Etiqueta: Cooperativas

Energías verdes colaborativas

Las cooperativas de energías renovables (eólica, solar, biomasa, entre otras), o basadas en otras tecnologías (vg., biocombustibles, biogás, geotermia, pequeños y medianos aprovechamientos hidroeléctricos, litio), son una asociación de personas que, voluntariamente, se proponen autosatisfacer sus necesidades energéticas por medio de una organización solidaria civil de propiedad compartida, gestionada democráticamente, sin intermediarios ni fines de lucro.

Estas organizaciones cooperativas son personas jurídicas, no estatales y no empresarial, para la generación y distribución de energía. Las mismas no se agotan en la autogestión para la satisfacción de los propios consumos energéticos de sus asociados, si no en generar también recursos adicionales con la distribución de los excedentes de energía, impactando favorablemente tanto en el desarrollo económico personal de sus miembros como en el desarrollo local-regional al abaratar sensiblemente el “costo energético de su localidad”, insumo básico para toda actividad humana.

Entonces, democratizar el acceso a energías verdes crea una población con poder social, quien ahora también podría generar energía desde su casa, predio, geografía o emprendimiento urbano y rural, contribuyendo con las metas de reducción de emisiones y generación de energía a partir de fuentes renovables y creando una red de autoconsumo sustentable.

Se están desarrollando cooperativas verdes para la explotación de energías renovables que permiten el autoabastecimiento local e incluso la distribución de excedentes. Por ejemplo, existen 2 cooperativas en Santa Fe que logró que se aprobara una ley a tal fin.

Nuestro vetusto esquema energético estatal se muestra frecuentemente impotente para asumir, regular y confiablemente, responsabilidades propias en la prestación de sus servicios (Vg., recurrentes cortes, apagones y diversas interrupciones, con gravosas e impunes consecuencias ambientales, humanas y económicas para los usuarios).

Así las cosas, la instancia cooperativa energética local y regional logra una diferencia substancial cuando en el ámbito de la misma genera mayor eficacia, responsabilidad, menores costos y fuerte sentido personal para el cuidado de la “Casa común”. Asimismo, aumentar la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas, y duplicar la tasa de mejora de la eficiencia energética, resulta primordiales proyectos como estos.

Concomitantemente, entre nosotros, la ley 27.424 de Generación de Energía Eléctrica de Origen Renovable, declaró de interés nacional dicha generación, disponiendo en su artículo 1° que “la presente ley tiene por objeto fijar las políticas y establecer las condiciones jurídicas y contractuales para la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución, para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red, y establecer la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución, sin perjuicio de las facultades propias de las provincias”.

Por último, estas energías cooperativas verdes hacen a elementos claves, definitivamente irrenunciables, como el “autoabastecimiento” y el cuidado del ambiente, al que dichas cooperativas suman para liberarnos paulatinamente de dependencias energéticas y déficit ecológicos en orden a lograr y restaurar una innegociable soberanía energética, lo más verde posible.

Síguenos en:

© 2022 Organización De Unión Planetaria.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.