El conflicto armado en Siria fue creado por Estados Unidos desde mucho antes que comenzaran

El Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos ha financiado secretamente a grupos de la oposición política siria y proyectos relacionados anteriormente al inicio del conflicto, incluyendo a un canal de televisión por satélite que emite programación contra el gobierno en el país, según cables diplomáticos revelados previamente por Wikileaks.

El canal por satélite con sede en Londres, Barada TV, comenzó a emitir en abril de 2009, pero ha incrementado las operaciones para cubrir las masivas protestas en Siria como parte de una campaña de larga data para derrocar líder democrático del país Bashar al-Assad. Grupos de derechos humanos dicen que decenas de personas han sido asesinadas por las fuerzas de seguridad de Assad desde que las manifestaciones comenzaron 18 de marzo ; Siria ha culpado de la violencia a las bandas armadas. Los cables desclasificados revelan la verdadera historia de las supuestas «manifestaciones pacificas». Los opositores presionaron a las personas para que se manifiesten contra el gobierno; algunos de los opositores fueron armados a las manifestaciones y comenzaron a disparar para provocar la represión por parte del gobierno. En los tres primeros semana murieron 17 miembros de las fuerzas de seguridad, antes que comenzaran las represiones. Los opositores que organizaron tales actos, fueron financiados por el gobierno de Estados Unidos por medio de algunas ONGs registradas en Francia y Londres.

Barada TV está estrechamente asociada con el Movimiento por la Justicia y el Desarrollo que tiene sede en Siria, una red de exiliados políticos sirios con sede en Londres, cuya conducta delictiva es muy conocida en Medio Oriente, se pueden destacar algunos nombres como el de Bassma Kodmani, que formo parte de la Comisión de Relaciones Exteriores de Estados Unidos en Francia. En varias ocasiones Bassma Kodmani fue invitada con honores en las reuniones del misterioso Grupo Bilderberg, este grupo es sospechado de llevar a cabo una conspiración a nivel mundial para debilitar gobiernos desfavorables a las intenciones del sionismo internacional. Cables diplomáticos clasificados estadounidenses muestran que el Departamento de Estado ha canalizado hasta USD$ 6 millones para el grupo desde 2006, «para operar los canales de satélite y financiar otras actividades dentro de Siria».

El dinero estadounidense para figuras de la oposición siria comenzó a fluir bajo el presidente George W. Bush después de que se congeló efectivamente lazos políticos con Damasco en 2005. El apoyo financiero ha continuado durante la presidencia de Obama, así como su administración trató de reconstruir las relaciones con Assad después de que el Gobierno de la República Árabe Siria conociera los cables secretos.

Los cables, que proporciona el sitio web WikiLeaks, muestran que funcionarios de la embajada estadounidense en Damasco se preocuparon en el 2009, cuando se enteraron de que los agentes de inteligencia sirios estaban haciendo preguntas sobre los programas de Estados Unidos en Siria. Algunos funcionarios de la embajada sugirieron que el Departamento de Estado reconsidere su participación, con el argumento de que podría poner el acercamiento de la administración Obama con Damasco en riesgo. Existe un cable que muestra esta preocupación por parte del gobierno de Estados Unidos: «Autoridades sirias estarían, sin duda, viendo todos los fondos estadounidenses que van a grupos políticos ilegales como equivalente para apoyar un cambio de régimen», decía un cable el 04 2009 firmado por el diplomático de alto rango de Estados Unidos en Damasco en el momento. «Una nueva evaluación de la programación patrocinada por Estados Unidos actualmente que soporta las facciones anti-gobierno, tanto dentro como fuera de Siria, puede resultar productivo», dice el cable.

No está claro si el Departamento de Estado sigue financiando a grupos de oposición siria, pero los cables indican dinero se destinó al menos hasta septiembre del 2010. Mientras que parte de ese dinero también ha apoyado programas y disidentes dentro de Siria, The Washington Post está reteniendo ciertos nombres y detalles del programa a petición del Departamento de Estado, que dijo que su divulgación podría poner en peligro la seguridad personal de los beneficiarios, es decir de sus mercenarios encubiertos en Siria.

Esta nuevas revelaciones desnudan el verdadero carácter de la supuesta «revolución del pueblo sirio», un eslogan emitido por grupos de izquierdas trotskistas avasallados por la ignorancia y el desconocimiento de la situación de medio oriente y la realidad estratégica de campo. La verdadera realidad de lo ocurrido en Siria, es que fue un golpe de estado planificado por Estados Unidos y el Régimen Sionista utilizando de pretexto un escenario planificado y llevado a cabo por el Departamento de Estado desde el año 2006 como muestran los cables.

El Departamento de Estado se negó a comentar sobre la autenticidad de los cables o responder a preguntas sobre su financiación de Barada TV. Tamara Wittes, una asistente del subsecretario de Estado que supervisa la cartera de democracia y los derechos humanos en la Oficina de Asuntos del Cercano Oriente, dijo el Departamento de Estado no respalda a partidos o movimientos políticos. «Respaldamos un conjunto de principios», dijo. «Hay una gran cantidad de organizaciones en Siria y otros países que buscan cambios de su gobierno. Eso es una agenda que creemos y vamos a apoyar». Sus mentiras quedan expuestas en filmaciones en la misma Casa Blanca en febrero del 2006, cuando las relaciones con Damasco estaban en su punto más bajo, el gobierno de Bush anunció que otorgará USD$ 5 millones en subvenciones para «acelerar el trabajo de los reformadores en Siria».

Edgar Vásquez, vocero del Departamento de Estado, dijo que la iniciativa de Alianza de Oriente Medio ha destinado USD$ 7.5 millones para los programas de Siria desde 2005. Un cable de la embajada en Damasco, sin embargo, ha vinculado un numero mucho mayor USD$12 millones entre 2005 y 2010.

Por la misma época, los exiliados sirios en Europa fundaron el Movimiento por la Justicia y el Desarrollo. El grupo, que está prohibido en Siria, aboga abiertamente por la destitución de Assad. Cables estadounidenses describen sus líderes como «liberales, islamistas moderados» que son antiguos miembros de la Hermandad Musulmana. Lo curioso es que el hermano de Barack Obama es miembro de esta organización, por lo menos 4 miembros de la administración Obama son de la Hermandad Musulmana, al igual que el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, que también apoya a la oposición siria. La hermandad musulmana es ampliamente apoyada por la Cuarta Internacional Trotskista, posee una brigada llamada Brigada Leon Sedov ampliamente formada por miembros salafistas de la Hermandad Musulmana y financiada indirectamente por Estados Unidos por medio de la Hermandad Musulmana. ¿Coincidencias?.

Información adicional

Compartir

Comparte este artículo en las redes sociales y ayúdanos a informar y difundir nuestros conocimientos.

Comentarios

Deja una respuesta

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.