla, después de paso por la presidencia de Mauricio Macri, ha dejado a la argentina con una deuda de $1.7 billones de pesos, hay que sumarle a dicha deuda una exorbitante tasa de interés que ha dejado al Banco Central al borde de la quiebra. El gobierno actual ha decidido utilizar al coronavirus y la cuarentena como escudo blindado para evitar que el pueblo se entere de la situación que realmente está el país, además como pretexto para cubrirse ante los fondos acreedores.

No es de extrañar que los círculos empresariales de Nueva York estén absolutamente aterrorizados por la situación mundial, halcones como Henry Kissinger, Rockefeller y Soros han estudiado desde el Grupo Bilderberg como lograr parar la caída de sus imperios económicos. Insisten en que si los EE.UU. no vuelven a trabajar inmediatamente, y si estos posibles cuatrillones de dólares de derivados empiezan a implosionar rápidamente, las crisis económicas que se desarrollarán crearán un colapso de una magnitud que no se ha visto en la historia, con consecuencias incalculables. Es por eso que han ideado este nuevo plan de salvataje del capitalismo, transformándolo en un capitalismo esclavista totalitarista y controlado por alta tecnología.

Dentro del plan hay puntos que podrían ser útiles para un cambio socio-económico, por ejemplo la Inteligencia Artificial para la gestión de recursos, la energía limpia y renovable, pero deberíamos descartar los demás elementos que solamente sirven para el dominio de las masas y el perjuicio de su bienestar, el dinero digital controlado por una entidad totalitaria o empresaria, el control e identificación de las personas por nanochips, las famosas conexiones 5G que son dañinas para el ser humano y otros puntos oscuros que no se han nombrado. Si el sistema responderá al poder y su control contra las personas, si se seguirá utilizando herramientas esclavistas como el dinero y estructura piramidales, entonces estamos hablando de un nuevo sistema antihumano, por más que se maquille como positivo. La solución seria apostar por sistemas más humanos como la Economía Basada En Recursos y presionar a los gobiernos para que sea implementado.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.