El mundo según Monsanto

El mundo según Monsanto, es un documental francés de 2008 de Marie Monique Robin sobre la multinacional Monsanto, la historia de la compañía y sus productos comerciales: como el PCB, los OGM, el Agente Naranja, la Hormona bovina o Somatotropina bovina, y su popular Roundup (Glifosato). Producido por Arte France, Image et Campagnie, Producctions Thalie, Office national du Canadá, WDR, con una duración de 108 minutos.

El mundo según Monsanto también es el título de un libro de investigación escrito por la misma autora, traducido a 11 lenguas. Marie Monique Robin es ganadora del Premio Noruego Rachel Carson de 2009 dedicado a mujeres ambientalistas.

El documental y el libro -que fueron traducidos a 15 idiomas y se difundieron en una veintena de países-, experimentaron un importante éxito público y fueron recibidos por la prensa nacional (francesa) e internacional. En Francia su éxito (1,6 millones de espectadores y 100000 libros vendidos), también se debe a la implicación de numerosas asociaciones locales que organizaron proyecciones de la película y reuniones en torno de los OGM y de Monsanto. En Internet se debatió en foros y blogs sobre OGM luego de la publicación del libro y la película. Marie Monique Rovin afirmo sobre ciertos ataques a foros de Internet «tan sistemáticos que parecen ser orquestados».

El mundo según Monsanto también parece tener una influencia en la escena política. El semanario francés L’Express afirmo que el debut de abril, en pleno debate sobre los OGM, el senador Jean-François Le Grand, el «Sr. OGM» de la mesa redonda del medio ambiente, ha escrito al presidente de su grupo Henri de Raincourt, para denunciar las prácticas lobbisticas que «opera» en los parlamentarios y anunciar su negativa de «la fatalidad de un mundo según Monsanto».»He visto el documental y estoy muy impresionado», testimonió, señalando que algunos de sus colegas, también, estaban «agitados». «Pero no puedo dar nombres». Más recientemente, en Alemania, Robin recibió de la mano de Renate Künast el viejo ministro de medioambiente del gobernador Schröder el «Umwelt-Medienpreis» (premio de medios de comunicación alemanes). En el comunicado de prensa, el jurado del premio afirmo que El documental ha permitido a los ciudadanos hacer preguntas críticas a sus diputados y netamente contribuyo a la prohibición del maíz transgénico en Alemania. Algunos analistas consideran que la película Home de Yann Arthus-Bertrand también impulso a los partidos verdes europeos en las elecciones europeas de 2009.

El informe se ha convertido en una herramienta de comunicación privilegiada de los movimientos anti-OGM, así el 25 de marzo 2008 un DVD fue enviado a cada diputado francés por la organización ecologista Greenpeace a fin de influenciar en el debate de la ley de OGM en la asamblea nacional francesa.

Gasland

El capitalismo está logrando destruir la naturaleza por medio del mercantilismo y el consumismo excesivo de recursos, sin aplicar el método científico en sus decisiones. Una de las prácticas más peligrosas que está llevando a cabo para obtener gas, es la fracturación hidráulica. Esta práctica es sumamente peligrosa y está contaminando los recursos más importantes para el ser humano, el agua.

Gasland (2010) es un documental estadounidense escrito y dirigido por Josh Fox. El documental se centra en comunidades de los Estados Unidos que se han visto afectadas por la extracción de gas natural «no convencional» o «de esquisto», concretamente mediante un método de extracción denominado «fracturación hidráulica» (del inglés, hidraulic fracturing o gas fracking).

En mayo de 2008, Josh Fox recibe una carta de una compañía de gas natural ofreciéndole 100.000 dólares a cambio de su permiso para explotar su terreno familiar en Milanville, Pensilvania, para la extracción de gas natural.

Tras la recepción de dicha oferta, Josh Fox estuvo consultando información sobre la extracción de gas natural en las formaciones geológicas de esquisto que se encuentran bajo vastas regiones de los estados de Pensilvania, Nueva York, Ohio y Virginia Occidental. Fox visitó Dimock, en el condado de Susquehanna, Pensilvania, donde ya se estaba realizando la extracción de gas natural mediante fracturación hidráulica. Allí conoció a familias que podían prender fuego al agua del grifo de sus casas, a la vez que padecían diversos problemas de salud (neuralgia, mareos, falta de apetito), que achacaban a que sus pozos de agua habían sido contaminados por los procedimientos de extracción del gas.

La tragedia electrónica

El uso de dispositivos inteligentes y aparatos electrónicos en general, han generado un adormecimiento cerebral que preocupa gravemente no solo a los padres, sino a cualquier persona que observa cómo la tecnología influencia nuestras vidas.

La obsolescencia electrónica sucede tan rápido como lo que tardamos en escoger un nuevo teléfono celular, por lo que solemos comprar lo que está de moda y cuando la temporada pasa, nos deshacemos de todo aquello ya no está al día.

El documental español “La Tragedia Electrónica” se encarga de explicar cómo suceden estas situaciones y por qué nos afectan tanto personalmente, pero lo que no vemos realmente es que estamos haciendo un gran daño al medio ambiente, ya que la generación de basura no reciclable es cada vez más preocupante.

La directora del largometraje, Cosima Dannoritzer, nacida en Alemania, realizó este proyecto con la colaboración de la cadena televisiva de TVE, Al Jazeera y Arte France, el cual busca profundizar en el tema que preocupa a las grandes naciones hoy en día, la contaminación electrónica.

La industrialización ha llegado a su auge, por lo que, en conjunto con la demanda incontrolable de dispositivos de última tecnología, crean esta problemática social que está inundando cada vez más al mundo en una pila de basura entre carcasas, viejas computadoras, teléfonos celulares y televisores que ya no consideramos como aptos para nuestro entretenimiento.

La investigación recorre las más grandes naciones capitalistas, como Estados Unidos, donde cada media hora una nueva idea es generada con el fin de crear un producto tecnológico que satisfaga las necesidades creadas por el mismo.

Este aspecto es expuesto al público durante los 50 minutos que dura el documental, estrenado en 2014.

Baraka

Baraka es una película puramente visual dirigida por Ron Fricke y producida por Mark Magidson en 1992. Aunque generalmente es calificada como documental, la película pertenece a un nuevo estilo de cinematografía, cuyos máximos exponentes son Koyaanisqatsi (1982), Baraka y su secuela, Samsara (2011).

Documental filmado en 24 países que narra, en términos eminentemente visuales, aurales y musicales, la evolución de la Tierra y de la Humanidad, al mismo tiempo que señala las formas en que el ser humano se ha relacionado con su medio ambiente. La aparente fragilidad de la vida humana es contrastada con la grandeza de sus obras, al mismo tiempo que se subraya la desigual relación entre hombre y naturaleza. En medio de estos contrastes, la espiritualidad de la humanidad surge como el elemento más importante que la distingue de otras especies. En pequeños fragmentos muestra religiones, tribus, culturas enteras, lo que la hace interesante; aunque algunos argumenten que no es realmente un documental, ya que no cumple principalmente con el requisito de descripción que manejan estos filmes, es realmente uno.

El documental se centra en la visión antropológica de la relación entre Ser Humano y Ambiente. Se podría decir que es una descripción de la Era Antropogénica. Carente de palabras y con una línea temporal fragmentada, la música se ha constituido en elemento esencial de la nueva tradición documental y la banda sonora de «Baraka» no es la excepción. Las composiciones de Michael Stearns contribuyen a aumentar la intensidad con que se perciben las imágenes de la cinta, proporcionando al espectador una experiencia casi extra-sensorial.

Oceans: Le mystere plastique

Generamos 275 millones de toneladas de residuos plásticos, de las que 35 millones acaban en el mar y se dispersan por todos los océanos del planeta, entrando a formar parte de sus ecosistemas. El 99% del plástico que debería estar flotando en los océanos está faltando. Incluso teniendo en cuenta el plástico que se limpia en las playas o está atrapado en el hielo ártico, millones de toneladas simplemente ha desaparecido.

Como la mayoría del plástico nunca se deteriora, simplemente se descompone en partículas cada vez más pequeñas que son invisibles para el ojo humano, lo que le sucede a este plástico del océano que falta es un misterio. En esta investigación, los científicos se embarcan en la búsqueda de los microplásticos. Pequeños, casi invisibles, tóxicos, son el hogar de un nuevo ecosistema: el plastisfera. Pero ¿dónde están? ¿Ingeridos por organismos? ¿Enterrados bajo el fondo del océano? ¿Degradados por las bacterias? ¿Y cuál es su impacto en la cadena alimentaria?

Earthlings

Earthlings es un aclamado documental acerca de cómo nuestra especie utiliza actualmente a otras especies animales. Para ello se emplean cámaras ocultas e imágenes del día a día de las prácticas de algunas de las más grandes industrias del mundo que se enriquecen con los animales.

El documental está dividido en cinco partes: mascotas, alimentación, pieles, entretenimiento y experimentación.

La finalidad del documental es la denuncia de las actividades especistas a las cuales la mayoría de la población está habituada y cuyo tipo de discriminación se ha normalizado hasta la fecha.

El objetivo de este documental es denunciar la manera en que se explota a los animales sin importar cuál sea el fin, bien para vender sus pieles, para experimentar científicamente o por puro entretenimiento.

Cuando compramos carne en el supermercado nunca pensamos en la manera en la que llega ahí. Tal vez todos sepamos que muchos de esos animales no viven felices hasta que llega el momento, pero tampoco sabemos lo poco felices que pueden llegar a ser.

No queremos oír hablar de esos lugares llamados «mataderos» que parecen estar apartados de nuestra civilización. Somos demasiados sensibles y nos gustan demasiado los animales como para verlos sufrir ¿no?.

Olvídalos y volverán por más

En este documental filmado en varios países, desde Canadá hasta Argentina, se cuenta cuáles son los impactos de la megaminería como avanzada del neoliberalismo que saquea los territorios donde antes hubo agricultura, contaminando las nacientes de los ríos y explotando las montañas. ¿Cuáles son sus impactos en la salud de la población y la contaminación socio-ambiental en los territorios donde se instala? ¿Cuál es la salida que ven los pobladores frente a este problema?

Como si todo esto fuera poco, el gobierno actual, profundiza los desastres del gobierno anterior, realizando una mega-transferencia de capitales desde la población, con la Suva de los servicios públicos y la devaluación, hacia los sectores privilegiados de la economía como la quita de retenciones al sector minero, entre otros. Este trabajo invita a reflexionar y servirse de la experiencia para no seguir cometiendo errores del pasado.

“Olvídalos y volverán por más”, del Colectivo Documental Semillas, es su tercer, producción ejecutada de manera totalmente independiente (sin apoyo del INCAA). La primera fue «Sin Patrón, una Revolución Permanente», estrenada en noviembre de 2014, y la segunda, “La Jugada del Peón, el agro negocio letal”, en octubre de 2015.

Plastic Planet

Plastic Planet es un impactante documental de investigación, el austríaco Werner Boote nos muestra cómo el plástico se ha convertido en una amenaza global. Sus preguntas nos conciernen a todos: ¿Por qué no modificamos nuestros hábitos de consumo? ¿Por qué la industria no reacciona ante estos aparentes peligros? ¿Quién es el responsable de las montañas de basura amontonada en mares y desiertos? ¿Quién gana en este juego? ¿Y quién pierde?

El plástico es práctico y barato. Nuestro mundo sería muy distinto sin plástico, un material que con poco más de un siglo de vida se ha hecho imprescindible y universal. Somos hijos de la Edad del plástico. Pero su uso excesivo y algunos de sus aditivos se están convirtiendo en un peligro. Las mismas cualidades que hacen de él un producto adaptable y duradero también lo convierten en una pesadilla para el medio ambiente. El plástico es capaz de mantenerse en el suelo y en el agua durante más de 500 años y puede modificar también nuestro sistema hormonal debido a los aditivos tóxicos con los que se elabora.

El film, tal y como reconoce el director no da consejos tales como: no compres más plástico, ya que eso no funciona. “Solo será un consejo eficaz si consigo que reflexiones sobre mi película y eso te sirve para gestionar un consumo más responsable del plástico. Lo que la película dice al espectador es: sé un poco más consciente cuando uses plástico, infórmate, pregunta en los establecimientos qué sustancias hay detrás del plastificado de los productos y por qué no se incluye el listado de toxinas que hay en nuestra comida”. Por eso Werner Boote recuerda que la legislación internacional manifiesta que el consumidor tiene derecho a preguntar al vendedor y que el vendedor debe informar al consumidor sobre lo que hay en los productos.

Home

Home es un documental de 2009 dirigido por el fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand. De perspectiva ecologista, la trama se desarrolla con un narrador en off sobre tomas áreas que muestra la diversidad de paisajes de la Tierra y cómo la explotación económica se han convertido en una amenaza para el equilibrio ecológico del planeta.

La película tuvo un estreno a nivel mundial en cines, se lanzó en el mercado doméstico y se subió a la plataforma YouTube bajo una licencia abierta.

El documental muestra la historia de la Tierra desde sus inicios hasta el presente. El total de la película se compone de tomas de 54 países con perspectiva aérea.

La secuencia de imágenes comienza con escenas de la naturaleza, para luego mostrar otras donde se ve el daño a los ecosistemas por el impacto de la explotación humana. Estos accidentes geográficos se «originan por un estilo de vida que destruye lo esencial para producir lo supérfluo».

En la película se pueden ver secuencias de imágenes de todo el mundo, en las cuales se puede apreciar, comentado por el narrador (Salma Hayek en la versión en español latinoamericano, Glenn Close en la versión en inglés, Juan Echanove en la versión en castellano (España)), cómo el ser humano ha maltratado y está afectando al planeta: el clima, los ecosistemas (deforestación, sobreexplotación de acuíferos, pérdida de biodiversidad, urbanización, etc.) debido a la voracidad de energía y materiales del sistema socioeconómico capitalista.

Se muestran escenas del polo petrolífero de Dubái.

Sobre el fin mismo del documental Arthus-Bertrand comentó que el objetivo no es brindar soluciones, sino exponer la problemática. Comentó que «viviríamos mejor consumiendo menos y compartiendo más»; sobre las políticas como instrumento de cambio declaró necesario «convencer a la gente para que empuje a los políticos a la acción». Una de las conclusiones del documental afirma «en 200 000 años sobre la Tierra, la humanidad ha perturbado el balance sobre el planeta. La humanidad tiene apenas diez años para revertir al tendencia».

Sobre el final se escucha la frase «es demasiado tarde para ser pesimista» y se ofrece una visión distinta.

Comprar, tirar, comprar

Comprar, tirar, comprar, es el título de un documental dirigido por la alemana Cosima Dannoritzer, sobre obsolescencia programada, es decir, la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo.

El documental comienza cuando Marcos se da cuenta de que una pieza de su impresora falla y de como en todos los establecimientos a los que acude le recomiendan comprar una nueva. Si hubiese aceptado, hubiera sido otra de las víctimas de la obsolescencia programada, el motor secreto de nuestra sociedad de consumo, pero sin embargo intenta arreglarlo y descubre un vídeo que explica que el fallo de su impresora fue provocado por un microchip contador explicándonos al final como consiguió repararlo.

Toda esta historia de la obsolescencia programada comenzó con las bombillas. En el 1924, se crea Phoebus, que controlaba toda la producción de bombillas e ideaba un plan para sostener a la economía, bajando la vida útil de las bombillas a 1.000 horas multando severamente a los fabricantes del cartel que no cumplieran esa norma. Para mantenerse en la sombra, iban cambiando de nombre continuamente.

También nos habla de las linternas, fabricadas para que la bombilla y la pila duren lo mismo y del Ford T, que era un coche rudo, pero fiable y de como los de Chevrolet, salen con unos coches más bonitos pero menos fiables, vendiendo muchos más. Además nos cuenta como tras el crack del 29, Bernard London se opone al New Deal con un sistema de obsolescencia programada obligatoria, pero nunca se llevó a la práctica, sino que apareció unos años después la obsolescencia percibida, en la que se persuade al cliente a comprar algo que no necesita, pero “sin obligarle”. Sigue narrando varios ejemplos como el de las medias Dupont, creadas con un nailon muy resistente, pero que enseguida se vuelven a fabricar frágiles.

En lo que respecta a la lucha contra la obsolescencia programada, destacan los hermanos Neistat, que fueron por las calles tachando a los de Apple de diseñar las baterías para fallar. Un grupo genera una demanda colectiva, pero al final no se lleva a juicio, sin embargo ambas partes llegan a un acuerdo donde Apple se dedicará a ofrecer servicios de reemplazo y ampliar la garantía de los productos. Casi al final del documental nos comenta sobre el desecho ilegal de los residuos en Ghana, de como venden productos de segunda mano cuando no funcionan y de como algunos luchadores como Mike Anane, que etiqueta los residuos por origen para llevarlo a juicio, intentan parar este sistema de economía. El documental termina con las nuevas propuestas de economía sostenible y con el decrecimiento, para los más radicales.

La guerra del fracking

El término fracking es la técnica por la cual se logra la extracción de petróleo y gas natural mediante la fracturación o perforación de los suelos hasta alcanzar los yacimientos no convencionales.

Este documental de origen argentino, con producción y guión del director Fernando Pino Solanas, el cual fue estrenado en el año 2013, muestra como la explotación de los recursos naturales en Argentina y otras partes del mundo están generando graves problemas ambientales y abusos hacia los pobladores y trabajadores que ejercen sus profesiones en la industria.

La práctica del fracking contamina de manera que al perforar el suelo, quedan residuos tóxicos químicos que contaminan el agua que se encuentra en el subsuelo, la cual es considerada como las únicas reservas existentes de agua potable que pueden salvar nuestras vidas en un futuro. Una práctica que los movimientos ecológicos y ambientalistas rechazan de plano por su alto indice de contaminación.

La producción dura 85 minutos y muestra como viaje al yacimiento petrolero de Vaca Muerta en Argentina, genera una gran preocupación debido a la recopilación de imágenes sorprendentes y testimonios de los habitantes de la zona que afirman que los niveles de contaminación han alcanzado un nivel perjudicial impresionante, afectando directamente a muchas personas y lo cual podría ser aún peor en el futuro. Las compañías que poseen estos pozos no están a favor de que se les prohiba el uso de esta técnica, ya que es una de las más efectivas para lograr extraer todos los frutos fósiles que se encuentran debajo del suelo.

¿Por qué están pulverizando en el mundo?

Why in the World are They Spraying en ingles, es un documental ilustrativo y atractivo de lo que está sucediendo en el mundo y que el 98% de la población desconoce. Proporciona explicación clara y bien apoyada en evidencias sobre las agendas relacionadas con la geoingeniería y como está misma está creando un impacto en el ambiente y el mundo.

Durante mucho tiempo me he interesado en realizar una investigación sobre este asunto y saber mas sobre las implicatorias de esta ciencia y los Chemtrails o el rocío de aerosol sintéticos, es demasiado inquietante. El documental es un gran seguimiento de lo que se esta pulverizando en el mundo y la información adicional sobre el cambio climático presentado en este documental.

Ya sea que este familiarizado con estos conceptos o no, el documental proporciona una visión convincente y apoyado por documentación gubernamental como científica de donde se dirige esta mencionada ciencia y las consecuencias relaciones que podemos experimentar, intoxicación, envenenamiento, contaminación, etc.

Si bien muchas personas sin conocimiento tildan a este tema como “teoría de la conspiración” de manera peyorativa, varios documentos clasificados que pertenecen al Pentágono y la CIA que fueron difundidos por periodistas de investigación, ponen en evidencia que es algo real y preocupante.

Asecho a la ilusión

El Director del documental “Asecho a la ilusión” es Patricio Schwaneck. En el trabajo de investigación de este audiovisual el realizador catarmarqueño nos retrotrae a la década del 90 en Argentina y a su economía liderada por mercados de capitales multinacionales.

La minería genera más de ochocientos mil millones de dólares anuales de ganancia, siendo la segunda industria económica después de la venta de armas para la guerra. Solo cinco empresas controlan todos los recursos minerales en el mundo. Todas ellas son poseedoras de yacimientos mineros en Catamarca, Argentina. Al cabo de diez años de la implantación de leyes favorables a la inversión minera y de ocho años de la instalación del más grande emprendimiento minero del país, el documental emprende la tarea de evaluar las consecuencias actuales de la minería, los costos y beneficios provocados.

Asecho a la ilusión cuenta en paralelo la historia de la minería en la Argentina y la historia de la familia Flores Salas, quienes fueron echados injustamente del lugar donde vivían a partir de la llegada del mayor emprendimiento minero del país, Minera Alumbrera.

El documental contiene la voz de las comunidades cercanas a la mina La Alumbrera, de especialistas en el tema y la reflexión propia. Además de documentos fílmicos y testimonios nunca antes vistos, que nos ubican ante la oportunidad de escuchar y analizar las razones históricas del imaginario colectivo acerca de los beneficios de la minería, su realidad actual y las consecuencias que genera.

La investigación demandó dos años de trabajo. Su registro visual sitúa al espectador en la vida cotidiana de los protagonistas, convirtiendo a este documental en un claro manifiesto ante los hechos, en el momento histórico que así lo demanda.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.