Etiqueta: LadyBird

Un método para detener la contaminación por agroquímicos sin detener la producción

Los métodos actuales de cultivo implican la fumigación con grandes cantidades de herbicida de forma indiscriminada sobre campos llenos de cultivos que han sido modificados genéticamente (generalmente por la misma compañía que fabrica el herbicida) para resistir los químicos.

La industria de semillas transgénicas y pesticidas es enorme, con un valor de U$S 100.000 millones de dólares en todo el mundo. De eso, las ventas de herbicidas por sí solas representan U$S 26 mil millones de dólares.

El daño ambiental y problemas de salud que produce el sistema de producción de alimentos primario actual es abismal. Según informes de la Universidad de La Plata y el Conicet, se han encontrado herbicidas hasta en los hielos atlánticos, siendo una de las causas de su derretimiento.

Pero podría haber una solución a corto plazo para que la producción de alimentos primarios no le cueste vida al planeta. Los robots cazadores de malezas, malas hierbas y plagas impulsados por la Inteligencia Artificial pronto podrían reducir la necesidad de herbicidas y cultivos genéticamente modificados.

EcoRobotix, un robots cazador de malezas y hierbas malas
ecoRobotix

Los robots como el creado por ecoRobotix (mostrado arriba), utiliza la energía renovable limpia, es solar y autónomo, podría recorrer los campos de cultivo, usando la visión computarizada para apuntar y eliminar malas hierbas de forma individualizada a medida que avanzan. EcoRobotix afirma que su brigada de robots reducirá el uso total de herbicidas en un 95%. Puede ser que incluso se pueda conseguir una versión más pequeña para tu jardín de casa.

Después de la preparación inicial del cultivo para controlar las malezas, entra en acción esta maquina “ecológica” para controlar el suelo de una manera muy precisa, pues puede aplicar controladores de maleza ecológica y orgánicos con la dosis justa y necesaria en aquellos lugares donde se encuentran malezas, detectados por su sistema operativo.

¿Como funciona?

Esta “demalezadora robótica” funciona sin la necesidad de un operario que la maneje. Se desplaza por el terreno y se ubica para desmalezar gracias a una cámara, GPS y sensores.

Este sistema permite seguir las hileras de cultivo y detectar la presencia de malezas entre y en las mismas hileras. En función de esto, los dos “brazos robóticos” aplican microdosis de controladores de maleza orgánicos en los focos de malezas detectados por los sensores.

Esta maquina es 100% autónoma al depender exclusivamente de la energía solar, incluso trabaja cuando esta nublado debido que almacena energía en las baterías. La velocidad de trabajo es en función de la densidad y cobertura de malezas en el terreno. Por lo tanto, los creadores recomiendan su utilización en suelos “de moderado enmalezados”.

A la vez, recomiendan utilizar esta máquina después de una aplicación inicial de herbicida para reemplazar las aplicaciones posteriores y así ahorrar una cantidad importante del producto.

Para concluir, su funcionamiento puede ser configurado y controlado por un Smartphone a través de la app. Aseguran que es muy fácil de utilizar y a la vez de transportar la maquina.

LadyBird Farmbot
LadyBird

El profesor Salah Sukkarieh, experto en robótica de la Universidad de Sydney, ha sido galardonado como «Investigador del Año» por el máximo organismo de la industria hortícola australiana, Ausveg, por su trabajo en robots agrícolas inteligentes, en particular la «Ladybird».

LadyBird fue diseñado y construido específicamente para la industria de las verduras con el objetivo de crear un robot de tierra con software con inteligencia artificial de apoyo y con la capacidad de llevar a cabo la vigilancia y cuidado autónomo de la granja, cartografía, clasificación y detección de una variedad de diferentes verduras.

Según él, la automatización de los procesos en las explotaciones agrícolas está llamada a desempeñar un papel decisivo en la minimización de los insumos y la maximización de la producción de la agricultura del futuro. La automatización puede ayudar a aumentar la eficiencia y el rendimiento, ya que muchas de las tareas manuales de la agricultura se realizan mediante dispositivos robóticos agrícolas especialmente diseñados. Ademas que puede ser útil para reducir la contaminación por agroquímicos y aumentar la vida de los suelos.

«Ladybird se centra en una amplia superficie agrícola y funciona con energía solar-eléctrica. Dispone de una serie de sensores para detectar el crecimiento vegetal y las especies de plagas, ya sean vegetales o animales. Después de la clasificación y el mapeo el robot puede elaborar una serie de medidas para combatir y eliminar las malas hierbas y plagas por medio de un brazo robótico, el cual posee distintos elementos para acabar con los intrusos”. Dice Sukkarieh

Según el profesor Sukkarieh, la primera excursión de LadyBird realizada el año pasado en Cowra fue un éxito total. Este éxito se repitió en todo el año, por lo tanto ya se terminó la etapa de pruebas.

«El robot era capaz de conducir de forma totalmente autónoma arriba y abajo de las filas y de una fila a otra, a la vez que recopilaba datos de los sensores. Los sensores incluyen láseres, cámaras y cámaras hiper-espectrales.

Parte de nuestro programa de investigación es encontrar nuevas formas de proporcionar información valiosa a los cultivadores sobre el estado de sus potreros y eliminar la mayor cantidad de amenazas posibles de los cultivos”.

El Robot alimentado por energía solar eléctrica fue cargado antes de dirigirse a las granjas de cebollas, remolachas y espinacas de Cowra y estuvo plenamente operativo durante tres días consecutivos en la granja sin parar.

El brazo robótico hizo su trabajo con gran precisión, pudiendo eliminar las malas hierbas de los cultivos sin dañar las plantas beneficiosas. Nuestro siguiente paso es mirar hacia la cosecha automatizada, queremos que el robot no solamente elimine las malezas y la plaga, sino también que ayude a plantar y cosechar.

El experto internacional en robótica de campo y sistemas inteligentes, el profesor Sukkarieh habló en la conferencia de PMA Fresh Connections, celebrada en Auckland, Nueva Zelanda – Australasia – la feria más grande de la industria de frutas frescas, verduras y flores. Donde puso a pruebas mas rígidas su robot.

Como parte de las nuevas colaboraciones de investigación del Centro Charles Perkins de la Universidad, el Profesor Sukkarieh también está trabajando con colegas de las Ciencias Veterinarias, la Agricultura, la Ciencia y la Empresa, para desarrollar nuevas ideas y tecnologías que mejorarán nuestros complejos sistemas de producción de alimentos.

Conclusiones

El uso de estos robots no están lejos, están a la vuelta de la esquina. John Deere se incorporó al desarrollo de esta tecnología el año pasado, adquiriendo la empresa de pulverización de precisión Blue River, lo que significa que sus tractores podrían equiparse con esta tecnología muy pronto.

Las grandes empresas agroquímicas están tratando de adquirir desesperadamente empresas que trabajan en tecnologías similares, para prepararse para una disminución en la demanda de sus productos químicos ya que no son viables para la salud ambiental y humana.

Los robots han resultado ser mas eficientes, utilizándose aproximadamente un 80% menos de herbicidas. A diferencia de los vehículos actuales de fumigación, los robots son 100% autónomos y pueden ser utilizados un día entero con energía solar. Significa un ahorro enorme de combustibles fósiles y sin la necesidad de operarios que arriesguen sus vidas.

Comparados con un maquinarias agrícolas son sumamente livianos. El peso de estos robots son de aproximadamente 150KG. Estos diseños livianos de maquinaria ayudan a minimizar la compactación del suelo.

Son extremadamente mas baratos que una maquinaria agrícola similar, en total cuestan un 30% mas barato y pueden cumplir las mismas funciones.

Solo actúan en la zona que realmente se necesita, las contra medidas aplicadas se realizan sobre el blanco detectado y no en todo el terreno, por tal motivo es mas amigable con el ambiente.

Los nuevos sistemas robóticos no solamente ayudan al usuario a controlar las malezas y plagas, ademas ayudan a cartografiar y clasificar los distintos elementos de nuestros cultivos sin necesidad de recurrir a tecnologías adicionales.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.