Gran Chaco

“Gran Chaco” es un documental que desenmascara el grave conflicto socio ambiental que aqueja a la región boscosa más grande del mundo luego de la Amazonía. Es una visión etnográfica que muestra la relación de los pueblos originarios con la naturaleza y los problemas causados por la deforestación debida al avance de la frontera agrícola. El testimonio de diferentes actores sociales nos muestra la riqueza cultural, belleza, biodiversidad y el conflicto de una región hasta ahora relegada; compuesta por Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil.

Es una producción independiente llevada a cabo en la Facultad de Agronomía y la Universidad de Buenos Aires. La temática está movilizada por el problema de la deforestación del bosque nativo y su impacto socio ambiental sobre los recursos naturales y los pueblos originarios y criollos que viven en la región del Gran Chaco Americano. La película cuenta con la participación de actores sociales como el Dr. Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Sr. Dino Salas, Cacique de la Comunidad Wichí San Ignacio de Loyola, Salta; Sr. Roberto Sánchez, Cacique de la Comunidad Wichí El Traslado, Salta; Ing. Agr. Esteban Jobbagy, Investigador independiente – CIC- CONICET, IMASL y el Dr. Rodolfo Golluscio, Decano de la Facultad de Agronomía UBA. Rodado casi íntegramente en la región del Gran Chaco Americano, el documental ofrece una mirada única sobre la vida de las comunidades nativas dentro del bosque chaqueño, donde se destaca la calidad fotográfica y formas de vida olvidadas por la cultura occidental. También muestra la diversidad de flora y fauna que están amenazados por el avance de la frontera agrícola. Cuenta con testimonios de los actores afectados por el problema y de profesionales e investigadores inmersos en el área.

Victimas de la moda

Casi todas las marcas del textil fabrican sus ropas en China, Bangladesh o India; los salarios son bajos y la legislación para proteger el medio ambiente es permisiva. Pero no solo en los países con salarios bajos los trabajadores están siendo envenenados; trabajadores del textil y consumidores en Europa también entran en contacto con peligrosas sustancias químicas y caen enfermos.

La moda es la segunda industria más contaminante del mundo después de la aérea y, sin embargo, sigue aumentando debido al auge de la “moda rápida”, que se basa en la fabricación barata, el consumo frecuente y el uso de prendas de corta duración.

En concreto, este sector produce más de 92 millones de toneladas de desechos y consume 1,5 billones de toneladas de agua al año. Así lo recoge una revisión de estudios liderada por la Universidad de Aalto (Finlandia) y publicada hoy en la revista Nature Reviews Earth & Environment.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.