Etiqueta: Jacque Fresco

Cultivar alimentos sanos y diversos para un barrio

En Nanniode, una remota aldea del distrito de Palakkad, en Kerala (India), se está llevando a cabo un experimento radical en materia de alimentación y agricultura. A 25 kilómetros al sur de la ciudad de Palakkad, el Sistema Acuapónico Integrado del Proyecto Venus (#TVPIAS) es un proyecto a pequeña escala en menos de un cuarto de acre, que incluye un tanque de peces, camas de plantas y un huerto circundante. Este sistema único de cultivo de alimentos se encuentra parcialmente dentro de una estructura de invernadero protegida de la lluvia.

Cada semana, este sistema proporciona una variedad de verduras, frutas y hortalizas (y pronto pescado) de muy alta calidad a los hogares de la comunidad circundante. La proximidad física inmediata hace posible que los productos se cosechen y se entreguen en pocas horas, completamente frescos. La gente valora que los alimentos estén completamente libres de cualquier tipo de fumigación con productos químicos tóxicos, y están encantados de suscribirse para recibir productos semanales como parte de nuestro modelo de Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA). En la actualidad, suministramos semanalmente a 10 hogares unos 2 kg de productos cada uno. Uno de nuestros principales objetivos es aumentar el número de personas que podemos alimentar con este terreno.

No se trata de un sistema fijo, sino de uno que evoluciona rápidamente, a medida que vamos superando retos e innovando continuamente. Lee a continuación los detalles técnicos y cómo puedes participar.

Detalles técnicos

Imagínese la jardinería durante todo el año, sin tener que arrancar malas hierbas, sin tener que plantar o cosechar, sin preocuparse por el riego o la fertilización. Imagínese trabajando en un entorno verde, vital y saludable, haciendo lo que le gusta hacer. Este sistema de cultivo híbrido integra el sistema de acuicultura de recirculación (RAS), la hidroponía orgánica y los métodos de cultivo natural regenerativo de forma sencilla para producir pescado de primera calidad, verduras frescas, hortalizas y hierbas, frutas y otras plantas.

En resumen, usted alimenta a los peces; los peces alimentan a los microbios del suelo; los microbios alimentan a las plantas. Los microbios y las plantas ayudan a los peces filtrando los excrementos del agua. Tú cosechas las verduras, las frutas y los peces. Cuanto más podamos emular los procesos naturales, mejor funcionará. En su sistema de ciclo cerrado y autoequilibrado, las sales minerales que sirven de alimento a las plantas se sustituyen por nutrientes naturales biorremediados procedentes de una fuente biológica: los efluentes de los peces. Este práctico y original sistema de cultivo no necesita equipos caros ni piezas patentadas, y utiliza materiales fácilmente disponibles para cultivar alimentos seguros, de alto análisis y sin productos químicos, de calidad superior. Además, es lo suficientemente adaptable como para suministrar alimentos a la familia, o ampliarlo a escala comercial.

Peces

El corazón del sistema integrado de acuaponía es el tanque de cultivo de peces (60 m3). Se trata de un tanque de canal longitudinal revestido con revestimientos de geomembrana. La forma es un canal de sección transversal (lateral) parabólica con cada extremo como un semicírculo en la vista en planta. Esta forma proporciona una concentración muy eficaz de los residuos a lo largo de un eje central/longitudinal para facilitar la extracción con múltiples bombas sumergibles pequeñas espaciadas y también elimina los «puntos muertos» y la acumulación de lodos en las esquinas. La longitud del canal puede ser la que convenga. Un tanque de cultivo de peces puede ser más grande o más pequeño, para albergar cómodamente cualquier número de peces o adaptarse a cualquier espacio.

El tanque de cultivo de peces de TVPIAS está repleto de 5967 tilapias del Nilo, el pez más popular del mundo para la acuicultura, un pez robusto, resistente a las enfermedades y de aguas cálidas, originario de África y Oriente Medio, y criado como alimento por los antiguos egipcios. Es delicioso, con carne blanca y pocas espinas. La tilapia tolera la falta de oxígeno y las malas condiciones del agua, que matan a la mayoría de los peces. La tilapia se alimenta de vegetación. Devoran algas además de su alimento habitual. Se dan un festín con cualquier esqueje vegetal sobrante de la granja, como las espinacas, que se echa en el acuario. Las bacterias descomponen los esquejes en algas y los peces las filtran. Sus branquias eliminan todo lo que tenga más de 3 micras, que es el tamaño de los glóbulos rojos. Esto ayuda a mantener el agua realmente clara. Extremadamente simple, pero muy eficiente.

En un sistema de producción comercial, el máximo crecimiento se consigue asegurando una alta ingesta de proteínas, por lo que los peces TVPIAS se alimentan con una ración diaria de pienso para peces con un 32% de proteínas, el pienso para peces más libre de productos químicos que hemos podido encontrar. No tiene sulfato de cobre, tetraciclina, actinomicina ni aditivos, como muchos alimentos comerciales para peces. La cantidad y el número de antibióticos y productos químicos es muy elevado en los alimentos para peces. Como complemento a la alimentación ecológica de los peces, hemos empezado a probar insumos en la granja, como las hojas de plantas de colocasia, jacinto de agua, moringa, etc. La cría de larvas de la mosca soldado negra para la alimentación de los peces está siendo objeto de un ensayo de I+D.

El índice de conversión del alimento para la tilapia del Nilo es excelente: aproximadamente un kilo y medio de alimento rinde un kilo de pescado. Los peces de tilapia del Nilo han pasado de 1,5 gramos de arranque a 170 gramos en 137 días. Los peces se recogen según las necesidades de la CSA, escalonados por tamaños, utilizando redes que sólo capturan los peces más grandes. Buscamos los datos de entrada de alimento (primeros 137 días).

Resumen,

Tasa de alimentación inicial del 15% de la biomasa/día, disminuyendo al 1% por día.

Peso medio inicial de los peces = 1,5 g

Alimentación total (media) por individuo = 123 g

Peso medio de los peces después de 137 días = 170 g

Índice de conversión alimenticia = 1,38

Los animales excretan desechos. Los peces vierten el exceso de nitrógeno (urea, nitrito, amoníaco) y otros desechos en el agua. El hacinamiento de los peces en un recipiente cerrado, y la alimentación con una dieta alta en proteínas para forzar un crecimiento rápido, genera muchos desechos. Si estos metabolitos de los peces no se eliminan del agua, se acumulan rápidamente y envenenan a los peces. Los residuos tóxicos -un factor limitante clave en la acuicultura- restringen la capacidad de producción de un sistema. Por ello, los acuicultores invierten mucho dinero, tiempo y tecnología en problemas de eliminación de residuos. Las bombas, los filtros, los aireadores, los tanques de sedimentación y otros equipos desordenan y confunden la mayoría de las piscifactorías. En el sistema integrado de acuaponía, los desechos de los peces se convierten en alimento para los microbios del suelo, que a su vez se convierten en alimento para las plantas, y la costosa maquinaria y la compleja tecnología se sustituyen por la biología. Las plantas cultivadas en lechos de biofiltro utilizan los nutrientes del agua de los peces biorremediados por los microbios del suelo, y purifican el agua en beneficio de los peces. Un sistema integrado de acuaponía es sencillo y revolucionario por la misma razón de que no utiliza la tecnología normalmente necesaria para la acuicultura y la hidroponía.

Plantas

Las plantas crecen en lechos de biofiltro permanentes (250 m2) que contienen arena de cuarzo y sílice como medio de cultivo. Periódicamente, las bombas riegan estos lechos de biofiltro con agua de la pecera. Las plantas obtienen todos los nutrientes que necesitan de esta agua de riego, sin que sea necesario mezclar productos químicos. Así, los desechos de los animales se convierten en alimento para las plantas, y el sistema integrado de acuaponía elimina la necesidad de añadir fertilizantes químicos al agua para alimentarlas. El efluente del agua de los peces se bombea desde el tanque de cultivo a través de una tubería de PVC de 1 pulgada directamente a los lechos de cultivo para que gotee al principio. A continuación, el agua se desplaza a través de los lechos de biofiltro por gravedad y se drena de nuevo al tanque de cultivo de peces. El efluente no se filtra ni se purifica antes de llegar a los lechos de cultivo. El agua se airea a medida que sale por los agujeros de la tubería y gotea sobre la arena.

En la atmósfera estable y húmeda del invernadero, las plantas crecen en espacios más densos que los lechos de cultivo convencionales. Los lechos de biofiltro TVPIAS son tan ricos en nutrientes y fértiles que las plantas crecen en menos tiempo que con los métodos convencionales, y además son más grandes. Los tomates y los pepinos se atan en altas parras, y los pimientos y las berenjenas se convierten en pequeños arbustos. Las calabazas trepan por las espalderas colgantes del jardín, por encima de la pecera. Y los esquejes de casi cualquier planta (incluso de los árboles) echan raíces y crecen si se clavan en un lecho, sin hormonas de enraizamiento ni productos químicos. Actualmente se están evaluando los rendimientos de las porciones comestibles de hortalizas como espinacas, quimbombó, caupí, pepino, chiles verdes, berenjenas y tomates, que se distribuyen a los suscriptores de la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA) del barrio. Varias calabazas, plátanos, colocasia, batatas, papaya y moringa están en fase de crecimiento. Se ha perdido parte del rendimiento potencial de los cultivos debido al desarrollo de ataques de plagas y enfermedades en la okra, el pepino y las berenjenas.

A cambio de la alimentación con efluentes de peces biorremediados, las plantas, a través de sus raíces, purifican y recargan el agua para los peces. El agua de pozo se utiliza para reponer el agua perdida por evaporación, transpiración y desarrollo de la biomasa de los peces y las plantas. El enfoque del Sistema Integrado de Acuaponía para la integración del sistema no sólo elimina los problemas de nitrógeno, sino también el dióxido de carbono. Las plantas necesitan CO2 para crecer. En invierno, este gas escaso es un recurso que limita el crecimiento. No tenemos generadores de CO2, pero tenemos un tanque de cultivo de peces lleno de generadores de CO2. Están vivos y tienen aletas. Los peces son generadores de CO2 para el sistema, un efecto secundario natural. Es mucho más sencillo que el cultivo hidropónico.

Microbios

Sin que se vea a simple vista, unos cuantos kilogramos de microorganismos prosperan en la arena de cada lecho de biofiltro. Las raíces de las plantas sólo absorben los nutrientes después de que los microbios los consuman y conviertan. Son estas diminutas criaturas las que filtran, convierten los desechos de los peces en alimento para las plantas y recargan el agua. Los lechos de biofiltro en crecimiento no son simples zanjas llenas de arena, sino biorreactores fluidizados: biofiltros vivos. En un sistema de filtración mecánica, este componente clave debe ser retrolavado para sacar los desechos sólidos. Pero con el Sistema Integrado de Acuaponía, los microbios disuelven los desechos sólidos, por lo que no tenemos ninguna acumulación. Esta cadena alimentaria que va de los minerales a los microbios y a las plantas, que fija el nitrógeno y crea aminoácidos, es la base de toda la agricultura. No se ha añadido ninguna fertilización suplementaria para abonar el medio del suelo. La composición mineral y el contenido de nutrientes de los cultivos deben ser evaluados y estudiados. Las leguminosas son una clave en toda la rotación de cultivos y en la siembra complementaria, pero el verdadero trabajo lo hace un microbio con un oligoelemento. En el sistema integrado de acuaponía, enlaces microbianos similares convierten los desechos animales (nitrógeno) en alimento para las plantas (nitratos). Escondidos en la arena, miles de millones de microbios del suelo filtran el agua de los peces y alimentan con sus desechos los pelos de las raíces de las plantas. Pero en realidad sabemos poco más sobre este universo invisible y las innumerables formas de vida de esta dimensión microbiana. Sin embargo, hay muchas pruebas que indican que los microbios también sintetizan muchos nutrientes esenciales, como las vitaminas B y el protoplasma primario. Por ejemplo, la vitamina B12 sólo la produce un grupo de bacterias que crecen en entornos alcalinos ricos en aminoácidos. Muchos otros microbios funcionan como socios especializados en los sistemas inmunitarios. ¿Quiénes son estas bacterias? ¿Cuál es su biomasa activa? ¿Cómo digieren los minerales en el protoplasma líquido que fluye? ¿Cómo digieren y desarman las toxinas? ¿Qué nutrientes ponen a disposición de las plantas? ¿Qué otras funciones especializadas realizan los microbios? ¿Qué necesitan para ser felices?

Guía activista orientativa de Zeitgeist

El Movimiento Zeitgeist es el brazo activista de El Proyecto Venus, el cual constituye el amplio trabajo de vida del diseñador industrial e ingeniero social, Jaque Fresco. Jacque actualmente vive en Venus, Florida, trabajando en cercanía a su asociada, Roxanne Meadows. Ahora, que quede entendido que el Sr. Fresco será el primero en decirte que sus perspectivas y desarrollos no son enteramente de su propiedad, sino únicamente derivados de la evolución de la investigación científica que ha perseverado desde el amanecer de la antigüedad. Puesto de una manera simple, lo que El Proyecto Venus representa y lo que el Movimiento Zeitgeist por ende condona, podría ser resumido como: ‘La aplicación de El Método Científico con preocupación social’.

A través de la aplicación humana de la Ciencia y la Tecnología al diseño social y la toma de decisiones, tenemos los medios para transformar nuestro ambiente tribalista, conducido por la escasez y lleno de corrupción en algo extremadamente más organizado, balanceado, humano, sustentable y productivo. Para hacerlo, debemos entender quienes somos, dónde estamos, qué tenemos, qué queremos, y cómo vamos a alcanzar nuestras metas. De acuerdo al estado actual de eventos, muchos de los que serán abordados en el primer parte de este libro, el lector encontrará que no solo necesitamos movernos hacia otra dirección… tenemos que hacerlo. El sistema económico actual está derrumbándose a un nivel acelerado con la perspectiva del desempleo global, ocurriendo a una escala nunca antes vista. Simultáneamente, estamos cortejando el “punto de no retorno” en lo que respecta a la destrucción del medio ambiente.

Nuestros métodos actuales de conducta social han demostrado no tener ninguna posibilidad de resolver los problemas de la destrucción ambiental, el conflicto humano, la pobreza, la corrupción y otras cuestiones que reducen la posibilidad de una sostenibilidad humana colectiva en nuestro planeta. Es tiempo que maduremos como especie y examinemos realmente cuáles son los verdaderos problemas y las verdaderas soluciones, tan inconfortables, no tradicionales y extrañas como puedan verse.

Este trabajo primero presentará los problemas económicos actuales que enfrentamos, reconociendo las causas de raíz, consecuencias e inevitables, mientras se presentan soluciones derivadas de la evaluación de lo que es realmente relevante a la vida y a la sociedad. Adicionalmente, información será provista en cuanto a cómo cada uno de nosotros puede ayudar en este desafío, presentando métodos de comunicación y activismo que esperanzadoramente acelerarán el proceso de transformación.

Es muy importante que aquellos que empiezan a leer este trabajo hagan una pausa momentánea y piensen en la ventana de perspectiva en la que han sido indoctrinados. Considerando la inmensidad actual de valores humanos e ideologías, junto con la identificación que crece con el tiempo asociada a un tren particular de pensamiento, tradición o noción de realidad, puede ser difícil e incluso doloroso para una persona revisar o remover sus preciados entendimientos que ha considerado como verdad durante largos períodos de tiempo. Esta asociación al ‘ego’, junto con el estado perpetuo de ‘conocimiento limitado’ que cada uno de nosotros tiene, será el mayor obstáculo que muchos enfrentarán al leer la información presentada aquí. Es tiempo de ampliar nuestras lealtades y afiliaciones más allá de los estrechos confines del mercado, la tradición, y el estado-nación para abarcar la especie humana como un todo, junto con el ambiente planetario que nos soporta. Es tiempo que miremos la tierra como un todo orgánico, indivisible, una entidad viviente compuesta de innumerables formas de vida, todas reunidas en una única comunidad.

Si la naturaleza nos ha enseñado una cosa, es que la única constante es el cambio. No hay tal cosa como Utopías. Por lo tanto, para madurar productivamente como especie, debemos volvernos expertos en “cambiar nuestra mentalidad” sobre cualquier cosa y sobre todo. Si eliges abordar este material con un intento consciente de ser abierto, mentalmente y objetivo, sentimos que las ideas expresadas aquí realinearán tu visión del mundo, de ti mismo, y el futuro de nuestra familia humana en la manera que sea más productiva, humana y efectiva.

Un sistema monetario obsoleto

El sistema basado en el dinero evolucionó hace siglos. Todos los sistemas económicos del mundo – el socialismo, el comunismo, el fascismo, e incluso el sistema de libre empresa cacareada – perpetúan la estratificación social, el elitismo, el nacionalismo y el racismo, basado principalmente en la disparidad económica. Mientras un sistema social utiliza el dinero o el trueque, la gente y las naciones tratarán de mantener la ventaja económica competitiva o, si no pueden hacerlo a través del comercio que lo harán por la intervención militar. Todavía utilizamos estos mismos métodos anticuados.

Nuestro sistema monetario actual no es capaz de proporcionar un alto nivel de vida para todos, ni puede garantizar la protección del medio ambiente ya que el motivo principal es el lucro. Estrategias como la reducción y aumento vertido tóxico es el margen de beneficio. Con el advenimiento de la automatización, la cibernética, inteligencia artificial y la externalización, habrá un reemplazo cada vez mayor de personas por máquinas. Como resultado, menos personas podrán adquirir bienes y servicios a pesar de que nuestra capacidad de producir una gran cantidad seguirá existiendo.

Nuestros sistemas políticos y económicos actuales, pasados de moda no son capaces de aplicar los beneficios reales de la tecnología innovadora de hoy para lograr el mayor bien para todos, y para superar las desigualdades impuestas a tantos. Nuestra tecnología está avanzando aceleradamente sin embargo, nuestros diseños sociales han permanecido relativamente estática. En otras palabras, el cambio cultural no ha seguido el ritmo de los cambios tecnológicos. Ahora tenemos los medios para producir bienes y servicios en abundancia para todos.

Por desgracia, hoy en día la ciencia y la tecnología han sido desviadas de lograr el mayor bien por razones de interés propio y la ganancia monetaria a través de la obsolescencia programada a veces se refiere como la retirada consciente de la eficiencia. Por ejemplo, el Departamento de Agricultura de EE.UU., cuya función se supone que están realizando investigaciones sobre formas de lograr los rendimientos más altos por acre, en realidad paga a los agricultores por no producir a plena capacidad. El sistema monetario tiende a frenar la aplicación de estos métodos que sabemos que serviría mejor a los intereses de las personas y el medio ambiente.

En un poder adquisitivo el sistema monetario no está relacionado con nuestra capacidad para producir bienes y servicios. Por ejemplo, durante una depresión, hay ordenadores y DVD en las tiendas y automóviles en lotes de autos, pero la mayoría de la gente no tiene el poder adquisitivo para comprarlos. La tierra sigue siendo el mismo lugar, es sólo las reglas del juego que son obsoletas y crean conflictos, la privación y el sufrimiento humano innecesario.

Un sistema monetario desarrollado hace años como un dispositivo para controlar el comportamiento humano en un entorno con recursos limitados. Hoy en día el dinero se utiliza para regular la economía, no para el beneficio de la población en general, pero para aquellos que controlan la riqueza financiera de las naciones.

Proyecto Venus y la Economía Basada en Recursos

Todos los sistemas socio-económicos, independientemente de la filosofía política, creencias religiosas o costumbres sociales, en última instancia, dependen de los recursos naturales, es decir, el aire limpio y el agua, tierras de cultivo y la tecnología necesaria y el personal para mantener un alto nivel de vida.

En pocas palabras, una economía basada en recursos utiliza los recursos existentes en lugar de dinero y proporciona un método equitativo de distribución de estos recursos de la manera más eficiente para toda la población. Es un sistema en el que todos los bienes y servicios están disponibles sin el uso de dinero, créditos, trueque, o cualquier otra forma de deuda o servidumbre.

La Tierra es abundante en recursos, hoy en día nuestra práctica de racionar los recursos a través de métodos monetarios es irrelevante y contraproducente para nuestra supervivencia. La sociedad moderna tiene acceso a tecnologías altamente avanzadas y puede proporcionar alimentos, ropa, vivienda, atención médica, un sistema educativo relevante, y desarrollar un suministro ilimitado de energía renovable y no contaminante como la energía geotérmica, solar, eólica, mareomotriz, etc Ahora es posible que todo el mundo disfrute de un muy alto nivel de vida con todas las comodidades que una civilización próspera puede proporcionar. Esto se puede lograr mediante la aplicación inteligente y humana de la ciencia y la tecnología.

Para entender mejor el significado de una economía basada en recursos considere esto: si todo el dinero del mundo fueran destruidos, mientras la tierra vegetal, fábricas, y otros recursos fueron dejados intactos, podríamos construir cualquier cosa que elijamos para construir y satisfacer cualquier humano necesitar. No es el dinero que la gente necesita, sino que es el acceso gratuito a las necesidades de la vida. En una economía basada en los recursos, el dinero sería irrelevante. Todo lo que se requiere son los recursos y la producción y distribución de los productos.

Cuando la educación y los recursos estén disponibles para todas las personas sin un precio, no habría límite al potencial humano. Aunque esto es difícil de imaginar, incluso la persona más rica hoy sería mucho mejor en una sociedad basada en el recurso propuesto por el Proyecto Venus. Hoy las clases medias viven mejor que los reyes en tiempos pasados. En una economía basada en recursos todos vivirían mejor que los más ricos de hoy.

En una sociedad basada en los recursos, la medida del éxito se basa en el cumplimiento de las propias actividades individuales en lugar de la adquisición de la riqueza, la propiedad y el poder.

La elección es nuestra

El comportamiento humano está sujeto a las mismas leyes que cualquier otro fenómeno natural. Nuestras costumbres, comportamientos y valores son subproductos de nuestra cultura. Nadie nace con la codicia, los prejuicios, la intolerancia, el patriotismo y el odio, que son todos los patrones de conducta aprendidos. Si el ambiente es inalterable, el comportamiento similar volverá a ocurrir.

Hoy en día, gran parte de la tecnología necesaria para lograr una Economía Basada en Recursos mundial existe. Si optamos por cumplir con las limitaciones de nuestra economía monetaria basada en la actualidad, a continuación, lo más probable es que vamos a seguir viviendo con sus inevitables resultados: la guerra, la pobreza, el hambre, la miseria, el crimen, la ignorancia, el estrés, el miedo y la falta de equidad. Por otro lado, si aceptamos el concepto de una economía basada en los recursos globales, aprender más sobre él, y compartir nuestros conocimientos con nuestros amigos, esto ayudará a la humanidad a evolucionar de su estado actual.

Monetarismo y política versus ciencia de la información

Analizando el mundo de la información como ciencia. Hoy nos encontramos que la ciencia de la información casi ha desaparecido como ciencia, se ha transformado en un producto de venta, consumo y propaganda.

Los sistemas imperantes nacidos del monetarismo y del manejo del poder político, han servido para desangrar a la ciencia de la información para que sirva a sus propios intereses y no precisamente a favor de toda la humanidad. Sin embargo, podemos encontrar algunos grupos dentro de la sociedad que prosiguen en la lucha de recuperar el carácter libre y científico para el beneficio de toda la humanidad.

Desmenuzando la situación

Como primer paso es menester entender que es ciencia de la información y que no es. La verdadera ciencia de la información es un recurso y un derecho humano, por tal motivo debe responder, como otras ciencias, al servicio de toda la humanidad y no solamente a sistemas imperantes o solamente a grupos de poder. Es decir que el primer carácter de la ciencia de la información, es que debe ser libre, de fácil acceso y debe estar disponible para toda la humanidad.

Los distintos modos de poder políticos que existen hoy en día, atentan contra esta característica por medio de la clasificación y ocultamiento de la información; lo que no permite que esta, sea de fácil acceso y este disponible para el resto de la sociedad. No obstante los sistemas económicos nacidos del monetarismo como por ejemplo el capitalismo, son un caldo de cultivo para el nacimiento de acciones contra la libertad científica de la información.

Ya que nos referimos al capitalismo, encontramos dentro esta práctica algunas acciones que rompen con el requerimiento de la libertad de la ciencia de la información, como por ejemplo por medio de las patentes o licencias privativas. El capitalismo transforma la información en un producto privado y comercial para la venta, consumo y competencia.

El otro punto característico de la ciencia de la información, es la utilización del método científico en su desarrollo. El método científico consiste en lo siguiente y está dividido en etapas:

De acuerdo al acontecimiento y al entorno, se debe realizar una posible teoría de lo sucedido elaborando basándose en preguntas.

Se debe juntar y clasificar todas las fuentes y evidencias de acuerdo al acontecimiento desde una visión imparcial y neutral, socavar en las acciones pasadas que pudieron ocasionar los sucesos actuales.

Realizar un análisis de las evidencias encontradas y elaborar una hipótesis con base en los datos encontrados, el entorno y los hechos en sí mismos.

Le sigue la etapa de experimentación o producción del artículo. En el proceso de experimentación se resuelven los distintos errores que podrían contener la hipótesis, para posterior producción del artículo. Si se encontrase errores en el proceso de experimentación que provoque un cambio rotundo en la hipótesis, se debe volver al paso número 1; caso contrario seguir al siguiente paso.

Si se realizan posteriores descubrimientos, se debe realizar un nuevo proceso desde el punto número 1, para generar un nuevo artículo para enriquecer el aprendizaje ya creado.

El problema de los sistemas de civilizaciones actuales y de los poderes gobernantes, es que coartan con el proceso científico. Lo primero que se pierde es la imparcialidad y la objetividad científica. La información pierde la característica de ser un recurso a favor de toda la humanidad, para convertirse en una herramienta de manipulación, adoctrinamiento y en algunos casos, como arma contra otros. Generalmente, los grupos de poder gobernantes solo elaboran informes para convencer a la población que su sistema y gobierno son infalibles, escondiendo de la ecuación todo dato negativo o errores que su gobierno pudiera tener. En muchos casos, los datos de fuentes y evidencias son manipulados con anterioridad o nada más se analizan una parte de ellos para generar un informe positivo. De este modo se rompe el sentido científico del proceso de investigación científica.

En el sector económico, no hay muchas diferencias con el sector político. Las empresas convierten la ciencia de la información en un producto de ganancia monetaria en vez de un recurso. Sin dudas, este sector es el que más es el que causa más daño a la ciencia de la información. Elementos como la publicidad y la propaganda son diseñados para maquillar errores, engañar o convencer de que sus productos son sanos, no peligrosos y útiles para la supervivencia de cada ser humano. No obstante, la realidad casi siempre es otra, se utiliza estas herramientas para el propio provecho monetario, muchas veces a costa de la vida de otros, por retener información vital que pudiera salvar sus vidas. Podemos poner como ejemplo como se emplea la información en las empresas de productos transgénicos y neurotóxicos, las empresas no informan sobre los dañinos que son para la humanidad; los productos generan envenenamiento, contaminación e inclusive la muerte, todo ello en perjuicio de la mayoría de los seres humanos. Podríamos enumerar más acciones que el sistema económico monetario realiza en contra del proceso científico de la ciencia de la información, pero no pretendemos hacer un libro sobre esto.

Destrabando la situación

El proceso para destrabar esta situación es bastante arduo y difícil. Dependerá en todo caso del esfuerzo de toda la sociedad para cambiar las plataformas y sistemas preestablecidos. Hoy en día un muy alto porcentaje de personas están adoctrinados sutilmente para servir al sistema imperante dentro de los valores de las plataformas dictadas que actúan como rejas invisibles para mantener al individuo prisionero dentro de su zona de confort. Es necesario como primera medida entonces, organizar una campaña de reeducación para deshacer los viejos parámetros artificiales y direccionados, como por ejemplo la competitividad, el individualismo, el egocentrismo, etc.

El ser humano debe comprender que el lenguaje, como también la información, son procesos naturales colectivos encadenados; para ser más claros, la información es parte del entorno y se encuentra en cada aspecto de la naturaleza. El lenguaje es solo un efecto, cuya causa, es la comprensión de la información de la naturaleza y su posterior transmisión. Si la naturaleza es el hábitat de todos los seres vivos y el ser humano es únicamente un grano de arena dentro del entorno en el medio ambiente, entonces la información es patrimonio de todos los seres vivos y no de unos pocos.

Sosteniendo lo afirmado anteriormente, aseguramos que cualquier investigación científica o creación tecnológica no es un proceso individual, sino verdaderamente cooperativa y comunitaria. El investigador adquiere y aplica conocimientos y parámetros preestablecidos colectivamente, tal es el caso de matemáticas, física, química, gramática, etc. Por este motivo, no hay una experiencia individual y privada en sus creaciones. Inclusive su imaginación y creatividad se debe a un proceso colectivo de entrenamiento mental y según la información del entorno, más la retroactividad de los mitos urbanos (por ejemplo el de la vida eterna). Este es el motivo por el cual el fundamento de las licencias privativas, es simplemente falso y contraproducente; es una barrera artificial que detiene y se adueña totalitariamente del flujo natural del universo. Podemos certificar entonces que las patentes y licencias privativas atentan contra el método científico y con el proceso de evolución del ser humano. Deben ser eliminadas y remplazadas por licencias libres y de dominio público para el crecimiento natural de la humanidad y para su bienestar.

Entendiendo que la información es colectiva y, por lo tanto, patrimonio de toda la humanidad. Entonces esta debe estar disponible y accesible para todo el mundo. La disponibilidad de la información garantiza el tener una base de datos amplia para la solución de problemas de cualquier índole, por ejemplo de procesos de fabricación de vacunas para acabar con algún virus. Se debe garantizar el acceso a la información, tanto estatal, como corporativa o de asociaciones civiles. El acceso a la información no debe ser monetizado. Poner un valor monetario al acceso a la información, contribuye a que la misma sea inaccesible para ciertos grupos, sobre todo los más pobres y necesitados. Internet es una gran herramienta para lograr tal fin, pero debe garantizarse que el acceso digital a la misma, este disponible para todo el mundo y gratuitamente.

El sistema democrático representativo es otro de los factores que atenta contra el nombre de la ciencia de la información, sobre todo cuando los partidos caen en el personalismo, la idolatría de figuras políticas, el dogmatismo y modelos fijos preestablecidos o en casos más graves, en sectarismo fundamentalistas extremistas. Los partidos políticos y los representantes suelen desmembrar la ciencia de la información para convertirla solo en una herramienta de dialéctica para mantener el poder de sus ídolos y partidos políticos, o para atraer más votantes a sus filas. Se recurre constantemente a prácticas de propaganda y manipulación y generalmente se ocultan algunas realidades para mantenerse en el poder.

Se debe elegir sistemas más abarcativos y abiertos, bajo un concepto sistémico-holístico que nos permita una visión más amplia de la realidad, el macrocosmo. Desde este panorama podemos observar que no se trata de un microcosmo (idolatrías y banderas políticas), sino de problemas sociales y como lo solucionamos entre todos; la discusión de proyectos utilizando el método científico como base para el sistema, esto evita las discusiones estériles, serán las evidencias científicas las que hablen y digan al ciudadano cuál es el mejor camino que pueden elegir para que este, lo afirme o lo rechace. La tecnología es una pieza fundamental en la evolución del ser humano, desde que se inventó la rueda, hasta la invención de la cibernética, por lo tanto, es una pieza fundamental para la solución de los problemas.

Sistemas democráticos como la democracia directa digital, en una estructura cooperativista, donde se elijan administradores por presentación de concurso público; con un sistema socioeconómico como la economía de bien común o la economía basada en recursos. Es un buen punto a tener en cuenta para mantener un ambiente saludable para que la ciencia y la información vuelvan a ser un elemento al servicio del ser humano y no de unos pocos.

Comunidad y Sociedad: Una nueva definición

Sin duda que la claridad teórica y conceptual es importante a la hora de emprender un proyecto o de guiar la acción. De lo contrario, la confusión desviará el propósito original o lo confundirá con otros antagónicos. Tal ha sido, en la historia de los últimos siglos, lo que ha sucedido con los conceptos de “Comunidad” y “Sociedad”.

Una vez que la Revolución Liberal (Revolución Francesa e Industrial) triunfó, se dedicó sistemáticamente a barrer de la faz de la Tierra a sus enemigos políticos. Dentro de ellos, uno de los menos recordados son las comunidades agrícolas antiguas. Estas comunidades, eran formas de organización horizontales, donde nadie tenía más poder que otros, y donde las relaciones eran de tipo primario, es decir “cara a cara” y afectivas, tal cual es en las familias.

Incluso la historia académica, como es en el caso de la Sociología, se las ha arreglado para difundir, eliminar o volver ambiguo el modo de vida comunal. Así, las personas ya no sabrían más de la existencia de tal forma de organización social, pensando que la única posible es la actual, que es la de la Sociedad. La Sociedad, en pocas palabras, es la forma de organización social jerárquica basada en la competencia, que tiene relaciones sociales instrumentales (el otro es un medio para satisfacer mi fin).

Así, con mi tesis busco reivindicar una distinción conceptual para tener en claro que la comunidad no es una “forma difusa” que no se termina de entender bien; así como tampoco una cosa amorfa dentro de la sociedad («comunidad judía», «comunidad de Valparaíso»)…por el contrario, tiene características claras y definidas que la distinguen de las sociedades, que son las que han escrito nuestra historia. Es decir, mi intención es dar a notar las diferencias entre tales formas de organización, diferencias que no han sido consideradas hasta ahora por la academia (o que han sido ocultadas deliberadamente con fines políticos).

Antes de comenzar, comento (para los que no estén interesados en la Sociología) que pueden saltarse el texto que comienza con las comillas (“) e ir directamente dentro de él a las letras en negrita (al final del artículo), que es donde defino ambos conceptos. También me gustaría dar públicamente las gracias a mi amigo Gabriel Zavando, que fue quien me hizo notar que la característica principal que distingue a las sociedades de las comunidades es la jerarquización. En este sentido, estoy en deuda con sus teorizaciones, ya que la estructura principal de la definición surgió gracias a su astucia en aquella distinción. Para los interesados en el tema, invito a revisar sus teorizaciones al respecto [disponibles en http://politicamenteincorrepto.blogspot.cl/2011/11/historia-oculta.html], ya que además contiene algunas variables que no fueron consideradas por mí (por irrelevancia teórica para la tesis).

Comparto entonces, a continuación, extractos sobre mi proyecto de Tesis Sociológica:

“La comunidad es un fenómeno social de gran importancia. Es por ello que, durante la historia de las ciencias sociales –y en especial de la Sociología- diversos autores han teorizado sobre ella (Nisbet, 2010).

Dentro de ellos uno de los primeros y más importantes fue Ferdinand Tönnies (1855-1936). Este sociólogo alemán conceptualizó el término comunidad en contraste al de sociedad. El antagonismo de estos conceptos -si bien como tipos ideales, no absoluto1– se vería contrastado por las cualidades de cada cual: mientras que las comunidades representan “la vida en común auténtica, verdadera, a modo de organismo vivo» (Tönnies, 1947, p.21), la sociedad es sólo una vida «pasajera, aparente, como agregado y artefacto mecánico» (Ibíd.). Si bien esta distinción pudiese parecer un tanto difusa al principio, a medida que su obra Comunidad y sociedad (Gemeinschaft und gessellschaft) se desarrolla, los conceptos van esclareciéndose. Podríamos asociar las características de la comunidad al tipo de relación primaria (afectiva, directa, cotidiana, inclusiva, duradera, personal, siendo un fin en sí misma) y las de la sociedad al tipo de relación secundaria (transitorias, superficiales, impersonales, siendo un medio para un interés específico propio, o sea de orden instrumental) (Chinoy, 1980).

Sin embargo, la distinción realizada por Tönnies no ha estado exenta de críticas. Durkheim, si bien primeramente encomia los planteamientos de Tönnies (comparte la distinción entre comunidad y sociedad, así como la descripción de la primera), luego realiza una distinción acerca de ellos (principalmente en lo que se refiere a la descripción de la sociedad) (Schluchter, 2011). En este autor, se infiere que la comunidad, que vendría siendo la forma de organización social primitiva, estaba caracterizada por la solidaridad mecánica, una forma de cohesión social que si bien unía los miembros de la sociedad, los limitaba enormemente, a fin de preservar la igualdad. En contraste, las sociedades (modernas) se caracterizarían por una organización más libre, en el sentido en que se sustentan en una cohesión basada en las diferencias, que permite la división social del trabajo, o sea, una solidaridad orgánica.

De manera similar Nisbet (2010) señala que la tipología de Tönnies no influyó en nadie tanto como en Weber, si bien «el enfoque de Weber es más sutil y, en su conjunto, más completo» (p.111). Este autor complejiza la antigua dicotomía, para compartirnos diversos tipos de comunidades, tales como comunidad doméstica, política, religiosa, étnica, etc. (Weber, 2012).

Contemporáneamente Bauman (2003) ha señalado que, si bien la comunidad da una impresión positiva, en el fondo existe un precio a pagar por vivir en ella. Este precio se refiere a la constante tensión entre libertad y seguridad, que para Bauman parecen ser conceptos excluyentes -o en el mejor de los casos “ásperos”- entre sí, o sea que cuando uno aumenta, las posibilidades de expresión del otro disminuyen. En cuanto a la comunidad lo que se «gana» en seguridad, se «pierde» en libertad (Ibíd.). Esta tensión parece ser una de las más características de las formas de organización de la comunidad y de la sociedad (en esta última, por lo menos la de nuestros tiempos modernos, lo que nos daría “en libertad”, sería por “el precio” de una mayor inseguridad), debido principalmente -como Bauman (2003) infiere de Freud (1993)- a que “para disfrutar el doble don de la libertad social y la seguridad personal, uno debe jugar el juego de la sociabilidad conforme a reglas tales que niegan un escape libre a los deseos y pasiones” (Bauman, 2003, p. 32).

A pesar de que prácticamente todo el libro de Bauman Comunidad, en búsqueda de seguridad en un mundo hostil se sustenta en las nociones de seguridad y libertad, en ningún momento define claramente tales conceptos. Podemos encontrar la misma ambigüedad en teóricos sociológicos clásicos (Tönnies, 1947; Durkheim, 2011), si bien es importante destacar que sus obras tienen una relación más bien implícita con tales conceptos. De manera similar, obras relacionadas con el tema de la comunidad, realizadas por filósofos contemporáneos (Espósito, 2003; Nancy, 2000 y Blanchot, 2002), si bien podrían enriquecer profundamente la teoría de lo social, no parecen ser suficientes para una conceptualización sociológica estricta, ya que tal como señala Bortz (en Flick, 2007) las ideas de contenido filosófico no encajan explícitamente con el propósito empírico de las ciencias sociales. Debido a ello, si bien a priori se sugieren algunas definiciones momentáneas, mantendremos en todo momento la actitud reflexiva propia de la investigación cualitativa (Hernández, 2014), aceptando la posibilidad de formular nuevas conceptualizaciones basadas en los datos empíricos (Flick, 2007).

No obstante lo comentado en el párrafo anterior, pareciera ser que toda obra relacionada con la comunidad se relaciona de alguna manera a una forma de organización que genera un tipo especial de comunión, es decir, es una forma de organización social que involucra sentimientos entre sus miembros. Tal como menciona Max Weber (2012):

“Llamamos comunidad a una relación social cuando y en la medida en que la actitud en la acción social –en el caso particular, por término medio o en el tipo puro- se inspira en el sentimiento subjetivo (afectivo o tradicional) de los participantes de constituir un todo” (p.33).

En contraste:

“Llamamos sociedad a una relación social cuando y en la medida en que la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también en una unión de intereses con igual motivación. La sociedad, de modo típico, puede especialmente descansar (pero no únicamente) en un acuerdo o pacto racional, por declaración recíproca. Entonces la acción, cuando es racional, está orientada a) racionalmente con arreglo a valores: en méritos de la creencia en la propia vinculación; b) racionalmente con arreglo a fines: por la expectativa de la lealtad de la otra parte” (Ibíd.).

Por lo tanto, podríamos decir que mientras la comunidad se basa principalmente en el sentimiento2, la sociedad lo hace en la racionalidad, si bien hay que tener en cuenta en todo momento que, como tipos ideales no son absolutamente excluyentes, sino que “la inmensa mayoría de las relaciones sociales participan en parte de la “comunidad” y en parte de la “sociedad”” (Ibíd.)

El libre-pensador anarquista Gabriel Zavando (2011), señala que si bien es reconocido que como humanos somos animales gregarios, lo que no se ha comentado en detalle es que básicamente hay dos formas de organización social gregaria: la comunidad y la sociedad3. Mientras que en las comunidades la toma de decisiones son horizontales, en equivalencia de condiciones de poder, los acuerdos de los individuos son generalmente tácitos; en contraposición la sociedad se caracteriza por una estructura social piramidal, donde las leyes jurídicas sirven para privilegiar a una élite en el poder. Como estructura piramidal, la sociedad es esencialmente competitiva. En cambio, el fundamento ético de la comunidad es la cooperación.

A tales teorizaciones, esta investigación le gustaría sumar una distinción más: Mientras que la toma de decisiones en lo que a la organización social dentro de una sociedad moderna se refiere (es decir, una basada en el poder del Estado y la administración burocrática4) se sustenta principalmente de acuerdo a la racionalidad instrumental con arreglo a fines (o sea, aquella que instrumentaliza a los individuos como meros números estadísticos), la toma de decisiones en la comunidad se caracteriza por una racionalidad comunicativa (Habermas, 1992), es decir, aquella que tiene como fin el encontrar acuerdos entre los implicados, mediante un diálogo directo y transparente.

Por SOCIEDAD, entenderemos entonces5:

“Modo de organización jerárquico basado principalmente en la racionalidad instrumental de acuerdo a fines, con una ética competitiva que registra los acuerdos mediante procedimientos formales y escritos utilizando la lógica de la violencia jurídica6”.

Por COMUNIDAD, entenderemos entonces:

“Modo de organización horizontal basado principalmente en el sentimiento, que genera sensación de unidad entre sus miembros, con una ética cooperativa que registra sus acuerdos tácitamente mediante la lógica de la racionalidad comunicativa7”.

Bibliografía

– Bauman, Z. (2003). Comunidad. En busca de seguridad en un mundo hostil (Alborés, J. trad.). Madrid, España: Siglo XXI.

– Blanchot, M. (2002). La comunidad inconfesable (Herrera, I. trad.). Madrid, España: Nacional.

– Chinoy, E. (1980). Introducción a la Sociología (Cantón, D.J. , trad.). Buenos Aires, Argentina: Paidós.

– Esposito, R. (2003). Communitas. Origen y destino de la comunidad (Marotto, M. trad.). Buenos Aires, Argentina: Amorrortu.

– Flick, U. (2007). Introducción a la investigación cualitativa. Madrid, España: Morata.

– Freud, S. (1993) El malestar en la cultura. Madrid: Alianza editorial.

– Habermas, H. (1999). Teoría de la acción comunicativa (Vol. 1) (Jiménez, M. trad.). Madrid, España: Santillana.

– Hernández, R. (2014). Metodología de la investigación (6a. Ed.). México: McGraw Hill.

– Nancy, J.L. (2000). La comunidad inoperante (Garrido, J.M. trad.). Recuperado de http://monoskop.org/images/9/92/Nancy_Jean-Luc_La_comunidad_inoperante.pdf

– Nisbet, R (2010). La formación del pensamiento sociológico 1. Madrid, España: Amorrortú.

– Schluchter, W. (2011). Ferdinand Tönnies «comunidad y sociedad». Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa, Signos Filosóficos, vol.XII, Núm.26, pp.43-62.

– Tönnies, F. (1947). Comunidad y sociedad (Armengol, J.R., trad.). Buenos Aires, Argentina: Losada, S. A.

– Weber, M. (2012). Economía y sociedad (J.M. Echavarría, J.R. Parella, E. Ímaz, E.G. Máynez & J.F. Mora, Trads.). México D.F: Fondo de cultura económica.

– Zavando, G. (2011, Noviembre 1). Historia oculta [Web log post]. Recuperado de http://politicamenteincorrepto.blogspot.cl/2011/11/historia-oculta.html

Guía del activista de Zeitgeist

El Movimiento Zeitgeist (MZ) es el identificador para el Movimiento Social descrito en los siguientes ensayos. El nombre no tiene referencia histórica relevante a nada culturalmente específico y no debe ser confundido ni asociado con nada conocido anteriormente con un título similar. Más bien, el título se basa en el significado semántico de los términos, explícitamente. Zeitgeist es un movimiento activista que apoya al Proyecto Venus tal cual lo hacemos nosotros. El tutorial a continuación es una guía completa para el activista de Zeitgeist.

El siguiente tutorial ha sido preparado para ser lo más conciso y comprehensivo posible. En forma, se trata de una serie de ensayos, ordenados por temáticas de manera que apoyen un contexto más amplio. Si bien cada ensayo está diseñado para ser evaluado por su propio mérito, el verdadero contexto reside en cómo cada tema trabaja para apoyar un tren de pensamiento más grande con respecto a la organización más eficiente de la sociedad humana.

Aquellos que lean estos ensayos de una forma lineal observarán una gran cantidad de solapamiento de ciertas ideas o temas. Esto es deliberado ya que se considera tal repetición y énfasis útil, dado lo extraño que pueden parecer algunos de los conceptos para aquellos sin exposición previa a un material similar.

Adicionalmente, dado que solo se puede mantener cierto nivel de detalle para lograr una buena comprensión, dada la gravedad de cada tema y cómo estos se relacionan entre sí, se ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer fuentes de investigación relevantes de terceros a lo largo de cada ensayo, a través de notas y apéndices, lo que le permite al lector profundizar a medida que crezca su interés.

El dilema de la mujer

Es muy posible que la mayoría de las mujeres en nuestra civilización de rápidos cambios tengan vidas más duras que las de los hombres. Dos siglos atrás, una mujer que vivía en una granja era profundamente necesitada y se sentía segura. Ella y su hogar eran el centro de la vocación, la recreación y la educación. Aunque trabajaba muy duro, era psicológicamente estable en cuanto a su propio sentimiento de valía. Estaba consciente de su enorme importancia para cubrir las necesidades de su marido y sus hijos. Hoy en día, los presupuestos destinados a la mantención del hogar han aliviado a la mujer de parte del trabajo, pero las otrora sólidas bases emocionales para su vida han sido en gran parte debilitadas. La casa ya no es el lugar donde la familia hace su vida. Las fábricas y oficinas atrapan al padre en un mundo de negocios que no es compartido por el resto de su familia. Las escuelas absorben a los niños y asumen la responsabilidad de educarlos ―con frecuencia de una manera que es muy diferente de la formación de los padres. A pesar de que la televisión ha añadido el aspecto recreativo en los hogares modernos, la mayoría de las cosas realmente interesantes ocurren fuera de casa. Los automóviles dispersan a la familia en distintas direcciones y el hogar, a menudo, se utiliza principalmente como un hotel en el cual comer y dormir. Se espera que el ama de casa moderna sea una compañera fascinante y enérgica para su marido. Ella debe satisfacer las innumerables necesidades de sus hijos y, al mismo tiempo, mantener el hogar, incluyendo las compras del supermercado. Además de estas tres agobiantes ocupaciones de tiempo completo, debe encontrar tiempo para desarrollar su mente y su cuerpo, incluyendo visitas regulares al salón de belleza. Tras varios años de tensiones, la mayoría de las mujeres empieza a sentir que “se les pasa la vida”. Comienzan a cuestionarse su propia valía. Comienzan a darse cuenta de que son cada vez menos necesarias para sus maridos e hijos. La infelicidad, el divorcio, el suicidio, la amargura y personalidades arruinadas son a menudo consecuencias del rápido cambio cultural.

En los Estados Unidos hay actualmente alrededor de cuatro millones de divorcios al año, los que afectan a cerca de un tercio de millón de niños, en su mayoría, menores de diez * Reproducido con autorización de Ann Landers y el Sindicato Hall editor.

20 años. La estadística sobre el divorcio no es lo importante, sino las disputas dolorosas, las maliciosas acusaciones y los egos menoscabados, los cuales hacen que un divorcio afecte de forma importante la suma total de la felicidad humana. Cuando una mujer trata de vivir una vida más plena en el mundo fuera de su casa, el camino no es nada suave. La Dra. Ruth B. Kundsin, una prominente bacterióloga de la Universidad de Harvard, dijo lo siguiente:

Mi argumento es que las mujeres en los Estados Unidos han sido víctimas tanto de los prejuicios como de la discriminación… Basta que una mujer tenga una pizca de apariencia sensual para que sus colegas hombres sean condescendientes, pero si parece un alce benevolente, entonces son despiadados y la apreciación de su aspecto se antepondrá a lo que ella tenga que decir.

La Dra. Kundsin nos habría considerado afortunados si viviéramos con una

Mujer feliz e independiente que está utilizando íntegramente todos sus talentos y llega a casa con chispeantes y desafiantes experiencias que contar y compartir… ¿No podría ser que el amor de una mujer tan maravillosa sea una experiencia emocionante? ¿O acaso es que el ego masculino estadounidense realmente necesita contar con una esclava en la residencia?

En caso de que comience a parecer que solo las mujeres viven tiempos difíciles, hay una gran tragedia en las monótonas y rutinarias horas durante las cuales la mayoría de los hombres se gana la vida. Pasar la mayor parte de los primeros años de vida luchando por ser alguien, limita severamente la auto-realización y la felicidad de la mayoría de los hombres. El mundo está tan lleno de cosas interesantes que aprender, lugares interesantes que visitar, incontables pasatiempos creativos que tener, deportes saludables que practicar, hermosos atardeceres y belleza natural que admirar que uno realmente suspira de nostalgia por causa de nuestras limitadas oportunidades de disfrutar de lo mejor de la vida.

Jacque Fresco – Mirando hacia delante – Proyecto Venus.

En una Economía Basada en Recursos como la propuesta por Proyecto Venus este sería un tema del pasado. Pero antes de explicar el porqué desmenuzaremos como la sociedad y el sistema educativo contribuyen al dilema de la mujer y la lucha entre sexos, en vez de una lucha contra los problemas comunes que pueden enfrentar todos los seres humanos.

Un problema llamado educación darwinista, mercantilista y capitalista

Este modelo de educación tiene su origen en la obra de Locke Pensamientos sobre la educación (1693) y se fue configurando a medida que se desarrollaban las doctrinas liberales individualistas, que consideran que los individuos son anteriores y superiores a la sociedad y naturalmente desiguales. John Locke (1632-1704), después de su autoexilio en Holanda (1683-1688), fue nombrado Comisario de apelaciones, trabajo bien remunerado que no exigía gran esfuerzo. Se asentó en Esrex en casa de Sir Francis Mashan y publicó sus obras más importantes en un breve período de tiempo: Ensayo sobre el entendimiento humano, (1690), Dos tratados sobre el gobierno (1690), Cartas sobre la tolerancia (1690) y Algunos pensamientos sobre la educación (1693).

En ese período escribió una serie de cartas a Edward Clarke sobre la educación de su hijo, género literario frecuente en aquella época, que fueron impresas en 1693 bajo el epígrafe Algunos pensamientos sobre la educación. Como manual educativo para las madres fue muy bien acogido: durante el siglo XVIII se hicieron dos ediciones más en inglés; la edición francesa llegó a dieciséis reimpresiones; durante el siglo XIX se hicieron diez ediciones más en inglés, siete en alemán, seis en italiano y cinco en francés. Locke fue considerado como una gran autoridad en el campo educativo. Los ilustrados franceses y los pedagogos de la revolución desarrollaron sus ideas, que constituyeron una fuerte inspiración para la configuración de los centros educativos clasistas y elitistas destinados a los hijos de la burguesía media y alta.

Bajo el sistema feudal, la tierra podía ocuparse, pero no se tenía la propiedad. Esta ocupación implicaba muchas obligaciones. En el sentido moderno de propiedad, tan solo los monarcas y la Iglesia poseían la tierra, es por eso que los problemas sociales no faltaban.

El ascenso de la burguesía a finales de la época feudal fue afectando paulatinamente a la importancia relativa de la propiedad real y personal. Históricamente, la propiedad personal no tenía importancia en comparación con la propiedad de la tierra. Por ello, casi no existía una regulación sobre la propiedad, transmisión y herencia de las propiedades personales. La creciente clase media que acumulaba riqueza podía transmitirla fácilmente mediante un testamento. Con la Revolución industrial, el consiguiente abandono de la agricultura y la aparición de acciones y bonos, la propiedad personal alcanzó la misma importancia que la propiedad real. La tierra se convirtió en un bien que podía comprarse y venderse, como cualquier otro bien, inclusive las ideas, conocimiento y el mismo ser humano, fueron tratados como mercancías de propiedad privada. El sistema educativo no contemplaba la propiedad privada, por lo tanto, era tierra fértil de conquista para el elitismo y una forma de someter a la clase obrera por medio de tal concepto. El sistema educativo fue construido alrededor de la propiedad privada, para adoctrinar al campesino para que respeten la propiedad privada de la clase elitista, que en aquella época era dueño de la mayoría de los recursos; aunque la clase elitista se adueñó de los recursos y puestos de producción ilegalmente por medio de fraudes y matanzas indiscriminadas utilizando ideas de control social y manipulación mental de masas, como por ejemplo el patriotismo o la supremacía nacionalista que eran impartidos por medio de la educación, poniendo pobres contra pobres, creando guerras, revoluciones y contra revoluciones donde los únicos beneficiados eran los banqueros y los dueños de la industria armamentística.

La educación que propone Locke va dirigida a una clase social: la gentry que menciona en el prólogo de la obra. Una clase social conserva su papel dirigente, si sabe educar a sus miembros de la forma que conviene a sus intereses de clase. Locke describe esa educación, en primer lugar, como educación del cuerpo y del carácter, de acuerdo con el adagio de Juvenal “mens sana in corpore sano” y luego pasa revista a los demás aprendizajes y conocimientos en los que debe ser instruido el joven aristócrata para cumplir la función social que le otorga ser miembro de su clase: leer, escribir, taquigrafía, francés, inglés, latín, gramática, redacción, versificación, aritmética, astronomía, geometría, historia, ética, derecho, retórica, esgrima, comercio, jardinería. Locke pone en evidencia la relación entre educación y aristocracia de la que proviene la concepción clasista y elitista de la educación como instrumento apropiado para robustecer la socialización de una clase dirigente. Con esta educación estamos muy lejos de vincular educación y democracia. Las ideas de Locke reelaboradas por los ilustrados y los pedagogos de la revolución francesa tienen mucho que ver con los sistemas educativos duales de finales del siglo XIX y con la configuración del currículo académico como transmisión de la cultura de las clases hegemónicas.

Muchas instituciones educativas individualistas se fundamentaron en el clasismo individualista sexual, dividiendo a los ciudadanos en instituciones únicamente para varones y mujeres. Este tipo de educación es contraproducente psicológicamente hablando para el alumnado. En varios estudios se demostró que los alumnos adquirían una personalidad soberbia, egocentrista, sin carácter solidario, con una visión de vida teatral (el alumno piensa que la vida es simplemente un teatro, sin importancia alguna), ruptura con sus raíces, ausencia de una vida basada en proyectos comunes, desvalorización de los sentimientos, incomprensión de los factores del entorno colectivo, intolerancia con los individuos fuera de su entorno y otros (Ramón Gil Martínez, Valores humanos y desarrollo personal: Tutorías de educación secundaria y escuelas de padres. Editorial Escuela Española – Primera edición: 1999).

La implementación de las calificaciones en la educación agravó aún más el problema, ya no se trataba de la concepción de una educación funcional a la élite para adoctrinar a las masas y alienarlas de las distintas realidades sociales, sino también de hacer que las clases menores compitan entre sí sobre esa estructura piramidal. Para un alto porcentaje de estudiantes de educación superior, la finalidad mayor en sus estudios es conseguir calificaciones para superar materias y obtener un título. Las notas se han convertido en las entelequias sacrosantas que posibilitan la labor de los centros educativos, justifican la función de los docentes y son la razón fundamental de las actuaciones estudiantiles; elimínese estos artificios y verifíquese si es posible la existencia de la educación institucionalizada. Es indiscutible que el móvil esencial de los estudios en la universidad, es alcanzar los valores numéricos que faculten el ascenso en los niveles de enseñanza, por lo tanto, más cercanos a la alta sociedad. Pensar una formación universitaria al margen de las calificaciones, y en su lugar dedicar todo el esfuerzo a aprender ciencia, a desarrollar habilidades, a mejorarse como persona, son finalidades de segundo orden y hasta ignoradas en cualquier parte del mundo. En consecuencia, es evidente que se valora más los datos numéricos, que el aprendizaje y el conocimiento.

Los especialistas que se han dedicado a investigar el efecto de las calificaciones han demostrado que estos falaces instrumentos no son los idóneos para evaluar realmente los aprendizajes, el ejercicio de las funciones mentales superiores y menos aún los cambios comportamentales de los estudiantes. Frente a la inquietud: ¿en esencia qué miden las notas? Una buena o mala memoria es la única respuesta o cuanto uno se adapta al sistema imperante que nos enseña que, incluso el saber y los que nos otorga conocimiento (libros, apuntes, evaluaciones), deben comprarse y es mercancía. El sistema educativo capitalista nos enseña que todo es mercancía y esta para comprarse, para satisfacer nuestros instintos individuales más personales.

El sistema de calificaciones ha sido evaluado por científicos, mas de 12 trabajos han demostrado las secuelas del uso indiscriminado e irreflexivo de las calificaciones en el sistema universitario. Esta limitación obliga solo a enunciar las secuelas nocivas de estos malhadados instrumentos:

  • Inducen a valorar las notas y no el aprendizaje.
  • Provocan declinación de las operaciones mentales superiores.
  • Pretenden medir el aprendizaje y la memorización de datos adoctrinados al alumno.
  • Provocan el descenso de calidad educativa.
  • Pervierten la motivación por aprender.
  • Responsabilizan al estudiante del problema del bajo aprendizaje.
  • Destruyen el sentimiento del propio valer de los jóvenes.
  • Crean barreras entre profesores y estudiantes.
  • Promueven el individualismo y la competencia, inclusive entre personas del mismo sexo o de diferentes sexos.
  • Pretenden predecir el futuro éxito de los estudiantes.
  • Funcionan como instrumento de control social.
  • Promueven conductas antiéticas.
  • No tiene enfoque en la solución de problemas comunes al ser humano.

Muammar El Gadhafi en su Libro Verde decía acertadamente de la educación actual:

La enseñanza o el aprendizaje no son aquellos métodos organizados ni aquellas asignaturas clasificadas que obligan a los jóvenes a su conocimiento durante unas horas determinadas, sentados en pupitres alineados y contenidos en unos libros impresos. Esta clase de enseñanza, dominante por lo demás en todo el mundo, constituye un sistema contrario a la libertad. Da enseñanza obligatoria de la que tanto se vanaglorian los países cada vez que pueden aplicarla, es uno de los métodos de opresión y privación de la libertad, una anulación impuesta de las dotes del hombre, y una orientación implantada contra las opciones del mismo. Es una acción dictatorial, que mata la libertad, impide al hombre la libre elección, reacción y perfeccionamiento. Obligar a un ser humano a aprender un programa docente no es otra cosa que un acción dictatorial. Imponer determinadas materias de aprendizaje es tanto como imponer un método dictatorial.

La enseñanza obligatoria, el aprendizaje metódico y organizado equivale a una imposición obligatoria de la ignorancia de las masas. Todos los Estados que encauzan los programas de enseñanza mediante un método oficial, que obligan a la gente a su aprendizaje, y determinan las materias a enseñar, obligando a la gente, también oficialmente a aprender aquellas asignaturas y conocimientos requeridos, son Estados que ejercen la coacción contra sus ciudadanos. Todos los métodos de enseñanza dominantes en el mundo deben ser destruidos mediante una revolución cultural y universal que libere la mentalidad del hombre de aquellos métodos de fanatismo y formación obligada de los gustos, de los conceptos y de la mentalidad del hombre.

Esto no quiere decir que se cierren las puertas de las escuelas, tal como pudiera parecer a los superficiales al leer esto, ni tampoco que la gente se aleje del aprendizaje; es todo lo contrario, puesto que implica proporcionar a la sociedad todos los tipos de enseñanza, dejando a su libre elección la orientación espontánea hacia un determinado saber. Ello exige que los centros de enseñanza sean comprensivos de todas las clases de saber e implica que la falta de tal suficiencia debe traducirse como una limitación a la libertad del hombre y una coacción para que adquiera determinados conocimientos, privándole así del derecho natural a adquirir aquellos otros que no son impartidos.

La educación individualista es impartida por las mismas clases elitistas dominantes, pues ellos diseñan el sistema educativo y pretenden enseñar al alumno a respetar un esquema jerárquico piramidal donde se le enseña a delegar sus responsabilidades dirigentes a una clase alta, generalmente política o de mucho poder económico, hasta que el alumno sea adoctrinado por medio de la educación y se transforme en un ser de dicha clase. Este tipo de educación crea, socialmente hablando, personas irresponsables con los suyos y el entorno. Este tipo de educación que aun se imparte en la sociedad a su vez fabrica un estado de adoctrinamiento en las personas, crea alumnos antipáticos con las personas diferentes a sus sexos, clases sociales y culturales bajas. Generalmente suelen apoyarse en dogmatismos como el patriotismo o el nacionalismo exacerbado; lo cual puede generar una conducta xenofóbica y discriminatoria a lo que le es diferente.

¿Como logramos liberarnos de esta pesada herencia?

Alvin Toffler fue un representante importante en la corriente del pensamiento del poder de la información y el aprendizaje. Sus análisis se basaban en el carácter esencialmente democrático que tienen tanto la producción como la distribución de los conocimientos y las informaciones. Según Toffler, el conocimiento es infinitamente ampliable. Su uso no lo desgasta sino que, al contrario, puede producir aún más conocimiento. La producción de conocimientos requiere, además, de un ambiente de creatividad y de libertad opuesto a toda tentativa autoritaria o burocrática de control del poder. Desde este punto de vista, la utilización intensiva de conocimientos produce la disolución de las formas burocráticas de gestión, porque obliga a renovar permanentemente las líneas de decisión en función de la acumulación y el intercambio de conocimientos. Por último, la distribución de conocimientos es mucho más democrática que la distribución de cualquier otro factor tradicional de poder, ya que “el débil y el pobre pueden adquirirlo”. Se hace evidente entonces que la educación debe ser lo más horizontal posible, sin figuras autoritarias ni regímenes que establezcan una estructura piramidal.

La educación no es una imposición del saber, cuya estructura es creada para que las personas memoricen los datos que un grupo gobernante o élite económica desea imponer a los jóvenes. Tales acciones corresponden a la propaganda y el adoctrinamiento, por lo tanto al dogmatismo.

El saber es un derecho natural inherente a cada ser humano, y nadie puede privarlo de este derecho, bajo ningún pretexto, a no ser que él mismo cometiera actos que le impidieran su correspondiente ejercicio.

La ignorancia acabará cuando las cosas sean presentadas como son, de acuerdo a su realidad física y material, y cuando sea proporcionado su conocimiento del modo más adecuado para el ser humano. No debe existir una competencia, podemos trabajar todos juntos aplicando el método científico y enfocando la educación a proyectos concretos para el bienestar de toda la humanidad.

Para evitar este tipo de situaciones es necesario que los programas de estudios no sean creados por empresas y gobiernos, sino por cada pueblo, cada comunidad, según su propia necesidad educativa, el programa educativo debe ser creado descentralizadamente, cada centro de aprendizaje debe crear su programa de enseñanza de acuerdo al entorno en el que se encuentra, de manera horizontal y enfocándose en el conocimiento. Pero este programa educativo debe respetar el derecho individual y natural de aprendizaje de cada persona, como también sus derechos elementales. Sin embargo, debe promover la colaboración, el cooperativismo y el trabajo de proyectos conjuntos para el bienestar de toda la comunidad.

Este sistema de adoctrinamiento no puede seguir funcionando como esta, es un sistema diseñado para el fracaso, para el dominio de los más altos, contra los más bajos; basado en el sistema cuantificativo (calificaciones) para dividir la sociedad, en vez de unir por medio del conocimiento a las personas.

Cambiando el sistema económico y educativo podremos solucionar el dilema de la mujer, ya que muchos de los problemas que sufre la mujer, es por culpa de la educación que han recibido actualmente la sociedad en el actual sistema económico. No existe algo llamado naturaleza humana, sino un comportamiento humano programado por medio de la educación para servir a un sistema económico en el cual el elitismo sienta sus bases. El sistema educativo debe ser modificado para producir cambios verdaderos en el comportamiento de cada ser humano.

De nada sirven las protestas con carteles con eslóganes segregacionistas y discriminatorio como #NiUnaMenos, ni crear instituciones gubernamentales para la mujer golpeada, ni leyes más duras para los que cometen violencia de género. Todas estas medidas no solucionan el problema y son parches cuando el hecho bárbarico ya ha sido cometido bajo un sistema en ruina (con perdón a los bárbaros). Lo que se necesita para acabar con este dilema es cambiar la raíz del problema, las bases educativas y económicas de la sociedad que produce personas con conductas antipáticas, individualistas, competitivas, que alimentan el ego y el narcisismo, que produce la falsa creencia que la otra persona es una propiedad privada, mercancía, objeto, maquinaria de producción, etc.; es el único modo posible de terminar con esta barbarie.

En una Economía Basada En Recursos como propone Proyecto Venus y otros la educación sería cambiada y la tecnología remplazaría paulatinamente al trabajo humano, dejando al ser humano libre, para disfrutar de su familia o de sus actividades elementales. Sacaría al ser humano de ese ámbito dictatorial, estresante. El ser humano estudiaría y trabajaría por satisfacción y no por obligación, sería constructor de su futuro y no estaría sometido a ningún tipo de elitismo o estructura piramidal. El hombre podría perseguir su auto-realización en vez de los sustentos diarios o la supervivencia (herramientas de manipulación). No tendría necesidad de cometer fraudes con sus notas, estafas, robos, etc., ya que sería un sistema voluntario, horizontal, los recursos esenciales estarían disponibles para todos los seres humanos, al igual que la fuente de conocimiento… Las motivaciones no se perderían, solo se trasladarían al plano de la superación intelectual, educacional y social; no estarían ligadas a la falsa motivación del dinero y económica; que es una escusa utilizada por la élite para esclavizar a las masas. Tanto el hombre como la mujer quedarían en total libertad para alcanzar la igualdad, sin sostener los pilares del sistema elitista.

¡El dinero debe ser eliminado! (IV)

«Tenemos las mentes, el conocimiento, la tecnología y la viabilidad para construir una civilización completamente nueva.»

Jacque Fresco

Como podemos ver, la ciencia merece especial consideración para diseñar una nueva sociedad, pues a diferencia de la religión y la política, la ciencia no tiene ego y todo lo que sugiere acepta la posibilidad de resultar erróneo o correcto finalmente, no es fanática ni apasionada, experimenta y evoluciona constantemente, no es caprichosa ni arbitraria.

Teniendo en cuenta el gran adelanto actual del conocimiento científico y tecnológico, la enorme aunque finita cantidad de recursos naturales disponibles, la inmensa cantidad de energías limpias y renovables, el talento humano con que cuenta la humanidad y además, entendiendo:

  1. Que la mayoría de nuestros problemas y sus soluciones no son políticos ni religiosos, sino técnicos y científicos, tales como: la contaminación ambiental, el cambio climático, el uso exagerado y la absurda explotación de energías fósiles, la irracionalidad en el transporte, la depredación y devastación del planeta, la mega minería a cielo abierto que destroza el planeta, el uso inadecuado de los ríos y de las tierras agrícolas, el hambre en el mundo, el desordenado crecimiento de las ciudades, etc., todo lo cual es debido al modelo económico basado en el dinero.
  2. Que el enfoque basado en el sistema monetario (doctrinas políticas, capitalismo, socialismo, comunismo, nacionalismo, fascismo, monarquías, credos religiosos, dogmas etc.) no ha funcionado y está a punto de colapsar.
  3. Que hemos permitido ser gobernados por líderes políticos, religiosos, militares, comerciantes y banqueros.
  4. Que la principal obligación de la humanidad es su supervivencia.
  5. Que nuestra meta debe ser la máxima sostenibilidad para la población humana, surge una pregunta:

¿Qué necesitamos para sobrevivir?

Y la respuesta obviamente es:

Los Recursos Planetarios.

Entonces, lo primero que se debe hacer es cambiar el modelo de la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, que siempre ha existido, por una Economía Basada en Recursos EBR.

La Economía Basada en Recursos (EBR), es definida como aquella en la que no se usa el dinero para resolver los problemas, o mejorar las condiciones de vida del ser humano, sino los recursos disponibles (naturales, energéticos, tecnológicos, humanos, etc.).

El enfoque más adecuado que podemos tener, para satisfacer las necesidades de toda la humanidad, es la administración inteligente, eficiente, racional y justa de todos los recursos naturales, pues es de estos recursos que obtenemos los materiales para producir todos los bienes que necesitamos y es la tecnología la que nos permitirá hacerlo de la mejor manera posible.

No es con billetes, o con monedas que construimos un mueble, un auto o una casa. No es con dólares, euros, yuanes o criptomonedas que producimos los alimentos. Todos los bienes de consumo o de producción son elaborados con recursos naturales como el agua, el hierro, cobre, aluminio, petróleo, etc. Por lo tanto, son los recursos naturales, energéticos, tecnológicos, humanos, etc., lo que debemos administrar con sabiduría, eficiencia, justicia y racionalidad.

¡Con el dinero, no se produce nada!

Si nos encontramos en un lugar desierto con millones de dólares, pero sin alimentos, nos moriremos de hambre.

Pero el dinero no solo no es necesario, sino que se ha convertido en el principal obstáculo para mejorar la calidad de vida de la inmensa mayoría de la población.

Pero para lograr el éxito de la EBR, es imprescindible que todos los recursos naturales, conocimientos y tecnologías en todo el planeta, sean declarados Patrimonio Común de toda la Humanidad, pues es con la administración inteligente y racional de dichos recursos y las tecnologías que tenemos, que podremos lograr el bienestar de la población mundial para los próximos miles de años.

Para construir el nuevo modelo económico es indispensable y primordial hacer un Estudio de Factibilidad del Proyecto, lo cual implicaría inicialmente varios pasos:

EL PRIMER PASO, es realizar un Inventario Global de Recursos.

Ya sea el agua que bebemos, la energía que usamos, o las materias primas que utilizamos para producir comida, vestido, refugio y herramientas, sabemos que el Planeta alberga los recursos necesarios, muchos de los cuales se requieren para nuestra supervivencia. Así que dada esa realidad, es imprescindible realizar un Inventario Global de Recursos, o sea, averiguar, los recursos que tenemos y los sitios en donde se encuentran. Tenemos que localizar e identificar cada uno de los recursos físicos del planeta, junto con la cantidad disponible en cada lugar. Desde los manantiales naturales de agua potable, depósitos de los diferentes minerales, vegetales, animales, etc., los mejores terrenos agrícolas, corrientes de agua, hasta las más variadas fuentes de energía disponibles y el grado de convertibilidad a otro tipo de energía, la evaluación de la cantidad de peces en el océano, etc.

Pero debido a que vamos a consumir estos recursos, entonces, no solo necesitamos localizarlos e identificarlos, también necesitamos monitorizarlos todo el tiempo. Necesitamos asegurarnos de que no se nos acabe nada de esto. Y eso significa conocer no solo nuestras tasas de utilización sino también las tasas de regeneración, como por ejemplo cuánto tarda un árbol en crecer o un manantial en volverse a llenar. Esto se llama Equilibrio Dinámico. Si acabamos con los arboles más rápidamente de lo que tardan en crecer, o con los manantiales más rápidamente que lo que tardan en recuperarse, entonces, la vida en el planeta no será sostenible y tendremos un grave problema.

Tenemos por ejemplo, grandes yacimientos minerales en África y América Latina, concentraciones energéticas en el Medio Oriente y Suramérica, inmenso potencial de energía mareomotriz en Norte América, vasto suministro de agua fresca en Suramérica, etc. Para eso debemos usar la Teoría de Sistemas, pues todo lo que existe en el universo, desde el microorganismo más pequeño, a la atracción gravitacional universal constituyen un solo, enorme y único sistema completamente interconectado e interdependiente.

En consecuencia debemos crear un Sistema Global de Administración de Recursos y tenemos que administrarlo en conjunto. No tenemos alternativa lógica si nuestro objetivo como especie es la supervivencia. Y eso no lo pueden hacer los líderes políticos, religiosos, militares, comerciantes o banqueros. Ellos solamente saben prometer.

En cuanto al inventario de los recursos humanos, es evidente que podemos contar con la colaboración voluntaria de toda la población mundial, deseosa de dar rienda suelta a sus más anhelados sentimientos por mejorar su mundo y el de las generaciones futuras, pues al no existir la necesidad del dinero desaparecerían también las bajas pasiones egoístas.

EL SEGUNDO PASO consistirá en Administrar la Producción.

Si deseamos realmente asegurar la sostenibilidad de la especie humana,

necesitamos que el proceso de producción sea optimizado. Lo primero que sale a relucir es, que necesitamos conservar los recursos.

Los recursos del planeta son esencialmente finitos. Entonces es importante que seamos estratégicos. La conservación estratégica es clave. Lo segundo que reconocemos es que algunos recursos no son tan buenos como otros en cuanto a su rendimiento. En realidad algunos recursos, cuando son usados, tienen un efecto terrible en el medio ambiente, lo cual invariablemente afecta nuestra salud. Por ejemplo el petróleo y los combustibles fósiles liberan agentes bastante destructivos, por lo tanto es crítico que hagamos lo posible por usarlos solo cuando sea absolutamente necesario. Por fortuna vemos muchas posibilidades de sustituirlos usando la energía solar, eólica, mareomotriz, geotérmica, etc., por lo cual debemos idear estrategias objetivas sobre lo que usamos y dónde lo usamos para evitar los efectos negativos. En esto consiste la seguridad estratégica, asociada a nuestra conservación estratégica. Pero vamos a necesitar también una estrategia de eficiencia para la propia mecánica de la producción: Primero, cada bien que producimos debe ser diseñado para durar tanto como sea posible. Cuantas más cosas se estropeen más recursos necesitamos para remplazarlas y mas desperdicio será producido. Segundo, cuando las cosas se estropeen o dejen de ser útiles es crítico que reciclemos tanto como podamos. Tercero, las tecnologías de evolución rápida como la electrónica deben ser diseñadas para prever y acomodar actualizaciones físicas. Hay que diseñar los equipos para que no sea necesario reemplazarlos en su totalidad, sino parcialmente. No hay ninguna justificación para reemplazar una máquina completa, cuando solamente se requiere cambiar una parte de ella.

EL TERCER PASO es Organizar la Distribución.

Cuanto más corta es la distancia de transporte, mayor será la eficiencia. Producir bienes en un continente y enviarlos a otro solo tiene sentido si los bienes en cuestión simplemente no pueden ser producidos en el área deseada. Debemos producir localmente para que la distribución sea simple rápida y que requiera la menor cantidad de energía posible. Esto se llama Estrategia de Proximidad: Es muy importante reducir al máximo el transporte de bienes. Por supuesto que esto depende de la demanda en cada sitio.

Debemos crear un Sistema Estratégico Global de monitorización producción-distribución-demanda, pues no todo tiene igual demanda en diferentes lugares. Es absurdo, por ejemplo lo que sucede actualmente con los alimentos, que recorren en promedio 5.000 km desde el lugar de producción hasta la mesa del consumidor. Alimentos, medicinas, artículos deportivos, carros, lanchas, herramientas, corta gramas, bicicletas, juguetes, cámaras, equipos científicos, etc. se utilizan durante periodos de tiempo muy diferentes y en diferentes lugares.

Es importante saber qué bienes transportamos, porque esto cae en la categoría de la demanda y la demanda es simplemente lo que las personas necesitan para estar saludables y tener alta calidad de vida. El espectro de las necesidades materiales humanas va desde las necesidades vitales como comida, agua potable, vestido y refugio, hasta bienes sociales y recreativos que permiten relajación y disfrute personal y social, todos importantes factores en el conjunto de la salud humana y social.

No es lógico ni sostenible que cada persona tenga una de cada cosa que se produce sin importar su uso. Eso sería derrochador e ineficiente. Si una persona tiene necesidad de un bien pero esa necesidad dura por ejemplo 45 min al día, o al mes, sería mucho más eficiente que ese bien estuviese disponible para él y para todo aquel que lo necesite. Muchos olvidan que no es la propiedad lo importante, sino el acceso a los bienes. Debemos entender que el bien en si mismo solo es importante por su utilidad y lo que pudiéramos llamar la propiedad, no tiene ninguna importancia y es más bien, un derroche medioambiental que contradice el principio de sostenibilidad.

Así, que necesitamos concebir una estrategia llamada acceso estratégico. Esta sería la base para nuestro Sistema Global de monitorización de: producción – distribución – demanda, el cual garantiza que podamos satisfacer la demanda de las necesidades de la población para acceder a lo que desean o necesiten, cuando lo necesiten.

En lo que respecta a adquirir los bienes físicamente, los centros de acceso locales y regionales tienen mucho sentido, ya que la mayor parte estarían ubicados muy cerca de la población y una persona simplemente, tomaría el artículo, lo usaría y cuando no lo necesite, lo devolvería, de manera similar a como funciona una biblioteca actualmente. Inclusive con un sistema de retiro y devolución completamente automatizado y rápido. De hecho estos centros no solo existirían en la comunidad de la forma como son las tiendas de hoy en día, sino que existirían centros especializados de acceso, en áreas específicas, donde ciertos bienes son utilizados frecuentemente y estarían unidos a nuestro sistema de gestión de producción y por supuesto a nuestro sistema de gestión de recursos, creando así un mecanismo de gestión económica global unificado y de actualización dinámica que simplemente asegure que nos mantengamos sostenibles comenzando por proteger la integridad de nuestros limitados recursos y trabajando para garantizar que sólo fabriquemos los mejores y más estratégicos artículos mientras todo es distribuido del modo más eficientemente posible para garantizar la verdadera sostenibilidad humana del planeta, lo cual permitiría seguramente algo que nunca se ha visto en la historia humana: Acceso a la Abundancia, no solo para un porcentaje de la población mundial, sino para toda la civilización.

Este modelo económico, o enfoque sistémico del manejo total de los recursos de la tierra y procesos diseñados para cuidar de la humanidad en su totalidad de la manera más eficiente y sostenible, es lo que se denomina una Economía Basada en Recursos EBR. Fue ideado por Jacque Fresco, quien estimaba que «todo esto se puede hacer con lo que sabemos y tenemos actualmente. O perecer si no lo hacemos.»

Para lograr todo esto es imperativo, además, realizar una planificación basada en el número máximo de habitantes que el planeta puede albergar, o sea su capacidad de carga. Esto se requiere además del inventario de nuestras reservas físicas. Igualmente debemos tener los centros de producción y conocer las necesidades de toda la población, como es el estado de su salud, alimentación, educación, etc., lo cual nos permitirá determinar la cantidad de bienes y servicios requeridos, como por ejemplo, hospitales, tierras de cultivo, escuelas, etc.

Toda nuestra infraestructura debe ser rediseñada y operada como sistemas coherentes completos e integrados. Esto significa que debemos considerar toda nuestra comunidad global como una unidad que nos incluye a todos y planificar en consecuencia. Solo de esta forma podremos usar nuestra tecnología para superar la escasez, proporcionar abundancia universal y proteger el medio ambiente.

La clave para lograr pronto la abundancia y un alto nivel de vida para toda la población, es automatizar todo lo máximo posible y en el tiempo más corto posible.

Las computadoras pueden atender las necesidades de todos cuando en última instancia se integre la cibernetización (Estudio de sistemas auto-regulados), a todos los aspectos de esta cultura nueva y dinámica. Se puede pensar en esto como si fuera un sistema nervioso electrónico que se extiende por todas las áreas del complejo social. Su función sería la de coordinar un equilibrio entre la producción, la distribución y la demanda, para asegurar que no haya escasez ni exceso. En esta sociedad altamente técnica las decisiones se basan en la directa retroalimentación medioambiental, humana e industrial, como sensores eléctricos a través de todo el entorno, desde ciudades, fábricas, almacenes centros de distribución y redes de transporte alrededor de todo el mundo, recopilando información para llegar a las decisiones más apropiadas para satisfacer las necesidades de la sociedad, en lugar de intereses privados o corporativos.

No es que debamos ser cautelosos con la tecnología automatizada o las máquinas, sino con el abuso y mal uso de la tecnología por intereses egoístas. Es la gente la que debe decidir a qué fines servirán las máquinas.

Si la tecnología no nos conduce hacia las más nobles aspiraciones del éxito humano, entonces todo su potencial carecerá de sentido.

Jacque Fresco

Presentación del Sistema Acuapónico Integrado del Proyecto Venus (#TVPIAS) en Kerala, India

Alrededor de una pequeña aldea en el extremo sur de la India hay colonias microscópicas que trabajan incansablemente. Se trata de bacterias, hongos, protozoos, nematodos, lombrices y artrópodos, conocidos en conjunto como microbios del suelo. Se alimentan de los excrementos de los peces en el suelo y los descomponen en nutrientes que, a su vez, son aprovechados por las plantas. Este ecosistema, en el que participan peces, plantas y microbios, fue diseñado con fines específicos. Todo esto sucede en el estado de Kerala (India) (Nanniode, en el distrito de Palakkad), donde el Proyecto Venus ha iniciado un nuevo proyecto de demostración.

Cuando se menciona la palabra «agricultura», la mayoría de la gente tiene imágenes de tractores, pesticidas, fertilizantes y trabajando todo el día en grandes campos. Tenemos mucho trabajo que hacer para cambiar las percepciones. La actividad en la que la humanidad gasta más energía es el cultivo de alimentos, y luego la preparación para comerlos. Y sin embargo, la mitad de lo que se cultiva se desperdicia. La agricultura es la actividad que más contribuye al cambio climático y a la disminución de la vida silvestre y de su espacio disponible para vivir.

Parece claro que la agricultura sería uno de los principales focos de atención para cualquier persona interesada en realizar un cambio sistémico en el mundo. Pero siendo esta una iniciativa del Proyecto Venus que tiene una visión holística sobre la sociedad, no limitaremos nuestro enfoque sólo en la agricultura. Tenemos unos 550 m2 para trabajar, más otros 192 m2 para árboles frutales, y hay mucho que se puede hacer con este espacio. Estos son algunos de nuestros planes:

  • Alimentar a unas 130 personas (unas 30 familias) con pescado, verduras y frutas limpias, frescas y muy nutritivas durante todo el año.
  • Proporcionar los alimentos localmente a través de paquetes semanales de pescado y verduras que las familias se suscriben para recibir. De este modo, el precio de los alimentos se reduce para ellos y la previsibilidad para nosotros. Este modelo se denomina agricultura comunitaria.
  • Dedicar el 10% de la superficie a la investigación y el desarrollo. Hay muchísimos experimentos que hacer y mejoras que realizar.
  • Demostrar con datos y publicaciones cómo puede funcionar un sistema alimentario altamente productivo, saludable y ecológicamente restaurador.
  • Ampliar más allá de la alimentación y la agricultura.
  • Y más.

Dado que nos hacemos cargo de una infraestructura abandonada, nuestra primera tarea fue limpiar el terreno. Echa un vistazo al vídeo de la limpieza a continuación:

Cuando empiece a funcionar en las próximas semanas, el agua hará 8 ciclos cada día, sacando los excrementos de los peces del fondo de los tanques y llevándolos al extremo superior del lecho de las plantas, donde empiezan a fluir gradualmente hacia abajo, de vuelta a los tanques de los peces. A medida que los excrementos bajan, pasan por las raíces de las plantas, donde los microbios del suelo los filtran. Sale agua limpia. Los peces obtienen agua limpia, mientras que los microbios y las plantas obtienen nutrientes. Este bucle continuo hace que los nutrientes y el agua permanezcan en el sistema. El hecho de que el agua se mueva en un bucle también facilita la automatización del proceso (utilizamos bombas y un temporizador secuencial para ello), lo que significa que no se gasta tiempo ni mano de obra en el riego. En comparación con la agricultura tradicional, este sistema emplea un 98% menos de agua. No usa pesticidas, ni fungicidas, ni antibióticos, en realidad no usa ningún tipo de insumo químico, y, sin embargo, supera con creces los niveles de productividad de la agricultura con uso intensivo de productos químicos. Llamamos a este método Sistema Integrado de Acuaponía (#TVPIAS). Es un sistema que evoluciona activamente.

La palabra «integrado» tiene especial importancia. Este sistema no sólo integra algunas prácticas destacadas (agricultura regenerativa, acuicultura, permacultura, hidroponía, agricultura natural) en un único conjunto, sino que también permite integrar fácilmente cualquier otra buena práctica agrícola. Utilizando los métodos del Sistema Integrado de Acuaponía, se pueden cultivar no sólo verduras, sino también todo tipo de peces, hortalizas y frutas. Va más allá de lo orgánico y se basa en la tierra, no en la ausencia de ella.

Deseamos conocer a científicos y profesionales que apoyen cualquier práctica alimentaria y agrícola que merezca la pena, ya sea en relación con el suelo, la microbiología, la biología molecular, la ecología, el compostaje, la cocina, la conservación de alimentos, la nutrición (acuática, botánica y humana), el aprendizaje en plantas y animales, la micología, la ficología agrosilvicultura, conservación del agua, conocimientos autóctonos, transferencia y asimilación de conocimientos, cambio climático, gestión integrada de plagas, ingeniería y gestión ambiental controlada, comercialización y distribución de productos perecederos, tecnologías de poscosecha, regulación de la seguridad alimentaria, o cualquier otro aspecto. Tenemos el campo de juego, el personal y los medios para experimentar con nuevas (o viejas) e interesantes ideas. Todo conocimiento es limitado, y uno de nuestros mayores objetivos con esta iniciativa es integrar los conocimientos de todo tipo de campos en un único sistema de conocimiento. Si algo de esto le interesa, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de esta página.

Sin embargo, este proyecto no es sólo para los especialistas y expertos. Queremos involucrarlos a todos, y su participación será crucial. Para empezar, estamos trabajando en la creación de un livestream de vídeo desde la tierra, para que siempre pueda ver lo que está sucediendo y familiarizarse más de cerca.

Llegar a este punto no ha sido fácil. Han pasado 6 meses desde la planificación inicial sería hasta el comienzo del proyecto. Hubo muchos retos, y esperamos que haya muchos más. Agradecemos profundamente a todos los que han contribuido a hacerlo realidad.

Movimiento Zeitgeist definido

“El Movimiento Zeitgeist” (MZ) es el identificador para el Movimiento Social descrito en los siguientes ensayos. El nombre no tiene referencia histórica relevante a nada culturalmente específico y no debe ser confundido ni asociado con nada conocido anteriormente con un título similar. Más bien, el título se basa en el significado semántico de los términos, explícitamente.

El término “Zeitgeist” se define como el “clima general intelectual, moral y cultural de una era”. El término “movimiento” solo implica moción o cambio. Por lo tanto, el Movimiento Zeitgeist (MZ) es una organización que impulsa el cambio del clima intelectual, moral y cultural dominante de la época.

El siguiente texto ha sido preparado para ser lo más conciso y comprehensivo posible. En forma, se trata de una serie de ensayos, ordenados por temáticas de manera que apoyen un contexto más amplio. Si bien cada ensayo está diseñado para ser evaluado por su propio mérito, el verdadero contexto reside en cómo cada tema trabaja para apoyar un tren de pensamiento más grande con respecto a la organización más eficiente de la sociedad humana.

Aquellos que lean estos ensayos de una forma lineal observarán una gran cantidad de solapamiento de ciertas ideas o temas. Esto es deliberado ya que se considera tal repetición y énfasis útil, dado lo extraño que pueden parecer algunos de los conceptos para aquellos sin exposición previa a un material similar.

Adicionalmente, dado que sólo se puede mantener cierto nivel de detalle para lograr una buena comprensión, dada la gravedad de cada tema y cómo estos se relacionan entre sí, se ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer fuentes de investigación relevantes de terceros a lo largo de cada ensayo, a través de notas y apéndices, lo que le permite al lector profundizar a medida que crezca su interés.

Los textos en rojo en la siguiente página, aún no han sido traducidos, los textos en negrita han sido revisados y su formato corregido.

Un mundo digno de ser imaginado: Jacque Fresco – El hombre con el plan

Producida por S.O.U.L. Documentary, esta es una película sobre el trabajo de toda una vida del legendario visionario Jacque Fresco, fundador del Proyecto Venus. La película presenta material de archivo nunca antes visto y la última entrevista inspiradora de su vida.

En un íntimo cara a cara, Jacque Fresco comparte con el fundador de S.O.U.L., Evan Gary Hirsch, cómo dedicó toda su vida a diseñar un mañana robusto y viable para nuestra familia humana y el planeta. En este documental de media hora, Jacque, que acaba de cumplir 101 años (!), nos da un rayo de esperanza al describir las condiciones necesarias para que las personas puedan coexistir pacíficamente en un mundo sin explotación y abuso de los demás. Presenta un nuevo y audaz diseño social donde la guerra y las disputas territoriales son cosas del pasado, donde el verdadero significado del amor y la espiritualidad se manifiestan al traducirlos en una realidad funcional.

¡El dinero debe ser eliminado! (II)

Estamos ahora en un momento en el que deben tomarse decisiones si queremos evolucionar de nuestra actual cultura de escasez, despilfarro y destrucción medioambiental a una sociedad sostenible de interés ecológico y abundancia. Una nación sin una visión de cómo podría ser el futuro, está destinada a repetir errores pasados, una y otra vez.

Jacque Fresco

Como hemos visto, el PROYECTO VENUS se fundamenta en una Economía Basada en Recursos EBR, lo cual significa que el concepto de propiedad privada, tan importante en un sistema económico de base monetaria, no tiene ningún sentido ni razón de ser en este nuevo Proyecto, pues lo verdaderamente importante es el acceso a los bienes y servicios para toda la población y no la propiedad privada de los mismos.

El concepto de propiedad, en sus variadas formas, (privada, familiar, comunal, corporativa, nacional, intelectual, etc.), que dependen de corrientes filosóficas y sociales (capitalismo, socialismo, comunismo, nacionalismo, etc.), desde un principio ha consistido en la usurpación violenta a los más débiles. Posteriormente se legalizó a favor de los grandes usurpadores y se consideró como un derecho natural necesario para la prosperidad de la sociedad y con el advenimiento del mercado se asoció con el concepto del dinero.

Debemos entender que el bien en sí mismo solo es importante por su utilidad y lo que pudiéramos llamar la propiedad, no tiene ninguna importancia y es más bien, un derroche medioambiental.

La propiedad ha contribuido a formar todas las fronteras que separan a las personas, comunidades, sectores, pueblos, países, etc., generando a su vez las clases sociales y sectores privilegiados o élites, que han venido dividiendo cada vez más la población del planeta.

Las guerras, el saqueo, la usurpación, la corrupción, la escasez, la especulación, el acaparamiento, el contrabando, son también consecuencias que intensifican su perversidad y han terminado consolidando el estado burgués.

Las últimas crisis económicas y financieras han demostrado que este modelo, basado en la propiedad privada y el dinero está obsoleto, no satisface nuestra realidad, y además está arriesgando nuestra supervivencia al destruir el medioambiente, provocar enormes y continuas guerras, delincuencia, corrupción, pobreza, accidentes, abandono en la investigación científica, etc.

Ha logrado aumentar la desigualdad, la pobreza, las guerras y el hambre entre los seres humanos, generando cada día más daño por la degradación del medioambiente debido entre otras cosas a la contaminación producida en todo el planeta y la destrucción exagerada de los recursos naturales.

Hace más difícil el acceso equitativo a los bienes y servicios de la mayoría de la población, genera más despilfarro en la producción y en consecuencia mayor contaminación.

El modelo económico basado en la propiedad privada y el dinero tiene sus días contados, pues carece de la capacidad para resolver los problemas actuales y futuros de la sociedad emergente. A medida que aumenta la automatización, con el uso de la robótica, los drones, las nuevas tecnologías, los nuevos materiales que se están produciendo, aumentará el desempleo, al tiempo que disminuirán los costos de los productos y servicios así como de la energía para la producción y el transporte, siendo la necesidad del dinero cada vez menos relevante, hasta terminar en su abolición como mecanismo para la obtención de bienes y servicios. Dicho fenómeno se incrementará cuando todas las tecnologías y los recursos naturales del planeta sean reclamados por la población mundial y dejen de ser propiedad de un pequeñísimo grupo de privilegiados que se han apoderado de estos bienes que pertenecen a toda la humanidad. Cada vez se acerca más el día en que la humanidad entera reclame su condición de propietaria indiscutible de estos bienes, pues no existe justificación alguna para que un minúsculo grupo de personas o empresas posea todos los recursos y tecnologías del planeta.

Es por esto que lo primero que tiene que hacer la población mundial es «declarar todos los recursos de la Tierra como patrimonio común de todos los pueblos del mundo».

Eso sería lo primero. Cuando ello se logre, podremos terminar con todas las fronteras artificiales que separan a las personas, para que podamos construir la nueva Economía Basada en Recursos EBR.

Debemos convencernos, tener clara consciencia que lo más importante es el acceso, de todos los seres humanos a todos los bienes, tecnologías y servicios del planeta, y no ser propiedad de un selecto y privilegiado grupo, como siempre ha sido.

Afortunadamente, con el uso apropiado de Internet y las redes sociales, actualmente tenemos la capacidad para hacer un GRAN REFERENDUM PLANETARIO, legitimar la idea y lograr el consenso para hacer tal declaración en el menor tiempo posible.

Para tener mayor información y conocer más sobre el PROYECTO VENUS, recomiendo visitar el canal Youtube.

¿Cómo podremos usar nuestra tecnología sabiamente para tener suficientes recursos para todos?

No hay duda de que lo primero que se tiene que hacer es divulgar ampliamente el PROYECTO VENUS alrededor de todo el planeta, hasta crear una consciencia general y universal acerca de las bondades de su aplicación.

Para lograr este objetivo tendremos que comenzar por informarnos nosotros mismos y convertirnos en difusores y promotores de este hermoso proyecto verdaderamente revolucionario, lo cual requiere paciencia, dedicación, optimismo y deseos de cambiar hacia una sociedad más justa y más humana; hacia un mundo más civilizado.

Es imprescindible, necesario y conveniente que los habitantes del planeta que constituimos el sector menos privilegiado, sumemos nuestros esfuerzos para crear y desplegar una gran campaña, con el auxilio de los medios de comunicación e información, a nuestro alcance, las Redes Sociales (facebook, twiter, youtube, whatshapp, instagram, linkedin, etc), hacia la realización de un Movimiento Internacional para promover y convocar un Gran Referendo Mundial con el fin de declarar todos los recursos naturales y las tecnologías como Patrimonio Mundial de la Humanidad, haciendo incluso, un llamado a Hollywood e invitando a todos los grandes directores y artistas a que se unan para realizar una gran producción cinematográfica con el fin de promover y fortalecer dicho Movimiento Internacional y salvar la Humanidad, pues de no ser así, vamos hacia su destrucción inexorablemente.

Después de todo lo anterior, se debería llevar a cabo un Estudio de Factibilidad del Proyecto, lo cual implicaría inicialmente un Inventario Global de los recursos disponibles.

Es además necesario crear una consciencia general y universal acerca de las bondades del desarrollo y aplicación del Proyecto e insistir en que la mayoría de los problemas de la población del planeta no son religiosos ni políticos. Son técnicos y científicos. Pero lo que sucede, es que tanto los líderes políticos como los religiosos y militares, siempre han prometido resolverlos, y nosotros les hemos creído. Evidentemente, está en manos de la ciencia y la tecnología la solución de dichos problemas.

Por otra parte, hasta ahora, la educación ha sido orientada por nuestros dirigentes hacia el estudio del pasado, hacia la historia, con el argumento de que su conocimiento arroja luces sobre el presente; que quien no conoce el pasado está expuesto a repetir los errores en el presente. Si bien esto es verdad, no es menos cierto que no hemos tenido un estudio coherente de lo que pudiera ser el mundo en el futuro, lo cual también ayudaría a iluminar el camino que estamos recorriendo y esto seguramente ha influido en la población para tolerar y aceptar el viejo modelo económico basado en la propiedad, el abuso y el dinero y a oponerse en cambio cualquier otro modelo económico alternativo, como es el planteado en el Proyecto Venus, a pesar de las enormes, nefastas y fatales consecuencias que estamos sufriendo a causa del anticuado e injusto modelo monetario. Aceptamos como normal y lógico que existan esas enormes desigualdades: que una persona, empresa o país se haya apropiado por la fuerza de las armas o del dinero y la complicidad de los políticos y gobernantes, de aquello que le pertenece a toda la humanidad.

Como hemos dicho, la mayoría de nuestros problemas y sus soluciones son técnicos y científicos: la contaminación ambiental, el cambio climático, la mega minería a cielo abierto que destroza el planeta, el uso exagerado y la absurda explotación de energías fósiles, la irracionalidad en el transporte, la depredación y devastación del planeta, el uso inadecuado de los ríos y de las tierras agrícolas, el hambre en el mundo, el desordenado crecimiento de las ciudades, etc., todo lo cual es debido al modelo económico basado en el dinero. Estos problemas se pueden resolver cuando la tecnología y los métodos científicos sean empleados para servir a todo el mundo y no solo a un selecto y privilegiado grupo. Pero nunca les hemos pedido o planteado a nuestros científicos que nos resuelvan el problema de cómo diseñar una sociedad que elimine el aburrimiento y el trabajo monótono, que elimine los accidentes de transporte, que le permita a toda la gente tener un alto nivel de vida, que elimine los tóxicos de nuestra comida, que nos proporcione otras fuentes de energía que sean limpias y eficientes.

¡Todo esto se logra con un gobierno más científico!

¡Podemos y debemos tenerlo!

Un gobierno científico no significa que los científicos gobiernan para tenernos dominados o controlar a las personas, sino que existen los mejores medios y los conocimientos suficientes para construir sistemas eficientes de transporte, vivienda, producción de alimentos y los mejores métodos para limpiar a la atmosfera o para restaurar los océanos.

Deberíamos preguntarnos:

¿Qué es lo que queremos?

Queremos vivir en un mundo donde no tengamos que temer que nuestros hijos vayan a otra guerra, o donde no exista esclavitud ni enfermedades, donde tengamos una alta calidad de vida, donde no haya pobreza.

¡Y todo esto es posible con la avanzada tecnología que existe actualmente!

Tenemos que convocar a las diferentes áreas de la ciencia y presentarles los problemas que nos gustaría resolver.

Lo primero que tenemos que hacer es fijarnos una meta. Y esa meta es SOBREVIVIR, y no solamente sobrevivir, sino hacerlo de una manera óptima, saludable y próspera. La mayoría de la gente desearía vivir y preferiría hacerlo sin tener que sufrir. Por lo tanto, la base de esta civilización debe ser de apoyo, solidaria y por consiguiente Sostenible para todos.

Debemos tomar en cuenta las necesidades materiales de todas las personas del planeta y a la vez evitar cualquier comportamiento que pudiera causarnos daño a largo plazo.

Con esa meta de sostenibilidad máxima, el siguiente paso sería definir el método o enfoque empleado.

Hemos observado que el enfoque basado en el sistema monetario (doctrinas políticas, capitalismo, socialismo, comunismo, nacionalismo, fascismo, credos religiosos, dogmas etc.) no ha funcionado y está a punto de colapsar, precisamente porque se basa en el sistema monetario y además, hemos permitido ser dirigidos por líderes políticos, religiosos, militares, comerciantes y banqueros.

Por consiguiente lo más razonable y sensato para diseñar una nueva sociedad es intentarlo empleando el método científico.

La ciencia merece especial consideración para diseñar una nueva sociedad, porque sus métodos exigen que las ideas propuestas no solo sean probadas y repetidas sino que todo lo que la ciencia propone es también inherentemente verificable. En otras palabras, a diferencia de la religión y la política la ciencia no tiene ego y todo lo que sugiere acepta la posibilidad de resultar erróneo finalmente. No se ata a nada, no es fanática ni apasionada, experimenta y evoluciona constantemente.

Continuaremos con nuestro análisis en el próximo artículo.

¡El dinero debe ser eliminado! (I)

En muchas ocasiones, la historia nos ha mencionado, y nos sigue mencionando, numerosas revoluciones: la Revolución Francesa, la Revolución Rusa, la Revolución Mexicana, la Revolución Cubana, la Revolución China, la Revolución Bolivariana, la Revolución Industrial, la Revolución Agrícola, la Revolución Tecnológica, etc., pero nunca hemos escuchado, mencionado o presenciado la Revolución Verdadera, la Revolución Indispensable, la Revolución Necesaria, la más importante de todas las revoluciones, la que necesita la humanidad, la que podría eliminar el hambre, la miseria, las guerras, los saqueos, la supremacía de unos países sobre otros, la corrupción, las enfermedades, la pobreza, es decir, la revolución que consiste en la Eliminación del Dinero como medio de intercambio de bienes y servicios. Es decir, la sustitución de la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, por la Economía Basada en Recursos EBR.

Esta última sí es una Verdadera Revolución. Es la que puede disminuir las injusticias que sufrimos la mayoría de los habitantes del planeta, la que podrá eliminar las guerras, los conflictos entre los pueblos, la corrupción, el acaparamiento, la especulación, el contrabando, la que podrá eliminar la discriminación, la marginalidad, las clases sociales, la que acabará con las luchas religiosas, nacionalistas, regionalistas, los atropellos, los crímenes, el comercio, las muertes para resaltar el heroísmo, en fin, la que nos permitirá alcanzar la mayor suma de felicidad posible.

La historia nos describe muchas revoluciones, pero nunca nos ha descrito la Revolución Necesaria, porque ésta nunca ha ocurrido.

Y no ocurrirá hasta que no comprendamos que,

¡El dinero debe ser eliminado!

¡Que el dinero no es necesario para vivir!

!Que Podemos vivir sin dinero!

Cuando comprendamos que no es el dinero (dólares, euros, yuanes, rublos, bitcoins, petros, etc), sino la inmensa pero limitada cantidad de recursos naturales que tenemos disponibles, junto con la tecnología inventada por el ingenio humano, la automatización, la robotización, lo que nos permitirá mejorar las condiciones y la calidad de vida de los pueblos del mundo, entonces nos daremos cuenta que el enfoque más adecuado que podemos tener, para satisfacer las necesidades de toda la humanidad, es la administración inteligente, eficiente, racional y justa de dichos recursos, pues es de estos recursos que obtenemos los materiales para producir todos los bienes que necesitamos y es la tecnología la que nos permitirá hacerlo de la mejor manera posible.

¡Será entonces cuando habremos dado un gran salto en la dirección correcta para salvar la humanidad!

Como hemos visto, no es con billetes, o con monedas que construimos un mueble, un auto o una casa. No es con dólares, euros, yuanes o criptomonedas que producimos los alimentos. Todos los bienes de consumo o de producción son elaborados con recursos naturales como el agua, el hierro, cobre, aluminio, petróleo, etc. Por lo tanto, son los recursos naturales, energéticos, tecnológicos, humanos, etc., lo que debemos administrar con sabiduría, eficiencia, justicia y racionalidad.

¡Con el dinero, no se produce nada!

¡Si nos encontramos en un lugar desierto con muchos dólares, euros, bitcoins, petros, etc., pero sin alimentos, nos moriremos de hambre!

Pero el dinero no solo no es necesario, sino que se ha convertido en el principal obstáculo para mejorar la calidad de vida de la inmensa mayoría de la población.

Es un obstáculo porque el dinero y la obsesión por el lucro, existen fundamentalmente como un impedimento o barrera para obtener los recursos necesarios para vivir bien, pues como el lucro es mayor mientras mayor sea la escasez, real o asumida, virtualmente, dentro del sistema monetario, todo tiene un objetivo financiero: «para todo se requiere dinero».

Por otra parte, para tener dinero, solo basta imprimirlo o «minarlo», como hacen en la actualidad quienes tienen la potestad de hacerlo. Pero el único resultado obtenido al producir demasiado dinero es generar una gran inflación, como está sucediendo últimamente en Venezuela.

Nos han sembrado un mito, nos han implantado un chip, que se ha fortalecido cada vez más en nuestras mentes, en especial a partir de la Revolución Industrial del siglo XVIII y con la globalización del capitalismo, que nos hace vivir con temor, rodeados de líderes incompetentes y dentro de un sistema de valores obsoletos y además nos pretenden convencer que el dinero lo es todo, que el dinero es imprescindible, que para todo se requiere dinero, que la felicidad solamente se obtiene con dinero, que quien no tiene dinero no puede ser feliz, que sin dinero no se puede disfrutar la vida, que el éxito consiste en tener dinero, que quien no tiene dinero es un fracasado, que el dinero es necesario para la defensa y la seguridad nacional de los países, para las campañas electorales, en fin, que sin dinero no podemos vivir, lo cual es absolutamente falso.

El cambio que está ocurriendo actualmente a nivel mundial, consiste en imponernos el dinero digital, el dinero electrónico, las criptomonedas, etc. no es más que un tipo de dinero físicamente diferente, pero finalmente no deja de ser dinero, es decir no deja de ser un instrumento de sumisión de la pequeña élite dominante sobre la inmensa mayoría de la población del planeta, como ha sido siempre.

En esto han colaborado y siguen colaborando, casi todos los gobernantes, dirigentes y gobiernos del mundo, quienes se benefician con ese estado de ignorancia de la población mundial. También han colaborado instituciones como la familia, la iglesia, la escuela, el Estado y los medios de comunicación e información, para convencernos, que sin dinero, la vida no es posible. Recordemos lo que nos decía Bolívar: «Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza». Para engañarnos han empleado los medios de comunicación a nivel global, con todo el aparataje de la industria publicitaria y los diferentes sistemas de crédito, como tarjetas, préstamos a largo plazo, bonos, etc., junto con las modas, los continuos cambios de modelo de los productos, etc., que nos crean necesidades ficticias y nos inducen al consumismo, es decir, a comprar lo que no necesitamos, e incluso muchas veces, lo que nos molesta, no nos gusta, o nos causa daño.

Además de entorpecer la utilización de energías limpias y sustentables, «los defensores» del Sistema Monetario insisten en defender la necesidad y la justificación del trabajo. Nos dicen que el trabajo dignifica al ser humano. Nos han hacho creer que el sistema monetario nos incentiva para trabajar. Que el dinero es el mayor estímulo para el trabajo, y que mientras más se trabaja, más fácilmente se alcanza la riqueza y el éxito. Nos han hecho creer que Dios bendice a quien trabaja, que debemos ganarnos la vida con el sudor de nuestra frente, pero este es un deber que solamente cumplen los pobres, pues los multimillonarios no han acumulado sus fortunas trabajando. Todos estamos conscientes de que el trabajo en realidad es una especie de esclavitud pagada.

La pobreza es cada día más extensa y más intensa en el mundo entero. La brecha entre ricos y pobres aumenta constantemente. Las reformas laborales no hacen más que desmejorar las condiciones del trabajador y continuamente disminuye la calidad de vida de la población en todo el planeta, a pesar de los adelantos científicos y tecnológicos. Solo basta observar los efectos de las políticas de bienestar en Europa y USA, que hace pocos años, eran ejemplo para el mundo. Cuando se impuso definitivamente el capitalismo, esas políticas comenzaron a ser desmontadas paulatinamente. El poder adquisitivo del trabajador constantemente está disminuyendo, mientras esa pequeña élite dominante sigue enriqueciéndose.

Es decir, estamos viviendo una nueva versión, o versión 2.0 de la esclavitud, una neoesclavitud, sin grillos metálicos pero con grillos electrónicos como el reloj y el celular, donde no solo los negros son esclavos, sino toda una clase social cuyos miembros hacemos todos los esfuerzos por ir en busca de nuestros «negreros» a diferencia de la versión anterior en que estos iban en busca de los futuros esclavos. La esclavitud como alguien acertadamente ha dicho: «no fue abolida, simplemente se ha puesto en nómina y nuestros gobiernos, sometidos por el poder económico y financiero de los grandes grupos empresariales son los encargados de reglamentarla y aplicarla».

Ésta es la esclavitud del dinero, el cual siempre regresa a las manos de nuestros amos. Muchos de los esclavos no tenemos una percepción clara de nuestra realidad, debido a que los medios informativos y comunicacionales, que están al servicio de la élite dominante, nos impiden ver con claridad nuestra condición de esclavitud. De ahí, la necesidad que tenemos de utilizar Internet, las Redes Sociales y todos los medios de comunicación e información a nuestro alcance para tomar consciencia de nuestra condición de esclavos y reivindicarnos.

Nos han perpetuado el mito de que las necesidades hay que pagarlas y si no trabajamos no podremos satisfacer dichas necesidades.

Pero cuando la gente tiene resueltas sus necesidades básicas (alimentación, vivienda, salud, etc.) sus motivaciones cambian, emergen nuevos incentivos (deportes, arte, estudio, investigación, entretenimiento, etc.). Todos quisiéramos tener tiempo para practicar algún deporte, estudiar algún idioma, aprender a tocar algún instrumento, o disfrutar alguna afición que no pudimos anteriormente.

Cuando se saca el dinero del escenario, vemos que hay incentivos muy diferentes en nuestras vidas y las motivaciones son otras. Si la tecnología hace posible hoy en día producir más de lo que necesitamos, con muy poco trabajo humano, el dinero pasa de ser una necesidad, a ser un problema.

Además, los trabajos cada vez más repetitivos y especializados embrutecen a la gente y la hacen ignorante. En una sociedad con una Economía Basada en Recursos, las máquinas liberan a la gente. No podemos imaginarnos eso porque nunca hemos conocido ese tipo de sociedad.

Si observamos la historia, vemos cómo la automatización de las máquinas ha evolucionado continuamente, reemplazando el trabajo humano. A medida que la tecnología aumenta, disminuye la necesidad de trabajar en los seres humanos. En una Economía Basada en Recursos EBR, altamente tecnológica se puede afirmar que alrededor del 90% de todas las ocupaciones se podrían realizar por las máquinas, liberando a los seres humanos para vivir su vida sin servidumbre, pues éste debería ser el objetivo principal de la tecnología y en un futuro muy cercano, con la nanotecnología, la cuántica, el grafeno y otros formas altamente avanzadas de materiales, ciencia y tecnología, veremos que incluso, un procedimiento médico complejo puede ser realizado también por máquinas, y con mucho más éxito que hoy en día.

El camino es claro, nuestra estructura actual de Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, (o sea en el uso del dinero), que requiere trabajo por ingresos, bloquea el progreso, porque los humanos necesitamos trabajar para sobrevivir. El balance final es, que el sistema actual de economía monetaria, debe ser sustituido o nunca serenos libres.

Pensemos por otra parte, por ejemplo, en el disfrute de los Derechos Humanos. Éstos se han convertido en letra muerta. Los Derechos Humanos los debemos tener y disfrutar todos los seres humanos sin excepción, sin preferencia y sin exclusiones. Todos debemos tener el derecho a la vida, a la salud, a la alimentación, a la vivienda, al transporte, a la información. El derecho a vivir sin líderes, sin caudillos, sin gobernantes y con más razón, si son gobernantes delincuentes y criminales como son la gran mayoría.

Necesitamos tiempo para vivir, para descansar, para el ocio, tiempo para el deporte, para el conocimiento, para conocer la historia, la futurología, para la música, para la poesía, para el amor, para el sexo, para disfrutar la comida, para comer despacio, para bailar, para pasear, para navegar, para ir a la playa, para fantasear, para reir, para llorar, tiempo para pasar el tiempo, tiempo para perder el tiempo, para el trabajo digno, no alienado, voluntario, no obligado, tiempo para disfrutar el campo, para la siembra, para pensar, para leer, para escribir, para cantar, para imaginar, para aprender física, biología, etc., para contar chistes, para disfrutar los placeres de la vida, para jugar carta blanca o solitario, para hablar paja. Siempre hemos deseado tener tiempo para aprender otro idioma, para aprender a tocar un instrumento, etc. Pero lo que nos han ofrecido nuestros gobernantes, son «Defensores de los Derechos Humanos», como si el gobierno no pudiera defender a los ciudadanos.

The choice is ours

Un nuevo documental completo de The Venus Project ha sido presentado en sociedad y esta disponible para todos. Como muchos saben Proyecto Venus es un movimiento que propone, no solamente cambiar un sistema político y económico, sino toda la civilización humana basándose en la Economía Basada En Recursos.

Si bien los otros documentales han sido introductorios y solo han mostrado superficialmente de que se trata Proyecto Venus. La nueva presentación trata de resolver un enigma de la sociedad, ¿Porque somos lo que somos y porque no podemos pensar en ideas y proyectos como el presentado por Proyecto Venus?

El documental desnuda las mentiras creadas desde el pensamiento Darwiniano, por ejemplo la falsa idea de la naturaleza humana, tan difundida por Darwin. En realidad no existe una naturaleza humana, esta teoría es falsa, lo que existe es una humanidad que reacciona según el entorno, si tenemos un entorno de escasez, repleto de hambres, guerras, injusticias, etc… obtendremos como resultado los mismos factores. El sistema actual ha condicionado al hombre a aceptar el entorno como normal, instalando al ser humano en una zona de confort, todo lo que no es parte de esa zona, es considerado utópico. Sin embargo todo es artificial, nada real.

Los grandes problemas como las injusticias, las guerras, las hambrunas, las avaricias, las iniquidades, el derroche de los recursos, etc. son solamente síntomas del monetarismo, no es un problema de capitalismo o comunismo, es mucho mas profundo, en las entrañas del dinero y el monetarismo, y de la falta de conciencia de la humanidad. Jacque Fresco en el documental dice una gran verdad: «Te crían con los valores que a ellos los colocan en el poder». Evidentemente este mensaje despeja una gran verdad, jamas somos criados con valores que nos colocan en el mismo escalón a todos, porque saben que de esa forma no podrán ejercer poder absoluto y totalitario.

Con entrevistas y presentaciones de lo que el futuro podría ser si aplicamos los métodos más sofisticados de la ciencia y la tecnología hacia la resolución de problemas para el beneficio de todas las personas según lo representado por el Proyecto Venus. Cuenta con la participación de grandes científicos y analistas, como por ejemplo la periodista Abby Martin – del programa Breaking The Set de la cadena RT Noticias, Ph.D Jeffery A. Hoffman – profesor de aeronáutica de la Universidad del MIT, Karen Hudes – economista experta y denunciante de las maniobras ilegales del banco mundial, Erik Brynjolfsson – Ph.D – Prof. de Gestión MIT Sloan School of Management, Dir. MIT Iniciativa de la Economía Digital, etc.

Lo mejor que el dinero no puede comprar

Escrito en un lenguaje simple y claro «Lo mejor que el dinero no puede comprar» de Jacque Fresco nos presenta una perspectiva del mundo, la sociedad y los individuos que rara vez es discutida hoy en día. A menudo nos viene al espíritu el concepto de «causas fundamentales», porque la gente parece encerrada en cuadros de referencia que raramente observan cuestiones sociales desde sus fuentes fundamentales.

Por ejemplo, el dinero o divisa es actualmente nuestro método de supervivencia. Si bien la mayoría entiende que el dinero está usado como una manera artificial de adquirir los recursos necesarios para vivir, nunca piensan en hacer la pregunta fundamental de por qué el dinero existe o si su uso tiene alguna base en el mundo tecnológico moderno. Es simplemente aceptado. Si le preguntaras a alguien sobre la existencia de algo como una alternativa a la firmemente implantada institución del gobierno tal cual la conocemos “sea teocrático, autocrático o democrático“ probablemente se sentirían confundidos, porque nunca pensaron en cómo la funcionalidad y el papel del gobierno podrían ser alterados de manera tal, que la gestión social no sea realizada por un grupo de funcionarios «políticamente» orientados. Además, las trabas de la sociedad moderna como la guerra, la pobreza y la corrupción sin fin- son a menudo consideradas así son las cosas, sirviendo de telón de fondo al argumento según el cual el ser humano tiene una naturaleza distorsionada. Bueno, ¿Y si algo faltara a nuestra percepción del comportamiento humano?, ¿y si los seres humanos fueran reflejos compuestos de su ambiente y funcionaran basados en la imitación y el refuerzo, como la mayor parte de los animales en el mundo?, ¿qué tipo de relevancia tendría en la manera en que miramos y orientamos a la sociedad?

Estas son preguntas importantes a considerar, al leer este texto. Es también recomendable trabajar en evitar reacciones emocionales a las propuestas de este trabajo, y tratar de ver el contenido en tanto que ser un observador objetivo y desapasionado. La pesada carga de nuestro condicionamiento social influye fuertemente en cómo vemos el mundo a nuestro alrededor, y muchas veces nos torna despectivos ante nuevas propuestas por el simple hecho de que van en contra de nuestras ideas preconcebidas. Esto parece especialmente cierto cuando se trata de temas sensibles relacionados con la política, la comunicación, los valores, los estilos de vida, los sistemas sociales y otros temas similares, que podrían poner en tela de juicio nuestro sentido de identidad, y por lo tanto, nuestra relación con los demás y la sociedad.

En su esencia, esta importante obra presenta algo similar a un manual de posibilidades derivadas de la investigación científica rigurosa y el pensamiento racional. Desafortunadamente, en nuestro mundo moderno, la ciencia y la razón continúan recibiendo poco crédito. Hasta ahora, los órganos dirigentes de nuestras desconectadas sociedades basan sus decisiones en la dinámica monetaria y no en los recursos reales. La empresa de producción comercial que es nuestro medio actual para alimentar y mantener a la población- no tiene ninguna consideración por los recursos limitados de la tierra o las posibilidades tecnológicas que se han abierto paso gracias a los métodos científicos modernos. Tal como haría un niño pequeño, estas empresas privadas acumulan y explotan los recursos egoístamente, a la vez que generan deliberadamente una escasez artificial que les permite obtener ganancias. A su vez, el público en general «empleados de estas empresas- ocupa puestos de trabajo que suelen servir únicamente a una función privada rígida, a menudo carente de cualquier interés social más amplio a favor del bien común. El mundo que usted ve a su alrededor, lleno de divisiones y conflictos, no es más que el resultado de estas anticuadas prácticas que siguen en curso.

Es hora de un sistema diferente. Uno que no se base en opiniones, ideas políticas u otro capricho temporal, sino un sistema puesto al día con el conocimiento actual y que utilice los métodos de la ciencia, junto con la libre aplicación de la tecnología para el bienestar de la humanidad. Es tiempo de pensar en la tierra como un único organismo y darnos cuenta de que necesitamos desesperadamente un diseño más amplio, que considere todos los parámetros de la tierra como civilización; sólo tendremos éxito si vemos al planeta y sus recursos como un único sistema. Solo tendremos éxito si realizamos ajustes en concordancia con ello. Y, finalmente, es tiempo de que el mundo aprenda a trabajar unido por el bien común. Los primeros pasos en esta dirección se pueden conseguir con la comprensión de lo presentado en las páginas siguientes. Espero sinceramente que usted pueda utilizar este enfoque y ayudar a hacerlo realidad.

Futuro por diseño

Futuro por diseño es el segundo documental del Proyecto Venus. Un importante film sobre la vida, los diseños y la filosofía de Jacque Fresco que cambiara la civilización tal como la conocemos. El proyecto intenta acabar con los males que aquejan a la humanidad, tales como la pobreza, las guerras, el elitismo, el clasismo, la desigualdad social, etc. Bajo un estricto proceso científico basado en la economía de recursos.

Fue producido por William Gazecki, nominado a los Premios de la Academia y ganador de un Emmy. El documental habla del centro de investigación ubicado en Venus, Florida (EEUU), de donde recibe su nombre: «The Venus Project». Nos introduce a fondo en la filosofía del proyecto y las propuestas tecnológicas del mismo orientadas a la mejora y el rediseño urbano, los espacios habitables y la integración sostenible con el medio ambiente, lo que Jaque denomina una Economía Basada en Recursos (RBE).

Las ideas en esta película son controvertidas y así es el hombre que es la fuente de esas mismas ideas. Algunas de las ideas revolucionarias que propone el film pueden parecer utópicas en corto plazo. Sin embargo, antiguamente, también se pensaba lo mismo de la sociedad actual. Muchos veían como una utopía los aviones, los helicópteros, las computadoras, etc. El documental trata de ingresarnos superficialmente en el mundo del Proyecto Venus.

Diseñando el futuro

¿Estás preparado para diseñar el futuro?

Muchos de nosotros sentimos que, para preparar nuestro futuro, basta con pensar, actuar y aprender usando los métodos y valores presentes; nada más lejos de la realidad especialmente en el mundo cambiante de hoy. Un niño recién nacido entra a un mundo que no ha sido construido por él o ella. Cada generación ha heredado los valores, logros, esperanzas, éxitos y fracasos de las generaciones predecesoras. Heredamos los resultados de las decisiones tomadas por generaciones anteriores.

Durante los cientos de miles de años de existencia humana, la tecnologí­a ha sido rudimentaria o bien inexistente, por lo cual tuvo un impacto limitado en la vida humana y la tierra que la sustenta. Cada sucesiva generación, desde los primeros cazadores y recolectores, hasta los posteriores agricultores y colonizadores, entregaron sus herramientas a las generaciones subsiguientes, con el fin de ayudarles a sobrevivir. El cambio de una generación a la siguiente era lento y apenas perceptible. En esos dí­as, habí­a poco o nulo conocimiento de la ciencia y del modo en que funcionaban las cosas, por ende, las explicaciones no eran cientí­ficas.

Este no es el caso en el mundo de alta tecnologí­a que vivimos hoy, donde un cambio que afecta a millones de personas puede ocurrir en cuestión de segundos. Un niño nacido hoy, heredará un mundo enormemente distinto del que conocieron sus padres, y aún más distinto del mundo siglos atrás. Previas generaciones dejaban un legado de explotación, ocupaciones militares y valores irrelevantes para los desafí­os del presente, pero también, oportunidades para la gente de hoy.

Más que todo este libro fue escrito para explicar algunos de los nuevos parámetros tecnológicos y sociopolíticos que ya fueron diseñados según la ingenierí­a social propuesta por Proyecto Venus. Sin embargo hay que destacar que muchos de estos parámetros fueron mejorados y extendidos. También realiza algunas explicaciones de la sociedad actual y los posibles objetivos que pueden conseguirse.

Hacia Proyecto Venus: Una breve observación al sistema monetarista

El sistema monetario es uno de los sistemas de dominación menos cuestionados en el mundo. Por lo mismo es quizás el más efectivo de todos. La economí­a monetaria se basa en la idea de escasez y deuda. Por lo tanto, tal como podrás ir viendo en el desarrollo de esta series de artí­culos titulado «Hacia Proyecto Venus», admite (implí­citamente por sus afirmaciones y deducciones) que la pobreza y la esclavitud al trabajo son hechos sociales normales e inevitables. Esto quiere decir que, dentro de los sistemas monetarios, siempre habrán personas marginadas.

Un poco de historia del nacimiento del monetarismo

Los nostálgicos del monetarismo y los defensores del elitismo, crearon un eslogan que utilizan para justificar la pobreza, mas unas series de teorí­as para sostener su estatus social y sus practicas contra los ciudadanos del mundo mas pobres. Este eslogan reza lo siguiente: «La pobreza es parte de la naturaleza humana y por eso siempre habrá pobres».

Este concepto es un error y una aberración a la comprensión de la historia económica humana. Los estudios antropológicos, independientes de los intereses de algunos grupos económicos, han demostrado todo lo contrario. Si la pobreza se mide basándose en los recursos que una persona posee (capital, en la doctrina capitalista), el ser humano desde su nacimiento tenia disponible capitales y recursos ilimitados para si mismo, con total libertad de acceso. Es decir que el ser humano en el principio de la humanidad era sumamente rico.

Cuando el ser humano comenzó a crear reinos e imperios con pensamientos avaros, egoí­sta y de poder, fue creando limites que comenzaron a marginar a la población del acceso a los recursos. Los seres humanos no tení­an libertad de acceso a los recursos dentro de esos limites, por lo tanto tuvo menos capital y riquezas; sobretodo los que quedaban fuera de esos limites. Este hecho se fue masificando, generando menos acceso a los recursos y generando mas depredación de los mismos.

El problema se fue agrandando cuando se creó el monetarismo, ya no solamente la humanidad tenia que enfrentarse a la enajenación de los recursos por medio de la imposición de los limites de los reinados, imperios, etc. y la expropiación de los recursos por parte de sus gobernantes, sino que también debí­a enfrentarse a los limites del acceso de los recursos impuestos por el monetarismo. En ves de obtener los recursos gratuitamente, debí­as aceptar esclavizarte al reino, para obtener tener dinero, para después acceder a los recursos. Fue el principio de la legalización de la esclavitud por medio del monetarismo.

Los gobernantes observaron que con el trueque no podí­an obtener riquezas y poder, ya que se hacia un cambio justo de recursos, por otros similares en la misma calidad y cantidad de peso, como los gobernantes no eran productores de recursos, entonces al final era el ciudadano el que imponí­a su valor y el que podí­a someter a un reino cortando los recursos al reino. Fue allí­ que los gobernadores impusieron la moneda y los impuestos como formas de inducir al pobre a esclavizarse a si mismos dentro de un marco legal. Si el ciudadano no tenia monedas, no podí­an pagar los impuestos, sino podí­as pagar los impuestos, el gobierno se quedaba con tus recursos. Cada vez los impuestos costaban mas monedas, pero los productos eran valuados menos; por lo tanto debí­as dedicar mas tiempo para producir mas recursos para entregarlos al imperio.

Los gobiernos por poder, extender los limites de su reino, sed de dinero y recursos, comenzaron a generar apropiaciones, guerras, conflictos y otros actos fascistas contra la voluntad de los demás. Los que sufrí­an los efectos de estos conflictos, eran sucumbidos a mas pobreza, sus recursos eran robados, destruidos, expropiados, etc.

Este texto de introducción hacia el pasado de la humanidad y el comienzo del monetarismo, nos deja observar que la pobreza no es natural del ser humano, es todo lo contrario. El ser humano comenzó en un hábitat de abundancia de recursos (capitales) y riqueza, debido a que los recursos eran patrimonios de toda la humanidad y se tenia acceso a los mencionados. Este fue un punto analizados por muchos antropólogos serios y que defienden los intereses de toda la humanidad, no responden a intereses gubernamentales o monetarios de un paí­s o una multinacional.

La actualidad del monetarismo

En la actualidad hambrunas, guerras y todo tipo de limitaciones no son realmente impuestas por una ausencia de recursos naturales, sino por ausencia de recursos monetarios, que no son más que monedas y tí­tulos, papeles sin valor alguno. Hoy no hay una guerra por los recursos energéticos, sino porque el negocio energético del petroleo, mueve mucho dinero y es dinero lo que necesitan. Esto se puede ver claramente en las «crisis económicas», donde si bien los supermercados siguen llenos de mercancí­as, miles de personas sufren de escasez; así­ como también en las hambrunas, donde miles de personas mueren diariamente por no tener un papel, estando los supermercados repletos de alimentos. Es mas evidente la manipulación de gobernantes y dirigentes del monetarismo en temas de crisis y escasez, cuando observamos que tales efectos parecen no afectar algunas áreas, como por ejemplo el área militar. En esta área de las sociedades, el dinero y los recursos abundan, van siempre en crecimiento, mientras que pueblos enteros dentro de los limites de su propia nación y fuera de ellos, mueren de hambre.

¡Esto debiese darnos vergüenza! Pero no, el sistema monetario se justifica a sí­ mismo llamando la atención que es «la manera en cómo funcionan las cosas», sumiendo a miles de ciudadanos al conformismo haciéndoles creer que el sistema no puede ser cambiado, inventando una serie de mitos, jergas, promesas y «parches polí­ticos» que no hacen más que desviar la atención del problema estructural: la esclavitud basada en el monetarismo y sobretodo en la deuda, tanto económica, como social.

La corrupción (entendida como la degeneración del fin original de servir a la humanidad, en pos del fin de perpetuar la existencia de la propia institución) es algo inevitable dentro de la lógica monetarista.

Por ejemplo la tecnologí­a es limitada deliberadamente, creando productos programados para que se echen a perder dentro de un determinado tiempo, permitiendo así­, un nuevo consumo cí­clico. Este sistema fue creado con la escusa de que el consumo genera capitales, y por lo tanto crecimiento económico. Esta escusa económica y polí­tica es totalmente falsa, unos de los problemas que tiene la economí­a actual es la gran perdida de existencias reales por culpa de la obsolescencia programada, se construye objetos que no duran y que lleva mucho tiempo hacerlos, al ser construidos para que fallen, pierden valor monetario y de capital, terminando en la basura. No obstante, no se recupera y queda inservible, sin valor alguno; por lo tanto no regresa a la vida económica generando un déficit a las familias y a la nación. Esta practica a su vez genera mas consumo de recursos y mas gastos, ya que se debe reponer el elemento roto u el aparato en totalidad, utilizando nuevos recursos, mas tiempo y capital humano. La practica termina siendo un perjuicio hacia muchos, para la ganancia de unos pocos.

A su vez la lucha social, dueño-sirviente, es intrí­nseca e inevitable dentro de los sistemas monetarios, ya sea en el modo capitalista de patrón-obrero o de la versión comunista de Estado-burócrata. Siempre ambas partes buscarán maximizar sus ganancias, produciendo una guerra sin final que no crea más que división, discordia, desconfianza y enemistad. Bajo estos sistemas, sera muy común encontrar revoluciones armadas y contra revoluciones, que lo único que generan es el aniquilamiento de los recursos humanos, animales y recursos naturales. Ambos utilizaran la escusa, la falsa teorí­a de la selección natural, creada y difundida por la burguesí­a y oligarquí­a para justificar sus acciones y su superioridad ante los demás. Al parecer algunos grupos no toman en cuenta algunos factores y hechos históricos, por ejemplo el factor de la espiritualidad, el conocimiento, la conciencia humana, y que a mayor crecimiento menos efecto tiene la selección natural y menos se busca la depredación y el aniquilamiento de la vida. Si vemos en la historia, podemos observar al mejor ejemplo de todos Mahatma Gandhi, cuyas acciones y modo de activismo, lograron imponerse ante unos de los imperios mas cruel de la historia humana, el Imperio Ingles, logro cambiar la historia y el rumbo a toda una nación de manera pacifica y conciente. ¿Cuál fue la diferencia entre unos y otros? Precisamente fue el entorno y la educación, siempre en post de elevar lo mas alto del ser humano, la espiritualidad y la conciencia, por encima de la cuestión biológica, es el ejemplo que pone fin a la falsa teorí­a de la Selección Natural.

Poco se destaca el absurdo de una sociedad saludable dentro de los sistemas monetarios. Por ello la medicina actual se basa más en extirpar órganos (o recetar drogas) que en la -prudente- prevención mediante hábitos saludables. A mayor personas saludables, más probabilidades de doctores cesantes. Mientras más gente enferma, mayor empleo y ganancias para la corporación médica o el estado. ¿No es esto absurdo? ¿Qué corporación o gobierno va a querer una salud perpetua si eso genera el fin de su existencia, de su sistema monetarista y por lo tanto, del modo material de subsistencia de sus integrantes?

La industria alimenticia comprende bien este fenómeno. Por ello «resultarí­a» tan rentable la asociación alimenticia-farmacéutica (actualmente vigente) de envenenar sutilmente los alimentos para aumentar el consumo de «remedios» o utilizar métodos para eliminar nutrientes de las semillas naturales. Debido a la falta de nutrientes, proteí­nas y vitaminas en las plantas transgénica, las multinacionales farmacéuticas y de alimentación pueden vender el valor agregado, es decir vitaminas, proteí­nas y nutrientes artificiales, que en muchos casos, son nocivas para la salud. Por la falta de estos elementos, la gente necesita consumir mas cantidad de alimentos, para obtener los niveles nutricionales que necesita y que este tipo de cultivos no los genera. Una ganancia como ésta, perpetua y segura, resulta beneficiosa y sistémica para los sistemas monetarios.

La polí­tica, al igual que el resto de las ramas de la sociedad dentro de un sistema monetario, está subyugada al uso de dinero. Por esta razón, la corrupción polí­tica es un hecho estructuralmente intrí­nseco dentro de las sociedades monetaristas. Y cuando hablo de corrupción no me refiero simplemente a la descarada mezcla de intereses existentes entre grandes empresas, organizaciones y polí­ticos, sino también a la inevitable decisión de crear empresas y organizaciones dañinas para el medio ambiente, el animal y el ser humano…

La necesidad de crear empleos, es la cadena que aprisiona y mantiene esclavos tanto a seres humanos como a Estados. Con tal necesidad siempre existente, los dueños del dinero (es decir, Los banqueros), pueden ajustar, presionar y limitar la libertad de compartimiento de personas y estados. Esta necesidad siempre existente es la que explica la increí­ble destrucción que las distintas empresas y naciones (independientes de su postura polí­tica) causan al medio ambiente y la diversidad biológica. Dentro de los sistemas monetarios, la inevitable -y perpetua- urgencia de terminar con el desempleo (y por lo tanto con el hambre) crea una necesidad sin fin para crear puestos de trabajo (que se podrí­an evitar automatizando todos los sistemas de producción) sin importar mucho las consecuencias que la nueva rama promovida pudiera causar al medio ambiente, a los animales o a otros seres humanos.

La necesidad de empleos, vista desde la perspectiva individual, crea la obligación de tener que trabajar para conseguir los elementos necesarios para la supervivencia, cuando antes estos, estaban disponibles para toda la humanidad. A menudo (en la mayorí­a de los casos), esto implica una alienación psicológica de obligarse a uno mismo a hacerse esclavo de las multinacionales y los gobierno y hacer algo que le hace infeliz: en el caso de los adultos, conseguir un empleo aburrido pero bien remunerado; en el de los niños y muchos jóvenes, asistir a colegios o universidades y estudiar temas que puede que no sean de su interés. El sistema monetarista y sobretodo el sistema capitalista, esta diseñado para que el ser humano sirva al sistema y sus dirigentes y no para el sistema y sus dirigentes sirvan al ser humano.

Como si esto fuera poco, la supuesta «libertad de información» se ve limitada por el poder polí­tico, empresarial y monetario. Así­, las grandes cadenas de multimedia emiten programas e información según la limitación de su presupuesto; presupuesto que en casi la totalidad de los casos, obtienen de empresas y gobiernos, que obviamente, no permitirán que se emitan discusiones que vayan en contra de sus intereses. Tampoco lo permite el poder polí­tico, que no dudan de coartar el acceso a la información que atenten contra su gobierno y la subsistencia de su sistema. Esta falta de transparencia también se extiende a las decisiones polí­ticas que muchas veces por presiones de grandes empresas -aunque pueda parecer «el colmo de los colmos»- son tomadas a puertas cerradas (cuando obviamente los bienintencionados representantes polí­ticos debiesen hacer su trabajo con absoluta transparencia).

Conclusiones

La polí­tica con la que se rigen los sistemas monetarios (ya sea en su versión fascista, capitalista, socialista o comunista) no va a solucionar definitivamente los problemas socio-económicos del mundo (a excepción de que se dieran gratuitamente a toda la población salud, educación, recursos, comida y vivienda), ya que es imposible hacerlo dentro de la lógica monetaria, teniendo en cuenta cómo funciona el sistema monetario: el uso de dinero está basado en la deuda y las promesas que no se ven reflejadas en existencias reales y por lo tanto -mientras sigamos usando este tipo de sistema- jamás se podrá disponer de prosperidad para todos, ya que la creación y uso de dinero (despojado de salud, educación, recursos, comida y vivienda gratuitas) implica que algunas personas estén empobrecidas, endeudas y/o quebradas. Para los que aún no se hayan dado cuenta de esta triste realidad, un ví­deo de una pelí­cula Argentina que menos de 7 minutos lo explica de manera clara y sencilla.

No obstante todo lo anterior, existen soluciones socioeconómicas para cambiar este sistema ocultamente esclavizante. Una de ellas es el Proyecto Venus, proyecto que propone una Economí­a Basada en Recursos y no en el uso de dinero, que implica estar sujeto al monetarismo. Este Sitio Web y nuestra Organización se propone hacer reflexiones filosóficas, éticas, sociológicas y económicas sobre el sistema monetario y la Economí­a Basada en Recursos, contrastando los 2 sistemas de una manera analí­tica, relacional pero también holí­stica, sistémica. Para ello, me sustentaré de las ideas de Jacque Fresco, creador del Proyecto Venus; pero no limitándome exclusivamente a ellas, procurando compartir toda información que pueda ser necesaria para una transición a un sistema más armónico para todos, donde la prosperidad no sea beneficio de solo algunos, sino que de toda la población.

Paraíso o perdición

El Proyecto Venus (The Venus Project en inglés) es una organización fundada por los estadounidenses Jacque Fresco y pretende eliminar la guerra, la pobreza, el elitismo, la devastación ambiental y otros problemas globales mediante un plan global holístico-sistémico con el fin de crear una civilización mundial pacífica, avanzada y sostenible superando el sistema monetario, aplicando el método científico directamente al sistema social junto con la automatización progresiva de la producción, distribución y reciclaje, para crear abundancia e igualdad en acceso a los bienes y servicios y declarar los recursos de la Tierra como patrimonio común de todos los habitantes de la misma.

El plan incluye un diseño técnico de la ciudad basada en la automatización industrial de la producción, la distribución y el reciclaje para el beneficio de todas las personas del planeta, eliminando progresivamente el paradigma de trabajar para sobrevivir o para acceder a los recursos, bienes y servicios en la sociedad, eliminando también el sistema monetario y de mercado, y conseguir una transición gradual y global hacia lo que llama economía basada en recursos. Esta organización considera la política, el sistema monetario y el sistema de mercado como métodos obsoletos de solventar problemas, dado que en la nueva situación mundial señala han quedado reducidos a generar y perpetuar escasez artificial, desperdiciar recursos y dividir a la población mediante métodos ideológicos que no tienen relación con las leyes naturales ni son relevantes para la realidad física del mundo, sino que parten de filosofías, creencias o hipótesis. En su lugar, propone la aplicación del método científico humanista, la ciencia y la tecnología directamente en el sistema social para lograr el beneficio de todas las personas del planeta y el medio ambiente con abundancia, equidad, sostenibilidad y eficiencia.

Asegura que el método científico humanista y el estado actual de la ciencia y la tecnología han superado las posibilidades del sistema monetario y de mercado, y pueden utilizarse para permitir la abundancia y la eficiencia dentro del sistema social y solventar los nuevos problemas globales; eliminando de raíz el elitismo, el nuevo orden mundial, el desempleo, la pobreza estructural, la mayor parte de los crímenes, la negligencia medioambiental, las guerras, la estratificación social, la escasez y otros problemas sociales y medioambientales.

Debe su nombre al hecho de que su centro de investigación de 8.7 hectáreas está localizado en Venus (Florida), EE. UU.

Las ideas que inspiraron a su fundador en la realización de este proyecto se deben a experiencias personales en el periodo de la gran depresión de Estados Unidos hasta los términos de la segunda guerra mundial. Las primeras ideas y diseños fueron realizados en los años ’50 después de un periodo de tiempo, en los años ’70 presenta Sociocyberneering que es el antecedente inmediato de este proyecto y dos publicaciones literarias que definen y explican los conceptos técnicos de sus ideas y diseños desde la educación, el transporte, fuentes de energía limpia, sistemas de producción y distribución hasta completos sistemas urbanos completamente sostenibles y automatizados.

El fundador, Jacque Fresco, invirtió más de 70 años en experimentos y en el desarrollo de una estrategia y metodología de trabajo para realizar la transición del sistema monetario al sistema. El plan está conformado de 3 fases que incluyen 18 objetivos y propuestas y cuenta con voluntarios alrededor del mundo que las apoyan y contribuyen a su difusión y se organizan en diferentes equipos de trabajo, tanto locales como de forma internacional, compuestos por equipos de ingeniería, diseño, música, programación, difusión, recursos humanos, entre otros.

Mirando hacia adelante

Mirando hacia adelante es un fascinante e imaginativo libro en el cual los autores lo transportarán en un viaje a la cultura y tecnología de fines del siglo veintiuno. Luego de la sección introductoria que discute. Las cosas que dan forma a nuestro futuro usted explorará los por qué y los porqué del inusual, preocupante pero estimulante mundo de cien años en el futuro. Verá esta sociedad a través de los ojos de Scott y Hella, una pareja del próximo siglo. Sus habitaciones están equipadas con un cibernador, un dispositivo computacional aparentemente mágico, pero qué en realidad está basado en principios científicos que actualmente ya conocemos. Regula las horas de sueño, las comunicaciones con el mundo, un increíble complejo acuático e, incluso, las calorías diarias que ingiere la joven pareja (están en sus cuarenta años pero su esperanza de vida supera los doscientos).

El mundo en que Hella y Scott viven es uno que ha logrado controlar las condiciones climáticas, desarrollar computadores del tamaño de una uña que son implantados en el cerebro del bebé al nacer (los bebés son incubados científicamente la mujer del siglo veintiuno no necesita sufrir los dolores del parto) y que ha dominado la manipulación genética, permitiendo mejorar la raza humana sobre la base del método científico.

Económicamente, el mundo es utópico según nuestros estándares. El dinero, las remuneraciones y el empleo han sido superados hace mucho. Nada tiene precio y las posesiones personales no son necesarias. El nacionalismo ha sido erradicado, logrando el desarme total. La tecnología educacional ha dejado obsoletos a escuelas y maestros. En este mundo amigable, los niños aprenden haciendo y son independientes desde los cinco años. La fuente primaria de esta sociedad superior es el centro de correlación Corcen, un enorme complejo computacional que sirve convenientemente a la humanidad en lugar de esclavizarla. Corcen regula la producción, las comunicaciones, el transporte y todas las monótonas y agobiantes tareas del pasado. Esto ha liberado a hombres y mujeres para lograr desafiantes y creativas experiencias en lugar de vidas vacías de ocio sin significado alguno.

Obviamente, este libro es especulativo, sin embargo, está basado en nociones del desarrollo científico actual. Tal como señalan sus autores: Comprenderá mejor este libro si ve usted al presente como el punto de inflexión entre el ayer y el mañana. También necesitará sensibilidad ante las injusticias, las oportunidades de felicidad desperdiciadas y los conflictos bélicos que caracterizan nuestra civilización del siglo veinte. Si usted es capaz de evaluar ideas en su justa medida y juzgarlas con perspicacia, este libro es para usted. No tenemos una bola de cristal para obtener una imagen detallada del siglo veintiuno. Queremos alimentar estas ideas en su propia computadora mental. Usted podría, incluso, encontrar mejores ideas que podrían jugar un rol importante en la tarea de forma al futuro de nuestra civilización.

Síguenos en:

© 2022 Organización De Unión Planetaria.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.