Autor: Organización De Union Planetaria

Diseñando el futuro

¿Estás preparado para diseñar el futuro?

Muchos de nosotros sentimos que, para preparar nuestro futuro, basta con pensar, actuar y aprender usando los métodos y valores presentes; nada más lejos de la realidad especialmente en el mundo cambiante de hoy. Un niño recién nacido entra a un mundo que no ha sido construido por él o ella. Cada generación ha heredado los valores, logros, esperanzas, éxitos y fracasos de las generaciones predecesoras. Heredamos los resultados de las decisiones tomadas por generaciones anteriores.

Durante los cientos de miles de años de existencia humana, la tecnologí­a ha sido rudimentaria o bien inexistente, por lo cual tuvo un impacto limitado en la vida humana y la tierra que la sustenta. Cada sucesiva generación, desde los primeros cazadores y recolectores, hasta los posteriores agricultores y colonizadores, entregaron sus herramientas a las generaciones subsiguientes, con el fin de ayudarles a sobrevivir. El cambio de una generación a la siguiente era lento y apenas perceptible. En esos dí­as, habí­a poco o nulo conocimiento de la ciencia y del modo en que funcionaban las cosas, por ende, las explicaciones no eran cientí­ficas.

Este no es el caso en el mundo de alta tecnologí­a que vivimos hoy, donde un cambio que afecta a millones de personas puede ocurrir en cuestión de segundos. Un niño nacido hoy, heredará un mundo enormemente distinto del que conocieron sus padres, y aún más distinto del mundo siglos atrás. Previas generaciones dejaban un legado de explotación, ocupaciones militares y valores irrelevantes para los desafí­os del presente, pero también, oportunidades para la gente de hoy.

Más que todo este libro fue escrito para explicar algunos de los nuevos parámetros tecnológicos y sociopolíticos que ya fueron diseñados según la ingenierí­a social propuesta por Proyecto Venus. Sin embargo hay que destacar que muchos de estos parámetros fueron mejorados y extendidos. También realiza algunas explicaciones de la sociedad actual y los posibles objetivos que pueden conseguirse.

El estado de la ciencia en el siglo XXI

Crecí en Australia en los años 50 y 60. La historia que nos vendieron en la escuela fue que la ciencia estaba encabezando el nuevo mundo feliz. Hombres y mujeres comprometidos perseguían la verdad en la ciencia, libres de prejuicios e influencias. Los descubrimientos científicos fueron alabados en la prensa y se nos exhortó a aceptar estos nuevos descubrimientos como la verdad del evangelio. La ciencia fue ensalzada como una gran carrera, incluso noble. A medida que me he ido haciendo viejo y (ojalá) más sabio, he descubierto que eso no era cierto en lo absoluto. La ciencia de hoy ha perdido completamente el norte.

Existe una crisis en todas las disciplinas en torno a la capacidad de reproducir, es decir, otras personas no son capaces de reproducir los resultados que se reportan. Cada vez son más las corporaciones y fundaciones vinculadas a corporaciones y organismos gubernamentales con una agenda muy clara y un deseo de resultados particulares. Produzca usted resultados que vayan en contra de la agenda y se arriesga a que su investigación termine, a que se retiren sus fondos y a que su reputación sea atacada. Hay muchos ejemplos de esto.

La forma en que un científico progresa en su carrera es investigando y publicando en revistas de prestigio. Para ello, necesita atraer financiación y que sus investigaciones sean revisadas por homólogos. Resulta que para atraer fondos, evitar ser atacado por los demás científicos y ser aceptado para su publicación, es necesario seguir el camino políticamente correcto. Y esto es cierto en todos los campos de la ciencia, ya sea la medicina, la psicología, el clima, el tabaquismo, la dieta, la nutrición, etc.

John Ioannidis, profesor de epidemiología, publicó un estudio a finales de la década de 1990 que realmente enfureció a muchos de sus colegas. Titulado «Por qué la mayoría de los hallazgos de investigación publicados son falsos», fue publicado en PLOS. Aunque se centró en la investigación médica, los datos subsiguientes han demostrado que sus resultados se aplican de forma generalizada. Se le ocurrieron varios corolarios que son muy esclarecedores:

  1. Cuanto más pequeños sean los estudios realizados en un campo científico, menos probable será que los resultados de la investigación sean ciertos.
  2. Cuanto más pequeños sean los tamaños de los efectos en un campo científico, menos probable será que los resultados de la investigación sean ciertos.
  3. Cuanto mayor sea el número y menor sea la selección de relaciones probadas en un campo científico, menos probable será que los resultados de la investigación sean ciertos.
  4. Cuanto mayor sea la flexibilidad en los diseños, definiciones, resultados y modos analíticos en un campo científico, menor será la probabilidad de que los resultados de la investigación sean ciertos. La flexibilidad aumenta el potencial para transformar lo que serían resultados «negativos» en resultados «positivos»,
  5. Cuanto mayores sean los intereses financieros y de otro tipo y los prejuicios en un campo científico, menos probable será que los resultados de la investigación sean ciertos.
  6. Cuanto más candente sea un campo científico (con más equipos científicos involucrados), menos probable será que los resultados de la investigación sean ciertos.

También señaló que los hallazgos de la investigación a menudo pueden ser simplemente mediciones precisas del sesgo predominante. Qué interesante; para determinar el sesgo prevaleciente en la sociedad, basta con mirar el grueso de la investigación científica publicada.

Así que tómese un momento para pensar en estos puntos, especialmente en el punto 5: «Cuanto mayores sean los intereses financieros y de otro tipo y los prejuicios en un campo científico, menos probable será que los resultados de la investigación sean ciertos». ¿Dónde vemos un mejor ejemplo de esto que en el campo de la ciencia climática? El valor anual estimado de la industria climática es de alrededor de 1,5 billones de dólares al año. Eso es mucho dinero sobre el que quieren poner sus manos personas que no pueden hacerlo a menos que los resultados de sus investigaciones confirmen el sesgo actual. Si está dispuesto a reforzar la historia de «El CO2 es el botón de control del cambio climático», puede aprovechar esos fondos. Si usted es escéptico de esa historia o piensa que otros factores como los ciclos solares y cósmicos juegan un papel, entonces se perderá el enorme pozo de dinero.

En un mundo ideal, la gente estaría dispuesta a debatir sus teorías científicas y a ajustarlas adecuadamente a medida que surjan nuevos datos. Pero no vivimos en un mundo ideal. Esos 1,5 billones de dólares al año son un incentivo masivo para que la gente siga la línea políticamente correcta. No es de extrañar que haya tanta rabia y pasión al atacar a cualquiera que sugiera que el CO2 no es el botón de control para el clima y que cualquier cambio climático que estamos viendo no es causado por las actividades de la humanidad. Tanto dinero, tanta financiación para la investigación, tantas reputaciones están en juego en esto que nunca veremos un debate sensato y razonado. Y es por eso que cualquiera que cuestione el paradigma actual, que sea genuinamente escéptico con respecto a la interpretación de los datos, es etiquetado como un «negacionista».

Los escépticos no sólo son etiquetados como «negacionistas», sino que también son acusados de estar a sueldo de conglomerados de combustibles fósiles. La idea es absurda. La mayoría de los sitios web que publican datos escépticos luchan por subsistir de una semana a la otra y están constantemente buscando donaciones de sus lectores. Y absurdo si se considera el presupuesto de 1,5 billones de dólares que financia a los apóstoles de la fe climática.

Las personas con las que me cruzo a diario y que se consideran escépticas no «niegan» el cambio climático. Cualquier tonto puede ver que el clima está cambiando, y de hecho siempre ha estado cambiando. Lo que ellos cuestionan es la CAUSA de ese cambio; ¿es el hombre o es algún otro ciclo? Y por eso, por atreverse a cuestionar la doctrina del CO2, estas personas son denigradas como «negacionistas», un intento obvio de igualarlas con los negacionistas del holocausto. Y para aquellos que son escépticos, cuanto más tiempo miran la escasez de pruebas y ven los frecuentes intentos de callarlos y destruir su reputación por querer un debate honesto sobre un tema importante, más se parece el movimiento climático a una religión. Una religión donde cuestionar los principios básicos de la fe es ser un hereje que debe ser destruido.

En la última semana, una revista académica llamada Conversación, que pretende dar rigor académico con estilo periodístico, ha prohibido a los escépticos comentar sus artículos porque son «demasiado peligrosos». ¿Cuándo se volvieron peligrosos los intentos de entablar un debate científico? Cuando están en desacuerdo con los principios básicos de la fe en su religión. Allí quedó el rigor académico. Reducir la libertad de expresión es más importante para estas personas para que puedan «mantener pura la fe» y «proteger» a sus lectores de cualquier punto de vista alternativo. Y no están solos.

Michael Mann, infame por su Gráfica del Palo de Hockey, echa a todos los escépticos de su canal de Twitter. Ataca la investigación científica producida por científicos escépticos e insta a la gente a no leerla. Este es el mismo Michael Mann que demandó al Dr. Tim Ball por criticar su Gráfica del Palo de Hockey y afirmar que era incorrecta. Como parte del proceso judicial iniciado por Mann, el juez dictaminó que Mann debía presentar los datos en los que se basaba su gráfico. Mann se negó rotundamente a hacerlo y al final el juez desestimó el caso. Mucha gente se pregunta por qué los datos no fueron enviados; tal vez porque no resistirían el escrutinio. Mann sigue atacando implacablemente a cualquiera que sea un escéptico, afirmando que «nadie puede negar que el cambio climático es real», lo cual es una clara ofuscación, como se ha comentado anteriormente.También parecería que las calificaciones académicas y los puestos de trabajo encajan en un sistema jerárquico. En este sistema, las personas con títulos y posiciones académicas, que producen investigación que se ajusta a la doctrina, se mantienen como el estándar de oro. Nada está por arriba de la investigación revisada por colegas que es doctrinalmente correcta. Sin embargo, cuando escépticos con calificaciones similares publican investigaciones revisadas por pares que cuestionan el statu quo, entonces es evidente que están a sueldo de las empresas de combustibles fósiles y que han vendido su integridad a cambio de sucios beneficios. Son «herejes», lo peor de lo peor.

Hoy oímos a los numerosos activistas de la fraternidad de la ciencia del clima reivindicando una ciencia validada por consenso. Si realmente existe un consenso es otra cuestión y ha habido un número de académicos y científicos que han desacreditado ampliamente el frecuentemente reportado «consenso de la ciencia climática». Pero haya o no consenso, debemos recordar que el consenso nunca ha sido parte integral del método científico.

Si miramos hacia atrás en la historia, encontramos muchas veces que el «consenso» era simplemente erróneo. El consenso afirmaba que la Tierra era plana, y que el Sol giraba alrededor de la Tierra. En 1982, dos científicos australianos descubrieron que las úlceras estomacales eran causadas por la bacteria H Pylori y eran fácilmente tratables con antibióticos. Ahora usted pensará que estos resultados fueron bien recibidos por la fraternidad médica. Pero eso no fue lo que pasó. Había toda una infraestructura construida alrededor de la noción de que las úlceras estomacales eran incurables y que los únicos tratamientos disponibles eran los medicamentos y la cirugía.

El consenso era que los únicos tratamientos se basaban en fármacos y cirugía. Y ese consenso estaba equivocado. Había personas cuyos ingresos dependían de ello, cuya reputación se construyó en torno a estos supuestos hechos. No hace falta decir que estos caballeros fueron atacados por una comunidad médica escéptica. Pasaron casi 20 años antes de que sus resultados fácilmente reproducibles fueran aceptados como válidos por la fraternidad médica y en 2005 se les otorgó un premio Nobel en reconocimiento a su trabajo.

Nada ha cambiado. El consenso nunca ha sido un punto de partida en el método científico. Discutir desde el consenso es sólo otro intento de forzar a la gente a volver a los principios básicos de la fe en el clima, y «a la mierda lo que los datos realmente digan».

¿Por qué está pasando todo esto? Está claro que hay un grupo fuerte de activistas climáticos con sus muy ricos partidarios dirigiendo una agenda en este asunto. Mi observación es que están buscando crear un mundo en el que todos seamos veganos, habitantes de un mundo postindustrial sin combustibles fósiles y tecnologías asociadas, un mundo con una población mucho menor. Han secuestrado la ciencia del clima y nos están conduciendo con mucho éxito hacia un futuro distópico, del que sus ardientes partidarios son felizmente inconscientes de que se avecina y que se horrorizarán si realmente acabamos allí.

Hacia Proyecto Venus: Una breve observación al sistema monetarista

El sistema monetario es uno de los sistemas de dominación menos cuestionados en el mundo. Por lo mismo es quizás el más efectivo de todos. La economí­a monetaria se basa en la idea de escasez y deuda. Por lo tanto, tal como podrás ir viendo en el desarrollo de esta series de artí­culos titulado «Hacia Proyecto Venus», admite (implí­citamente por sus afirmaciones y deducciones) que la pobreza y la esclavitud al trabajo son hechos sociales normales e inevitables. Esto quiere decir que, dentro de los sistemas monetarios, siempre habrán personas marginadas.

Un poco de historia del nacimiento del monetarismo

Los nostálgicos del monetarismo y los defensores del elitismo, crearon un eslogan que utilizan para justificar la pobreza, mas unas series de teorí­as para sostener su estatus social y sus practicas contra los ciudadanos del mundo mas pobres. Este eslogan reza lo siguiente: «La pobreza es parte de la naturaleza humana y por eso siempre habrá pobres».

Este concepto es un error y una aberración a la comprensión de la historia económica humana. Los estudios antropológicos, independientes de los intereses de algunos grupos económicos, han demostrado todo lo contrario. Si la pobreza se mide basándose en los recursos que una persona posee (capital, en la doctrina capitalista), el ser humano desde su nacimiento tenia disponible capitales y recursos ilimitados para si mismo, con total libertad de acceso. Es decir que el ser humano en el principio de la humanidad era sumamente rico.

Cuando el ser humano comenzó a crear reinos e imperios con pensamientos avaros, egoí­sta y de poder, fue creando limites que comenzaron a marginar a la población del acceso a los recursos. Los seres humanos no tení­an libertad de acceso a los recursos dentro de esos limites, por lo tanto tuvo menos capital y riquezas; sobretodo los que quedaban fuera de esos limites. Este hecho se fue masificando, generando menos acceso a los recursos y generando mas depredación de los mismos.

El problema se fue agrandando cuando se creó el monetarismo, ya no solamente la humanidad tenia que enfrentarse a la enajenación de los recursos por medio de la imposición de los limites de los reinados, imperios, etc. y la expropiación de los recursos por parte de sus gobernantes, sino que también debí­a enfrentarse a los limites del acceso de los recursos impuestos por el monetarismo. En ves de obtener los recursos gratuitamente, debí­as aceptar esclavizarte al reino, para obtener tener dinero, para después acceder a los recursos. Fue el principio de la legalización de la esclavitud por medio del monetarismo.

Los gobernantes observaron que con el trueque no podí­an obtener riquezas y poder, ya que se hacia un cambio justo de recursos, por otros similares en la misma calidad y cantidad de peso, como los gobernantes no eran productores de recursos, entonces al final era el ciudadano el que imponí­a su valor y el que podí­a someter a un reino cortando los recursos al reino. Fue allí­ que los gobernadores impusieron la moneda y los impuestos como formas de inducir al pobre a esclavizarse a si mismos dentro de un marco legal. Si el ciudadano no tenia monedas, no podí­an pagar los impuestos, sino podí­as pagar los impuestos, el gobierno se quedaba con tus recursos. Cada vez los impuestos costaban mas monedas, pero los productos eran valuados menos; por lo tanto debí­as dedicar mas tiempo para producir mas recursos para entregarlos al imperio.

Los gobiernos por poder, extender los limites de su reino, sed de dinero y recursos, comenzaron a generar apropiaciones, guerras, conflictos y otros actos fascistas contra la voluntad de los demás. Los que sufrí­an los efectos de estos conflictos, eran sucumbidos a mas pobreza, sus recursos eran robados, destruidos, expropiados, etc.

Este texto de introducción hacia el pasado de la humanidad y el comienzo del monetarismo, nos deja observar que la pobreza no es natural del ser humano, es todo lo contrario. El ser humano comenzó en un hábitat de abundancia de recursos (capitales) y riqueza, debido a que los recursos eran patrimonios de toda la humanidad y se tenia acceso a los mencionados. Este fue un punto analizados por muchos antropólogos serios y que defienden los intereses de toda la humanidad, no responden a intereses gubernamentales o monetarios de un paí­s o una multinacional.

La actualidad del monetarismo

En la actualidad hambrunas, guerras y todo tipo de limitaciones no son realmente impuestas por una ausencia de recursos naturales, sino por ausencia de recursos monetarios, que no son más que monedas y tí­tulos, papeles sin valor alguno. Hoy no hay una guerra por los recursos energéticos, sino porque el negocio energético del petroleo, mueve mucho dinero y es dinero lo que necesitan. Esto se puede ver claramente en las «crisis económicas», donde si bien los supermercados siguen llenos de mercancí­as, miles de personas sufren de escasez; así­ como también en las hambrunas, donde miles de personas mueren diariamente por no tener un papel, estando los supermercados repletos de alimentos. Es mas evidente la manipulación de gobernantes y dirigentes del monetarismo en temas de crisis y escasez, cuando observamos que tales efectos parecen no afectar algunas áreas, como por ejemplo el área militar. En esta área de las sociedades, el dinero y los recursos abundan, van siempre en crecimiento, mientras que pueblos enteros dentro de los limites de su propia nación y fuera de ellos, mueren de hambre.

¡Esto debiese darnos vergüenza! Pero no, el sistema monetario se justifica a sí­ mismo llamando la atención que es «la manera en cómo funcionan las cosas», sumiendo a miles de ciudadanos al conformismo haciéndoles creer que el sistema no puede ser cambiado, inventando una serie de mitos, jergas, promesas y «parches polí­ticos» que no hacen más que desviar la atención del problema estructural: la esclavitud basada en el monetarismo y sobretodo en la deuda, tanto económica, como social.

La corrupción (entendida como la degeneración del fin original de servir a la humanidad, en pos del fin de perpetuar la existencia de la propia institución) es algo inevitable dentro de la lógica monetarista.

Por ejemplo la tecnologí­a es limitada deliberadamente, creando productos programados para que se echen a perder dentro de un determinado tiempo, permitiendo así­, un nuevo consumo cí­clico. Este sistema fue creado con la escusa de que el consumo genera capitales, y por lo tanto crecimiento económico. Esta escusa económica y polí­tica es totalmente falsa, unos de los problemas que tiene la economí­a actual es la gran perdida de existencias reales por culpa de la obsolescencia programada, se construye objetos que no duran y que lleva mucho tiempo hacerlos, al ser construidos para que fallen, pierden valor monetario y de capital, terminando en la basura. No obstante, no se recupera y queda inservible, sin valor alguno; por lo tanto no regresa a la vida económica generando un déficit a las familias y a la nación. Esta practica a su vez genera mas consumo de recursos y mas gastos, ya que se debe reponer el elemento roto u el aparato en totalidad, utilizando nuevos recursos, mas tiempo y capital humano. La practica termina siendo un perjuicio hacia muchos, para la ganancia de unos pocos.

A su vez la lucha social, dueño-sirviente, es intrí­nseca e inevitable dentro de los sistemas monetarios, ya sea en el modo capitalista de patrón-obrero o de la versión comunista de Estado-burócrata. Siempre ambas partes buscarán maximizar sus ganancias, produciendo una guerra sin final que no crea más que división, discordia, desconfianza y enemistad. Bajo estos sistemas, sera muy común encontrar revoluciones armadas y contra revoluciones, que lo único que generan es el aniquilamiento de los recursos humanos, animales y recursos naturales. Ambos utilizaran la escusa, la falsa teorí­a de la selección natural, creada y difundida por la burguesí­a y oligarquí­a para justificar sus acciones y su superioridad ante los demás. Al parecer algunos grupos no toman en cuenta algunos factores y hechos históricos, por ejemplo el factor de la espiritualidad, el conocimiento, la conciencia humana, y que a mayor crecimiento menos efecto tiene la selección natural y menos se busca la depredación y el aniquilamiento de la vida. Si vemos en la historia, podemos observar al mejor ejemplo de todos Mahatma Gandhi, cuyas acciones y modo de activismo, lograron imponerse ante unos de los imperios mas cruel de la historia humana, el Imperio Ingles, logro cambiar la historia y el rumbo a toda una nación de manera pacifica y conciente. ¿Cuál fue la diferencia entre unos y otros? Precisamente fue el entorno y la educación, siempre en post de elevar lo mas alto del ser humano, la espiritualidad y la conciencia, por encima de la cuestión biológica, es el ejemplo que pone fin a la falsa teorí­a de la Selección Natural.

Poco se destaca el absurdo de una sociedad saludable dentro de los sistemas monetarios. Por ello la medicina actual se basa más en extirpar órganos (o recetar drogas) que en la -prudente- prevención mediante hábitos saludables. A mayor personas saludables, más probabilidades de doctores cesantes. Mientras más gente enferma, mayor empleo y ganancias para la corporación médica o el estado. ¿No es esto absurdo? ¿Qué corporación o gobierno va a querer una salud perpetua si eso genera el fin de su existencia, de su sistema monetarista y por lo tanto, del modo material de subsistencia de sus integrantes?

La industria alimenticia comprende bien este fenómeno. Por ello «resultarí­a» tan rentable la asociación alimenticia-farmacéutica (actualmente vigente) de envenenar sutilmente los alimentos para aumentar el consumo de «remedios» o utilizar métodos para eliminar nutrientes de las semillas naturales. Debido a la falta de nutrientes, proteí­nas y vitaminas en las plantas transgénica, las multinacionales farmacéuticas y de alimentación pueden vender el valor agregado, es decir vitaminas, proteí­nas y nutrientes artificiales, que en muchos casos, son nocivas para la salud. Por la falta de estos elementos, la gente necesita consumir mas cantidad de alimentos, para obtener los niveles nutricionales que necesita y que este tipo de cultivos no los genera. Una ganancia como ésta, perpetua y segura, resulta beneficiosa y sistémica para los sistemas monetarios.

La polí­tica, al igual que el resto de las ramas de la sociedad dentro de un sistema monetario, está subyugada al uso de dinero. Por esta razón, la corrupción polí­tica es un hecho estructuralmente intrí­nseco dentro de las sociedades monetaristas. Y cuando hablo de corrupción no me refiero simplemente a la descarada mezcla de intereses existentes entre grandes empresas, organizaciones y polí­ticos, sino también a la inevitable decisión de crear empresas y organizaciones dañinas para el medio ambiente, el animal y el ser humano…

La necesidad de crear empleos, es la cadena que aprisiona y mantiene esclavos tanto a seres humanos como a Estados. Con tal necesidad siempre existente, los dueños del dinero (es decir, Los banqueros), pueden ajustar, presionar y limitar la libertad de compartimiento de personas y estados. Esta necesidad siempre existente es la que explica la increí­ble destrucción que las distintas empresas y naciones (independientes de su postura polí­tica) causan al medio ambiente y la diversidad biológica. Dentro de los sistemas monetarios, la inevitable -y perpetua- urgencia de terminar con el desempleo (y por lo tanto con el hambre) crea una necesidad sin fin para crear puestos de trabajo (que se podrí­an evitar automatizando todos los sistemas de producción) sin importar mucho las consecuencias que la nueva rama promovida pudiera causar al medio ambiente, a los animales o a otros seres humanos.

La necesidad de empleos, vista desde la perspectiva individual, crea la obligación de tener que trabajar para conseguir los elementos necesarios para la supervivencia, cuando antes estos, estaban disponibles para toda la humanidad. A menudo (en la mayorí­a de los casos), esto implica una alienación psicológica de obligarse a uno mismo a hacerse esclavo de las multinacionales y los gobierno y hacer algo que le hace infeliz: en el caso de los adultos, conseguir un empleo aburrido pero bien remunerado; en el de los niños y muchos jóvenes, asistir a colegios o universidades y estudiar temas que puede que no sean de su interés. El sistema monetarista y sobretodo el sistema capitalista, esta diseñado para que el ser humano sirva al sistema y sus dirigentes y no para el sistema y sus dirigentes sirvan al ser humano.

Como si esto fuera poco, la supuesta «libertad de información» se ve limitada por el poder polí­tico, empresarial y monetario. Así­, las grandes cadenas de multimedia emiten programas e información según la limitación de su presupuesto; presupuesto que en casi la totalidad de los casos, obtienen de empresas y gobiernos, que obviamente, no permitirán que se emitan discusiones que vayan en contra de sus intereses. Tampoco lo permite el poder polí­tico, que no dudan de coartar el acceso a la información que atenten contra su gobierno y la subsistencia de su sistema. Esta falta de transparencia también se extiende a las decisiones polí­ticas que muchas veces por presiones de grandes empresas -aunque pueda parecer «el colmo de los colmos»- son tomadas a puertas cerradas (cuando obviamente los bienintencionados representantes polí­ticos debiesen hacer su trabajo con absoluta transparencia).

Conclusiones

La polí­tica con la que se rigen los sistemas monetarios (ya sea en su versión fascista, capitalista, socialista o comunista) no va a solucionar definitivamente los problemas socio-económicos del mundo (a excepción de que se dieran gratuitamente a toda la población salud, educación, recursos, comida y vivienda), ya que es imposible hacerlo dentro de la lógica monetaria, teniendo en cuenta cómo funciona el sistema monetario: el uso de dinero está basado en la deuda y las promesas que no se ven reflejadas en existencias reales y por lo tanto -mientras sigamos usando este tipo de sistema- jamás se podrá disponer de prosperidad para todos, ya que la creación y uso de dinero (despojado de salud, educación, recursos, comida y vivienda gratuitas) implica que algunas personas estén empobrecidas, endeudas y/o quebradas. Para los que aún no se hayan dado cuenta de esta triste realidad, un ví­deo de una pelí­cula Argentina que menos de 7 minutos lo explica de manera clara y sencilla.

No obstante todo lo anterior, existen soluciones socioeconómicas para cambiar este sistema ocultamente esclavizante. Una de ellas es el Proyecto Venus, proyecto que propone una Economí­a Basada en Recursos y no en el uso de dinero, que implica estar sujeto al monetarismo. Este Sitio Web y nuestra Organización se propone hacer reflexiones filosóficas, éticas, sociológicas y económicas sobre el sistema monetario y la Economí­a Basada en Recursos, contrastando los 2 sistemas de una manera analí­tica, relacional pero también holí­stica, sistémica. Para ello, me sustentaré de las ideas de Jacque Fresco, creador del Proyecto Venus; pero no limitándome exclusivamente a ellas, procurando compartir toda información que pueda ser necesaria para una transición a un sistema más armónico para todos, donde la prosperidad no sea beneficio de solo algunos, sino que de toda la población.

Como instalar Ubuntu 20.10

En este tutorial usted aprenderá los pasos básicos para instalar el sistema operativo GNU/Linux Ubuntu en su computadora promedio. Antes de iniciar la instalación es recomendable hacer una copia de seguridad de sus archivos personales.

Ubuntu es un sistema operativo basado en GNU/Linux y que se distribuye como software libre, el cual incluye su propio entorno de escritorio denominado Unity. Su nombre proviene de la ética homónima, en la que se habla de la existencia de uno mismo como cooperación de los demás.

Está orientado al usuario promedio, con un fuerte enfoque en la facilidad de uso y en mejorar la experiencia del usuario. Está compuesto de múltiple software normalmente distribuido bajo una licencia libre o de código abierto. Estadísticas web sugieren que la cuota de mercado de Ubuntu dentro de las distribuciones Linux es, aproximadamente, del 49%, y con una tendencia a aumentar como servidor web.

Su patrocinador, Canonical, es una compañía británica propiedad del empresario sudafricano Mark Shuttleworth. Ofrece el sistema de manera gratuita, y se financia por medio de servicios vinculados al sistema operativo y vendiendo soporte técnico. Además, al mantenerlo libre y gratuito, la empresa es capaz de aprovechar los desarrolladores de la comunidad para mejorar los componentes de su sistema operativo. Extraoficialmente, la comunidad de desarrolladores proporciona soporte para otras derivaciones de Ubuntu, con otros entornos gráficos, como Kubuntu, Xubuntu, Ubuntu MATE, Edubuntu, Ubuntu Studio, Mythbuntu, Ubuntu GNOME y Lubuntu.

Paraíso o perdición

El Proyecto Venus (The Venus Project en inglés) es una organización fundada por los estadounidenses Jacque Fresco y pretende eliminar la guerra, la pobreza, el elitismo, la devastación ambiental y otros problemas globales mediante un plan global holístico-sistémico con el fin de crear una civilización mundial pacífica, avanzada y sostenible superando el sistema monetario, aplicando el método científico directamente al sistema social junto con la automatización progresiva de la producción, distribución y reciclaje, para crear abundancia e igualdad en acceso a los bienes y servicios y declarar los recursos de la Tierra como patrimonio común de todos los habitantes de la misma.

El plan incluye un diseño técnico de la ciudad basada en la automatización industrial de la producción, la distribución y el reciclaje para el beneficio de todas las personas del planeta, eliminando progresivamente el paradigma de trabajar para sobrevivir o para acceder a los recursos, bienes y servicios en la sociedad, eliminando también el sistema monetario y de mercado, y conseguir una transición gradual y global hacia lo que llama economía basada en recursos. Esta organización considera la política, el sistema monetario y el sistema de mercado como métodos obsoletos de solventar problemas, dado que en la nueva situación mundial señala han quedado reducidos a generar y perpetuar escasez artificial, desperdiciar recursos y dividir a la población mediante métodos ideológicos que no tienen relación con las leyes naturales ni son relevantes para la realidad física del mundo, sino que parten de filosofías, creencias o hipótesis. En su lugar, propone la aplicación del método científico humanista, la ciencia y la tecnología directamente en el sistema social para lograr el beneficio de todas las personas del planeta y el medio ambiente con abundancia, equidad, sostenibilidad y eficiencia.

Asegura que el método científico humanista y el estado actual de la ciencia y la tecnología han superado las posibilidades del sistema monetario y de mercado, y pueden utilizarse para permitir la abundancia y la eficiencia dentro del sistema social y solventar los nuevos problemas globales; eliminando de raíz el elitismo, el nuevo orden mundial, el desempleo, la pobreza estructural, la mayor parte de los crímenes, la negligencia medioambiental, las guerras, la estratificación social, la escasez y otros problemas sociales y medioambientales.

Debe su nombre al hecho de que su centro de investigación de 8.7 hectáreas está localizado en Venus (Florida), EE. UU.

Las ideas que inspiraron a su fundador en la realización de este proyecto se deben a experiencias personales en el periodo de la gran depresión de Estados Unidos hasta los términos de la segunda guerra mundial. Las primeras ideas y diseños fueron realizados en los años ’50 después de un periodo de tiempo, en los años ’70 presenta Sociocyberneering que es el antecedente inmediato de este proyecto y dos publicaciones literarias que definen y explican los conceptos técnicos de sus ideas y diseños desde la educación, el transporte, fuentes de energía limpia, sistemas de producción y distribución hasta completos sistemas urbanos completamente sostenibles y automatizados.

El fundador, Jacque Fresco, invirtió más de 70 años en experimentos y en el desarrollo de una estrategia y metodología de trabajo para realizar la transición del sistema monetario al sistema. El plan está conformado de 3 fases que incluyen 18 objetivos y propuestas y cuenta con voluntarios alrededor del mundo que las apoyan y contribuyen a su difusión y se organizan en diferentes equipos de trabajo, tanto locales como de forma internacional, compuestos por equipos de ingeniería, diseño, música, programación, difusión, recursos humanos, entre otros.

Mirando hacia adelante

Mirando hacia adelante es un fascinante e imaginativo libro en el cual los autores lo transportarán en un viaje a la cultura y tecnología de fines del siglo veintiuno. Luego de la sección introductoria que discute. Las cosas que dan forma a nuestro futuro usted explorará los por qué y los porqué del inusual, preocupante pero estimulante mundo de cien años en el futuro. Verá esta sociedad a través de los ojos de Scott y Hella, una pareja del próximo siglo. Sus habitaciones están equipadas con un cibernador, un dispositivo computacional aparentemente mágico, pero qué en realidad está basado en principios científicos que actualmente ya conocemos. Regula las horas de sueño, las comunicaciones con el mundo, un increíble complejo acuático e, incluso, las calorías diarias que ingiere la joven pareja (están en sus cuarenta años pero su esperanza de vida supera los doscientos).

El mundo en que Hella y Scott viven es uno que ha logrado controlar las condiciones climáticas, desarrollar computadores del tamaño de una uña que son implantados en el cerebro del bebé al nacer (los bebés son incubados científicamente la mujer del siglo veintiuno no necesita sufrir los dolores del parto) y que ha dominado la manipulación genética, permitiendo mejorar la raza humana sobre la base del método científico.

Económicamente, el mundo es utópico según nuestros estándares. El dinero, las remuneraciones y el empleo han sido superados hace mucho. Nada tiene precio y las posesiones personales no son necesarias. El nacionalismo ha sido erradicado, logrando el desarme total. La tecnología educacional ha dejado obsoletos a escuelas y maestros. En este mundo amigable, los niños aprenden haciendo y son independientes desde los cinco años. La fuente primaria de esta sociedad superior es el centro de correlación Corcen, un enorme complejo computacional que sirve convenientemente a la humanidad en lugar de esclavizarla. Corcen regula la producción, las comunicaciones, el transporte y todas las monótonas y agobiantes tareas del pasado. Esto ha liberado a hombres y mujeres para lograr desafiantes y creativas experiencias en lugar de vidas vacías de ocio sin significado alguno.

Obviamente, este libro es especulativo, sin embargo, está basado en nociones del desarrollo científico actual. Tal como señalan sus autores: Comprenderá mejor este libro si ve usted al presente como el punto de inflexión entre el ayer y el mañana. También necesitará sensibilidad ante las injusticias, las oportunidades de felicidad desperdiciadas y los conflictos bélicos que caracterizan nuestra civilización del siglo veinte. Si usted es capaz de evaluar ideas en su justa medida y juzgarlas con perspicacia, este libro es para usted. No tenemos una bola de cristal para obtener una imagen detallada del siglo veintiuno. Queremos alimentar estas ideas en su propia computadora mental. Usted podría, incluso, encontrar mejores ideas que podrían jugar un rol importante en la tarea de forma al futuro de nuestra civilización.

Bayer

Bayer AG (pronunciación del alemán: [baɪə]) (TYO: 4863) es una empresa químico-farmacéutica alemana fundada en Barmen, Alemania en 1863. Hoy en día, tiene su sede en Leverkusen, Renania del Norte-Westfalia, Alemania. Es bien conocida por su marca original de la aspirina.

Desde 1925 formó parte del conglomerado IG Farben hasta que en 1951, después de la Segunda Guerra Mundial, fue disuelto por los Aliados debido a que utilizó trabajo esclavo en sus procesos de fabricación.

Bayer AG fue fundada principalmente como una fábrica de tintes en Barmen (hoy parte de Wuppertal), Alemania en 1863 por Friedrich Bayer y su socio, Johann Friedrich Weskott. Tiempo después descubren que el tinte contiene algún medio curativo y deciden investigar sobre el tema descubriendo tiempo después el ácido acetil salicílico, el compuesto de la aspirina.

Proyecto Holo Home

Debido a la demanda de la comunidad de nuevas propuestas habitacionales que respeten el ambiente, la Organización De Unión Planetaria ha decidido crear un nuevo proyecto para satisfacer las demandas de la comunidad.

Este proyecto que ha sido titulado provisoriamente como Holo Home, propondrá la construcción de una casa sustentable, modular, con alta tecnología y amigable con el ambiente para el bienestar del ser humano, la fauna y la flora.

Se propondrán nuevos materiales altamente resistentes para eliminar la obsolescencia programada, permitirá la mayor durabilidad de la estructura permitiendo el ahorro de recursos y evitando su continua reparación. Así mismo dichos materiales podrán ser reciclados nuevamente de ser necesarios.

La vivienda generará su propia energía por medio de dispositivos de energía renovable y limpia. La energía sobrante que produzca la vivienda será devuelta a la red eléctrica comunitaria. Además dispondrá de distintos dispositivos para el control y automatización de funciones para el ahorro de energía y servicios. El cuidado del bienestar de los habitantes será asegurado también por mencionados dispositivos, los cuales monitorearan el estado de los habitantes o si han sufrido algún percance.

La vivienda contará con un invernadero propio para crear sus propios alimentos, en el cual se podrá producir tanto vegetales como también peces por medio de un sistema hidrológico. El agua será captada por un sistema de recolección de humedad y agua de lluvia, para luego almacenarla para su posterior utilización tanto en la vivienda como en los sistemas complementarios.

Se tiene previsto agregar otros sistemas en etapa de investigación como nuevos convertidores biológicos de residuos cloacales, los cuales podrán disminuir dichos desperdicios de manera sustentable.

El proyecto de vivienda estará en continua actualización a medida que las investigaciones avancen. Instamos a la comunidad que quiera participar en este proyecto a sumarse por medio de nuestro sistema de proyecto y colaboración en nuestro sitio web, pueden consultar con algunos de nuestros miembros para mayor información.

Open Source Ecology: Ecología abierta para todos

En Open Source Ecology están desarrollando máquinas para uso libre que se pueden fabricar por mucho menos dinero que las comerciales (entre 5 y 10 veces más barato), compartiendo diseños online de forma gratuita. El objetivo de Open Source Ecology es crear una economía libre – una economía eficiente que aumente la innovación mediante la colaboración de toda la comunidad.

Open Source Ecology (OSE) es un movimiento fundado en Estados Unidos por Marcin Jakubowski, cuyo objetivo es crear, a través de la implicación de diferentes actores del mundo de la producción (empresarios, ingenieros, diseñadores, agricultores y activistas), una red de conocimiento que da lugar a una “economía de open source”.

En esencia, el objetivo es compartir, en todo el mundo, tanto los conocimientos técnicos como los métodos de fabricación o incluso los proyectos de máquinas y productos con el fin de permitir el libre uso de todos sin derechos de autor.

Cualquiera puede hacer mejoras y, a su vez, compartirlas en un proceso interminable. De esta manera es posible emprender un camino importante hacia la sostenibilidad ambiental y económica, ya que el sistema de producción está liberado de los monopolios y de las restricciones de confidencialidad que obstaculizan, entre otras cosas, la evolución ecológica de la producción y de los productos.

Quien descubre un nuevo proceso, un nuevo producto o una nueva máquina y desea unirse a la Ecología del Software Libre, en lugar de trabajar para proteger su propia invención exclusiva con marcas y patentes, libera sus contenidos en la web, permitiendo a otros hacer pleno uso de ellos y hacer posibles mejoras que, a su vez, deben ser compartidas en una cadena infinita.

Los beneficios de esta práctica no consisten en la venta de los derechos de uso o en la exclusividad de la producción que, de hecho, bloquean el proyecto durante mucho tiempo, sino en el intercambio de conocimientos y en el hecho de que los creadores pueden disponer de una enorme red, distribuida por todo el mundo, de “colaboradores”.

La mayoría de los beneficios de esta práctica pueden ser tanto económicos como ecológicos. La primera es porque las mejoras progresivas siempre buscan reducir los costes de producción y aumentar la eficiencia y racionalidad en el uso de los recursos. Las ecológicas, directamente relacionadas con las primeras, también se mueven en la dimensión ética para asegurar que las máquinas y los productos tengan, en general, el menor impacto sobre el medio ambiente.

La Ecología de Código Abierto no es una novedad, sino que es el resultado de otras famosas prácticas de código abierto, ya bien establecidas y operativas. En el campo de la tecnología de la información, por ejemplo, el famoso sistema operativo es Linux o WordPress, que opera en el campo del diseño de sitios web. En el campo de la cultura, en cambio, la enciclopedia libre Wikipedia es famosa. Todas las herramientas que, de alguna manera, han sido capaces de hacer una contribución muy importante tanto a la economía como al desarrollo y progreso de la sociedad. Dado que trabaja en el campo de la informática y la cultura, ¿por qué no debería trabajar también en el campo técnico?

Como eliminar las hormigas de tu jardín

Si bien las hormigas cumplen un rol importante en el hábitat, en algunas ocasiones se vuelven un problema para el ecosistema por su desmesurado crecimiento poblacional. Pero si tú tienes una huerta o un jardín, el asunto se vuelve un problema que puede sacarnos el sueño.

En este tutorial veremos un truco para eliminar hormigas rápidamente o bien controlar su elevada población. Estos remedios caseros son igual de útiles para el huerto, huerto urbano y jardín.

Para llevar a cabo la misión de mantener controlada la población de hormigas, utilizaremos elementos naturales y orgánicos que pueden comprarse en un vivero o en la alacena de la cocina. Por lo tanto con este método nos olvidaremos de recurrir a sustancias químicas peligrosas para la salud humana y del resto de los animales de la familia.

Gana la batalla gracias a este tutorial y no dejes que las hormigas arruinen tus cosechas.

Organización De Unión Planetaria

© 2020 Organización De Unión Planetaria.