Etiqueta: Informática

Introducción a la programación con C

El lenguaje de programación C es uno de los más utilizados (si no el que más) en la programación de sistemas software. Es similar a Python en muchos aspectos fundamentales: presenta las mismas estructuras de control (selección condicional, iteración), permite trabajar con algunos tipos de datos similares (enteros, flotantes, secuencias), hace posible definir y usar funciones, etc. No obstante, en muchas otras cuestiones es un lenguaje muy diferente.

C presenta ciertas características que permiten ejercer un elevado control sobre la eficiencia de los programas, tanto en la velocidad de ejecución como en el consumo de memoria, pero a un precio: tenemos que proporcionar información explícita sobre gran cantidad de detalles, por lo que generalmente resultan programas más largos y complicados que sus equivalentes en Python, aumentando así la probabilidad de que cometamos errores.

Software libre vs. Software propietario

Las autoras plasman de manera sencilla los conceptos alrededor del software, con la intención de que cualquier persona que carezca de conocimientos técnicos logre penetrar en este campo.

Abordaron el tema no sólo desde su aspecto técnico, también muestran el panorama acerca del uso del software en el campo práctico, económico y social, señalando las ventajas y desventajas, dejando que el lector tome la decisión de la viabilidad del uso del software libre o propietario, atendiendo a sus necesidades.

Sin alejarse de la posición imparcial adoptada respecto a los dos tipos de software, libre y propietario, han resaltado los beneficios que podrían producirse en el sector social.

Las autoras siendo juristas mexicanas, se preocuparon por abordar el estudio y análisis del software en el marco jurídico de México (Ley Federal del Derecho de Autor), con la finalidad de que este trabajo sea el inicio de muchos más que analicen y desarrollen el tema del software en México o en otro lugar, colocando en la balanza los valores de justicia y libertad para la regulación de su uso, creación, modificación y redistribución.

La tercera era de la informática, la computación cognitiva

El futuro está cada vez más cerca y las tecnologías del presente se preparan para afrontarlo. Llega la era de la computación cognitiva, la tercera gran era que ha vivido el desarrollo de la informática, según la califican los expertos.

Los conceptos de nube, Big Data, inteligencia artificial, aprendizaje automático o aprendizaje profundo se unen para dar cabida a un paradigma más amplio, en el que no solo importa que la tecnología nos ayude a realizar nuestro trabajo, sino en nuestro desarrollo personal. Y el secreto de todo está en los datos.

Libros, revistas, blogs, artículos, tuits y mensajes, pero también imágenes, audio y vídeo. La clase de datos que la humanidad codifica en lenguaje e información no estructurada es cada vez mayor y, de hecho, actualmente producimos tal cantidad que nuestra capacidad para utilizarla de manera práctica se ha visto superada. En el caso del sector privado y publico, se calcula que apenas se procesa con éxito en torno al 12% de los datos recogidos.

Es decir, todas las ventajas que las organizaciones obtienen en la actualidad con el estudio de sus datos, es ínfima en comparación con la que tendrían de poder ‘desbloquear’ ese 88% de información restante, «invisible» para los sistemas tradicionales. La solución, por supuesto, son las máquinas; sin embargo, la potencia de cálculo tampoco es suficiente por sí sola.

Con tecnologías como el Machine Learning o aprendizaje automático, el Deep Learning o aprendizaje profundo y la inteligencia artificial, estamos desarrollando sistemas capaces de extraer el valor de toda la información que se nos escapa. Así es como se cierra un círculo cuyo siguiente paso es, en efecto, la computación cognitiva: sistemas informáticos avanzados capaces de resolver problemas sin necesidad de intervención humana, pero no para reemplazar a esta.

El objetivo de la computación cognitiva, es crear sistemas que, en lugar de ser programados para un propósito determinado, aprendan a escala, razonen e interactúen con los humanos de forma natural, pero no con el criterio de la inteligencia artificial. El objetivo de fondo es «extender la inteligencia humana y profundizar el conocimiento, ayudando a todos a pensar mejor y tomar decisiones informadas».

Los atributos de un sistema cognitivo comprenden:

  • Entender los datos
  • Desarrollar hipótesis, argumentos y recomendaciones con los datos recogidos
  • Acumular datos e interacciones de manera continuada
  • Interactuar con los humanos de manera natural

El desafío que plantea la computación cognitiva no es pequeño, pero las posibilidades como catalizador de la innovación que promete tampoco lo son, para todos y cada uno de los procesos de negocio de cualquier organización: optimización y mejora en la experiencia de cualquier proceso, identificación de ideas sin explotar, nuevos modelos de economía, medición efectiva del retorno de la inversión, mejor soporte y autoservicio, fraude y gestión de riesgos, investigación y descubrimiento…

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.