Autor: Organización De Union Planetaria

Granjas urbanas verticales y sustentabilidad

A medida que la población mundial sigue aumentando, la agricultura vertical se está convirtiendo en una solución más extendida y viable para nuestro problema de producción de alimentos. La agricultura vertical es un tipo de agricultura de interior en la que los cultivos se apilan en capas, en lugar de repartirse en grandes parcelas de tierra.

Estas granjas futuristas no sólo van a tener un impacto en la forma en que vivimos aquí en la Tierra; también podrían permitirnos crear una fuente de alimentos más allá de nuestro planeta, sin depender del clima exterior o de la tierra cultivable.

Aunque la tarea parece inimaginable, los avances en la agricultura de ambiente controlado están demostrando que es muy posible. La adopción de estas prácticas agrícolas sostenibles podría suponer un cambio monumental en la forma de producir alimentos, tanto para el presente como para el futuro de la humanidad.

Ventajas de la agricultura vertical

Las granjas verticales ofrecen muchas ventajas con respecto a las prácticas agrícolas tradicionales: un mayor rendimiento de los cultivos con una menor necesidad de terreno, un mayor control sobre el resultado del tratamiento y la limpieza de las cosechas, y la perspectiva de un mejor acceso a los alimentos saludables en las comunidades desfavorecidas, por nombrar algunas.

Como estas granjas se construyen completamente en el interior con luces LED, su producción no está sujeta a los elementos naturales que suelen afectar a la producción de las plantas, como el clima adverso, los insectos y las estaciones.

Son mejores para el medio ambiente porque requieren menos energía y emiten menos contaminación, sin necesidad de maquinaria pesada, pesticidas o fertilizantes. Las granjas verticales suelen utilizar métodos de cultivo sin suelo, como la acuaponía, la hidroponía y la aeroponía, que requieren solo un 10% de la cantidad de agua que consumen las granjas convencionales al aire libre.

Piense en una granja vertical como una fábrica de plantas, que permite a los agricultores cultivar de forma predecible cualquier cosa, en cualquier lugar, desde fresas hasta coles. La idea fue presentada por primera vez en 1999 por Dickson Despommier, profesor de la Universidad de Columbia. Despommier y sus estudiantes diseñaron una «granja rascacielos» que podría alimentar a 50.000 personas. Aunque la estructura aún no se ha construido, consiguieron popularizar la ideología de los sistemas de agricultura vertical.

Entonces, ¿por qué no se construyó la granja en el rascacielos? La respuesta arroja luz sobre uno de los inconvenientes más destacados de la agricultura vertical: el dinero, coste. La construcción de una sola granja puede costar mucho dinero, aunque existan los recursos suficientes para crearlas, el dinero impide el acceso a los mismos, y la falta de datos sobre la viabilidad económica a largo plazo de las granjas verticales ha hecho que algunos inversores se alejen.

Sin embargo, esto no ha impedido que las granjas verticales sigan perturbando a la industria de la producción de alimentos convencional. La agricultura vertical ya se ha adoptado en países como China, Japón y otras partes de Asia. De hecho, se espera que el mercado de la agricultura vertical en esa región aumente un 24% para 2026. Y en Estados Unidos, algunas empresas de agricultura vertical ya venden sus productos en las tiendas.

Más productos con menos recursos

Una de esas empresas es Plenty, con sede en San Francisco, California. Plenty fue fundada en 2014 por Matt Barnard y Nate Storey con la sencilla pero poderosa misión de mejorar la vida de las plantas, las personas y el planeta.

Plenty ya ha establecido granjas verticales en el área de la bahía de San Francisco, Wyoming y Washington. Estas granjas suministran productos frescos y organicos, como col rizada, rúcula y lechuga, a las principales tiendas de alimentación, como Whole Foods y Safeway.

El equipo de Plenty ha iniciado recientemente la construcción de una nueva granja en la zona de la bahía a la que han llamado Tigris. Tigris será su granja más grande y eficiente hasta ahora, capaz de cultivar un millón de plantas a la vez.

Con la tecnología de cultivo vertical de Plenty, se pueden condensar 700 acres de tierra de cultivo en una estructura del tamaño de una gran tienda, descomprimiendo grandes extensiones de tierras que pueden ser utilizadas para recuperar el ambiente. Las granjas de Plenty cosechan los 365 días del año y reducen los ciclos de crecimiento a unos 10 días para muchos de sus productos.

El resultado es un aumento del rendimiento de alrededor del 700% en comparación con la agricultura tradicional, todo ello ahorrando alrededor de un millón de galones de agua a la semana y utilizando solo un 1% de la tierra que utilizan las granjas tradicionales.

El secreto de esta eficiencia astronómica reside en la tecnología. Las granjas de Plenty están equipadas con unidades de tratamiento de aire que capturan el agua transpirada, lo que les permite recircular el 99% del agua de vuelta al sistema. También utilizan bombillas LED y, buscando la mayor eficiencia posible, las bombillas están diseñadas en un formato de rejilla que maximiza la cantidad de energía absorbida por las plantas.

Estos sistemas permiten a los operadores agrícolas tener un mayor control sobre el rendimiento de sus cultivos, hasta el perfil de sabor de la planta. La iluminación LED azul, por ejemplo, puede crear un crujido más intenso en las hojas de col rizada. Además, sin necesidad de pesticidas, sus productos son completamente ecológicos. Además, que dichas luces pueden estar alimentadas por paneles solares.

«Cuando se cultiva en el exterior, los elementos son mucho más imprevisibles», explica Shireen Santosham, responsable de iniciativas estratégicas de Plenty. «Si se cultiva en el interior, se pueden controlar muchos de esos factores de una forma que es accesible para los cultivadores de exterior. Y el resultado es que nuestros productos pueden ser cientos de veces más limpios».

Los productos no solamente son más limpios, sino también de mayor calidad. Como los productos de Plenty se cultivan en zonas urbanas y no tienen que ser enviados a todo el país, esta marca no tiene que dar prioridad a la duración de los productos. La menor necesidad de transporte también reduce su huella de carbono.

¿Qué puede significar todo esto para el futuro? Que todos los lugares del mundo, independientemente del clima, podrían cultivar de forma sostenible los mismos cultivos ricos en nutrientes y sabrosos. Y algún día podría dar lugar a la colonización de otros planetas.

«Podemos devolverle al mundo muchas cosas», dice Storey. «Podemos devolverle al mundo la tierra. Podemos devolver las selvas de Borneo a los orangutanes. Podemos devolver el Amazonas al planeta. Podemos devolver el medio oeste a los búfalos. Podemos devolver las cosas que hemos tomado. Y podemos ser mucho menos extractivos».

De la servidumbre moderna

De la servidumbre moderna es un libro y un documental de 52 minutos producidos de manera totalmente independiente; el libro (y el DVD que contiene) es distribuido gratuitamente en algunos sitios alternativos de Francia y de América Latina. El texto fue creado en Jamaica en octubre de 2007 y el documental fue terminado en Colombia en Mayo de 2009. Existe de él una versión en francés, en inglés y en español. La película ha sido elaborada a partir de fragmentos malversados de películas de ficción y de documentales.

El objetivo central de esta película es poner al día la condición del esclavo moderno en el marco del sistema totalitario mercantil y dar a conocer las formas de mistificación que ocultan esta condición servil. Fue concebida bajo la única intención de atacar de frente la organización dominante del mundo. En el inmenso campo de batalla de la guerra civil mundial, el lenguaje constituye una de nuestras armas. La intención es llamar las cosas por su nombre y revelar la esencia escondida de la realidad a través de la manera como es llamada. La democracia liberal, por ejemplo, es un mito porque la organización dominante del mundo no tiene nada de democrático ni de liberal. Es, entonces, urgente sustituir el mito de la democracia liberal por su realidad concreta de sistema totalitario mercantil; se trata de divulgar esta nueva expresión a modo de una línea de pólvora dispuesta a incendiar las mentes con el desenmascaramiento de la naturaleza profunda de la dominación presente.

Algunos querrán encontrar aquí soluciones o respuestas preconcebidas del género «¿Cómo hacer la revolución?». Este no es el propósito de esta película. Se trata más bien de hacer la crítica precisa de la sociedad a la que debemos combatir. Esta película es ante todo una herramienta militante cuyo propósito es hacer que la mayoría se cuestione y que la crítica se propague allí donde no tiene acceso. Las soluciones y los elementos del programa debemos construirlos juntos a través de la práctica. No necesitamos un gurú que venga a explicarnos cómo debemos actuar: la libertad de acción debe ser nuestro rasgo característico. Quienes desean continuar siendo esclavos esperan su mesías o la obra que bastaría seguir al pie de la letra para lograr ser libre. Ya hemos visto muchas de esas obras o de esos hombres en la historia del siglo XX que se propusieron constituir la vanguardia revolucionaria y conducir al proletariado hacia la liberación de su condición; los resultados de esa pesadilla hablan por sí mismos.

Por otro lado, condenamos todas las religiones, ya que son generadoras de ilusiones que nos invitan a aceptar nuestra sórdida condición de dominados y nos mienten o des-racionalizan casi todo. Pero también condenamos toda estigmatización de cualquier religión en particular. Los adeptos del complot sionista o del peligro islamista son mentes mistificadas que confunden la crítica radical con el odio y el desdén. Solo son capaces de producir lodo. Si algunos de ellos se llaman revolucionarios es más con respecto a las revoluciones nacionales de los años 1930 – 1940 que con respecto a la verdadera revolución liberadora a la que aspiramos. La búsqueda de un chivo expiatorio, en función de su religión o de su pertenencia étnica, es vieja como la civilización y no es más que el producto de las frustraciones de aquellos que buscan respuestas rápidas y simples para el mal que nos agobia. No puede haber ambigüedad en la naturaleza de nuestra lucha. Estamos de parte de la emancipación de la humanidad entera, y en contra de toda forma de discriminación. Todo para todos es la esencia del programa revolucionario al que nosotros adherimos.

Las referencias que inspiraron este trabajo, y en general mi vida, están explícitas en esta película: Diógenes de Sinope, Etienne de la Boétie, Karl Marx y Guy Debord. No las escondo ni pretendo haber descubierto que el agua moja. Se me reconocerá simplemente el mérito de haberme servido de ella para limpiarme de la propaganda del sistema. Aquellos que dirán que esta obra no es lo suficientemente revolucionaria o realmente radical o incluso una incitación a la violencia, que propongan su propia visión del mundo en el que vivimos. Entre más difundamos estas ideas, más podrá surgir la posibilidad de un cambio radical.

La crisis económica, social y política ha revelado el fracaso patente del sistema totalitario mercantil. Una brecha se ha abierto. Ahora se trata de atreverse (lanzarse) sin miedo pero de manera estratégica. Sin embargo, hay que reaccionar rápidamente, ya que el poder, perfectamente informado sobre el estado de la radicalización de las contestaciones, prepara un ataque preventivo sin precedentes. La urgencia de los tiempos nos impone la unidad más que la división, porque lo que nos une es más profundo que lo que nos separa. Es siempre muy cómodo criticar lo que hacen las organizaciones, los individuos o los diferentes grupos inspirados por la revolución social, pero, en realidad, estas críticas provienen de la voluntad inmovilista que intenta convencernos de que nada es posible. No hay que equivocarse de enemigo. Las viejas discusiones bizantinas en el campo revolucionario deben dar lugar a la unidad de acción de todas nuestras fuerzas. Hay que dudar de todo, incluso de la duda.

El texto y la película están libres de derechos, y pueden ser copiados, difundidos y proyectados sin la menor duda. Son además gratuitos y no pueden ser vendidos ni comercializados bajo ninguna circunstancia. Sería incoherente proponer una crítica de la omnipresencia de las mercancías con otra mercancía. La lucha contra la propiedad privada, intelectual u otra, es nuestra fuerza de ataque contra la dominación presente.

Esta película, difundida por fuera de cualquier circuito legal o comercial, no puede existir sin el apoyo de las personas que organizan la difusión o la proyección. No nos pertenece, pertenece a quienes quieran tomarlo para lanzarlo a la línea de fuego.

Cultivar alimentos sanos y diversos para un barrio

En Nanniode, una remota aldea del distrito de Palakkad, en Kerala (India), se está llevando a cabo un experimento radical en materia de alimentación y agricultura. A 25 kilómetros al sur de la ciudad de Palakkad, el Sistema Acuapónico Integrado del Proyecto Venus (#TVPIAS) es un proyecto a pequeña escala en menos de un cuarto de acre, que incluye un tanque de peces, camas de plantas y un huerto circundante. Este sistema único de cultivo de alimentos se encuentra parcialmente dentro de una estructura de invernadero protegida de la lluvia.

Cada semana, este sistema proporciona una variedad de verduras, frutas y hortalizas (y pronto pescado) de muy alta calidad a los hogares de la comunidad circundante. La proximidad física inmediata hace posible que los productos se cosechen y se entreguen en pocas horas, completamente frescos. La gente valora que los alimentos estén completamente libres de cualquier tipo de fumigación con productos químicos tóxicos, y están encantados de suscribirse para recibir productos semanales como parte de nuestro modelo de Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA). En la actualidad, suministramos semanalmente a 10 hogares unos 2 kg de productos cada uno. Uno de nuestros principales objetivos es aumentar el número de personas que podemos alimentar con este terreno.

No se trata de un sistema fijo, sino de uno que evoluciona rápidamente, a medida que vamos superando retos e innovando continuamente. Lee a continuación los detalles técnicos y cómo puedes participar.

Detalles técnicos

Imagínese la jardinería durante todo el año, sin tener que arrancar malas hierbas, sin tener que plantar o cosechar, sin preocuparse por el riego o la fertilización. Imagínese trabajando en un entorno verde, vital y saludable, haciendo lo que le gusta hacer. Este sistema de cultivo híbrido integra el sistema de acuicultura de recirculación (RAS), la hidroponía orgánica y los métodos de cultivo natural regenerativo de forma sencilla para producir pescado de primera calidad, verduras frescas, hortalizas y hierbas, frutas y otras plantas.

En resumen, usted alimenta a los peces; los peces alimentan a los microbios del suelo; los microbios alimentan a las plantas. Los microbios y las plantas ayudan a los peces filtrando los excrementos del agua. Tú cosechas las verduras, las frutas y los peces. Cuanto más podamos emular los procesos naturales, mejor funcionará. En su sistema de ciclo cerrado y autoequilibrado, las sales minerales que sirven de alimento a las plantas se sustituyen por nutrientes naturales biorremediados procedentes de una fuente biológica: los efluentes de los peces. Este práctico y original sistema de cultivo no necesita equipos caros ni piezas patentadas, y utiliza materiales fácilmente disponibles para cultivar alimentos seguros, de alto análisis y sin productos químicos, de calidad superior. Además, es lo suficientemente adaptable como para suministrar alimentos a la familia, o ampliarlo a escala comercial.

Peces

El corazón del sistema integrado de acuaponía es el tanque de cultivo de peces (60 m3). Se trata de un tanque de canal longitudinal revestido con revestimientos de geomembrana. La forma es un canal de sección transversal (lateral) parabólica con cada extremo como un semicírculo en la vista en planta. Esta forma proporciona una concentración muy eficaz de los residuos a lo largo de un eje central/longitudinal para facilitar la extracción con múltiples bombas sumergibles pequeñas espaciadas y también elimina los «puntos muertos» y la acumulación de lodos en las esquinas. La longitud del canal puede ser la que convenga. Un tanque de cultivo de peces puede ser más grande o más pequeño, para albergar cómodamente cualquier número de peces o adaptarse a cualquier espacio.

El tanque de cultivo de peces de TVPIAS está repleto de 5967 tilapias del Nilo, el pez más popular del mundo para la acuicultura, un pez robusto, resistente a las enfermedades y de aguas cálidas, originario de África y Oriente Medio, y criado como alimento por los antiguos egipcios. Es delicioso, con carne blanca y pocas espinas. La tilapia tolera la falta de oxígeno y las malas condiciones del agua, que matan a la mayoría de los peces. La tilapia se alimenta de vegetación. Devoran algas además de su alimento habitual. Se dan un festín con cualquier esqueje vegetal sobrante de la granja, como las espinacas, que se echa en el acuario. Las bacterias descomponen los esquejes en algas y los peces las filtran. Sus branquias eliminan todo lo que tenga más de 3 micras, que es el tamaño de los glóbulos rojos. Esto ayuda a mantener el agua realmente clara. Extremadamente simple, pero muy eficiente.

En un sistema de producción comercial, el máximo crecimiento se consigue asegurando una alta ingesta de proteínas, por lo que los peces TVPIAS se alimentan con una ración diaria de pienso para peces con un 32% de proteínas, el pienso para peces más libre de productos químicos que hemos podido encontrar. No tiene sulfato de cobre, tetraciclina, actinomicina ni aditivos, como muchos alimentos comerciales para peces. La cantidad y el número de antibióticos y productos químicos es muy elevado en los alimentos para peces. Como complemento a la alimentación ecológica de los peces, hemos empezado a probar insumos en la granja, como las hojas de plantas de colocasia, jacinto de agua, moringa, etc. La cría de larvas de la mosca soldado negra para la alimentación de los peces está siendo objeto de un ensayo de I+D.

El índice de conversión del alimento para la tilapia del Nilo es excelente: aproximadamente un kilo y medio de alimento rinde un kilo de pescado. Los peces de tilapia del Nilo han pasado de 1,5 gramos de arranque a 170 gramos en 137 días. Los peces se recogen según las necesidades de la CSA, escalonados por tamaños, utilizando redes que sólo capturan los peces más grandes. Buscamos los datos de entrada de alimento (primeros 137 días).

Resumen,

Tasa de alimentación inicial del 15% de la biomasa/día, disminuyendo al 1% por día.

Peso medio inicial de los peces = 1,5 g

Alimentación total (media) por individuo = 123 g

Peso medio de los peces después de 137 días = 170 g

Índice de conversión alimenticia = 1,38

Los animales excretan desechos. Los peces vierten el exceso de nitrógeno (urea, nitrito, amoníaco) y otros desechos en el agua. El hacinamiento de los peces en un recipiente cerrado, y la alimentación con una dieta alta en proteínas para forzar un crecimiento rápido, genera muchos desechos. Si estos metabolitos de los peces no se eliminan del agua, se acumulan rápidamente y envenenan a los peces. Los residuos tóxicos -un factor limitante clave en la acuicultura- restringen la capacidad de producción de un sistema. Por ello, los acuicultores invierten mucho dinero, tiempo y tecnología en problemas de eliminación de residuos. Las bombas, los filtros, los aireadores, los tanques de sedimentación y otros equipos desordenan y confunden la mayoría de las piscifactorías. En el sistema integrado de acuaponía, los desechos de los peces se convierten en alimento para los microbios del suelo, que a su vez se convierten en alimento para las plantas, y la costosa maquinaria y la compleja tecnología se sustituyen por la biología. Las plantas cultivadas en lechos de biofiltro utilizan los nutrientes del agua de los peces biorremediados por los microbios del suelo, y purifican el agua en beneficio de los peces. Un sistema integrado de acuaponía es sencillo y revolucionario por la misma razón de que no utiliza la tecnología normalmente necesaria para la acuicultura y la hidroponía.

Plantas

Las plantas crecen en lechos de biofiltro permanentes (250 m2) que contienen arena de cuarzo y sílice como medio de cultivo. Periódicamente, las bombas riegan estos lechos de biofiltro con agua de la pecera. Las plantas obtienen todos los nutrientes que necesitan de esta agua de riego, sin que sea necesario mezclar productos químicos. Así, los desechos de los animales se convierten en alimento para las plantas, y el sistema integrado de acuaponía elimina la necesidad de añadir fertilizantes químicos al agua para alimentarlas. El efluente del agua de los peces se bombea desde el tanque de cultivo a través de una tubería de PVC de 1 pulgada directamente a los lechos de cultivo para que gotee al principio. A continuación, el agua se desplaza a través de los lechos de biofiltro por gravedad y se drena de nuevo al tanque de cultivo de peces. El efluente no se filtra ni se purifica antes de llegar a los lechos de cultivo. El agua se airea a medida que sale por los agujeros de la tubería y gotea sobre la arena.

En la atmósfera estable y húmeda del invernadero, las plantas crecen en espacios más densos que los lechos de cultivo convencionales. Los lechos de biofiltro TVPIAS son tan ricos en nutrientes y fértiles que las plantas crecen en menos tiempo que con los métodos convencionales, y además son más grandes. Los tomates y los pepinos se atan en altas parras, y los pimientos y las berenjenas se convierten en pequeños arbustos. Las calabazas trepan por las espalderas colgantes del jardín, por encima de la pecera. Y los esquejes de casi cualquier planta (incluso de los árboles) echan raíces y crecen si se clavan en un lecho, sin hormonas de enraizamiento ni productos químicos. Actualmente se están evaluando los rendimientos de las porciones comestibles de hortalizas como espinacas, quimbombó, caupí, pepino, chiles verdes, berenjenas y tomates, que se distribuyen a los suscriptores de la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA) del barrio. Varias calabazas, plátanos, colocasia, batatas, papaya y moringa están en fase de crecimiento. Se ha perdido parte del rendimiento potencial de los cultivos debido al desarrollo de ataques de plagas y enfermedades en la okra, el pepino y las berenjenas.

A cambio de la alimentación con efluentes de peces biorremediados, las plantas, a través de sus raíces, purifican y recargan el agua para los peces. El agua de pozo se utiliza para reponer el agua perdida por evaporación, transpiración y desarrollo de la biomasa de los peces y las plantas. El enfoque del Sistema Integrado de Acuaponía para la integración del sistema no sólo elimina los problemas de nitrógeno, sino también el dióxido de carbono. Las plantas necesitan CO2 para crecer. En invierno, este gas escaso es un recurso que limita el crecimiento. No tenemos generadores de CO2, pero tenemos un tanque de cultivo de peces lleno de generadores de CO2. Están vivos y tienen aletas. Los peces son generadores de CO2 para el sistema, un efecto secundario natural. Es mucho más sencillo que el cultivo hidropónico.

Microbios

Sin que se vea a simple vista, unos cuantos kilogramos de microorganismos prosperan en la arena de cada lecho de biofiltro. Las raíces de las plantas sólo absorben los nutrientes después de que los microbios los consuman y conviertan. Son estas diminutas criaturas las que filtran, convierten los desechos de los peces en alimento para las plantas y recargan el agua. Los lechos de biofiltro en crecimiento no son simples zanjas llenas de arena, sino biorreactores fluidizados: biofiltros vivos. En un sistema de filtración mecánica, este componente clave debe ser retrolavado para sacar los desechos sólidos. Pero con el Sistema Integrado de Acuaponía, los microbios disuelven los desechos sólidos, por lo que no tenemos ninguna acumulación. Esta cadena alimentaria que va de los minerales a los microbios y a las plantas, que fija el nitrógeno y crea aminoácidos, es la base de toda la agricultura. No se ha añadido ninguna fertilización suplementaria para abonar el medio del suelo. La composición mineral y el contenido de nutrientes de los cultivos deben ser evaluados y estudiados. Las leguminosas son una clave en toda la rotación de cultivos y en la siembra complementaria, pero el verdadero trabajo lo hace un microbio con un oligoelemento. En el sistema integrado de acuaponía, enlaces microbianos similares convierten los desechos animales (nitrógeno) en alimento para las plantas (nitratos). Escondidos en la arena, miles de millones de microbios del suelo filtran el agua de los peces y alimentan con sus desechos los pelos de las raíces de las plantas. Pero en realidad sabemos poco más sobre este universo invisible y las innumerables formas de vida de esta dimensión microbiana. Sin embargo, hay muchas pruebas que indican que los microbios también sintetizan muchos nutrientes esenciales, como las vitaminas B y el protoplasma primario. Por ejemplo, la vitamina B12 sólo la produce un grupo de bacterias que crecen en entornos alcalinos ricos en aminoácidos. Muchos otros microbios funcionan como socios especializados en los sistemas inmunitarios. ¿Quiénes son estas bacterias? ¿Cuál es su biomasa activa? ¿Cómo digieren los minerales en el protoplasma líquido que fluye? ¿Cómo digieren y desarman las toxinas? ¿Qué nutrientes ponen a disposición de las plantas? ¿Qué otras funciones especializadas realizan los microbios? ¿Qué necesitan para ser felices?

Sobre la obsolescencia programada

Darkcrizt comentó la noticia de que muchos dispositivos dejarían de funcionar adecuadamente por no contar con certificados actualizados. Por mi parte, escribí varios artículos exteriorizando mi enojo contra Microsoft por no dejar instalar Windows 11, haciendo un análisis objetivo y mesurado de la errónea decisión de Microsoft de establecer restricciones artificiales a la instalación de Windows 11.

Dado que ambos son claros ejemplos, es un buen momento para hablar sobre la obsolescencia programada.

Concepto

La obsolescencia programada es un conjunto de estrategias deliberadas destinadas a asegurarse que la versión actual de un determinado producto quedará desfasada o inservible en un plazo de tiempo predeterminado. De esta manera, los fabricantes se aseguran que los consumidores se verán obligados a reemplazarlo aunque funcione adecuadamente.

La obsolescencia puede lograrse mediante la introducción de un modelo con características superiores o diseñando intencionadamente un producto para que deje de funcionar correctamente en un plazo determinado. En cualquiera de los dos casos, se espera que los consumidores opten por el nuevo producto de la misma marca.

Muchas veces la obsolescencia no es sobre el propio producto, sino aplicando restricciones al producto de un competidor con la ayuda de una tercera empresa.

Tipos de obsolescencia programada

Podemos dividir la obsolescencia programada en 4 tipos:

  1. Establecimiento artificial del plazo de duración

Los productos se fabrican con piezas cuya duración tienen una vida útil limitada cuando, si se usaran otras de calidad superior, ese plazo se extendería.

  1. Actualizaciones de software

Los desarrolladores de software sacan nuevas versiones de sus aplicaciones que en un momento determinado dejan de ser compatibles con dispositivos antiguos. En muchos casos se ha podido comprobar que esa incompatibilidad es absolutamente artificial, ya que al «engañar» al software este funcionaba sin problemas.

Recuerdo que tuve un PDA de la línea Palm (No recuerdo el modelo) La mía no se podía conectar a Internet, aunque el siguiente modelo (Obviamente más caro) sí. Solo tuve que descargarme los módulos que alguien amablemente subió a Internet y funcionaron sin problemas.

Otra cosa muy común que nos pasaba a los linuxeros hace una década era la cantidad de sitios que no funcionaban con Firefox y exigían Internet Explorer. Solo bastaba con cambiar la variable User Agent a «Internet Explorer» para navegar sin inconvenientes.

  1. Obsolescencia percibida

Esta es una táctica psicológica, se trata de convencer al consumidor mediante publicidad y el uso de influenciadores de que el producto que se tiene actualmente está viejo y que se necesita uno nuevo. ¿Cuántos megapíxeles necesitas en tu teléfono para sacar una buena foto de tu gato?

  1. Trabas a la reparación

Hace tiempo tuve un teléfono que estaba en las últimas. Ya no tenía botones y la pantalla táctil funcionaba como quería. Sin quererlo terminé llamando a alguien con quien no quería hablar. Como no podía cortar, abrí el teléfono para sacarle la batería, pero no pude porque estaba incorporada. Finalmente, terminé metiéndolo en el congelador para bloquear la señal.

Cuento esto, porque lo de impedir sacar la batería (Con la excusa de hacer los teléfonos más delgados) es una forma de obligar a los consumidores a recurrir a los servicios oficiales y a disuadirlos de reemplazarlas por sustitutos más económicos.

Otras tácticas son la utilización de piezas no estándar o que necesitan herramientas específicas para la reparación. Muchas veces se suele restringir el acceso a estas piezas.

Dos ejemplos de obsolescencia programada

  • Celulares cada vez más lentos: La Justicia francesa comprobó que actualizaciones de software hacían cada vez más lento el rendimiento de los modelos más viejos. La empresa le echó la culpa a las baterías, pero pagó una compensación de 27 millones de dólares. Además, rebajó los precios de sus baterías de repuesto para que los teléfonos fueran más rápidos con el nuevo software, y se comprometió a hacer más en el futuro para garantizar que los teléfonos no volvieran a ser más lentos. Con la salida de un nuevo iPhone cada año, estoy seguro de que hay algo de obsolescencia planificada en alguna parte.
  • Impresoras: Esto es algo que todos conocemos. Muchas veces nos encontramos con impresoras a precio rebajado, pero al momento de tener que comprar un cartucho de tinta nos encontramos conque este tiene un precio igual o superior a comprar una nueva. Además, se ponen restricciones a la recarga o al uso de cartuchos alternativas. Hubo denuncias de que algunos modelos dejaban de funcionar a partir de cierta cantidad de páginas impresas o cierto tiempo desde la primera impresión.

Energías verdes colaborativas

Las cooperativas de energías renovables (eólica, solar, biomasa, entre otras), o basadas en otras tecnologías (vg., biocombustibles, biogás, geotermia, pequeños y medianos aprovechamientos hidroeléctricos, litio), son una asociación de personas que, voluntariamente, se proponen autosatisfacer sus necesidades energéticas por medio de una organización solidaria civil de propiedad compartida, gestionada democráticamente, sin intermediarios ni fines de lucro.

Estas organizaciones cooperativas son personas jurídicas, no estatales y no empresarial, para la generación y distribución de energía. Las mismas no se agotan en la autogestión para la satisfacción de los propios consumos energéticos de sus asociados, si no en generar también recursos adicionales con la distribución de los excedentes de energía, impactando favorablemente tanto en el desarrollo económico personal de sus miembros como en el desarrollo local-regional al abaratar sensiblemente el “costo energético de su localidad”, insumo básico para toda actividad humana.

Entonces, democratizar el acceso a energías verdes crea una población con poder social, quien ahora también podría generar energía desde su casa, predio, geografía o emprendimiento urbano y rural, contribuyendo con las metas de reducción de emisiones y generación de energía a partir de fuentes renovables y creando una red de autoconsumo sustentable.

Se están desarrollando cooperativas verdes para la explotación de energías renovables que permiten el autoabastecimiento local e incluso la distribución de excedentes. Por ejemplo, existen 2 cooperativas en Santa Fe que logró que se aprobara una ley a tal fin.

Nuestro vetusto esquema energético estatal se muestra frecuentemente impotente para asumir, regular y confiablemente, responsabilidades propias en la prestación de sus servicios (Vg., recurrentes cortes, apagones y diversas interrupciones, con gravosas e impunes consecuencias ambientales, humanas y económicas para los usuarios).

Así las cosas, la instancia cooperativa energética local y regional logra una diferencia substancial cuando en el ámbito de la misma genera mayor eficacia, responsabilidad, menores costos y fuerte sentido personal para el cuidado de la “Casa común”. Asimismo, aumentar la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas, y duplicar la tasa de mejora de la eficiencia energética, resulta primordiales proyectos como estos.

Concomitantemente, entre nosotros, la ley 27.424 de Generación de Energía Eléctrica de Origen Renovable, declaró de interés nacional dicha generación, disponiendo en su artículo 1° que “la presente ley tiene por objeto fijar las políticas y establecer las condiciones jurídicas y contractuales para la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución, para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red, y establecer la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución, sin perjuicio de las facultades propias de las provincias”.

Por último, estas energías cooperativas verdes hacen a elementos claves, definitivamente irrenunciables, como el “autoabastecimiento” y el cuidado del ambiente, al que dichas cooperativas suman para liberarnos paulatinamente de dependencias energéticas y déficit ecológicos en orden a lograr y restaurar una innegociable soberanía energética, lo más verde posible.

Teoría e historia de la revolución no violenta

Detrás del concepto de no violencia se esconde una riquísima tradición teórica, que abarca desde corrientes que la entienden como un todo (corriente holística), sobre la base de concepciones filosóficas y/o religiosas, hasta corrientes que la entienden como una praxis integral político, social y económico de carácter evolutivo, de influencia principalmente anarquista, pasando por aquellas que apuestan por razones meramente pragmáticas por la acción no violenta para el cambio socioeconómico.

El presente libro nos hace partícipes de las discusiones y discrepancias existentes entre las corrientes defensoras de la no violencia, a la hora de definir qué se entiende por acción no violenta y cuáles son sus límites (el sabotaje o destrucción de bienes, la presión psicológica o la coacción, la violencia a nivel simbólico…), y nos presenta la no violencia como una herramienta eficaz de la que se han apropiado numerosos movimientos políticos a lo largo de la historia, sin declararse no violentos y sin renunciar a otras formas de lucha.

El libro clarifica la teoría sobre la anarquía, despegándose de las posiciones dogmáticas sobre la misma. Ayuda a clarificar la teoría para deshacer mitos sociales utilizados por sus detractores, por ejemplo, que la anarquía es una especia de caos o desorganización.

La Voz Del Viento Semillas De Transición

Este documental es una reflexión sobre hacia donde va este nuevo mundo en torno a proyectos que impulsan el cambio tanto en agroecología, decrecimiento, cooperación, permacultura y modelos de vida obsoletos como pueden ser el consumismo, la corrupción, la competición o el materialismo. Buscar la conexión con la naturaleza y un cambio radical de nuestro impacto sobre el resto de seres vivos, un viaje contado desde la esperanza y el optimismo de que otras opciones son posibles.

Utilizando como hilo conductor las semillas que se van intercambiando durante el viaje realizado en 2012 desde la provenza en Francia hasta granada, visitando 35 proyectos alternativos al modelo de vida actual. 5000 km de viaje durante 21 días con más de 200 personas encontradas, un viaje interior con reflexiones hacia un nuevo horizonte de posibilidades que se nos abre. Nos acompañarán en el viaje Jean-Luc Danneyrolles, un agricultor Francés, productor de semillas ecológicas y participante del movimiento por el decrecimiento y la red de semillas campesinas en Francia, y Carlos Pons, realizador, técnico de sonido y activista por el decrecimiento y la soberanía alimentaria.

El dinero es una mentira, no es economía

La Argentina no está sufriendo una devaluación, ni tampoco una inflación, es lo que le quieren hacer creer los dueños del poder. Para ser más precisos, no existe la inflación, ni tampoco la devaluación en ninguno país del mundo. La razón del porqué es muy simple y es científica, EL DINERO EN REALIDAD NO VALE NADA. Por mencionado motivo, el dinero no se puede devaluar, ni tampoco la emisión del mismo puede generar inflación. SU VALOR REAL ES CERO, NO EXISTE.

Un poco de historia de como se creó el dinero para entender esta situación. Lo resumiremos con la historia de dos imperios que moldearon las bases del dinero propiamente dicho, el Imperio Sumerio-Babilonio, el verdadero creador del dinero propiamente dicho, y el Imperio Romano para entender la situación del mismo.

Aclaramos antes de comenzar, que las únicas unidades económicas que realmente tienen un valor económico, ya que el ser humano necesita de ellos para su subsistencia y la gestión de los hogares, son los recursos propiamente dichos (ETIMOLOGÍA de la palabra ECONOMÍA, proveniente del latín medieval como oeconomia, sobre el griego en oikonomía, formado a partir de la combinación de: oîkos, que remite a la idea de casa o morada, con raíz en el indoeuropeo *weik, al respecto de una agrupación de individuos, casa o familia. Es decir que la Economía es la administración de los recursos de una casa o familia. Desvirtuado posteriormente por los grupos de poder).

El Imperio Sumerio estaba al borde del abismo, se veía amenazado por otros reinos y tribus que habían acaparado casi todos los recursos de la región. Si bien había tribus que seguían produciendo recursos para el imperio, comenzaban a escasear y se le debía demasiado a sus manufactureros. Los miembros del imperio que estaban a cargo de dichos grupos de producción, empezaban a tener problemas, protestas, reclamaciones y robos. Mientras tanto, las continuas guerras demandaban cada vez más recursos.

Esto sucedió hasta que un miembro del Imperio Sumerio se le ocurrió una idea, realizar un inventario de todos los bienes que tenía el imperio y que no tenían ningún valor para la sociedad, ni tampoco les servían para la guerra. Ese recurso era el cobre, demasiado pesado, blando y poco durable para ser utilizado en batalla. Para aplacar las revueltas, el Imperio Sumerio le prometió a los manufactureros pagar la deuda a futuro si les seguían entregando los recursos. Para sellar dicha promesa, el imperio le entregaba a cargo del productor una plancha de cobre con el sello imperial, para que, en un futuro, los productores, lo pudieran cambiar por sus recursos entregados. Para que los productores aceptaran esta gran estafa, mando a sus agentes de propaganda para convencerlos de que esa placa de metal tenía realmente un valor en el imperio, se creó el primer código legal comercial, el código de Ur-Nammu, rey de Ur (2050 a. C.). Y dije, la primera estafa, porque el reinado de Ur-Nammu desapareció, los productores jamás cobraron nada y las planchas no tenian ningún valor, como el dinero actual. Pero el imperio siguió, se convirtió en el Imperio de Babilonia pero con la misma práctica, se crearon otros códigos, por ejemplo el Código de Eshnunna (1930 a. C.), el código de Lipit-Ishtar de Isin (1870 a. C.) y el Código de Hammurabi (1760 a. C.), el código antiguo mejor conservado, promulgado por el sexto rey de Babilonia, Hammurabi.

Una historia parecida sucedió con el Imperio Romano, los esclavos habían cobrado una relevancia importante, los gladiadores y constructores, que eran esclavos, comenzaban a tener cierta importancia en la sociedad romana. Algunos eran adorados mas que el propio Emperador o el senado. El imperio romano comenzaban a quedarse sin ellos, necesitaban cambiar la situación de su imperio revirtiendo la ecuación. Entonces inventaron un mecanismo para que los esclavos siguieran siendo esclavos sin que ellos se dieran cuenta. Allí fue cuando se inventó “El trabajo asalariado”. En resumen, el trabajo asalariado se trataba de lo siguiente: Nosotros “los buenos romanos” te sacamos del Tripalio (Etimología de la palabra TRABAJO: Derivación del verbo trabajar, registrándose en el latín vulgar tripaliāre, interpretado como ‘torturar’, teniendo la raíz en el latín tardío tripalium, en referencia a un artilugio de tortura que usaban los antiguos romanos para castigar a los reos o condenados.), sigues esclavizándote para nosotros, y nosotros te damos algo tan inútil para nuestra sociedad como lo era la sal, la cual, era sacada incluso debajo de las piedras. En realidad tampoco tenían para darles otra cosa, lo que realmente valía para la sociedad romana, como el oro y la plata, estaban siendo utilizados para pagar a su ejército, y tampoco les alcanzaba, porque los ataques de los bárbaros y el robo, eran constante. Estaban atrozmente endeudados, al punto que los romanos se asesinaban entre sí, por dichas deudas y poder.

En los dos casos vemos puntos comunes. El primer punto da origen a un famoso dicho, “EL DINERO ES DEUDA”, y fue creado para cubrir deuda de los imperios. Es decir, que el dinero es análogo de la misma, por lo tanto, es déficit, aun en el día de hoy. En consecuencia, nació devaluado, y por ende, no se puede devaluar, ya lo está. El segundo punto que observamos es que el dinero es producto de un engaño establecido por Los propagandistas, miembros de la misma elite que lo produce, para mantener su status quo. El tercer punto en común, y según se puede observar si uno estudia la historia de la humanidad, es que el dinero lejos de ser una herramienta de gestión económica, nació como una herramienta del poder para seguir manteniendo a las personas esclavas y aprisionadas. El dinero es una herramienta que el poder utiliza para engañar a las personas para que estas entreguen sus recursos, lo que verdaderamente tiene valor económico, a cambio de algo que nació devaluado y que en realidad no vale nada, el dinero.

¿Cómo logra el poder que las personas sigan esclavizados, aceptando el dinero y sigan entregando los recursos? Al igual que antes, por medio de sus agentes de Propaganda, ahora llamados “Economistas” y por medio de herramientas como las leyes, créditos e inflación. Cada vez que dichos grupos de poder necesitan más recursos por problemas de escasez de los mismos o por mala administración, aparecen los problemas de inflación, créditos y leyes de regulación, las cuales, ilegaliza cualquier otro sistema económico que atente con su status quo.

Cabe aclarar que la casta de poder no solamente incluye al poder ejecutivo y legislativo, también lo constituye el imperio económico, también llamado mercado, que no son todas las personas o ciudadanos, sino los grupos de poder que rigen, manejan el dinero y establecen las reglas del mismo mercado, una elite que ademas, manejan los sistemas de información).

El procedimiento es simple, los agentes de Propaganda son enviados para hacerle creer a los ciudadanos ignorantes que, el dinero tenía tal valor, y que, lamentablemente, este se ha devaluado. La gente entra en pánico, comienza a correr hacia el mercado, compra más de ese dinero que en realidad no vale nada, y dichos ciudadanos engañados lo ponen por supuesta seguridad, en las mismas instituciones de esa elite de poder, o lo que llaman, bancos. Esto perjudica la economía de esas mismas personas, ya que las personas sacan ese dinero del mismo sistema productivo, por lo cual, se traduce en menos producción de recursos para sí mismos, socavando los recursos de su propia Economía, su hogar. Los ciudadanos deben aceptar esclavizarse aún más tiempo, para lograr mantener un nivel promedio de producción de los recursos para su propia economía; más horas de trabajo, para lograr suplir la escasez artificial que se ha planificado.

Otros ciudadanos, en cambio, al verse apretados y sin poder acceder a los recursos, recurren a los grupos de poder a pedir créditos y préstamos, otro tiro en el pie, el cual repercute en su economía por una deuda fabricada por medio de la tasa de interés; acción por la cual, demanda más trabajo para cubrir dicha deuda o entregar sus recursos para cancelarla. Lo peor es que, la tasa de interés de dichos créditos, creada sin existencias reales que las apoyen, por medio del sistema fraccionario, significa la liquidación de producción futura, la cual, es menos ganancias a futuro para los ciudadanos. Quiere decir, por lo tanto, que dichos créditos, en realidad, son casi impagables, pues nunca habrá producción futura para crear existencias reales para cubrir dichos créditos; que además, no fueron cubiertos por existencias reales. Esto crea una bola de nieve que se traduce en nuevas deudas. Feliz navidad y nuevas deudas para todos, en consecuencia, más esclavitud para las personas y más recursos de los ciudadanos en manos del poder.

Otros agentes de Propaganda, aunque en realidad trabajan para el mismo fin y para los mismos dueños del circo, te dirán crudamente el verdadero objetivo de todo esto: Tú, esclavo, debes aceptar tu condición de esclavitud y romper con todo contrato de derecho (aunque lo mismo son un engaño), debes aceptar que el mercado, en realidad los poderosos en el mencionado, rijan tu vida como más les place. Tú no tienes derechos, tú no tienes acceso a los recursos del poder. Pero si no aceptas, bienvenido sean las guerras contra los mismos. Los agentes de la información, dirán que tú eres un terrorista, dictador o un peligro para la sociedad. Serán desplazados y remplazados por otro grupo o movimiento esclavo del mismo sistema, que también han sido esclavizados, por el sistema basado en el dinero, la droga que utiliza el poder, para seguir manteniendo a los seres humanos esclavizados y enfermados con una crematomania crónica.

Conclusiones

La libertad económica se consigue eliminando el sistema basado en el dinero, descalabrando la mentira que fue creada por algunos déspotas para mantener su propio Status Quo y que simboliza la esclavitud del resto de la humanidad, lo que algunos han titulado segregación cuantitativa de la sociedad. La verdadera libertad se consigue con un sistema socioeconómico basado en recursos, lo que verdaderamente vale en una Economía Real, en la gestión de los hogares; donde todos puedan tener acceso a los mismos sin la necesidad de sistemas coercitivos que privan a las personas de su acceso. Lo demás, es puro engaño, pura distracción de una sociedad infantilizada por los medios del poder.

Manual de Bio-construcción

Un manual de bio-construcción a base de costales de tierra y pacas de paja. Se busca rescatar técnicas antiguas de construcción de vivienda, combinándolas con nuevos aportes que permiten administrar los recursos, disminuyendo el alto impacto en el entorno.

Actualmente, se construye, de manera general, viviendas que implican consumos elevados de energía para su climatización e iluminación, sin pensar en el derroche de recursos que esto representa.

La creciente preocupación por los problemas medioambientales, ha generado la propuesta de crear e impulsar proyectos de desarrollo sustentable. Se busca rescatar técnicas antiguas de construcción de vivienda, combinándolas con nuevos aportes que permiten administrar los recursos, disminuyendo el alto impacto en el entorno. Tales técnicas arquitectónicas consideran los elementos climáticos y los recursos materiales del entorno de la comunidad. Previo diagnóstico de las condiciones climáticas y materiales disponibles en cada región, los ecodiseños permiten aprovechar de manera eficiente los recursos, manejando adecuadamente los desechos domésticos y aprovechando el agua de lluvia.

El tema de la arquitectura sustentable no es nada nuevo; ha existido desde principios del siglo XX. En Estados Unidos, el arquitecto de origen iraní Nader Khalili fue uno de los primeros en retomar de la antigüedad el concepto de bio-construcciones, y en adaptarlo al modelo actual que conocemos. Este arquitecto americano-iraní fue el creador del “superadobe” y su propuesta ha sido aprobada desde hace varios años por los altos comisionados de la ONU en materia de vivienda sustentable y digna. Este modelo de construcción ha sido tomado en cuenta para edificar de manera sustentable no solo en la comunidad rural, sino en la ciudad con materiales de reducido impacto ambiental.

Guía activista orientativa de Zeitgeist

El Movimiento Zeitgeist es el brazo activista de El Proyecto Venus, el cual constituye el amplio trabajo de vida del diseñador industrial e ingeniero social, Jaque Fresco. Jacque actualmente vive en Venus, Florida, trabajando en cercanía a su asociada, Roxanne Meadows. Ahora, que quede entendido que el Sr. Fresco será el primero en decirte que sus perspectivas y desarrollos no son enteramente de su propiedad, sino únicamente derivados de la evolución de la investigación científica que ha perseverado desde el amanecer de la antigüedad. Puesto de una manera simple, lo que El Proyecto Venus representa y lo que el Movimiento Zeitgeist por ende condona, podría ser resumido como: ‘La aplicación de El Método Científico con preocupación social’.

A través de la aplicación humana de la Ciencia y la Tecnología al diseño social y la toma de decisiones, tenemos los medios para transformar nuestro ambiente tribalista, conducido por la escasez y lleno de corrupción en algo extremadamente más organizado, balanceado, humano, sustentable y productivo. Para hacerlo, debemos entender quienes somos, dónde estamos, qué tenemos, qué queremos, y cómo vamos a alcanzar nuestras metas. De acuerdo al estado actual de eventos, muchos de los que serán abordados en el primer parte de este libro, el lector encontrará que no solo necesitamos movernos hacia otra dirección… tenemos que hacerlo. El sistema económico actual está derrumbándose a un nivel acelerado con la perspectiva del desempleo global, ocurriendo a una escala nunca antes vista. Simultáneamente, estamos cortejando el “punto de no retorno” en lo que respecta a la destrucción del medio ambiente.

Nuestros métodos actuales de conducta social han demostrado no tener ninguna posibilidad de resolver los problemas de la destrucción ambiental, el conflicto humano, la pobreza, la corrupción y otras cuestiones que reducen la posibilidad de una sostenibilidad humana colectiva en nuestro planeta. Es tiempo que maduremos como especie y examinemos realmente cuáles son los verdaderos problemas y las verdaderas soluciones, tan inconfortables, no tradicionales y extrañas como puedan verse.

Este trabajo primero presentará los problemas económicos actuales que enfrentamos, reconociendo las causas de raíz, consecuencias e inevitables, mientras se presentan soluciones derivadas de la evaluación de lo que es realmente relevante a la vida y a la sociedad. Adicionalmente, información será provista en cuanto a cómo cada uno de nosotros puede ayudar en este desafío, presentando métodos de comunicación y activismo que esperanzadoramente acelerarán el proceso de transformación.

Es muy importante que aquellos que empiezan a leer este trabajo hagan una pausa momentánea y piensen en la ventana de perspectiva en la que han sido indoctrinados. Considerando la inmensidad actual de valores humanos e ideologías, junto con la identificación que crece con el tiempo asociada a un tren particular de pensamiento, tradición o noción de realidad, puede ser difícil e incluso doloroso para una persona revisar o remover sus preciados entendimientos que ha considerado como verdad durante largos períodos de tiempo. Esta asociación al ‘ego’, junto con el estado perpetuo de ‘conocimiento limitado’ que cada uno de nosotros tiene, será el mayor obstáculo que muchos enfrentarán al leer la información presentada aquí. Es tiempo de ampliar nuestras lealtades y afiliaciones más allá de los estrechos confines del mercado, la tradición, y el estado-nación para abarcar la especie humana como un todo, junto con el ambiente planetario que nos soporta. Es tiempo que miremos la tierra como un todo orgánico, indivisible, una entidad viviente compuesta de innumerables formas de vida, todas reunidas en una única comunidad.

Si la naturaleza nos ha enseñado una cosa, es que la única constante es el cambio. No hay tal cosa como Utopías. Por lo tanto, para madurar productivamente como especie, debemos volvernos expertos en “cambiar nuestra mentalidad” sobre cualquier cosa y sobre todo. Si eliges abordar este material con un intento consciente de ser abierto, mentalmente y objetivo, sentimos que las ideas expresadas aquí realinearán tu visión del mundo, de ti mismo, y el futuro de nuestra familia humana en la manera que sea más productiva, humana y efectiva.

Fundamentos de sistemas operativos

Generalmente, el material de cursos de sistemas operativos está compuesto por partes de distintos libros, artículos de investigación, recursos en línea, software, ejercitación, etc. Por ello, el alumno debe recurrir a distintas fuentes durante el curso. El presente libro pretende ser de utilidad tanto para alumnos como para docentes como una única publicación autocontenida. Cabe remarcar también que el material bibliográfico generalmente está protegido por derecho de autor, es costoso y en muchos casos de difícil acceso (sobre todo las publicaciones en inglés).

Este libro busca brindar a estudiantes y docentes de las carreras de ingeniería en computación, informática, Ciencias de la Computación y similares un material completo, general y autocontenido sobre la materia de sistemas operativos. No se asume conocimiento previo sobre la temática, aunque se utilizarán conceptos de estructuras de datos y algoritmos básicos.

Este libro se desarrolló dentro del marco del Proyecto LATIn (EuropeAid 2011), enfocado a la creación de libros de texto con un esquema de licenciamiento libre, derivados de la creación y colaboración de grupos de trabajo multinacionales, para la región latinoamericana.

La línea de comandos de Linux

No, no es la historia de cómo, en 1991, Linus Torvalds escribió la primera versión del kernel de Linux. Puedes leer esa historia en montones de libros sobre Linux. Tampoco voy a contarte la historia de cómo, algunos años antes, Richard Stallman comenzó el Proyecto GNU para crear un sistema operativo libre parecido a Linux, Esa también es una historia importante, pero la mayoría de los libros de Linux también la incluyen.

Mucha gente habla de «libertad» con respecto a Linux, pero no creo que la mayoría de la gente sepa que significa esta libertad en realidad. Libertad es el poder de decidir lo que tu ordenador hace, y la única forma de tener esta libertad es saber que está haciendo tu ordenador. La libertad es un ordenador que no tiene secretos, en el que todo puede saberse si te interesa averiguarlo.

La mayoría de los usuarios de ordenadores de hoy sólo están familiarizados con la interfaz gráfica de usuario o GUI (del inglés graphical user interface) y los vendedores y los expertos les han enseñado que la interfaz de línea de comandos o CLI (del inglés command line interface) es una cosa espantosa del pasado. Es una pena, porque una buena interfaz de línea de comandos es una maravillosa y expresiva forma de comunicarse con el ordenador, muy parecida a lo que el lenguaje escrito es para los seres humanos. Se ha dicho que «las interfaces gráficas de usuario hacen fáciles las tareas fáciles, mientras que las interfaces de línea de comandos hacen posibles las tareas difíciles» y eso es muy cierto aún hoy.

Este libro es una visión amplia sobre «vivir» en la línea de comandos de Linux. Al contrario que algunos libros que se concentran en un solo programa, como el programa shell o interfaz, bash, este libro tratará de explicar como utilizar la interfaz de línea de comandos en un sentido amplio. ¿Cómo funciona? ¿Qué puede hacer? ¿Cuál es la mejor forma de usarla?

Apartheid, el término jurídico que por fin define la realidad de Palestina

Naciones Unidas y un alto magistrado israelí han admitido en las últimas semanas que los crímenes cometidos por Israel son de lesa humanidad. “Las conclusiones del relator especial describen pormenorizadamente el sistema de opresión basado en motivos raciales establecido por Israel contra la población palestina”.

Ya se puede decir: Palestina sufre un apartheid. Lo que hasta ahora era evidente a ojos de que quienes viven en Cisjordania y Gaza, y de quienes visitan esas tierras fuera de los márgenes turísticos con al menos una pizca de empatía, ahora es una verdad asumida por los organismos que establecen los criterios de medición. El apartheid ya no es un adjetivo, es un hecho. Tal cual.

“Israel practica el apartheid en los territorios palestinos ocupados”, afirma en un reciente informe el relator especial de la Organización de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en territorio palestino, Michael Lynk. “Hoy existe en el territorio palestino ocupado por Israel desde 1967 un sistema legal y político dual profundamente discriminatorio, que privilegia a los 700.000 colonos judíos israelíes que viven en los 300 asentamientos israelíes ilegales en Jerusalén Este y Cisjordania”, explica el relator, que también habla de muros y de puestos de control y que recuerda que tres millones de palestinos y palestinas “están sin derechos, viviendo bajo un régimen opresivo de discriminación institucional”. Sin olvidar que dos millones de personas viven en Gaza, “una prisión al aire libre”, en palabras de Lynk, sin acceso adecuado al agua, a la energía o a la salud.

A veces poner nombre a las cosas ayuda. Las dimensiona y las ofrece un marco contextual y analítico. Unos días antes de que se publicara el informe del relator, Lubnah Shomlai, integrante de la organización palestina de derechos humanos Badil, participó en un encuentro online con periodistas para hablar sobre nuevas narrativas, es decir, de la importancia de los conceptos usados para describir los hechos. “Israel ha cometido crímenes, hay mucha investigación e información, pero la terminología lo minimiza”, denunció Shomlai, quien también reconoció que cada vez se usa más el concepto “apartheid”. Un término que, por cierto, no es solo algo físico, aunque cueste creerlo al ver los puestos militares de control, los asentamientos de colonos en territorio palestino, el muro, las calles solo para israelíes en Hebrón o las carreteras solo para población israelí que cruzan Cisjordania. Hay situaciones que incluso se escapan de la lógica de la expulsión física, es todo más sutil.

La singularidad de Jerusalén

Budour Hassan es abogada del Centro de Derechos Humanos de Jerusalén y habla de “la burocracia de la represión”, esa que dice no siempre es visible y es más difícil de conocer que la violencia visible, “porque es la cotidiana que afecta a la vida diaria; solo se sabe cuando se habla con la gente”. La abogada explica los problemas de residencia para la población palestina de Jerusalén, residentes permanentes y no ciudadanía en el vocabulario de Israel. Estas triquiñuelas léxicas hacen que el Gobierno pueda reubicar su residencia, a pesar de que la ciudad siempre ha tenido un régimen jurídico especial. “Más de 14.000 fueron reubicados en 50 años: a gente nacida y crecida de repente les dicen que no son legales en su ciudad”, cuenta la jurista en un perfecto castellano, aprendido escuchando partidos de fútbol y baloncesto.

Otro ejemplo de esa burocracia represiva de la que habla Hassan es que si alguien se va siete años fuera de Jerusalén ya no puede volver a tener su residencia en esta ciudad clave. La reubicación punitiva es otro más de los mecanismos que describe la abogada. “La existencia de los palestinos en Jerusalén es muy vulnerable porque están bajo riesgo cotidiano de perder su derecho de residencia, su ciudad”, continúa Hassan, que no deja de nombrar técnicas burocráticas de exclusión, de ingeniería demográfica. “Si tu marido es de Cisjordania y tienes una criatura, es muy difícil registrar a tu bebé. Este trámite mundano puede durar cinco años y la familia no puede vivir junta en Jerusalén”, cuenta deprisa, como si lo que narra no fuera una absoluta barbaridad propia de novelas o series de televisión distópicas, esas que hay que leer o ver con atención. “La ocupación fragmenta a las familias, que viven una pesadilla cotidiana solo para sobrevivir. El objetivo no es vivir una buena vida, es sobrevivir. El derecho a sobrevivir no está garantizado”, afirma la jurista, que ayuda a vecinas y vecinos de Jerusalén a no perder su residencia, a registrar a los niños y niñas y a proteger las casas de la demolición.

Ya fuera de la oficina de Budour Hassan, un paseo por las calles de Jerusalén imprime una postal de la absoluta desigualdad cotidiana, la de junio de 2018: barrios de población palestina abandonados y sin inversión pública, en donde ni siquiera se dan licencias de obras para reformas de casas frente a otras zonas perfectamente equipadas. “En los viajes turísticos organizados por Israel la ocupación no existe. Hay dos mundos en Jerusalén. Apartheid no es sólo una palabra, es una realidad”, describía.

Un crimen de lesa humanidad

En 1966, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el apartheid como crimen de lesa humanidad, postura reiterada por el Consejo de Seguridad en 1984. Entre ambas fechas, concretamente en 1973, se aprobó la Convención sobre el Apartheid, que denuncia que las políticas de segregación y discriminación racial son crímenes internacionales. Esta Convención recoge que el crimen de apartheid incluye “actos inhumanos cometidos con el fin de instituir y mantener la dominación de un grupo racial de personas sobre cualquier otro grupo racial de personas y de oprimirlo sistemáticamente”, tal como narra John Dugard, experto en Derecho Internacional y profesor en varias universidades, en un documento de Naciones Unidas.

Siguiendo el marco conceptual establecido hace 50 años, hace apenas unas semanas el relator especial Michael Lynk dijo también que un régimen político que prioriza de manera tan intencional y clara los derechos políticos, legales y sociales de un grupo sobre otro dentro de un mismo espacio geográfico, sobre la base de la identidad racial, nacional y étnica, se corresponde con la definición legal de apartheid.

Desde Amnistía Internacional aplauden este novedoso posicionamiento. “Las conclusiones del relator especial describen pormenorizadamente el sistema de opresión basado en motivos raciales establecido por Israel contra la población palestina, expresamente concebido para mantener la dominación israelí judía y sostenido mediante la comisión de graves violaciones de derechos humanos”, ha afirmado el director adjunto de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, Saleh Higazi. Incluso Michael Ben-Yair, ex fiscal general de Israel y magistrado de su Tribunal Supremo, ha asumido esta realidad en una tribuna de opinión publicada en El País: “Debo concluir con enorme tristeza que mi país se ha hundido en un abismo moral y político tal, que en estos momentos es un régimen de apartheid. Es hora de que la comunidad internacional reconozca esta realidad”.

Amnistía Internacional también ha publicado un informe este año para posicionarse claramente y asumir que lo que sucede en Palestina es un apartheid, sin peros ni eufemismos. “Israel ha impuesto un sistema de opresión y dominación de la población palestina (…) La segregación se lleva a cabo de una forma sistemática y muy institucionalizada mediante leyes, políticas y prácticas, todas ellas concebidas para impedir que la población palestina reclame los mismos derechos que la población israelí judía dentro de Israel y los territorios palestinos ocupados y disfrute de ellos y, por tanto, con la intención de oprimir y dominar al pueblo palestino”, recoge el estudio titulado ‘El apartheid israelí contra la población palestina’.

Intento de división

Los diferentes mecanismos utilizados hacen que la situación del pueblo palestino no sea uniforme. “Hay una jerarquía de opresión: lo de Gaza es peor que lo de Cisjordania, Cisjordania es peor que Jerusalén, Jerusalén es peor que Nazaret. Todos estamos bajo ocupación, pero la manifestación de la opresión es diversa. Es muy importante saber que hay diferencias, pero la motivación es única y uno de los objetivos de la ocupación es dividir a la población y convencernos de que hay gente mejor y peor para así evitar la unión de la lucha contra la ocupación”, explicaba Hassan en 2018. La abogada treintañera se considera una privilegiada porque, al nacer en Nazaret, población que forma parte del Estado de Israel desde 1948, tiene un pasaporte israelí que la permite libertad de movimientos.

El apartheid tiene diversas consecuencias para Lubnah Shomlai. Por un lado, habla de “desnacionalización”, es decir, de mantener a la población palestina como un pueblo sin estado; también de marginación democrática, de denegación del derecho al retorno, de la negativa al acceso y uso de la tierra; y, finalmente, de segregación, fragmentación y aislamiento. “Se trata de generar una desconexión que hace que se pierda la identidad como grupo o como pueblo y así se anula nuestro derecho a la autodeterminación. Israel trata de desgastar la identidad palestina”, relata.

* Artículo elaborado para el proyecto “Una mirada a la construcción de acciones transformadoras”, con la colaboración de AEXCID – Junta de Extremadura.

Construcción y puesta en marcha de nuestro sistema integrado de acuaponía

¡Estamos en vivo! Nos complace compartir que el Sistema Acuapónico Integrado del Proyecto Venus (#TVPIAS) en Kerala, India, ha comenzado a funcionar. Los trabajos de reconstrucción se han completado, las semillas se han plantado, los peces se han introducido, y el agua con todos los nutrientes en ella están ahora en ciclo continuo a través del sistema. Este es el aspecto actual:

Sistema global

Estos son algunos de los propósitos que cumple este sistema:

  • Alimentar a unas 130 personas de la zona con verduras, pescado y frutas altamente nutritivas y saludables.
  • Proporcionar estos alimentos a un precio asequible a través de un modelo de agricultura apoyada por la comunidad (CSA) en el que las familias se suscriben a entregas semanales de productos.
  • Utilizar solo una pequeña cantidad de terreno para cultivar los alimentos.
  • Una parte de la superficie se destina a la experimentación, de modo que continuamente mejoramos lo que hacemos.

Pero hay más.

Objetivos y valores

Con todo lo que hacemos, nos esforzamos por mantener un equilibrio dinámico dentro del ecosistema y también para el ecosistema más amplio y la biorregión circundante. Damos mucha importancia a la productividad de nuestro sistema, de modo que se requiera una cantidad muy pequeña de tierra para alimentar bien al mayor número posible de personas. Esto puede liberar mucha tierra para devolverla a la naturaleza. Tampoco utilizamos pesticidas ni otros compuestos venenosos y tóxicos. También nos preocupa la conservación del agua, por lo que todo el sistema está diseñado para requerir sólo una pequeña fracción del agua que se suele utilizar en la agricultura.

Asimismo nos esforzamos por mejorar el bienestar de las personas. Para los que trabajan en la tierra y ayudan a cultivar los alimentos, queremos liberarles de tareas muy repetitivas (por ejemplo, el riego está automatizado) para que puedan elegir cómo quieren contribuir. Para los que comen lo que cultivamos, queremos proporcionarles alimentos de alto valor nutricional y ricos en microorganismos beneficiosos, libres de antibióticos y metales pesados, para optimizar su salud y calidad de vida. Queremos ayudarles a prosperar. Esto también significa tener una relación más estrecha con ellos, en la que nos dan constantemente información sobre lo que quieren comer y nosotros lo cultivamos.

Visión general del sistema: Cómo cumplimos nuestros objetivos

Hay tres elementos principales en el sistema: los peces, las plantas y los microbios. Veamos cada uno de ellos.

Tanque de cultivo de peces

También queremos proporcionarles constantemente un suministro de alimentos abundante y de calidad óptima.

Este es el tanque de cultivo de peces. Contiene 60 m³ de agua en los que hemos introducido 6.000 alevines de tilapia del Nilo (10 litros de agua para cada pez). Actualmente, estamos planeando experimentar con el cultivo de otros peces y especies acuáticas.

Pescado en el día 7

Los peces alevines crecerán sustancialmente en los próximos meses, pero incluso ahora desempeñan un papel central en el sistema. Los excrementos de los peces, normalmente tratados como residuos de los que hay que deshacerse, constituyen para nosotros «oro puro». En nuestro sistema, los excrementos se recogen automáticamente del fondo del acuario 8 veces al día y se hacen circular por los lechos de plantas. Esta abundante fertilización natural alimenta a los microbios, que a su vez alimentan a las plantas. Las plantas crecen mucho más rápido y dan un mayor rendimiento que con los métodos agrícolas tradicionales.

Lechos de biofiltro de plantas

En principio, hemos plantado espinacas en nuestras 16 camas. Las espinacas tardarán 40 días en estar listas para la cosecha, después de lo cual traeremos una gran variedad de plantas que tenemos actualmente en nuestro vivero. Lo que hemos plantado y cómo se distribuirá en abonos semanales a los vecinos será objeto de otro post.

No se ve desde tan lejos, pero la arena rebosa de microbios del suelo. Un microbioma del suelo sano ayuda a construir un microbioma vegetal sano, que a su vez ayuda a construir un microbioma intestinal humano sano. Uno de nuestros objetivos es mostrar esto en acción.

El Sistema Integrado de Acuaponía tiene que ver con los microbios. Todo funciona sólo porque y por la actividad de lo que no podemos observar directamente. Por lo tanto, cuanto más felices sean los pequeños bribones, y cuanto más haya de ellos, mejor. Cuantos más haya, más peces y plantas se pueden acomodar, más estable, eficiente y productivo será el «sistema». Esta es la razón principal por la que preferimos la arena como medio para las plantas. Cuanto mayor sea el tamaño de las partículas, menor será la superficie disponible para que se adhieran los microbios.

Próximos pasos

Ahora que nuestro Sistema Integrado de Acuaponía está en marcha, estamos deseando realizar más investigaciones sobre cómo ampliar aún más su impacto beneficioso, para entender mejor cómo se interactúan los diversos procesos dentro del sistema, para aumentar la eficiencia y la calidad, manteniendo un equilibrio ecológico y ayudar a acelerar un cambio positivo mayor en el mundo. Nos gustaría colaborar y asociarnos con otras personas que compartan objetivos similares. Y buscamos más personas con grandes conocimientos para que se unan a nuestro equipo. Ponte en contacto con nosotros en esta página.

Estamos deseando ofrecerte más actualizaciones, sobre todo esto. Mientras tanto, agradecemos sus comentarios.

Donbass (2016)

Periodista francesa Anne Laure Bonnel: “no estoy con ningún bando. Estoy con los civiles… Asumo lo que digo: una bomba de Ucrania cayó ayer en una escuela y dos maestras fueron cortadas en dos”. C News.

Anne-Laure Bonnel, una joven directora y madre de familia francesa, decide acompañar a Alexandre, padre de origen ucraniano, en la región de Donbass, al este de Ucrania, en una zona prorrusa. En el corazón de la guerra, captura las terribles imágenes de un conflicto mortal y un desastre humanitario sin precedentes. Donbass es una road movie inmersiva, un apasionante documental en un país desgarrado. Filmar la guerra no es filmar el combate, por Mary Josephson 1 de marzo de 2022.

Si la guerra es un espectáculo, a menudo tendemos a olvidar lo que hay a su alrededor. En su fuera de campo, poblaciones enteras intentan vivir, o más bien sobrevivir.

Donbass les cede la palabra. A través de su documental, Anne-Laure Bonnel mira el conflicto en su universalidad y filma este «al lado» que no se nos muestra lo suficiente.

Más concretamente, en 2015 Anne-Laure Bonnel, una joven documentalista, periodista, profesora en la Sorbona, siguiendo su corazón, decidió acompañar a su padre desde Ucrania a la región de Donbass. En el corazón de la guerra, captura las terribles imágenes de un conflicto mortal y un desastre humanitario sin precedentes.

La documentalista francesa recogió testimonios de personas que había conocido durante su estancia. Anne-Laure Bonnel mira el conflicto en su universalidad. La autora destaca que en el contexto de su trabajo en la película se centró en el rostro humano y el reverso de la guerra que se entrega a los espectadores, dejando fuera de alcance el contexto político.

El director se infiltra así en la vida cotidiana de las poblaciones civiles. Prisioneras de esta situación, son las principales víctimas del conflicto. A través de su cámara, Anne-Laure Bonnel capta sus cicatrices, sus heridas, esas que no podemos ver, pero que tienen grabadas en el corazón y en la mente: el miedo, el luto, el caos.

Anne-Laure experimentó los horrores y las pérdidas de los hechos sangrientos: durante el rodaje, un técnico fue secuestrado y luego asesinado.

El conflicto ha matado a más de 10.000 civiles en once meses. A través de sus imágenes auténticas y vivas, Donbass parece una road movie en busca de valores olvidados. Pero según el autor de la película, es sobre todo una metáfora de la guerra que se ve a la altura de un hombre, lejos de toda consideración política. Es este llamado el que estuvo en el corazón de la presentación del documental en el Festival de Cine por los Derechos Humanos.

“Necesitamos ser capaces de enfrentar la violencia de la que es capaz el hombre para nunca olvidar lo que la guerra les hace a los hombres”, observa Anne-Laure Bonnel.

Hoy, el conflicto en el Donbass no ha terminado. A principios de junio se celebró por videoconferencia una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el tema «Maidan y sus consecuencias para el Donbass», durante la cual A.-L. Bonnel, así como otros testigos del conflicto en el este Ucrania, presentó imágenes, testimonios o documentos auténticos que ilustran todo el dolor de la tragedia humana que sigue sufriendo la población civil del Donbass.

Volver a la Tierra

En este documental se representa la cotidianidad de un productor de café y otro de panela, mientras explora la relación entre alimentación y territorio a través de la narración del desplazamiento forzado y retorno de la población de la vereda El Vergel de San Carlos Antioquia.

Los procesos productivos del café y la panela sirven para hacer memoria sobre el conflicto armado y mostrar la capacidad de regeneración social y territorial de esta comunidad.

Este documental fue producto de la investigación «alimentación, territorio y memorias del conflicto armado en la vereda El Vergel de San Carlos Antioquia», financiada por la convocatoria CODI Regiones 2017 de la Universidad de Antioquia. Aparecen imágenes pertenecientes a Jesús Abad Colorado publicadas en el libro mirar de la vida profunda.

Sembremos ciencia y conciencia: Manual de huertos escolares para docentes

Sembremos ciencia y conciencia: Manual de huertos escolares para docentes, editado por El Colegio de la Frontera Sur (ecosur), en San Cristóbal de la Casas, Chiapas es fruto del trabajo colectivo de docentes de biología, historia, literatura, ética, arte y matemáticas y de asesores en pedagogía, personal técnico y académico.

La materia prima de Sembremos ciencia y conciencia se gestó en el diplomado Laboratorios para la Vida: ciencias, conocimiento local, nutrición y cuidado ambiental en el huerto escolar, derivado del programa de investigación-acción LabVida, que los académicos de ecosur echaron andar en 2012 y cuyo objetivo era integrar la indagación científica, la agroecología, la nutrición y la salud en la vida cotidiana de la escuela, el huerto y la comunidad.

De acuerdo con Helda Morales –coordinadora del manual junto con Candelaria Hernández, Mariely Mendieta y Bruce Ferguson–, las experiencias de más de 60 docentes que han participado en el diplomado, a quienes se ha acompañado en la construcción de sus programas de huertos escolares, han posibilitado diseñar actividades pedagógicas “en las que se pueden adaptar conocimientos de ciencias, conocimiento local, nutrición y cuidado ambiental a su contexto”.

El manual es una guía, un conjunto de consejos prácticos, donde las actividades, además de ser flexibles, se adecuan a los diferentes ambientes bioculturales de la región mesoamericana. Así, dentro del huerto se aborda un amplio espectro de temas: alimentación, ambiente, matemáticas, ética, ciencia, “que pueden facilitar la exploración prácticamente de cualquier materia académica. Muestran también que sirven como espacios de encuentro entre la escuela y la comunidad, facilitan la implementación de proyectos transversales y el desarrollo de competencias, apoyando la enseñanza-aprendizaje tanto en el medio rural como urbano”, expone Helda Morales en la presentación.

Todas las actividades pueden realizarse en distintos momentos: desde antes de establecer el huerto hasta la cosecha, abarcando diferentes niveles educativos, desde prescolar hasta universitario.

Como los coordinadores del manual han podido comprobar, los huertos escolares constituyen una herramienta educativa que hace más efectivo el trabajo de los docentes, pues son laboratorios vivos donde el proceso de enseñanza-aprendizaje adquiere mayor significación.

En las actividades que propone el manual podemos apreciar que los huertos escolares son una de las mejores opciones para iniciarnos en el camino de la ciencia, a través del proceso que va desde su creación hasta su conservación y mantenimiento: decidir de qué manera y dónde echar a andar el huerto; investigar cómo necesita estar el suelo para recibir las semillas y de ellas cuáles son las más adecuadas, y por qué, cuándo y cómo deben sembrarse (almácigo o siembra directa), además de observar todo lo que ocurre ahí desde la etapa de crecimiento hasta la cosecha. Ello posibilita explorar y descubrir distintas maneras de resolver los diferentes problemas que se presentan.

En estos laboratorios vivos los docentes y estudiantes van construyendo sus conocimientos a partir de reconocer su propio saber, con base en los tres ejes que sustentan al huerto escolar: la agroecología, la alimentación consciente y el rescate de los saberes locales. Dentro de ese proceso educativo, se va desarrollando el pensamiento crítico y reflexivo, que es la base de una verdadera educación y de la apropiación social del conocimiento.

El contenido de Sembremos ciencia y conciencia es una provocación que no sólo despierta la necesidad de proteger el medio ambiente, junto con la inquietud de querer cultivar nuestros alimentos para comer sano; sino que, también, nos conduce a descubrir qué hay detrás de lo que comemos, cuál es la historia económica, geográfica, política e incluso científica y tecnológica de cada alimento.

En síntesis, los huertos escolares generan ecología y conocimientos, y a través de ellos podemos cosechar salud.

Codicia

Poder y dinero, ¿pueden hacernos felices? Nuestro deseo constante de más es parte de nuestra naturaleza humana. ¿Cuál debería ser el límite? Unos dicen que es un legado útil de la evolución; otros, que es un error en el programa genético. El viejo pecado capital de la codicia parece más actual que nunca. ¿Por qué algunos seres humanos no tienen nunca suficiente? ¿A dónde conduce tal desmesura? ¿Se puede romper el círculo vicioso de la satisfacción de las necesidades? «A las personas les gusta poseer cosas, pues les da la sensación de vivir eternamente». Son palabras del psicólogo social estadounidense Sheldon Solomon, para quien el fetichismo de la mercancía y la fiebre consumista actual son nefastos.

En la era del ego, quien no consigue satisfacer sus deseos materiales, recibe el sello de «perdedor». Pero, con una población mundial de más de 7000 millones de personas, las consecuencias del consumo de recursos desmedido son manifiestas. ¿El estado deplorable de nuestro planeta no demuestra que el «programa de la codicia», que nos ha hecho adictos a la propiedad, al estatus y al poder, toca a su fin? O, ¿es la sed de poseer un ingrediente inseparable de la naturaleza humana? Indagamos en la esencia de la codicia. Y les contamos las historias de personas, que, de forma activa, como víctimas o consumidores desenfrenados, son partes integrantes de un paulatino cambio de valores.

La educación prohibida

La escuela ha cumplido ya más de 200 años de existencia y es aún considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil. Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran mayormente obsoletas y anacrónicas. Decimos que no acompañan las necesidades del Siglo XXI. Su principal falencia se encuentra en un diseño que no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo.

A partir de estas reflexiones críticas han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. «La Educación Prohibida» es una película documental que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.

Más de 90 entrevistas a educadores, académicos, profesionales, autores, madres y padres; un recorrido por 8 países de Iberoamérica pasando por 45 experiencias educativas no convencionales; más de 25.000 seguidores en las redes sociales antes de su estreno y un total de 704 coproductores que participaron en su financiación colectiva, convirtieron a «La Educación Prohibida» en un fenómeno único. Un proyecto totalmente independiente de una magnitud inédita, que da cuenta de la necesidad latente del crecimiento y surgimiento de nuevas maneras de educación.

El mundo según Monsanto

El mundo según Monsanto, es un documental francés de 2008 de Marie Monique Robin sobre la multinacional Monsanto, la historia de la compañía y sus productos comerciales: como el PCB, los OGM, el Agente Naranja, la Hormona bovina o Somatotropina bovina, y su popular Roundup (Glifosato). Producido por Arte France, Image et Campagnie, Producctions Thalie, Office national du Canadá, WDR, con una duración de 108 minutos.

El mundo según Monsanto también es el título de un libro de investigación escrito por la misma autora, traducido a 11 lenguas. Marie Monique Robin es ganadora del Premio Noruego Rachel Carson de 2009 dedicado a mujeres ambientalistas.

El documental y el libro -que fueron traducidos a 15 idiomas y se difundieron en una veintena de países-, experimentaron un importante éxito público y fueron recibidos por la prensa nacional (francesa) e internacional. En Francia su éxito (1,6 millones de espectadores y 100000 libros vendidos), también se debe a la implicación de numerosas asociaciones locales que organizaron proyecciones de la película y reuniones en torno de los OGM y de Monsanto. En Internet se debatió en foros y blogs sobre OGM luego de la publicación del libro y la película. Marie Monique Rovin afirmo sobre ciertos ataques a foros de Internet «tan sistemáticos que parecen ser orquestados».

El mundo según Monsanto también parece tener una influencia en la escena política. El semanario francés L’Express afirmo que el debut de abril, en pleno debate sobre los OGM, el senador Jean-François Le Grand, el «Sr. OGM» de la mesa redonda del medio ambiente, ha escrito al presidente de su grupo Henri de Raincourt, para denunciar las prácticas lobbisticas que «opera» en los parlamentarios y anunciar su negativa de «la fatalidad de un mundo según Monsanto».»He visto el documental y estoy muy impresionado», testimonió, señalando que algunos de sus colegas, también, estaban «agitados». «Pero no puedo dar nombres». Más recientemente, en Alemania, Robin recibió de la mano de Renate Künast el viejo ministro de medioambiente del gobernador Schröder el «Umwelt-Medienpreis» (premio de medios de comunicación alemanes). En el comunicado de prensa, el jurado del premio afirmo que El documental ha permitido a los ciudadanos hacer preguntas críticas a sus diputados y netamente contribuyo a la prohibición del maíz transgénico en Alemania. Algunos analistas consideran que la película Home de Yann Arthus-Bertrand también impulso a los partidos verdes europeos en las elecciones europeas de 2009.

El informe se ha convertido en una herramienta de comunicación privilegiada de los movimientos anti-OGM, así el 25 de marzo 2008 un DVD fue enviado a cada diputado francés por la organización ecologista Greenpeace a fin de influenciar en el debate de la ley de OGM en la asamblea nacional francesa.

Síguenos en:

© 2022 Organización De Unión Planetaria.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.