Etiqueta: Imperialismo

Carta a Anna Frank

Querida Ana, ¿que pensarías de todo esto? ¿Qué pensarías sobre lo que se ha convertido el mundo? ¿Qué sentirías acerca de cómo nos seguimos comportamos? ¿Te sorprenderías de lo que ha sucedido con el pueblo Judío desde tu muerte y de cómo se ha desarrollado su historia en el siglo XXI? ¿Te impactarías con el uso indebido de la memoria del holocausto?

¿Qué escribirías en tu diario hoy día, Ana Frank? ¿Cuáles serían tus sueños y esperanzas?

Se supone que sería el genocidio para acabar con todos los genocidios. La alerta final del poder monumental del odio. Pero después vino Camboya, Ruanda, Bosnia y Darfur. Todo lo que hemos aprendido es que nunca aprendemos. Cada generación debe descubrir que no existe la victoria sobre el odio, sólo perdón y vigilancia.

Como otros, me he preguntado qué significa ser Judío después de Auschwitz, después de Belsen y Treblinka. ¿Qué significa ser Judío después de Ana Frank?

Ana, te convertiste en el símbolo del millón y medio de niños judíos asesinados por Hitler y los Nazis. No podemos comprehender esas vidas perdidas, pero podemos atesorar la tuya. Como dijiste una vez en tu diario: «Me gustaría seguir viviendo después de mi muerte». Eso es lo que yo desearía también. Tu fe en la humanidad y tu creencia que el bien puede triunfar en los tiempos más duros, es el mensaje al que debemos aferrarnos.

Pero, ¿qué sucede cuando tu muerte, y la de todos los que representas, se usa para justificar el abuso sobre otro pueblo, su identidad, su historia y su herencia?

¿Qué hemos hecho a tu memoria, Ana, cada vez que decidimos calificar de anti-semita a cada crítico de Israel y de Nazi moderno a cada Palestino? ¿Qué sucede con el significado de tu vida cada vez que elegimos victimizarnos eternamente, siempre amenazados?

La verdad es que 70 años después, el pueblo judío aún sufre un terrible trauma. Es el trauma que ha distorsionado nuestro pensamiento colectivo y nuestra identidad. Un trauma que ha desviado la brújula de nuestra moralidad. En Israel y la diáspora judía, el Holocausto se ha usado para explicar y justificar cada agresión, cada familia Palestina despojada, cada pedazo de tierra robada, cada casa demolida, como medidas para prevenir un segundo Holocausto.

Hemos elevado el Holocausto más allá de nuestra historia. Le hemos dado existencia metafísica, un horror como ningún otro, un mal sin comparación. Mencionar cualquier atrocidad en la misma frase es tratado como una herejía. Espero que concuerdes, Ana, que esto es un peligroso sinsentido. La escala del Holocausto es única y sus métodos nunca deben ser repetidos, pero ese modo de pensar y el sufrimiento no son nuevos y se han seguido repitiendo.

El comentarista israelí Boaz Evron dijo en 1980: «Dos cosas terribles han sucedido este siglo al pueblo judío: el Holocausto y las lecciones aprendidas de él.»

El sionismo ha tomado el Holocausto como una vindicación de su teoría acerca de la historia judía: los judíos no tenían futuro en Europa y nunca serían completamente aceptados; sólo un estado Judío traería normalidad y seguridad.

Pero en pleno siglo XXI, ¿qué es más anormal y anacrónico que un estado Judío etnocrático, que por su propia naturaleza favorece a un grupo de ciudadanos por sobre otro?

Con trágica ironía, hemos creado para nosotros un nacionalismo cada vez más estridente basado en la creencia de una superioridad étnica, religiosa y cultural. Hemos recreado en nuestra tierra ancestral, las mismas condiciones que causaron nuestra persecución en Europa y sin embargo lo describimos como un milagroso renacer.

Ana, hay dos mujeres que me gustaría presentarte. Ambas me han ayudado a entender como los judíos podemos pensar acerca del Holocausto y cómo integrarlo en nuestras vidas.

Sara Roy es la hija de una sobreviviente del Holocausto y ha estudiado desde hace más de 25 años los efectos de 40 años de ocupación y bloqueo económico Israelí sobre la Franja de Gaza. Su padre fue uno de los dos sobrevivientes del campo de exterminio de Chelmno, también sobrevivió a Auschwitz y Buchenwald. La experiencia de sus padres la influenció profundamente en su compromiso de estudiar la desintegración social y económica en Gaza. Ella explica el porqué su madre decidió no vivir en Israel después de la guerra:

«Su decisión de no vivir en Israel se basó en una creencia, aprendida y reforzada por sus experiencias durante la guerra, que tolerancia, compasión y justicia no se pueden ser practicadas cuando uno vive sólo entre los propios». Citando a su madre: «Quería vivir como Judía en una sociedad pluralista, dónde mi grupo fuese importante para mí, pero dónde otros grupos también lo fueran.»

«Las lecciones del Holocausto siempre se me han presentado como algo particular (es decir Judío) y universal. Tal vez lo más importante es que se me han presentado como indivisibles. Dividirlas significaría disminuirlas».

Irena Klepfisz, poeta y feminista, escapó del guetto de Varsovia con su madre. Su padre fue asesinado poco después del inicio de la resistencia Judía en los guettos. Irena cree que la mejor manera de rendir tributo ha aquellos que lucharon, resistieron y murieron en el levantamiento judío de Varsovia es sostener su visión y fiera indignación hacia la destrucción de la vida cotidiana de su pueblo.

«..la histeria de una madre por su hijo baleado; una familia muda ante su hogar vandalizado o demolido; una familia separada, desplazada; leyes injustas y arbitrarias que demandan el cierre o apertura de colegios; la humillación de un pueblo cuya cultura es denominada inferior; un pueblo desamparado sin nacionalidad; un pueblo viviendo bajo gobierno militar. Por nuestra experiencia, reconocemos estos males como obstáculos a la paz.»

Irena reconoce el cruel trueco que el Holocausto ha jugado en su sensibilidad moral: » ¿Se ha convertido el Nazismo en la única norma por la que los Judíos juzgan el mal, y aquello que no sea su exacto duplicado es considerado moralmente aceptable?»

Ellas son voces judías de la conciencia para que abramos nuestros corazones y oídos. Son también las voces que se ahogan diariamente en la ruidosa arrogancia y chauvinismo que prefiere poder a deber, poder Judío a ética Judía.

Ana, hoy más que nunca necesitamos tu fe simple en la naturaleza humana. Necesitamos que vivas después de tu muerte, tal como lo deseaste.

¿Recuerdas estas bellas palabras?

«Qué maravilloso es que nadie necesite esperar un solo momento antes de empezar a mejorar el mundo».

Ana,

Tu espíritu luminoso sea recordado.
Tus esperanzas vivan a través de otros.
Tu aprendizaje sea nuestro aprendizaje.

Tuyo en busca de justicia, bondad y humildad.

5 Cámaras rotas

Emad Burnat, campesino palestino del pueblo de Nilin, en Cisjordania, se compra una cámara de vídeo al nacer en 2005 su cuarto hijo, cuyo crecimiento desea grabar junto al día a día de su familia. Pero en Cisjordania no hay vida familiar privada, porque la dureza extrema de las condiciones obliga a ser activista. La home movie se convierte en village movie, porque a lo largo de más de cinco años Emad utilizará su cámara para filmar las protestas pacíficas de sus amigos ante la intrusión ilegal en sus tierras de cultivo de violentos colonos israelíes, y la construcción también ilegal por el Estado israelí de un muro que separa el asentamiento de los colonos (con los terrenos robados) y el pueblo expoliado. A través de estas grabaciones presenciamos la resistencia de los aldeanos desarmados frente a los soldados israelíes armados hasta los dientes con dispositivos de alta tecnología y los colonos ultraortodoxos llenos de odio hacia ellos.

Emad graba los abusos cotidianos de la ocupación, y conforme acumula imágenes toma conciencia de su creciente función de testigo. Comprende que gracias a sus imágenes e mundo podrá saber lo que sucede en su pueblo. Esta convicción le proporcionará valor para ponerse en primera línea de la acción y rodar las agresiones de soldados y colonos a los campesinos. Aunque las fuerzas de ocupación le rompan hasta cinco cámaras, él seguirá filmando, registrando, testimoniando. El director israelí Guy Davidile ayudará a montar un film estructurado a partir de los fragmentos de sus cinco años de resistencia. Las imágenes y los sonidos no son comentados por ningún narrador o conductor, porque por sí mismos ya poseen toda la elocuencia necesaria para denunciar la barbarie.

En medio de tanta brutalidad aún hay instantes de humanidad, de amistad, de amor entre los habitantes de Nilin, una manifestación de vida, como la de aquellas plantas que, sin que se sepa cómo, consiguen emerger a través del cemento y del alquitrán que las querrían matar.

Telaraña: El segundo imperio Británico

Telaraña: El segundo imperio Británico, es una película documental que muestra cómo Gran Bretaña se transformó de una potencia colonial en una potencia financiera global. Con la desaparición del imperio, los intereses financieros de la City de Londres crearon una red de jurisdicciones secretas en el extranjero que capturaron la riqueza de todo el mundo y la ocultaron en una red de islas cercanas. En la actualidad, hasta la mitad de la riqueza global extraterritorial puede estar oculta en las jurisdicciones offshore británicas. Gran Bretaña junto con estas jurisdicciones son los principales actores mundiales en el mundo de las finanzas internacionales. ¿Cómo sucedió esto? ¿Qué impacto tiene en el mundo de hoy? Esto es lo que Telaraña se propone investigar.

Gracias a las contribuciones de destacados expertos, académicos, antiguos conocedores y defensores de la justicia social, al uso de b-rolls estilizados y a las imágenes de archivo, Spider’s Web revela cómo en el mundo de las finanzas internacionales, la corrupción y el secreto han prevalecido sobre la regulación y la transparencia, y el Reino Unido está en el centro de todo esto.

Al Nakba (Parte 2)

Segunda parte del documental Al Nakba. Un documental sobre la «catástrofe» palestina de 1948 que llevó a la desposesión y el conflicto que todavía perdura.

El documental Al Nakba fue creado por la cadena de television Al Jazeera y esta dividido en varios capítulos distribuidos en 2 DVD, el documental completo dura aproximadamente 200 minutos. Fue transmitido por primera vez en el 60 aniversario de la catástrofe palestina en el 2008. Fue traducido al Inglés en el 2009 y en cuatro idiomas: francés, alemán, español e italiano.

Al Nakba ganó el premio al mejor documental largometraje sobre Palestina en el 5º festival internacional de Cine en Doha, Qatar de Al Jazeera y el premio del público en el 9º Festival Amal de Cine Euro-Árabe de Santiago, España. Ha participado en otros festivales de cine en Brasil, Argentina, Italia, Jordania, Egipto y Palestina.

Participan del documental historiadores de renombre de distintas nacionalidades, inclusive algunos historiadores de Israel. Se han juntado piezas de vídeo de la época que han servido de evidencias históricas. Las investigaciones sobre los hechos han sido investigadas a los detalles, haciendo de este documental el más preciso y completo de todos los tiempos sobre la colonización de Palestina por parte del régimen sionista.

Al Nakba (Parte 1)

Un documental sobre la «catástrofe» palestina de 1948 que llevó a la desposesión y el conflicto que todavía perdura.

El documental Al Nakba fue creado por la cadena de television Al Jazeera y esta dividido en varios capítulos distribuidos en 2 DVD, el documental completo dura aproximadamente 200 minutos. Fue transmitido por primera vez en el 60 aniversario de la catástrofe palestina en el 2008. Fue traducido al Inglés en el 2009 y en cuatro idiomas: francés, alemán, español e italiano.

Al Nakba ganó el premio al mejor documental largometraje sobre Palestina en el 5º festival internacional de Cine en Doha, Qatar de Al Jazeera y el premio del público en el 9º Festival Amal de Cine Euro-Árabe de Santiago, España. Ha participado en otros festivales de cine en Brasil, Argentina, Italia, Jordania, Egipto y Palestina.

Participan del documental historiadores de renombre de distintas nacionalidades, inclusive algunos historiadores de Israel. Se han juntado piezas de vídeo de la época que han servido de evidencias históricas. Las investigaciones sobre los hechos han sido investigadas a los detalles, haciendo de este documental el más preciso y completo de todos los tiempos sobre la colonización de Palestina por parte del régimen sionista.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.