Hacia la evolución de las energías renovables y alternativas

Hacia la evolución de las energías renovables y alternativas. La sustentabilidad no se lleva a cabo obteniendo resultados mediante dañar otra parte, ya que un país no genera sustentabilidad si uno de sus sectores no está completo. Por ende, es preferible crear nuevos paradigmas para que no perjudique a la población, ni al animal, ni al medio ambiente, con métodos nuevos que garanticen un equilibrio entre todos ellos.

La energía limpia o renovable es uno de los puntos que se deben desarrollar para garantizar la sustentabilidad de una nación. Podemos poner de ejemplo a Costa Rica, unos de los países con mayor desarrollo de energías libres y renovables, casi el 94% del consumo interno provienen de fuentes renovables y limpias. Por eso es importante la evolución constante de las energías alternativas y renovables para el crecimiento de un país. Con ustedes nombramos algunos de los últimos avances en esta materia.

Energía por medio del sonido, la súper esfera

Además de innovador es para sentirnos orgullosos, ya que es la creación de uno de los de nuestros. El joven ingeniero mexicano Jesús Torres Jurado es el creador del prototipo, realiza las últimas pruebas para validar su eficiencia.

Se parece a un balón de fútbol, pero no sirve para jugar. Además es amigable con el ambiente y no depende de las condiciones climáticas. Es el primer cosechador de energía creado en México para generar electricidad a partir de la captación, por vibración, de ruido urbano o ambiental.

Su forma esférica (cubierta de aluminio) está inspirada en el fullereno (estructura atómica de pentágonos y hexágonos). En la parte interna de su superficie lleva adheridos sensores piezoeléctricos para captar el ruido.

A diferencia de una celda solar o un sistema eólico, que necesitan convertidores, los sensores piezoeléctricos hacen la conversión automáticamente: en el momento en que captan el ruido, lo convierten en salida eléctrica.

Con esta esfera, que funciona como una membrana, se capta directamente el ruido en todas direcciones, incluso por reflejo de la pared y por la vibración del brazo que la sujeta contra ella.

El actual cosechador de energía, que podría ser decorativo, es una estructura completa cubierta con lámina de aluminio para repujado. Los sensores piezoeléctricos se sueldan para colocarlos, con pegamento de silicona, en las caras o gajos, y se cablean internamente. A continuación, toda la esfera se envuelve con maylar (tela sintética que se usa en rescates, pues mantiene hasta 90% el calor del cuerpo humano; o en la conservación de alimentos) para protegerla de la intemperie (no permite el paso del agua).

El corazón de todo el proyecto es un circuito que contiene un rectificador que procesa la señal y manda el voltaje amplificado a una batería. Fue diseñado por Torres Jurado para recibir 100 milivolts y, al amplificar la señal, tiene una salida de 3.6 volts. Lo que capta quizá sea poco, pero es constante. «No es lo mismo tener 1 milivolts en un momento (un segundo) que constante, durante 12 horas». afirma.

En Los Ángeles, California, se ha propuesto que la torre Soundscraper «diseñada por los franceses Julien Bourgeois, Olivier Colliez, Savinien de Pizzol, Cédric Dounval y Romain Grouselle” aproveche el ruido de esa urbe para generar electricidad. Esta idea fue desarrollada para la versión 2013 del concurso de rascacielos de la revista eVolo y obtuvo una mención honorífica.

A través de su fachada, la cual estaría rodeada por 84 mil «pestañas» que funcionarían como sensores, la torre Soundscraper podría captar, en función de su intensidad y dirección, el ruido proveniente del tráfico, de la construcción de otros edificios e incluso de los aviones, y transformarlo en electricidad.

Según los creadores del proyecto, la electricidad generada por esta torre sería capaz de cubrir 10% de la demanda para el alumbrado público de Los Ángeles, el equivalente a 150 megavatios por hora. Asimismo, este sistema de energía renovable contribuiría a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

La evolución de los paneles «solares»

La compañía afirma que su sistema B.torics es 35% es más eficiente que los tradicionales diseños fotovoltaicos de doble eje, la rotación es completa. La esfera es resistente a la intemperie e incluso es capaz de producir electricidad a partir de la luz de la luna.

El sistema B.torics fue inventado por el arquitecto alemán André Broessel. Trató de crear un sistema solar que podía ser incorporado en las paredes de los edificios para que actuaran como ventanas y generadores de energía. Pero el proyecto no sólo es notable por su capacidad en cuanto a rendimiento solar, el sistema B.torics está diseñado también para generar energía lunar!

Las esferas son capaces de concentrar la luz difusa de la luna en una fuente constante de energía. El futurista sistema  B.torics capta la atención por su diseño limpio y hermoso. Estamos muy contentos de ver cómo los arquitectos incorporarán estos orbes de generación de energía en las agendas de energía alternativas y en edificios futuristas.

La energía eólica se quita las aspas

¿Aerogeneradores sin aspas?, ¿es posible? La respuesta es sí, una segunda generación de aerogeneradores que pueden generar la misma energía que los tradicionales, pero con un claro ahorro en costos de producción «explotación y otras ventajas medioambientales» paisajísticas está a punto de desembarcar en el mercado.

Estos son aerogeneradores totalmente diferentes a los actuales tanto en su forma como en la manera de generar energía. La simplificación del sistema consigue un ahorro en materiales, transporte y mantenimiento que hará que por el mismo dinero, se genere hasta un 40 por ciento más de energía.

Los tres socios de la empresa madrileña Deutecno «David Suriol, David Yáñez y Raúl Martín» han creado el proyecto Vortex: un sistema que evoluciona los aerogeneradores actuales de tres aspas a los aerogeneradores sin aspas.

En 2006, David Yáñez, presentó la primera patente. Desde ese momento no han parado de trabajar en este proyecto. Construyeron su propio túnel de viento para pruebas, donde han llegado a probar un prototipo de 3 metros. Hasta que este año, Repsol ha seleccionado el proyecto Vortex para su proceso de incubación de empresas. Así tendrán la oportunidad de convertir un proyecto de laboratorio en un producto de mercado.

El dispositivo consiste en un cilindro vertical semi rígido, anclado en el terreno, y que incluye materiales piezoeléctricos. La energía eléctrica se genera por la deformación que sufren esos materiales al entrar en resonancia con el viento.

Algunos de los beneficios de estos nuevos aerogeneradores son que no generan ruido, no producen interferencias con los radares, tienen un menor costo de materiales, montajes y mantenimiento. Además, reducen el impacto ambiental, son más eficientes ya que producen energía limpia más barata, y funciona ante un mayor rango de velocidades de viento.

En 2016 ya se podría tener la primera unidad de este aerogenerador sin aspas. El precio de mercado sería de unos 5500 euros.

Información adicional

Compartir

Comparte este artículo en las redes sociales y ayúdanos a informar y difundir nuestros conocimientos.

Comentarios

Deja una respuesta

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.