Etiqueta: Akasha

Akasha, red social descentralizada de próxima generación

Las principales plataformas de redes sociales están en decadencia, principalmente porque han fracasado en la tarea de proteger los datos sensibles de sus usuarios, pero también porque la sed de lucro económico transformaron dichas plataformas en su propia antítesis, vendiendo los datos de los usuarios sin su consentimiento y sin notificarles. Con la tecnología P2P nació una nueva forma de tratar la información, la colaboración descentralizada. Con el tiempo una nueva generación de redes de medios sociales comenzó aparecer, redes que utiliza la tecnología de cadenas de bloques para crear plataformas que permiten a los usuarios controlar sus datos y colaborar con otros usuarios. Esto permitió a miles de personas escapar de la censura impuesta por usuarios como Facebook, Google y Twitter y conservar su autonomía en la red. La primera red social en usar la cadena de bloques fue Minds, que se encuentra en etapa Beta actualmente, pero ya es operativa y multiplataforma. Ahora otro proyecto comienza a pisar fuerte, Akasha.

¿Que es el Proyecto Akasha?

Akasha es la red social para la próxima generación, compartiendo este sector con la red social Minds. Es una nueva plataforma de red social en la que se puede realizar cualquier actividad que una red social permite como publicar, compartir, comentar contenidos y mucho más.

La libertad de expresión, el acceso a la información y la privacidad son derechos humanos fundamentales que deben respetarse tanto en Internet como en la vida real.

Como una civilización en transición a una sociedad basada en la información, el almacenamiento permanente de información para las generaciones futuras, es un problema crítico que debe resolverse. Pues Akasha fue creada para resolver dichos problemas.

Akasha se diferencia de otras redes sociales, no utiliza servidores centralizados para almacenar todos los datos y las publicaciones de los usuarios, en vez de eso construye una red neuronal descentralizada al mejor estilo de las redes P2P.

El objetivo del Proyecto Akasha es establecer un repositorio permanente incrustado en la red de internet para toda la información que se produce en línea. Como si se tratase de una conciencia colectiva creada por la colaboración descentralizada de los usuarios.

Cuando la información se almacena en servidores centralizados, los gobiernos o corporaciones pueden eliminar o bloquear la información de manera más simple, eliminando, bloqueando o destruyendo dicho servidor central. También los servidores centrales pueden sufrir de errores frecuentes por falta de mantenimiento, sobre todo cuando el código fuente del servidor central, está bajo licencias privativas.

El problema que el proyecto quiere resolver es la permanencia de la información en línea y la privacidad de los usuarios.

De hecho, la Internet de hoy se está centralizando, podríamos decir que monopolizando, con miles de millones de usuarios que dependen de un puñado de grandes servicios. Akasha está tratando de dar vuelta ese paradigma.

Akasha en profundidad

Cientos de sitios webs son bloqueados, manipulados y eliminados de internet, esto es evidencia de que la internet de hoy es frágil debido a un modelo de distribución centralizada con servidores que pueden también estropearse. Si un servidor deja de funcionar por alguna razón técnica, comercial o política, todas las páginas web almacenadas en ese servidor simplemente desaparecen de internet.

Akasha crea un proceso como aplicación descentralizada, implementando una arquitectura de información de próxima generación nacida de la fusión de Ethereum e Inter-planetary File System o en su abreviatura (IPFS), con más precisión exponemos que se trata de la fusión de la cadena de bloques de Ethereum y el sistema de protocolo P2P de archivos.

IPFS es un sistema de archivos distribuidos de igual a igual que conecta todos los nodos participantes con el mismo sistema de archivos y permite la creación de sistemas de archivos versionados, blockchains e incluso una web distribuida de forma permanente. Esto quiere decir que si el servidor tiene problemas, buscará en otros nodos los archivos que han sido replicados en otros servidores descentralizados.

El proyecto tiene muchas partes positivas, por ejemplo:

  • El proyecto a si creado y establecido por desarrolladores y asesores que trabajan en él, incluidos los fundadores de Ethereum.
  • Akasha es una red social descentralizada, los datos y la identidad se almacenan en el nodo, por lo tanto, cada usuario tiene el control de su identidad y los datos que corresponden a sus publicaciones, estos generan una fuente de noticia asociada con el contenido, donde cada usuario puede seguirla.
  • Lo mejor de todo es que Akasha es un proyecto de código abierto. Definitivamente, será un punto de referencia para otras aplicaciones basadas en Dapps y cadenas de bloques derivados de Ethereum.
  • Al ser un proyecto de código abierto, el código fuente puede ser auditado y revisado por los usuarios. Los desarrolladores podrán reportar errores, proponer cambios y participar en su desarrollo.
  • Si el proyecto aborda problemas, entonces Akasha puede convertirse en un gran producto para que otros desarrolladores terceros puedan utilizarlo.
  • Akasha tiene otras ventajas latentes, la combinación de contratos inteligentes provenientes de la Cadena De Bloque de Ethereum en combinación con el sistema IPFS, otorgan herramientas para crear aplicaciones web con un gran sistema de seguridad de respaldo.

No cabe dudas de que los fundadores del proyecto decidieron construir primero un producto funcional antes de planificar todo un sistema ICO. Esta es una de las mejores estrategias para el desarrollo de productos. Le otorga una mayor credibilidad adicional en la visión y dirección del producto Akasha.

¿Cual es la visión detrás de Akasha?

Creemos que la libertad de expresión, el acceso a la información y la privacidad son derechos humanos fundamentales que deben ser respetados tanto en Internet como en la vida real. A través de AKASHA, queremos demostrar que es posible lograr esto mediante la consagración de los derechos humanos básicos en el código y un enfoque diferente de las cosas.

No sucederá de la noche a la mañana y no tenemos todas las respuestas; se necesitará genio y trabajo duro para hacerlo bien. Pero incluso si no lo sabemos todo desde el principio, sabemos algo: los derechos humanos básicos, como la libertad de expresión y la privacidad, deben formar parte de la(s) solución(es). De lo contrario, no son buenas soluciones.

No es la información lo que quiere ser libre, somos nosotros.

Como palabra, AKASHA ([aːkaːʃə], आकाश) tiene raíces en Sánscrito y significa «éter» tanto en su sentido elemental como metafísico.

La antigua civilización de habla sánscrita imaginaba akasha como una red de información metafísica que conectaba a la humanidad consigo misma y con el conocimiento infinito. En este paradigma, los pensamientos, ideas, sentimientos y experiencias se almacenan para siempre y se comparten a través de akasha, la base de datos universal que conecta múltiples planos de existencia.

En el reino actual de las cadenas de censura, AKASHA es un experimento social y tecnológico que permite que nuestra memoria colectiva, sentimientos e ideas resuenen libremente a lo largo de la existencia de la humanidad. Al fusionar Ethereum con el Sistema de Archivo Interplanetario, exploramos las implicaciones y aplicaciones de una Web permanente en el contexto de la libertad de expresión, la perpetuidad creativa y la privacidad para un mejor hogar de la mente.

Descargar Akasha

El proyecto Akasha se puede descargar como una aplicación de escritorio, pero también se puede utilizar a través de un navegador. Se tiene pensado hacer más adelante aplicaciones para celulares.

Sin embargo, si van a hacer uso de esta red social, como consejo que les podemos dar es que realicen una copia de seguridad de sus claves y/o frases de contraseña, ya que una vez que se haya creado su cuenta, si no cuentan con estas, no hay forma de recuperarla.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.